hixpania hard enduro 2019

Un endurero en la Hixpania Hard Enduro 2019

Fabio Martínez, el actual Campeón de España de Senior B, nos cuenta su experiencia en la Hixpania Hard Enduro 2019. Después de años dedicado al 100% al enduro convencional sin probar nada de enduro extremo, nos cuenta sus sensaciones en una de las pruebas del WESS 2019.

Autor:
Fabio Martínez
Foto:
Irina Gorodnyak
Publicado el 30/07/2019
hixpania hard enduro 2019

Después de 6 años sin correr una prueba de Enduro Extremo (corrí Gordexola en 2013) decidí apuntarme a la Hixpania Hard Enduro, es una prueba que llevaba años con ganas de correr y este año he aprovechado ya que no coincidía con ninguna prueba del Campeonato de España de Enduro, que es el campeonato que disputo actualmente en la categoría E1, donde me encuentro en 4º posición a falta de dos pruebas para que finalice el campeonato.

En un principio pensé en apuntarme con los pro desde el principio, pero no sabía cómo iba a encontrarme encima de la moto. Además iba yo solo sin ningún amigo ni nadie de asistencia y en la categoría “Arqueros” (la siguiente categoría a los pro) los 10 primeros del sábado corren el domingo “El Camino Perdido”, la prueba más difícil en el mismo recorrido que los pro, así que finalmente elegí esta segunda categoría.

Desde que decidí correr tuve dos semanas para preparar la carrera, ya que el entrenamiento para Hard Enduro nada tiene que ver con el del enduro clásico. Además de la técnica, el tipo de fondo físico y los picos de esfuerzo a los que se somete el cuerpo en Enduro Extremo son diferentes. Aunque pueda sonar raro, se podría decir que son deportes diferentes.

Al igual que la técnica y el físico, la moto tiene que tener unos ajustes diferentes, así que unos días antes dejamos a punto el aspecto más importante, las ruedas. Llevar ruedas y mousses para Enduro Extremo es algo imprescindible para este tipo de pruebas; intentar hacer secciones de Hard Enduro con unas ruedas de enduro convencional con la presión de aire que llevamos en un día de normal de cronos, es una locura. No podríamos hacer prácticamente nada y acabaríamos desfondados con mucha facilidad. Ruedas extrablandas, tanto de goma como de carcasa y unos mousses con una presión equivalente a 0.2 BAR son estrictamente necesarios.

El viernes llegamos a Aguilar de Campoo y las primeras sensaciones son muy buenas. El paddock es increíble y la organización perfecta, y todo ello además en una zona espectacular, pero el fin de semana no empieza bien para mí. No me dio tiempo a llegar pronto para dar la vuelta de reconocimiento para la prueba del sábado. Intenté no preocuparme mucho, porque me dicen que es un recorrido rápido con pocas zonas complicadas.

Por un lado lo primero que pienso es que tendré que ir más atento, ya que puede haber alguna zona peligrosa en la que pueda hacerme daño, y por otro lado me preocupó no entrar en el top 10 el sábado y no poder salir a la prueba del domingo, pero decidí no pensarlo mucho y centrarme en la prólogo, que empezaba unas horas más tarde y en la que tenía que hacerlo bien para poder salir en primera línea de salida el sábado.

Cuando llegamos a la prólogo, justo antes de salir, de repente se me para la moto, ¡bujía engrasada! Tengo suerte de encontrar a un compañero que me presta una, la cambiamos y problema solucionado justo en el límite. En la prólogo de obstáculos artificiales me encuentro cómodo y con buenas sensaciones, todo perfecto hasta que me encuentro en un atasco y no hay hueco para pasar. Espero unos 20 segundos nerviosos deseando pasar y por fin termino la vuelta; lo primero que pienso es que voy a salir muy mal el sábado por el tiempo perdido en el atasco pero tengo suerte y no ha salido tan mal, quedamos en 10º posición y es lo marca mi lugar de salida en la carrera del sábado.

Ya en la carrera del sábado, empezamos con una buena salida, salgo muy bien pero intento tomármelo con calma ya que es la primera vez que hago el recorrido. A pesar de ir tranquilo no me adelanta nadie y voy cogiendo ritmo, es un recorrido muy variado con zonas muy rápidas pero también con zonas lentas y técnicas; el trazado es muy divertido y el entorno además es espectacular.

En la segunda vuelta comienzo a rodar más cómodo y con más confianza y empiezo a disfrutar cada vez más, pero cuando empieza ya la tercera vuelta empiezo a notar la rueda trasera sin nada de presión. Me pongo primero y aguanto como puedo ya que a medida que pasa el tiempo noto la rueda cada vez peor y los últimos kilómetros, ya pasándolo mal de verdad, la rueda va como si fuese completamente pinchada, no puedo inclinar nada la moto pero aguanto el ritmo y finalmente termino primero.

