kawasaki kx 250 2020

Prueba Kawasaki KX 250 2020: Misil Verde

La nueva Kawasaki KX 250 2020 llega con el título americano de MX2 bajo el brazo, más potente que nunca y con las mejores suspensiones del mercado. Un verdadero misil verde solo apto para los pilotos más rápidos.

Autor:
Chema Calleja
Foto:
Javier Martínez
Publicado el 27/12/2019
kawasaki kx 250 2020

Lo mejor de la moto

Chasis
Tacto PRO
Potencia en alta

Lo peor de la moto

Horquilla dura
Potencia en bajos
Freno trasero seco

La Kawasaki KX 250 es una de las motos más veteranas de la parrilla de MX2, y eso como muchas veces decimos, no es negativo. Prueba de ello es que es la actual campeona AMA en manos de Adam Cianciarulo, que se ha llevado el título frente a Dylan Ferrandis, en una temporada apasionante. Su plataforma, estrenada en 2017, ha sido mejorada año a año hasta llegar al modelo que nos ocupa. Y es que este 2020, pese a no haber sido actualizada igual que su hermana la 450, y no haber incorporado aún el arranque eléctrico, ha recibido una revisión muy profunda de la mayoría de los elementos primordiales en el comportamiento de la moto.

Renovación profunda

Para comenzar, el motor se ha renovado por completo. Recibe una nueva culata, diseñada por el jefe de diseño de la ZX10 de carretera, en el que se ha buscado mejorar el rendimiento a altas revoluciones. También se han alterado las medidas del motor, se ha aumentado el diámetro del cilindro y reducido la carrera, para mejorar las capacidades del motor en altas revoluciones.

La culata ahora dispone de empujadores de válvulas. Esta tecnología también la monta KTM desde hace años -y es la responsable que las motos austriacas tengan tan buen funcionamiento en altas revoluciones- siendo la de la KX idéntica a la de las Superbikes de la marca nipona. La culata es una pequeña réplica de la de la ZX-10R de carretera. El hecho de montar empujadores permite válvulas más grandes y ángulos más agresivos para mayor potencia.

La compresión se ha aumentado con un nuevo pistón de tipo bridge box. También la cadena de distribución ahora es más robusta para soportar la culata más eficiente.

El sistema de admisión es otro de los elementos que se han renovado por completo. Ahora el cuerpo de inyección de es 44mm, 1mm más que el año pasado. Los inyectores se han recolocado en nuevas posiciones para una atomización más efectiva, y la caja del filtro ahora es más corta. En la carrocería, ahora hay un nuevo orificio de ventilación que mejora la respiración del motor.

El escape también se ha remodelado para adaptarse a todo el nuevo flujo de gases del motor. El silencioso es 3mm más corto que el año pasado y la forma ha sido modificada.

Los soportes del motor inferiores también son nuevos, habiéndose eliminado los ejes pasantes.

Otro de los grandes cambios ha sido el cambio de proveedor de suspensiones. Ahora monta Kayaba en ambos trenes, con la horquilla de 48mm de muelles y el sistema AOS, y amortiguador con regulación en alta y baja velocidad. El material KYB es elogiado en todas las motos en las que se monta y es una gran adición al competitivo conjunto de la Kawasaki KX 250.

kawasaki kx 250 2020

El freno trasero, heredado de la Kawasaki KX 450 es nuevo para éste año, con pinza de nuevo diseño y disco de 250mm firmado por Braking.

En el apartado estético, recibe unos nuevos adhesivos y ahora todos los portanúmeros son de color verde.

Motor pro

Con todos estos cambios, y tras el buen funcionamiento del motor el año pasado, siendo uno de los más llenos de su clase, teníamos muchas expectativas con esta Kawasaki KX 250 2020. La ganancia de potencia gracias a la nueva culata es muy notable, pero esto ha hecho que el motor cambie totalmente de carácter. Ahora la KX ha ganado muchos altos, pero ha perdido los bajos y medios que le caracterizaban y hacían de ella una moto fácil de conducir.

El nuevo motor está orientado al público pro y americano, que busca una potencia máxima en altas, al estilo de una 125. Ahora casi no hay empuje en bajos y la KX comienza a despertar en medios, para ir poco a poco ofreciendo más potencia progresivamente y terminar en una patada digna de una 2t. La estirada es muy larga, pero llegamos al corte de encendido con facilidad, debido a la gran potencia que tenemos en la zona alta.

