In Memory of Mika Ahola

Mika Ahola: Inolvidable

En Hämeenlinna, le dedicaron un monumento. Inaugurado el 26 de octubre de 2018, honra la memoria de Mika Ahola, cinco veces campeón del mundo y el primer piloto en ganar un título en cada clase del campeonato del Mundo: E1 (2008, 2009), E2 (2007, 2010) y E3 (2011).

Autor:
EnduroPro
Foto:
EnduroPro
Publicado el 24/02/2020
In Memory of Mika Ahola

Corrió durante veintiuna temporadas y salió victorioso con un total de 71 GP, demostrando siempre un talento único. TM lo descubrió a principios de los 90 y se mudó a Pesaro, Italia. Allí triunfó en dos campeonatos italianos y siete "Trofeos Internacionales" en los Seis Días Internacionales de Enduro (ISDE), las Olimpiadas del motociclismo.

Ganó sus campeonatos del mundo con el equipo HM-Honda Zanardo (Piacenza), después de haber competido también con Vor (Brianza) y el CH-Racing (Varese), el equipo oficial de Husqvarna.

Su relación con Italia, sin embargo, fue más allá de las carreras y los equipos. En 1998, se mudó a Cattolica, aunque sólo le gustaba estar allí durante el verano. También se casó en Italia y se estableció en Bobbio, en la provincia de Piacenza. Junto con Bérgamo, es la zona italiana con mayor tradición en Enduro.

Mika Ahola

En una entrevista en 2007 en web moto.it, explicó que perfeccionó su inusual habilidad de tener éxito sobre todo tipo de pruebas especiales y en casi cualquier terreno en Italia. Dijo que normalmente los pilotos finlandeses tienden a ser fuertes en superficies más suaves, como la arena, por ejemplo. Al crecer, a menudo iba a la pequeña ciudad donde nació. Aquí, generaciones de finlandeses, y no sólo futuros profesionales, han aprendido a manejar una moto de enduro. Mucha gente en Finlandia considera este deporte como una disciplina de invierno que se practica en bosques cubiertos de nieve y a lo largo de canales congelados con neumáticos de clavos. Estas competiciones del norte de Europa aumentan la resistencia de los pilotos finlandeses. No obstante, todavía encuentran pasajes más técnicos en rocas más difíciles de manejar. 

Exactamente estas condiciones abundan en Italia y así es como Mika se convirtió en un piloto completo: aprendió a ajustarse fácilmente a los diferentes obstáculos y recorridos que presentaban las carreras. En Bobbio, cultivó un hobby que al principio no parece compatible con la descripción de un hombre que vive para la adrenalina y las carreras, incluso si el Enduro requiere una saludable cantidad de paciencia y compostura. A menudo iba a pescar.

Era su manera de relajarse, de tener un diálogo significativo con él mismo. Quien tenía la suerte de conocerlo, podía admirar a un piloto con gran determinación y fuerza de voluntad, ambas necesarias para demostrar que tenía una gran carrera por delante. Antes de convertirse en el célebre e invencible piloto de la década de 2000, la expresión "hacer un Mika" ya existía en la jerga de los pilotos, pero significaba hacer algo realmente impetuoso o tener mala suerte arruinando una victoria casi segura en el último minuto.

Con su pelo largo y su gusto por el discurso elocuente, era un verdadero apasionado de este deporte. El fervor con el que trabajaba para convertirse en un ganador y ganarse el respeto de sus rivales lo demuestra. Mika usó su ética de trabajo para cumplir un deseo, una ambición. Siempre estaba dispuesto a hacer más sacrificios y a multiplicar sus esfuerzos, siempre que lograra algo que pudiera justificar todo y recompensarlo. Al final, obtuvo mucho más que eso. Llegó a donde tantos pilotos jóvenes sólo sueñan con estar.

Disfrutó mucho hablando de Enduro. Le gustaba recordar sus éxitos y entender que aspectos mantener y cuales mejorar en el futuro. Pero no estará en ese futuro, ni como actor principal, ni siquiera como comentarista honesto y sencillo.

A la edad de 37 años, Ahola murió el 15 de enero de 2012 en el hospital Teknon de Barcelona. Inmediatamente surgieron diferentes rumores sobre la causa de la muerte, algunos mencionando enfermedades, otros problemas en su vida privada. Su viuda, Marika, aclaró entonces que Mika murió por lesiones internas que no habían sido diagnosticadas inmediatamente y que fueron las consecuencias de un accidente durante una sesión de entrenamiento cerca de Girona dos semanas antes. "Después de una agonizante estancia en el hospital, falleció trágicamente a las 19.28 horas del 15 de enero, tras la aparición de graves complicaciones", subrayó Marika en una declaración escrita.

Ahola acababa de firmar un contrato con Jotagas, un equipo dirigido por Jordi Tarres, el ex campeón de trial, y Miki Arpa Bultó, el primo de Sete Gibernau. Estaba a punto de dejar a HM Honda y al Jolly Racing Team para participar en una inédita 300 2T. Un último desafío para el Rey del Enduro.

Relacionados

Te puede interesar

Texto:

EnduroPro

Fotos:

EnduroPro

Publicado el 24/02/2020

Lo más visto

Ya está disponible el número 89 de nuestra revista ¡Totalmente gratis aquí!

Número #126: KTM 250 EXC TPI 2020: Apuesta segura

En este nuevo número de Enduropro probamos la KTM 250 EXC TPI 2020, una moto que aprueba con nota en cualquier escenario. Probamos también la nueva Yamaha YZ 65 con el primer español en ganar una carrera del AMA, Carlos Martín, ganador de la Copa 50 SX en Anaheim. Además, viajamos a California, a la meca del motocross, de mano de MX Vacations. Y todo ello acompañado, como siempre, de nuestras secciones habituales con Powering Offroad, Mario Román, Hard Zone…