Prueba KTM EXC 250 TPI: Terciopelo austriaco

Prueba KTM EXC 250 TPI: Terciopelo austriaco

La KTM EXC TPI 250 es la 250 2t de Enduro más vendida del mercado, por delante de muchas de las todopoderosas 300. Os contamos todo sobre ella.

Autor:
Chema Calleja
Foto:
Lluís Llurba
Publicado el 01/02/2022
Prueba KTM EXC 250 TPI: Terciopelo austriaco

Lo mejor de la moto

Motor “eléctrico”
Tracción
Frenos

Lo peor de la moto

Precio
Peso
No tiene doble mapa

La KTM EXC 250 es una de las motos estrella de la marca austriaca. Con innumerables victorias en el Mundial de Enduro y usada por grandes Campeones como Giovanni Sala o Juha Salminen, ha sido uno de los modelos que más fama le dio a la marca el siglo pasado. En los últimos años, con la aparición del Hard Enduro, el modelo 300 ha tomado mayor protagonismo por su mayor par motor y explosividad, y ha copado las ventas en casi todos los mercados.

Las 250 han quedado en segundo plano, pero no por ello dejan de ser una gran opción, sobre todo para gente que hace un Enduro menos extremo, o sea el 99% de nosotros. Comparadas con las antiguas bestias de los 90, son motos mucho más suaves y progresivas con una ausencia total de patada y unas relaciones de cambio mucho más adecuadas. Además, desde la llegada de la inyección en 2018, su respuesta es más dulce que nunca, con unos bajos dignos de motos de trial en algunos casos.

Otra ventaja que trajo la inyección es la autonomía de la moto de 4 tiempos. Hace dos años pudimos probar frente a frente esta moto con su homóloga de 4t y el consumo fue exactamente el mismo. Con ella podremos hacer fácilmente 120 kms siendo una de las motos que menos consume del mercado, sino la que menos.

La nueva EXC 250 2022 que os ofrecemos en esta prueba, ha sufrido pequeños cambios que afinan un poco el comportamiento así como una nueva decoración, con la vuelta a la plástica completa en color naranja ahora combinada con tonos azules, y una nueva funda de asiento también en este color. 

Monta los nuevos neumáticos Maxxis Maxx Enduro, recientemente estrenados, con un nuevo dibujo más apto para todos los terrenos y que prometen mejor agarre. También recibe unos nuevos settings en la suspensión, con tacto más firme, muy solicitados por los pilotos un poco más agresivos. Para finalizar, se monta un desarrollo más corto con corona de 52 dientes para ayudar a la moto en bajo régimen y zonas lentas.

Monta frenos Brembo al igual que años anteriores, que completan con un conjunto muy equilibrado y que además cumple con la norma Euro 5 según sale de la caja, como todas las KTMs, algo importante hoy en día y con la que podremos pasar la ITV sin tener que adaptarla con un kit.

Suavidad de terciopelo

Desde 2017, los motores de KTM 2t montan eje de balance, lo que elimina las vibraciones en gran medida. En este 250 es especialmente efectivo y es otro de los culpables de que sea un prodigio de suavidad, ya que la moto no vibra en absoluto. Esto también nos ayudará en excursiones largas, porque es menos cansado y no se nos dormirán las extremidades.

Desde el primer momento que arrancamos este motor, algo que se realiza con total eficacia pese a que haga mucho frío, se nota que funciona muy redondo y que los motores TPI están mucho más logrados en cuanto a mapeado que sus primeras versiones. Estamos ante un motor con gran potencia pero a su vez muy fácil de llevar con un tacto amistoso en su inicio. Es un motor super eficiente que transmite la potencia a la rueda de forma progresiva, lo que proporciona mucha tracción y linealidad.

A bajas vueltas funciona de maravilla. Te permite ir en una marcha larga con la total tranquilidad de saber que en ningún momento vamos quedarnos “desnudos”. Gracias a la inyección no tiene ningún amago de “ahogarse” o dar tirones como podría ocurrir con motos de carburación.