Esto hace que tengamos que estar muy pendientes del cambio, ya que si no mantenemos la moto en esa franja útil de potencia, el motor no tiene suficiente par para poder ir con una marcha más larga. Esto también es debido al escalonamiento entre segunda y tercera, muy acusado, que el motor del año pasado solventaba gracias a sus bajos; pero este año, hemos de estar siempre pendientes de reducir si queremos obtener la máxima aceleración.

La Kawasaki KX 250 2020 viene equipada con 3 clemas, que nos permiten elegir entre 3 mapas diferentes de potencia. El standard, de color verde, fue el primero que probamos, y como os contamos, la moto se sentía lenta de reacciones en bajas revoluciones y agresiva en altas. Probamos el mapa suave, de color negro, y aportaba muy poco, suavizando la moto en toda la gama de revoluciones sin mejorar los bajos. El mapa agresivo, lo almacena la clema de color blanco, y este fue nuestro favorito. La moto se siente un poco más viva desde abajo y, pese a que en altos ofrece aún más estirada, la transición desde los medios no es tan abrupta. Fue la favorita tanto de Julio como mía.

También disponemos de la ayuda en salidas mediante un pulsador en el manillar. Este activa un mapa de potencia específico que se desconecta cuando engranamos la tercera marcha. En realidad no notamos que era más efectivo, ya que en una 250 normalmente buscamos la potencia máxima, pero para pilotos aficionados puede ser útil, ya que hace que el proceso de la salida sea bastante más sencillo.

La ganancia en potencia es realmente notable, y llevando la moto en la banda efectiva es un misil entre curva y curva. El empuje en altas es muy notable y nos cuesta mantener la rueda delantera en el suelo cuando la KX desata todos sus caballos. Sin duda es una moto pro que da muchas alegrías si somos capaces de extraer todo su potencial, siendo extremadamente divertida y emocionante. Los pilotos que vengan de las 125 se encontrarán muy a gusto en la Kawasaki KX 250 2020, ya que la conducción que requiere es completamente similar, estirando mucho el motor y usando mucho el cambio para obtener el máximo avance.

Suspensión SX

El otro gran cambio de la Kawasaki KX 250 es el material Kayaba en las suspensiones. Se ha montado la horquilla de muelles y 48mm con el sistema AOS. No es exactamente la misma que la que monta la Yamaha YZF ya que esta dispone del sistema SSS patentado por la marca. En el tren trasero monta el amortiguador, idéntico al de la YZF, con regulación en alta y baja compresión.

Las suspensiones de primeras ofrecen un tacto muy racing. Se notan algo duras, seguramente debido a los muelles de horquilla de 5.0Kg/cm2. Es un tacto firme, que ofrece gran control en las zonas rápidas y mucha absorción en los saltos, muy al estilo americano. En baches, tiene una zona a medio recorrido que ofrece un tacto algo seco, que hace que la horquilla se sienta dura. Quitando unos clicks en compresión pudimos solucionarlo en gran medida, pero para nuestro gusto, y los circuitos que normalmente encontramos por España, la solución sería montar unos muelles más blandos.

El amortiguador en cambio tiene un tarado perfecto, ofreciendo buena absorción en saltos, unido a una gran tracción al salir de las curvas. El tren trasero de la KX es uno de los más predecibles del mercado, con reacciones nobles y controlables en todo momento que nos aportan mucha confianza a la hora de abrir gas.

Chasis de bicicleta

Otra de las virtudes de la nueva Kawasaki KX 250 es su chasis. Seguramente sea el más estrecho de todo el mercado a la altura de las rodillas y esto nos ofrece un control total sobre la montura. La moto se siente ligera y manejable en todo momento, además de estable y predecible en las zonas rápidas. La ausencia de motor de arranque, tiene un punto positivo, y la KX es la más ligera de las 250F japonesas, siendo la tercera del mercado por detrás de la KTM y la Husqvarna. Esto se nota y con la KX podemos cambiar de trazada en el último momento con facilidad o moverla en el aire a nuestro antojo gracias al contenido peso.

Además el puesto de conducción es muy amplio y cómodo, ofreciendo múltiples opciones de personalización. Y es que la KX es la única moto del mercado con estriberas ajustables en altura. Esto, unido a que ofrece 4 posiciones diferentes de manillar, nos garantiza un puesto de conducción apto para pilotos de todas las tallas. La KX es la moto que se adapta al mayor rango de pilotos y esto es algo muy a tener en cuenta.

