Curva en moto

Cómo afrontar y trazar una curva ciega en moto

Las curvas ciegas son uno de los puntos más comprometidos de una carretera, no ver lo que tenemos por delante pone en peligro nuestra seguridad y por eso debemos afrontarlas con especial cuidado. Te damos unos cuantos consejos para hacerlo con seguridad.

Curva en moto
R. Ruiz
Marcas, Moto1Pro

26/03/2021


Los más expertos estarán de acuerdo en que negociar una curva ciega siempre conlleva cierto riesgo, por lo que es un momento en el que debemos extremar la precaución. Y como quizá los recién llegados a este mundo de las dos ruedas aún no se han visto en la necesidad de enfrentarse a una, nunca está de más analizar cómo debemos afrontar y trazar una curva ciega en moto para superarla con la máxima seguridad.

Una curva ciega es esa en la que no tenemos una visión completa de la carretera. Curvas cerradas en las que la vegetación o la propia orografía del terreno nos impiden ver nuestro carril, de manera que no podemos saber con anticipación cómo es de cerrada la curva en cuestión. O, peor aún, si en nuestro camino hay algún obstáculo que nos pueda poner en peligro, como un vehículo parado, un animal, una roca o quizá un ciclista. Por eso ante una curva ciega siempre hemos de ir pensando en lo peor, para que nada nos pille por sorpresa.

Es importante diferenciar dos tipos de curvas ciegas: las de izquierdas y las de derechas. Dado que nosotros circularemos por el lado derecho de la calzada, no afrontaremos igual una curva que gira hacia la izquierda que una que gira hacia la derecha. Por lo que veremos ambas situaciones por separado. 

Eso sí, tanto en un tipo de curva como en otra, y como en todas las curvas, la mirada es crucial en moto, por lo que no olvides mirar siempre lejos, buscando la salida de la curva, para así adecuar tu colocación en el carril dependiendo de lo que tengas por delante.

Curva en moto

 

Curvas ciegas a la izquierda

Dado que circulamos por el carril derecho, una curva ciega a la izquierda será un poco más fácil de abordar que una hacia la derecha. Si estuviéramos en un país en el que circulásemos por el carril izquierda sería justamente lo contrario.

En una curva a la izquierda al ir por el carril derecho tenemos un mayor campo de visión gracias al carril contrario. Por lo que será más fácil ver si la curva mantiene un radio constante, si se cierra, si se abre o si hay algún obstáculo en medio de nuestro camino. La mejor manera de entrar en una curva ciega de izquierdas es reduciendo la velocidad más de lo que lo haríamos en una curva normal, abrirnos todo lo posible y avanzar con prudencia hasta que podamos ver la trayectoria de la curva, su ápice y su salida, para así proceder con nuestra trazada.

Curva en moto

Si entramos demasiado rápido o demasiado cerrados es posible que por sorpresa nos encontremos una curva más cerrada de lo esperado, que no tengamos margen para inclinarnos y terminemos saliendo de la carretera por el lado derecho, lo que puede tener unas consecuencias nefastas. Pero ojo, tampoco debemos pegarnos demasiado a la línea central pues eso puede hacer que nuestro cuerpo invada el carril contrario y… en fin, no querrás que alguien venga de frente en ese momento.

Pero no nos hemos de preocupar únicamente de la trazada, sino de también de los vehículos que vienen de frente. Los que vienen de frente se van a encontrar una curva ciega a la derecha, que es más difícil de gestionar, y eso puede hacer que se salgan de su carril e invadan el nuestro, por lo que nos podemos encontrar un vehículo de frente. Además, los vehículos largos como los autobuses o los camiones se deberán abrir más de lo normal para poder girar, y eso muchas veces les obliga a invadir nuestro carril. Por lo que debemos de ir pensando en ello y buscando una posible salida hacia la derecha de nuestro carril para que si se da ese caso podamos evitar una colisión.

Curva en moto

Curvas ciegas a la derecha

Todo lo que hemos visto hasta ahora es igualmente válido para las curvas ciegas hacia la derecha, pero con varias diferencias que es importante tener muy en cuenta. En una curva ciega hacia la derecha nuestra visión será mucho más ciega y no veremos la continuación de nuestro carril hasta que ya estemos completamente dentro de la curva, por lo que se reduce el tiempo y la distancia en caso de tener que reaccionar ante algún imprevisto.

En este caso será raro que nos encontremos con otros vehículos que invadan nuestro carril, dado que tenderán ir hacia su exterior y no su interior. Pero por el contrario ahora seremos nosotros los que debemos tener cuidado para no terminar invadiendo el carril contrario en caso de que la curva se cierre más de lo esperado o hayamos entrado demasiado rápido. De nuevo, el lugar más indicado para situarnos es el centro de nuestro carril tras habernos abierto debidamente. Si estás en una zona de montaña no sería raro que el interior de la curva estuviera sucio, que hubiera tierra o alguna roca, y en una curva ciega eso no lo verás hasta que, posiblemente, ya estés encima o en el suelo, por lo que no conviene cerrarse demasiado.

Curva en moto

Una técnica eficaz para trazar una curva ciega con seguridad es también la que nos lleva a retrasar el momento de la inclinación, aunque eso nos haga perder el ápice natural de la curva. Estamos buscando seguridad, no velocidad, por lo que de esta manera conseguiremos un mayor campo de visión antes de inclinar la moto y girar.

Y por último, no olvides adecuar tu conducción al entorno en el que te mueves. Si es una zona urbana piensa en los otros vehículos, si es una zona de montaña piensa en los posibles animales, si ha llovido piensa en posibles desprendimientos, si es una popular carretera de curvas muy transitada los fines de semana circula muy alerta pensando en otras motos y, por si acaso, ve pensando que quizá no todo el mundo sea tan prudente como tú.

R.Ruiz

R.Ruiz

Comencé sobre dos ruedas en una Bultaco Chispa y antes de terminar la carrera de periodismo ya trabajaba en una revista especializada, donde me formé y empecé a escribir de motos. Formo parte del equipo de Moto1Pro desde hace casi 10 años y procuro aportar todo lo posible desde mi “joven” experiencia.

Número #124: Bicilíndricas de ayer y de hoy

En el 124 hablamos de las bicilíndricas de ayer y de hoy. Probamos la Ducati Monster y la BMW R 1250 RT 2021 y te contamos cuántos tipos de bicilíndricas existen. Te mostramos en primicia cómo va la Aprilia RSV4 1100 Factory en el circuito de Misano y nos subimos a dos novedades: Triumph Trident y Yamaha MT-09 2021. Hablamos del primer motor en V y nos ponemos los pantalones Levior Meraki WP mientras probamos los aditivos Shooter de Liqui Moly. MotoSpirit, El niño de la curva… ¡Arrancamos!