Prueba KTM EXC 250 TPI: Terciopelo austriaco

La hemos probado en terrenos muy resbaladizos, y es sorprendente la capacidad de empuje que tiene en estas situaciones. Cuando sólo podemos abrir una “chispita” de gas, la 250 encuentra tracción donde no la hay, ayudándonos una barbaridad a superar todos los obstáculos y subir cuestas con eficacia. Esto también viene ayudado por los neumáticos Maxxis que nos han gustado mucho en esta situación, pese a no llevar mousse e ir a 1Kg de presión, ofrecen un agarre muy bueno.

Cuando la subimos de vueltas, el carácter cambia y hay potencia de sobra pero a la vez controlada. En ningún momento sentimos que “se nos va de las manos” pero ofrece subidas de revoluciones enérgicas y muy rápidas a partir del medio régimen. La estirada es interminable, aguantando la potencia hasta el corte, y en la que el sonido cambia a un tono más agudo emitiendo un precioso bramido. Se notan los casi 50 CV de potencia y llevar la moto en éste régimen es super divertido y relativamente fácil si la comparamos con otros motores de 2t .

Su relación de marchas es muy buena, con una primera marcha bastante corta que nos ayuda a poder ir “trialeando” con facilidad y llevar el motor siempre en su punto ideal de potencia, y más aún con la nueva corona que acorta un poco el desarrollo y ayuda mucho en estas zonas lentas.

La respuesta de este motor en altas es mejor que la 300. Con un poco más de estirada la potencia tarda más en acabarse, por lo que en cronos se pueden aguantar las marchas entre curvas más tiempo. La relación del cambio nos ha gustado mucho, permitiendo ir muy lento en primera pero con un buen escalonamiento entre segunda, tercera y cuarta para las cronos, y una sexta que permite rodar por carretera a 90Km/h de forma holgada.

Como única pega podríamos poner la falta de un doble mapa de potencia como sí tienen otros modelos de la marca. Con ello podríamos hacer la moto más polivalente y exprimir las prestaciones del magnífico motor. Pero no os alarmeis, en el catálogo de Power Parts seguro que se puede conseguir.

Comodidad 5 estrellas

Toda la gama EXC cuenta con un chasis fabricado en acero ultraligero de gran resistencia y un subchasis de aluminio. Ofrece una posición de conducción que nos gusta mucho, muy equilibrada, con un asiento plano, espaciosa y natural tanto sentado como de pie. Los mandos son de muy buena calidad con puños Odi y un manillar sin barra central firmado por Neken.

Podemos destacar la gran estabilidad tanto a altas velocidades como la manejabilidad en zonas lentas. Su entrada en curva es muy efectiva y a la hora de afrontar cualquier obstáculo tendremos bastantes facilidades gracias a su ligereza y la tan buena geometría que nos ofrece este chasis. Es realmente fácil levantar la rueda delantera con esta moto y, sobre todo, es sencillo controlar la rueda una vez levantada gracias a su motor casi eléctrico y a la ligereza de su chasis.

A nivel de suspensiones cuenta con una WP Xplor de 48mm y un monoamortiguador trasero también WP XACT PDS que reciben nuevos settings que se notan mucho. Se han endurecido pero en la segunda parte del recorrido. En zonas lentas donde solo usamos la primera parte siguen siendo blandas, lo que absorbe muy bien las piedras y baches pequeños y nos da precisión en la dirección. En los saltos y frenadas fuertes ahora se comportan mucho mejor siendo más firmes y aguantando esos impactos sin llegar a los topes metálicos que escuchábamos en años anteriores. Ahora son más polivalentes, los pilotos de enduro clásico y cronos lo agradecerán mucho, incluso los que hacen un poco de motocross ahora sentirán unas suspensiones más aptas y seguras.

