Entrevista Iván Cervantes y Josep Garcia

Iván Cervantes y Josep García: los campeones hablan

Maestro y discípulo. Nuestros dos únicos campeones del mundo senior se sientan para hablar del pasado, presente y futuro del enduro. Iván Cervantes y Josep García se sinceran en esta conversación de amigos. Son las palabras de los dos mejores pilotos de nuestra historia.

Autor:
Jorge Torrecillas
Foto:
Francesc Montero
Publicado el 19/02/2018
Entrevista Iván Cervantes y Josep Garcia

Son los dos pilotos con más talento de nuestra historia. Son amigos, han sido rivales y, además, maestro y alumno aventajado.  Iván Cervantes ha sido clave en el ascenso meteórico de Josep García y le ha ayudado personalmente a lograr su título de campeón del mundo. Un trofeo que no volvía a España desde que “El Torito” consiguiera su cuarta y última corona en 2009. Ahora Josep, a sus 21 años, recoge el testigo en un momento clave para la historia de este deporte en el que su marca –KTM- se desvincula de la competición oficial apostando por nuevos formatos.
Ambos afrontan nuevos y apasionantes retos profesionales en 2018. Cervantes toma las riendas de la selección nacional de Enduro y está a la expectativa de qué pasará con su futuro en los raids tras la retirada de Himoinsa Team; por su parte, Josep no podrá defender el título de campeón y tendrá que lidiar con  los pilotos más duros en las extremas, un terreno desconocido para él pero que al que llega lleno de energía. Nos sentamos con ellos a charlar sosegadamente de enduro y sus trayectorias.


Iván, has entrenado a Josep en los últimos años… ¿Cuándo supiste que estabas ante un futuro campeón?
I.C. Estos últimos tres años hemos entrenado juntos. Desde el primer momento me sorprendió mucho su tesón y fuerza de voluntad. En los primeros días no había especial en la que no se cayera, se esforzaba muchísimo. Y cuando le dije que no hacía falta tanto ímpetu me dijo una frase que se me quedó grabada: “Estoy en tu casa y quiero dar lo mejor de mí mismo”. En ese momento le miré y supe que sería campeón. Josep  lo tenía muy claro.
¿Qué tipo de entrenamiento habéis hecho?
I.C. Realmente hemos trabajado de todo. No sólo sobre la moto, sino con un método apropiado de entrenamiento multidisciplinar. Es importante saber cómo entrenar. Para ser campeón hay que sufrir y sacrificarse mucho.
J.G. Cuando empecé a entrenar con él era un casi un niño y justo cuando en el Nacional empezaban a llegar los resultados. Mi tío Rafa siempre me ha acompañado, pero entrenar con un ídolo como Iván era muy imponente e importante para mí. Iván me lo ha dado todo y parte de mi título es suyo. No solo hemos entrenado moto, también me ha ayudado mucho como coach.
El título ha llegado siendo aún un Junior por edad…
J.G. Sí. La decisión de saltar directamente a Senior fue cosa de Farioli. La idea era hacer algunos podios y ver cómo me desenvolvía. No lo tenía nada claro pues aunque estaba super fuerte en pretemporada tuve un accidente que me privó de entrenar un mes entero, justo antes de Finlandia, la primera carrera. Allí fue todo muy bien y después  gané en España en mi primera carrera senior y ya empecé a cambiar el chip.
I.C El título de Josep tiene aún más mérito pues este año redujeron una categoría, no hubo Enduro 1. Los rivales eran muy duros en especial  Jamie McCanney que  ha ido rapidísimo. Fue una guerra auténtica y yo le dije a Josep que tenía que salir a matar, acabar por delante de él como fuera, sobre todo en la carrera de Inglaterra que era clave para no llegar empatados a Alemania. Hizo un carrerón y así lo logró.


