Hard Zone

La locura de Extremo Mesego

Michel Vallado
29/10/2021
Hace muchos años que quería vivir esa experiencia siendo uno más entre el público y este año por fin lo he logrado. Había visto infinidad de vídeos y fotos de otras ediciones, pero la realidad supera con creces la expectativa, si no lo ves lo crees.

Ha sido mucho tiempo sin eventos por culpa de la pandemia y los que han ido llegando tenían restricciones al público. Tras las citas de la Copa de España de Hard Enduro e Hixpania sin espectadores, con Mesego llegaba la primera gran oportunidad de presenciar una carrera de Hard Enduro en España y no la iba a desaprovechar "Este año sí que sí".

Las fechas de 23 y 24 de octubre llevaban mucho tiempo marcadas en rojo en mi agenda y las noticias que iban llegando cada vez eran mejores: las novedades de la carrera, el buen ritmo de inscripción, la presencia de Mario Román, la confirmación de la presencia de público, la previsión del tiempo (no llovió en Galicia!)... todo apuntaba a un fin de semana con el mejor enduro extremo.

Decidí viajar el viernes 22 bien temprano para llegar con la suficiente antelación y hacerme con el sitio, ver el ambiente del paddock, conocer lo que se estaba preparando, encontrar las ubicaciones más interesantes y tenerlo todo claro para evitar sorpresas. Me gustó mucho lo que ví y aún deseé con más ganas que ¡empezara la acción!

Antes de ir al hotel disfruté de otra de las grandes razones por las que quería ir a esta carrera: la gastronomía local. Qué decir de la comida gallega que la mayoría de lo que estáis leyendo esto no sepáis y eso se acentúa especialmente en Carballiño. Hay establecimientos que parece que se han parado en el tiempo, pero los precios también ya que recuerdan cuando no había euros. La calidad de todo es suprema, de la que cuesta encontrar a un precio asequible en otros puntos del país, así que disfruté cómo un "rapaz".

Empieza la acción

El sábado me levanté de un salto de la cama, con unas ganas enormes de disfrutar de la primera jornada de Extremo Mesego. Tras un buen desayuno gallego el primer plan era pasar por el paddock a saludar a algunos conocidos y después estar puntual a pie de la Crono Extrema en Pena Cobertoira que se iba a disputar a modo prólogo.

Allí estaba con la salida de los primeros pilotos y ahí mi primera sorpresa. La crono de Pena Cobertoira tenía todo muchísimo más grande lo que imaginaba a través de las fotos que había visto: las rocas, las inclinaciones, la dificultad... La segunda sorpresa fue ver ya a tantísimos coches aparcados por todos lados y la gran cantidad de público que llenaba a dos bandas el tramo cronometrado.

El ambiente ya a primera hora era imponente, había muchísima gente gallega pero también gran cantidad de gente que llegaba de puntos muy distintos (y alejados) de la península. El buen rollo entre espectadores seguramente no soy capaz de trasmitirlo en estas líneas y es que en un momento allí todo el mundo se sentía cómo en casa y disfrutando al máximo. En el Hard Enduro no van unos contra otros, vamos todos a una y eso se nota. Da igual el que pase, consiste en apoyarle y que supere de la mejor forma esa maldita roca.

El nivel de los pilotos era muy alto, pero el que más me emocionó fue Mario Román. Juega en otra liga y convirtió en sencillo lo que hacía unos instantes parecía infranqueable. Puro espectáculo. De verdad, lo vuelvo a decir "Si no lo ves no lo crees" en ese momento ya había merecido la pena el viaje a Galicia.

Superenduro en el centro de Carballiño

Tras la mañana en el monte nos esperaba una tarde urbana, concretamente en el espectacular Superenduro que había preparado la organización en el centro de Carballiño. Transcurriría en un enorme solar por debajo del nivel de la calle que permitía que miles de personas pudieran verlo de forma fácil. Habían preparado todo tipo de obstáculos con rocas, troncos de gran tamaño, neumáticos gigantes, piedras de construcción... digno de Mundial.

A lo largo de más de 4h pude disfrutar de un espectáculo de gran nivel, con las diferentes mangas clasificatorias y finales por categorías. Siempre entre un ambiente festivo y de mucho disfrute entre el público. Mario Román soprendió mucho de nuevo pero ojo aquí también con Eloi Salsench, Francesc Moret o Carlos Rivero.

En definitiva, una jornada perfecta de Superenduro y de Hard Enduro. Y aún quedaba ¡el plato fuerte del domingo!. No faltó de nuevo una gran cena y a descansar.

Domingo !Qué locura!

Llegaba el momento más ansiado: La Main Race de Extremo Mesego. Así que tocaba madrugar y estar presente en la salida de los pilotos desde el paddock y después llegar antes que ellos a la primera de las trialeras a la que asistiría: la trialera de la cascada. Tendría tres oportunidades, una por cada vuelta de los pros.