En el amortiguador tenemos el sistema PDS que ya es exclusivo de KTM desde hace años. A nosotros nos gusta y no notamos ninguna desventaja haciendo Enduro, de hecho la tracción es enorme en esta moto y la altura libre al suelo que ofrece nos da mucha tranquilidad en los escalones más complicados. En motocross es cierto que zonas más rápidas o bacheadas se comportan de forma más noble las bieletas, pero es algo imperceptible en el 99% de las situaciones que podemos encontrar en un Enduro, ya sea clásico o extremo.

En cuanto a los frenos, KTM sigue montando material de la firma italiana Brembo. En el freno delantero cuenta con una pinza de cuatro pistones y un disco de 260mm. En el trasero, cuenta con dos pistones y disco de 220mm. Su frenada en conjunto es muy efectiva con un tacto suave pero a la vez muy potente, siendo los frenos que más nos convencen de todos los que se montan en el grupo KTM. Los Brembo ofrecen tacto progresivo pero a la vez potente y cuando necesitamos parar la moto y que el freno delantero la detenga, esto se produce de forma efectiva. Además, son muy resistentes a la fatiga y no hemos sido capaces de calentarlos.

El embrague es otro de los elementos que funcionan realmente bien en esta moto. También firmado por Brembo, ofrece un tacto blando y directo que permite controlar muy bien la potencia de la moto. Además, es muy resistente a la fatiga debido al sistema de muelle de diafragma DDS que montan todas las KTMs.

Conclusión

La KTM EXC 250 TPI es una moto sorprendente, cómoda, efectiva, fácil y, sobre todo, muy divertida que nos permitirá hacer largas excursiones con mucho menor esfuerzo. Pilotarla ofrece sensaciones super agradables, con unas suspensiones mejores que nunca, frenos efectivos y un motor dulce pero con carácter si queremos obtener sensaciones fuertes. Es cierto que si venís de una moto de carburación o un modelo más antiguo puede que echéis en falta un poco de agresividad, pero es algo típico de las motos de hoy en día y que se ha sacrificado a cambio de una eficacia, facilidad y tracción nunca antes conocidas en un motor de 250 2t. Por un precio de 9.829 € ya podéis haceros con una de ellas.

Detalles de la moto

Prueba KTM EXC 250 TPI: Terciopelo austriaco

El motor 250 es una delicia, por progresividad y su ausencia total de vibraciones. Además, el consumo es muy contenido con lo que podremos hacer rutas de más de 100 kms fácilmente.

Prueba KTM EXC 250 TPI: Terciopelo austriaco

Los frenos Brembo italianos, destacan por su tacto progresivo pero a la vez potente cuando lo necesitamos.

Prueba KTM EXC 250 TPI: Terciopelo austriaco

Las suspensiones WP Xplor en la horquilla y Xact en el amortiguador, tienen un nuevo setting más polivalente. Además, al tener reguladores de precarga lo podemos modificar fácilmente y sin herramientas.

Prueba KTM EXC 250 TPI: Terciopelo austriaco

El amortiguador dispone del sistema PDS exclusivo de KTM. Ahorra peso y ofrece mayor altura libre al suelo que un sistema de bieletas.

Prueba KTM EXC 250 TPI: Terciopelo austriaco

La decoración vuelve a cambiar para éste año, con un diseño que ahora ofrece la parte trasera de nuevo en naranja, combinada con tonos azules y asiento del mismo color.

Motor

Tipo

Monicilíndrico 2 tiempos


Refrigeración

líquida


Potencia Máxima


Par Máximo


Cambio

6 velocidades


Transmisión


Chasis

Tipo

Tubular central en acero al cromo molibdeno.


Suspensiones

Horquilla WP XPLOR 48mm delantera y amortiguador WP XlPLOR trasero


Frenos

Delantero

Pinza y bomba Brembo con disco de 260 mm


Trasero

Pinza y bomba Brembo con disco de 220 mm


Medidas y pesos

Longitud


Distancia entre ejes

1.482 mm


Altura del asiento

960 mm


Peso (lleno)

103,4 kg


Capacidad del depósito

9 L


Neumáticos

Maxxis Maxx Enduro


Relacionados

Texto:

Chema Calleja

Fotos:

Lluís Llurba

Publicado el 01/02/2022