Nuevas Fantic Rally

Nuevas Fantic Rally

Fantic entra al mercado de las motos de rally con un producto que entusiasmará a los aficionados gracias un precio muy competitivo y una calidad de fabricación sobresaliente.

Autor:
José María Calleja
Foto:
Fantic
Publicado el 14/11/2022
Nuevas Fantic Rally

Fantic se ha lanzado al mercado del Rally, tras varios años participando en eventos de primer nivel como el Dakar o la Abu Dhabi Desert Challenge, con su nuevos modelos XEF Rally. Éstos han sido desarrollados por el veterano piloto italiano Franco Picco y todo el staff de desarrollo de la marca en las condiciones más duras de carrera. Picco participó en el pasado Dakar y desde el primer momento demostró la fiabilidad de la moto acabando todas las etapas sin problemas de importancia.

La moto de Rally para todos los días

La XEF Rally es una moto pensada para la competición al más alto nivel, con todo lo necesario para afrontar cualquier carrera. Pero también es una moto que cualquier aficionado podrá usar en sus aventuras de fin de semana, ya que tiene homologación Euro 5 y puede circular legalmente por cualquier carretera.

El modelo Rally es el más básico de los dos, y está pensado para los pilotos que más que vencer en este tipo de carreras, su reto es superarse a sí mismos. Para ello necesitan una moto fiable, sencilla pero que responda y esté a la altura en cuanto a prestaciones.

Está basada en el modelo de enduro que ya conocemos, y que gracias a su tecnología Yamaha nos garantiza una gran calidad de fabricación. Su motor de 450 es potente cuando lo necesitamos pero controlable en cualquier situación. El chasis de doble viga de aluminio y la suspensión Kayaba nos aseguran una gran estabilidad y comodidad.

La carrocería y los depósitos son exclusivos y han sido diseñados específicamente para esta moto. Sus formas han sido concebidas con la comodidad del piloto y la libertad de movimientos en mente, además de tratar de centrar y bajar el peso del combustible lo máximo posible. La capacidad es de 30 litros, dividida en tres depósitos, lo que nos asegura grandes autonomías en nuestras rutas o carreras.

Gracias a la pantalla de 7 pulgadas, todos los parámetros habituales están visibles, pero además nos permite comprobar rutas, mapas, o aplicaciones del móvil sin soltar las manos del manillar, o mediante su función táctil si estamos parados. Funciona con software Android, tiene aislamiento IP67 y está diseñada a prueba de polvo y golpes. Se conecta y desconecta con la moto, pero también es desmontable y con su batería interna podemos usarla como una tablet. Está montada en una araña rally que también hace de cúpula y que dispone de iluminación LED.

También se utiliza un disco de 300 mm de diámetro en el eje delantero, esencial para detener la moto a alta velocidad y cargados de peso. Un escape Arrow de rally construido en acero y un cubrecárter de fibra de carbono, asiento de terciopelo, paramanos cerrados, puños de espuma y mandos de rally completan el equipamiento de esta moto.

Rally Factory, para los más exigentes

Para los que se toman la competición más en serio o simplemente son más exigentes existe el modelo Factory. Hermana del modelo que se usa oficialmente en las carreras y limitada a una serie de 50 unidades. Dispone de varios extras de primer nivel que mejoran las prestaciones y reducen el peso. Comenzando por la instrumentación, que está montada en una fuerte estructura de aluminio, en este caso dispone de roadbook de papel en vez de la tablet. Es un cockpit cien por cien profesional. Dispone de mandos para controlar el roadbook y dos tripmaster.

 

Cuenta con un radiador de aceite montado en el frontal de la moto, lo que ayuda enormemente en las jornadas más extremas a mantener el motor siempre lubricado y fresco. Las tijas son de aluminio CNC en color rojo. Al igual que los bujes, que montan aros y radios reforzados. En el buje trasero se emplean silentblocks para mejorar el tacto de gas y aumentar la durabilidad.

Cuenta con amortiguador de dirección, y escape en titanio firmado por Arrow, que ahorra 1,5 kg con respecto al de acero. Se ofrecen en una edición limitada, con una equipación a juego y un trolley para llevar todas las piezas de recambio, al estilo de los de la categoría Malle Moto del Dakar.

Su precio será de 16 490 € en la versión Rally y 23 990 € para la versión Factory que solo se puede pedir por encargo en cualquier concesionario Fantic.

Sin duda estos precios abren un nuevo abanico de posibilidades a pilotos que quieren hacerse con una moto de rally 100% y no una de enduro adaptada por casi el mismo precio. Además, el modelo Factory sigue siendo casi 10 000 euros más barato que la moto más vendida entre los privados. Esto es bueno, por fin los raids se abren a nuevas motos y mayor competencia entre marcas tras unos años de monopolio. Esperamos que este paso anime a otros fabricantes, y empiece a haber más modelos disponibles en esta disciplina tan en auge.

Relacionados

Texto:

José María Calleja

Fotos:

Fantic

Publicado el 14/11/2022