De enduro va la cosa

Por algo Valverde del Camino es la catedral del Enduro

Martí Puig
03/04/2019
Desde el momento en el que se publicó el calendario de este año 2019 tenía en mi mente que debía participar en esta carrera. Y las expectativas se cumplieron sobradamente en todos los aspectos.

Mi presencia en esta carrera no ha sido para nada fácil para mi desde el principio. ¿El motivo? La semana previa a la competición e incluso la misma semana yo estuve de exámenes en la universidad, impidiéndome entrenar todo lo que hubiera deseado antes de un fin de semana como este. Por si no fuera poco, fueron necesarias múltiples reuniones con profesores de mi carrera para que se me permitiese no asistir a un examen que tenía fijado el día antes de empezar la competición, el cual me hacía imposible estar presente en Huelva a tiempo.

Finalmente viajamos a Sevilla en avión el miércoles por la tarde para poder caminar todas las especiales varias veces entre jueves y viernes, además de probar la moto en el Training Area. Fue increible estar ajustando los settings de la moto y estar rodeado de decenas de aficionados animándote un jueves por la tarde, dos días antes de la carrera. Esto es lo que hace especial a Valverde del Camino, el ambiente desde el primer día en el paddock y alrededores. Como anécdota, en algunas de las vueltas realizadas en la Training Area, un aficionado me animaba a gritos de "Vamos Josep!" confundiéndome con el Campeón del Mundo de Enduro Josep García (pues yo rodaba con el mismo dorsal que él, el 26, ya que aún no teníamos los dorsales de carrera). Como siempre los mecánicos del KTM Family&Friends estuvieron a punto para realizar la asistencia previa a la carrera, dejándolo todo listo para las verificaciones técnicas del viernes.

El sábado la carrera empezó muy mal, con una caída justo antes de empezar el primer tramo que me dejó un poco tocado de la pierna. Tras perderme varias veces en el rally intenté concentrarme para hacer una buena extrema y una buena crono pensando en salvar los muebles. A pesar de no hacer una extrema brillante y de caerme en la crono seguía en la pelea por el podio. Tras una segunda vuelta más regular junto con una crono final espectacular acababa el primer día 2º con muy buen sabor de boca. Logré cambiar el neumático trasero en muy poco tiempo esta vez, lo que nos permitió solucionar un problema en la moto junto con los mecánicos del Family.

Esa exigencia constante es lo que hace especial a la prueba de Valverde del Camino. El MotoClub Valverdeño (acostumbrado a organizar carreras del Campeonato de España de Enduro e incluso del Mundial de esta misma disciplina) supo aprovechar muy bien las condiciones del terreno (seco y con abundante piedra) para diseñar un rally exigente, sobre todo para los pilotos de la Scratch realizando 12 trialeras entre las cuales destacaba la famosa “Trialera de las 3 encinas”; una pena no haber podido probar de subir ya que la organización recalcó que no sería posible para el resto de categorías. Las zonas cronometradas no se quedaban atrás, pues constaban de: una extrema corta (1’ aproximadamente) y 100% artificial, que ofrecía la posibilidad de pasar los obstáculos (vertiente más sencilla) o saltarlos; un tramo muy largo y seco, que se degradó mucho con el paso de los pilotos y que obligaba a mantener un ritmo constante para no cometer errores; y por último una crono plana pero larga y exigente. Durante todo el recorrido la presencia de público fue impresionante, concentrándose muchísimos aficionados tanto en las zonas técnicas del rally como en las especiales (destacando el Xtrem Test de Cabecito Pelao).

El domingo fue todo lo contrario. En la segunda especial ya me coloqué líder marcando una ligera diferencia con mis rivales hasta que en la segunda pasada por la extrema sufrí una fuerte caída al quedar corto en uno de los saltos con piedras (el chasis de la moto quedó muy doblado por la parte del cárter). Entré a la última crono con solo 1" de margen y con mucho dolor en la mano. Luché en todas las curvas por mantener el liderato pero no fue posible, debido al alto nivel demostrado por mis rivales, a los cuales debo felicitar.

Con este resultado nos vamos a casa con una 3ª posición global de la carrera y nos alejamos 1 punto más de los dos primeros del campeonato (a 7 y 2 puntos). Aún así muy contento con el ritmo y los puntos obtenidos después de no saber si iba a correr hasta la semana anterior de la carrera. Dar las gracias a mis patrocinadores y sobre todo a la asistencia del KTM Family&Friends y la ayuda de Michel Vallado para poder estar en esta prueba. Ahora ya pensando en la próxima, la carrera "de casa" en "L'Espluga de Francolí" (Tarragona).

Piloto de Enduro

Martí Puig

Piloto de Enduro

Martí Puig

Un apasionado del Enduro desde los 6 años y actual piloto de Máquina Motors y del KTM Family&Friends. Aquí podréis encontrar las experiencias de un universitario que compite por los diferentes Campeonatos de España y Cataluña. Es mi primer año así que espero no defraudar!

Relacionados

Te puede interesar

Ya está disponible el número 89 de nuestra revista ¡Totalmente gratis aquí!

Número #107: ¡Comparativa Scrambler!

En este nuevo número de Moto1pro enfrentamos la Husqvarna Svartpilen 701 contra la Ducati Scrambler Full Throttle y la Triumph Street Scrambler. Probamos a también a fondo la Kawasaki ZX-6R, toda una SuperSport de calle, y la Zontes V-310. Además, viajamos a Italia para tomar parte en el Rally Transitalia Marathon de la mano de T.ur, probamos cinco cascos réplica de pilotos de MotoGP y damos una vuelta por las cinco motos de película más impactantes. Además de nuestras secciones habituales…