Aguantar la presión ante un título mundial no debe ser fácil…
I.C. No es fácil. Josep no sólo ha peleado por su título personal sino por sacar las castañas del fuego a Farioli y KTM. Y eso mete presión, te lo aseguro.
J.G. Ha sido una temporada dura. Salí sin presión a ver qué tal iba la campaña pero en Italia cuando gané los dos días consecutivos decidí que pelearía a tope por el título, era posible. ¿Por qué no?  A final de temporada tuve una lesión de rodilla que la llevé en secreto para no dar pistas a mis rivales. Llegué a Inglaterra tocado,  sin entrenar y sufriendo mucho. Con miedo de poner la rodilla y demás… Pero vi que al apoyar no me dolía y puse me puse en modo “gas a fondo”.
Que KTM deje el Mundial de Enduro es un golpe duro para el deporte…
I.C. Realmente es una mala noticia. Se cierra la puerta a muchos pilotos con esta decisión.  Estoy seguro de que la marca más importante volverá pronto si cambian un poco las cosas y el Mundial evoluciona. Un título FIM es un título FIM.
Josep, no poder defender el título no debe ser agradable...
J.G Es un reto que no podré afrontar. Yo he cumplido mi sueño, sí, soy campeón del mundo FIM. Pero me gustaría tener más mundiales. Esa sensación engancha.  Es una lástima. La decisión es de mi marca y ellos me guían en lo deportivo. Yo soy su piloto. 
¿Qué debe hacer el Mundial para volver al buen camino?
I.C. Es difícil hacer carreras ahora. Tienen que estudiarse bien los cambios, hablar con pilotos y fabricantes y encontrar la fórmula correcta. Yo creo que hay que hacer las carreras más céntricas y cercanas a la ciudad para que se acerque a la gente. Variar un poco las cosas. El enduro actual con las dificultades medioambientales es muy complicado de organizar, demasiado. Yo me centraría en hacer un tramo de enduro de verdad, una crono crossera de gas buena y una extrema técnica pero factible. Y hacer cuatro o cinco pasadas.
J.G. No creo que el Mundial esté tan en decadencia.  Solo necesita un cambio. Falta algo para que llegue a los medios y al gran público. Pero el nivel es muy muy alto y están ahí los mejores del mundo. Rivales que son muy duros, pero también colegas. No debemos olvidarlo.

El nuevo campeonato WESS tiene un formato muy atractivo para el público pero los pilotos de enduro puro partís con algo de desventaja respecto a los especialistas extremos, ¿no es así?
J.G. Para mí es un nuevo reto y lo estoy preparando muy bien.  Estoy muy motivado. Cada carrera será diferente y la clave será la regularidad. Igual gana el título quien está haciendo cuartos puestos.  Las carreras extremas serán los mayores retos.
I.C. El formato es bueno, pero no es 100% justo.  Hay pocas carreras en la que pilotos de enduro pueden hacer bien. Son carreras para pilotos que llevan muchos años en el extremo. Debería haber un número igual de carreras de cada estilo y así el ganador sería el más completo. Ahora no es equitativo.
Iván tú ya corriste y acabaste Erzberg… pero Josep tú no has ido nunca… ¿Miedo?
Serán uno de los mayores retos de este año. Nunca he estado en Erzbergrodeo. Iré a disfrutar pero viviré la experiencia dando lo mejor de mí. No me asusta. Estoy entrenando trial desde pequeño y ahora más que nunca. La 300 2t ya la tengo conmigo para prepararme bien. Me gustaría entrenar con mis compañeros de equipo y que me dieran algunas pautas para estas carreras.
Tu llegada al mundial, Josep, también ha coincidido con los peores años de Cervantes a nivel de resultados.
J.G. Él ha tenido sus años de gloria y eso no se lo quita nadie. Ha asumido muy bien todo. En ningún momento mi progresión le ha molestado. Ha sido el mejor del mundo y sigue siendo el mejor de España. Pero para mí fue duro no verle cerca del podio.


Hablando de dureza Iván, hablemos de este Dakar…
I.C. Te seré sincero, he sufrido como nadie, Jorge. La víspera de la salida tenía 40º de fiebre en el hotel y los médicos se plantearon seriamente que no saliera. Logramos disimular ese problema y salí. Desde las primeras etapas arrastré una penalización que me hizo salir muy detrás, con lo difícil que es adelantar quads… Los problemas mecánicos también me han acompañado y reparar la moto a 40º es bestial. Pero  estoy contento porque no tiré la toalla y puse todo para solventar todas las situaciones asumiendo que llegaría a las tantas al vivac. En el Dakar creo que el 40% es suerte. A esta edición llegaba muy preparado en todo, pero inevitablemente sucedieron cosas que no pude controlar. Por eso una parte de mí se alegra de haber llegado y otra está descontenta por el resultado. Creo que todo el equipo hemos hecho un gran trabajo.
¿Y ahora qué? ¿Habrá más dakares tras la retirada del Himoinsa?
I.C. El anuncio de hace unos días nos dejó un poco helados. Aunque sabíamos que el proyecto era de tres años teníamos esperanza de que continuara. Pero no ha sido así. Ir al Dakar siempre ha sido difícil y costoso. Buscar ahora otra estructura es complicado. Si sale algo en un equipo potente e importante sí pensaría en volverlo a correr. Pero está todo muy reciente, no he mirado nada. No sé qué pasará. Si sé que quiero correr carreras que me apetezcan y que me permitan compaginarlo con mi nuevo trabajo como seleccionador.