Frenos potentes

Los frenos, firmados por Nissin, son material de primera. En el tren trasero se ha montado una nueva bomba, heredada de la 450 y un disco de 250mm firmado por Braking. El delantero es el mismo del año pasado, con un disco de 270mm. El conjunto ofrece muy buena potencia y tacto. Destacaríamos el delantero con potencia de sobra pero dosificable de manera fácil, quizá el trasero es algo seco, con lo que bloqueamos la rueda con más facilidad de lo normal. Bajando el pedal reducimos un poco el efecto y era más fácil de controlar.

Conclusión

La Kawasaki KX 250 2020 es una moto que se ha “radicalizado”, con un carácter más racing y agresivo. Ahora dispone de un motor muy puntiagudo y potente basado en la ZX-10R, y sus suspensiones ofrecen un tarado firme y adecuado para los pilotos más pro. Es una moto más efectiva que nunca en competición, y tal y como sale de la caja hará las delicias de los pilotos más rápidos y agresivos. Monta suspensiones de primera, frenos muy efectivos y un chasis hipernoble, además de ser la “japo” más ligera del mercado. Esto, unido a los competitivos precios que siempre ofrece la marca y a la multitud de preparaciones adicionales, hace que la Kawasaki KX 2020 sea una de las opciones más a tener en cuenta, tanto para los aficionados o para aquellos que quieran competir.

Detalles de la moto

Chasis Kawasaki KX 250 2020

La KX 250 dispone de un chasis de aluminio de doble viga y una carrocería ergonómica que la hacen una de las motos más estrechas del mercado.

Kawasaki KX 250 2020

La horquilla Kayaba de 48mm que monta la KX 250 2020 ofrece muy buen comportamiento y muchas posibilidades de ajuste, aunque su tarado es algo duro para los circuitos españoles.

Kawasaki KX 250 2020

La culata es de nuevo diseño, con un sistema de empujadores de válvulas al igual que la ZX-10R de Superbikes ofrece un gran rendimiento en altas revoluciones. En cuanto al motor es agresivo con mucha potencia en alta y rápidas subidas de revoluciones, sigue ofreciendo la opción de seleccionar 3 mapas diferentes mediante clemas intercambiables.

Kawasaki KX 250 2020

El freno delantero viene firmado por Nissin, monta un disco de 270mm, y ofrece potencia a raudales pero de forma controlable.

Kawasaki KX 250 2020

Kawasaki es una de las pocas marcas que aún monta pata de arranque en su 250. Esto hace que el peso se mantenga contenido pero se queda atrasada en cuanto a confort.

Motor

Tipo

Monocilíndrico 4 tiempos 249cm3


Refrigeración

Líquida


Potencia Máxima


Par Máximo


Cambio

5 velocidades


Transmisión

Cadena


Chasis

Tipo

Chasis de aluminio doble viga


Suspensiones

Suspensión delantera: Horquilla KAYABA 48mm de muelle. Suspensión trasera: Amortiguador KAYABA


Frenos

Delantero

Pinza y bomba Nissin disco 270mm


Trasero

Pinza y bomba Nissin disco 250mm


Medidas y pesos

Longitud


Distancia entre ejes

1.480mm


Altura del asiento

332mm


Peso (lleno)

104,9 Kg


Capacidad del depósito

6,4L


Neumáticos


Relacionados

Te puede interesar

Texto:

Chema Calleja

Fotos:

Javier Martínez

Publicado el 27/12/2019

Ya está disponible el número 89 de nuestra revista ¡Totalmente gratis aquí!

Número #131: Gama Fantic 2021, Cross y Enduro al límite

En el número 131 de EnduroPro probamos la nueva Gama Fantic 2021 de Cross y Enduro y llevamos al límite la Triumph Tiger 900 Rally Pro. Siempre protegidos, esta vez con las Botas SD-BA4 Touring, con las que pisamos bien fuerte mientras recorremos la Historia de la ya mítica Honda CRF y nos sorprendemos con las hazañas de un yankee: Brad Lackey. Además, apuntamos bien alto en la sección Hard Zone y viajamos Al Extremo con Mario Román, todo sin dejar de prepararnos con los ejercicios de Powering OffRoad.