Cuando llegamos al paddock y me toca dejar la moto a punto para el domingo, lo primero que hago es cambiar la rueda trasera, tengo curiosidad por ver cómo está el mousse. Al desmontar la rueda sale polvo negro, ¡no hay mousse! solo polvo, nunca había visto un mousse así. Cambio mousse y rueda trasera, hago una pequeña revisión y termino de dejar la moto lista para el domingo.

A la mañana siguiente la verdad es que me levanté bastante cansado, pero con ganas de salir a la prueba del Camino Perdido, la carrera más importante del fin de semana. A esta incertidumbre de cómo estaré físicamente también se une la incertidumbre de cómo estaré en la parte técnica, ya que además de que yo soy un piloto de enduro y apenas he podido entrenar esta especialidad, no he podido ver el recorrido. Pero tengo muchas ganas y motivación y eso siempre es un plus muy importante. Para ayudar a afianzar la confianza, cuando estoy yendo a la parrilla de salida se vuelve a engrasar la bujía y tengo que ir empujando hasta la línea de salida… Una vez allí consigo una llave de bujías para desmontarla y vuelvo solucionar el problema.

hixpania hard enduro 2019

Mientras estoy en la parrilla de salida me quedé muy impresionado la cantidad de público que había en todas las laderas, bastante más público que en un enduro convencional, pero enseguida me centro porque llega la hora de la verdad con la salida de la carrera principal.

Cuando dan el banderazo de salida tardo en salir porque no me arranca a la primera, salgo mal pero no me preocupa ya que hay mucha carrera por delante. Con calma empiezo a remontar y voy cogiendo ritmo, las primeras zonas son difíciles pero muy asequibles, eso sí, no hay descanso. Cuando llego a la zona más complicada por primera vez -una recta de un kilómetro aproximadamente en la que vamos por la orilla pedregosa del pantano- me encuentro con una zona muy técnica, en la que un error te puede arruinar la carrera muy rápidamente ya que se va todo el rato muy cerca del agua.

Intento mantener la concentración al máximo para no cometer errores, pero no dejo de impresionarme por todo el público que hay y por toda la gente que me anima y dice mi nombre, dándome siempre muchos ánimos en los momentos de más cansancio. Enseguida paro porque hay atascos pero lo aprovecho para recuperarme, no termino la sección del pantano sin caídas pero por suerte no se rompe nada de la moto. En un momento dado veo como un piloto que va detrás de mi cae al pantano con la moto, y eso hace que vea las orejas al lobo y me concentro mucho más e intento ir sin ningún fallo (cosa nada fácil). La tensión es máxima en ese kilómetro de ladera de piedra; cada vez que terminaba la zona del pantano era un auténtico alivio.

Durante toda la carrera me tomo todo con mucha calma y he intento gestionar mi energía lo mejor posible; ya no recordaba la sensación de una carrera de enduro extremo al pasar una zona difícil. Son continuos pequeños-grandes retos que tienes que ir superando que además te dejan a cero de energía.

Después de casi 3 horas logro dar 4 vueltas completas, terminando la última vuelta realmente muy cansado. He empujado la moto demasiado por la falta de técnica y de entrenamiento y eso en Hard Enduro se paga muy caro. Finalmente llego a meta en 2º posición de Arqueros, para mí un puesto genial pensando en la preparación que he podido hacer para esta carrera y me quedo con muy buenas sensaciones. He sufrido en muchos momentos físicamente pero me he visto muy bien en muchos otros, y también he disfrutado con el ambiente y con toda la gente que me ha animado durante toda la carrera. A partir de ahora la Hixpania Hard Enduro va a ser una prueba fija en el calendario de carreras.

Texto:

Fabio Martínez

Fotos:

Irina Gorodnyak

Lo más visto

Ya está disponible el número 89 de nuestra revista ¡Totalmente gratis aquí!

Número #118: Sherco presenta sus modelos de Enduro 2020

En este nuevo número de Enduropro probamos la gama completa de Enduro de Sherco, que este año se reafirma con más eficiencia y fiabilidad. También contamos en primera persona dos experiencias únicas, qué se siente al hacer enduro por primera vez a los 40 años y qué siente un endurero tradicional en una prueba de Hard Enduro como la Hixpania 2019. Además, repasamos las novedades de MX 2020, analizamos las trialeras de Gordexola y os enseñamos el espectáculo de vuelos del Nitro Circus.