Háblanos de tus planes como miembro de la RFME
I.C. Estoy muy agradecido a Manuel Casado por pensar en mí como seleccionador. Veo este trabajo como una manera de devolver al enduro lo que me ha dado. Me ha dado tanto que me siento en deuda con él. Quiero que siga siendo una disciplina súper atractiva y ponerla donde se merece. .
Al principio me dijeron de coordinar también MX y Supermotard, pero dije que no. No tenía sentido ni por agenda ni por conocimientos.  Propuse ser el de enduro únicamente y que contrataran a otros expilotos expertos en sus disciplinas.
¿Habrá cambios?
I.C. Lo que me gustaría es que haya un equipo nacional con pilotos buenos y ayudarlos desde la base. Llegar a los ISDE de Chile con 3 equipos potentes.  Hay que soñar fuerte, apuntar alto y crear escuela.
No se trata de coger a los mejores y salir a dar gas en carrera. Hay que hacer stages como hacen Francia, EE.UU e Italia. Ellos lo preparan a conciencia y los resultados llegan. Es muy importante conocernos todos, la convivencia y pensar siempre en el equipo no en la scracht  individual.  Cuando uno quiere ganar en su categoría se equivoca. Ese no es el concepto. En los ISDE se trabaja en equipo y eso es lo que haremos. Se lo que es ganar a nivel individual y he visto cómo  han ganado otros equipos el  Trofeo. Creo que mi experiencia ayudará mucho.
J.G Iván va a aportar mucho al enduro. Este trabajo es su pasión y lo hará muy bien. Todos nos beneficiaremos de su labor. 


¿Y a nivel nacional?
I.C. Manuel va a aportar una nueva forma de pensar en la RFME. Quiere reinventar todo. Estamos pensando las carreras para los Senior B, C y Master y esa es la forma de pensar más correcta.
Además hay otros proyectos que están a punto de ver la luz… ¿Habrá escuela?
Sí, el Twentyfive Training Camp. Será una escuela total para aficionados y pilotos.  El proyecto está presentado y estoy esperando la aprobación. He comprado un terreno en Montroig de siete hectáreas y media y estoy esperando permisos para hacerlo todo bien y legal. Habrá circuito de mx, crono de enduro y extrema. Quiero dar la posibilidad a pilotos de entrenar de verdad y a su nivel. Creo plenamente en mi método de trabajo. Con pilotos como Mario Román o  Josep ha funcionado y creo que es muy positivo tanto para campeones como para amateurs.
Josep, ¿alguna sorpresa nos vas a dar esta temporada?
Además de lo que ya sabéis, voy a algunas citas del Nacional de MX2. El motocross es otra de mis pasiones y me vendrá bien como entrenamiento.

Relacionados

Te puede interesar

Texto:

Jorge Torrecillas

Fotos:

Francesc Montero

Publicado el 19/02/2018

Ya está disponible el número 89 de nuestra revista ¡Totalmente gratis aquí!

Número #133: Enduro vs Motocross. ¡Decídete!

En el número 133 enfrentamos el Enduro al Motocross y te mostramos sus diferencias. Para ello, nos subimos a las novedades de Gas Gas y probamos la Yamaha YZF 450 de 2021. Además, tras poner en un apuro a algunos pilotos en Tu opinión cuenta ¡VIP!, damos comienzo a la serie “Motos Off Road con historia” y te ponemos a prueba con un divertido test que te dirá qué tipo de piloto eres, protegiéndonos con el protector de manos Raven. Hard Zone, Al Extremo con Mario Román... ¿Te has decidido ya?