Una vez visto el ambiente y la salida de los primeros pilotos me dirigí a esa primera trialera. Pude localizarla rápidamente gracias a mi prospección del viernes, la verdad es que aunque no está señalizada estaba muy próxima en coche al paddock. Había muchos coches aparcados a pesar de que era muy temprano, logré sitio para el mío, cruce a pie un impresionante bosque tipo película de Tim Burton, seguí otro sendero de un kilómetro aproximado y de repente allí estaba: ¡¡pero qué es esto!!. Estaba sobre la infame trialera de la cascada. Todo era mucho más bestia de lo que imaginaba. Mucho más bestia. Se me mezclaban varios sentimientos ya que estaba entre estupefacto, emocionado y sobrecogido. ¿De verdad algún piloto podría subir todo eso? Se trata de una especie de desfiladero por el que baja un riachuelo poco caudaloso que salva varios niveles de grandes rocas resbaladizas entre vegetación muy frondosa y grandes árboles.

De nuevo la presencia de público ya era masiva, situados en cada oquedad que permitía el paraje y un ambiente festivo exagerado. Allí todos nos ayudábamos a situarnos y nos sentíamos parte de algo único. Y empezaron a llegar los pilotos. Solo los pilotos pro subían por la máxima dificultad ya que el resto de categorías tenían variantes más sencillas, aunque no por ello fácilmente asequibles.

Una vez más el espectáculo fue emocionante, vaya que si subían y de que forma. Estoy seguro que la evolución de los neumáticos ha sido clave, pero hace falta mucha técnica y un estado físico portentoso para subir todo aquello. Para mi son superhombres y poco reconocidos por los medios generalistas.

La trialera Pol Tarrés

Mi segunda parada de la mañana estaría en esta trialera. El piloto catalán es un fijo de Extremo Mesego aunque este año no podía asistir por una lesión en la clavícula. Ha ganado varias veces la carrera y ofrecido mucho espectáculo de ahí que hasta se haya bautizado a una de las principales trialeras con su nombre.

Esta ubicación también estaba muy cerca de la anterior y el acceso era mucho más directo a través de una vía de tierra que hasta permitía dejar el coche bastante cerca, si encontrabas hueco...

Tras aparcar y bajar unos metros casi me vuelvo loco de nuevo con lo que ví. ¡Por ahí no sube nadie! Ni de coña era lo que había visto en las fotos y vídeos, ese debía ser un lugar diferente y me había equivocado. Pero está claro que no ya que había miles de personas en aquel lugar...

De repente rugió un sonido inconfundible a 2T en lo más fondo del bosque y lo que es el inicio de la trialera, a unos 300m de profundidad de dónde yo me encontraba. Era literalmente un compendio de paredes verticales unidas por unas insignificantes zonas algo más planas. El sonido fino, acelerado y agresivo se fue acercando: efectivamente era Mario Román. La gente rugió de entusiasmo con la sensación de ser unos priveligiados por estar allí y ver aquello. De nuevo el de Sherco Racing consiguió que aquello pareciera fácil. Con enorme maestría y técnica logró coronar como si tal cosa para goce y algarabia de todos los presentes. De verdad, lo diré por tercera vez "Si no lo ves no lo crees".

La primera subida que vi allí fue la de Mario pero todos los posteriores también ofrecieron mucho espectáculo con subidas del tirón o algunos con leve ayuda, otros con varios intentos y los demás por las variantes. Me dio pena irme de allí, había hecho varios amigos y la verdad es que me lo estaba pasando en grande.

El ganador absoluto fue Mario Román con un sorprendente Carlos Rivero segundo y Francesc Moret cerrando el podio. De estos dos últimos oiremos hablar mucho, ya lo veréis.

Antes de partir de vuelta tenía que recargar depósitos y pegarme mi último homenaje. La organización había instalado un restaurante portatil en el paddock  con pulpo gigantesco recien cocido y unas costillas cuyo sabor no podré olvidar nunca...

En definiva

Tuve un fin de semana perfecto de Hard Enduro, competición y motos. No sé por qué no he ido hasta la octava edición y sé que repetiré siempre que pueda. Si nunca has estado ya sabes, aquí tienes una buena propuesta para 2022, si te animas ¡nos vemos allí!

Michel Vallado

Michel Vallado

Tomé contacto con el mundo del offroad por casualidad y me atrapó desde el primer segundo. Llevó más de 10 años colaborando con mis compañeros de Enduropro y he sido durante una década Team Manager del equipo de pilotos privados más numeroso y pionero en el campeonato de España de Enduro, el KTM Family&Friends. Cómo aficionado soy amante del enduro pero mi mayor pasión es el Hard Enduro, disciplina de la que siento absoluta admiración y que trato de compartir allí dónde voy.

Relacionados

Te puede interesar

Ya está disponible el número 89 de nuestra revista ¡Totalmente gratis aquí!

Número #131: Sácate el carnet A

En el número 131 de Moto1Pro te invitamos a sacarte el carnet. Sí, pero el A. Te contamos todos los detalles sobre el curso que te capacita a llevar cualquier moto y, por si te falta motivación, te mostramos todas las motos que no puedes llevar con el A2. Además nos subimos a la Husqvarna Norden 901 y probamos la Aprilia Tuareg 660 y la Zontes M310. Te enseñamos los pasos que necesitas para deslimitar tu moto y nos equipamos con la chaqueta Tucano U. Gulliver 2G. ¿Quieres más? ¡Arrancamos!