Editorial

Los peligros de los Rally-Raids

Rodolfo Martínez
20/02/2020
Nuestro director Rodolfo Martínez analiza los peligros de los Rally-Raids después de su viaje por África.

Gran parte del mundo en el que vivimos se rige por el sensacionalismo, el morbo y las ganas de atraer al público, siempre y en cualquier caso, para ganar dinero.

Todos sabemos que las motos son peligrosas básicamente por dos cosas. Porque en caso de golpe o caída no tenemos estructura que nos proteja, en lo que ha seguridad pasiva se refiere; y porque no podemos frenar mientras giramos, en lo que respecta a seguridad activa. E igualmente todos sabemos que hay unas especialidades más peligrosas que otras, siendo el trial la que menos y los Rally-Raids, probablemente, la que más.

Dicho todo esto, es una vergüenza que los medios generalistas saquen a pilotos accidentados en primera plana, como ha ocurrido en el Dakar 2020 con el accidente de Paulo tanto en medios escritos como en televisión solo por y para atraer audiencia, mostrando únicamente esta pequeña parte del mundo de la moto.

Ya lo hacen habitualmente con las caídas de MotoGP, utilizándolo como aperturas de sus secciones de deportes y dedicando luego 2 segundos al final de los 20 minutos seguidos de fútbol, pero que lo hagan con accidentes gravísimos me parece de un gusto deplorable.

Una vez dicho lo primero y desahogado con lo segundo, voy a lo que iba: Los peligros de los Rally-Raids.

Hay dos factores principales que hacen que los Rally-Raid sean la especialidad más peligrosa del mundo de la moto. La velocidad y los despistes o distracciones.

La velocidad es el factor más evidente, ya que si en una etapa 5 horas hacemos una media de velocidad cercana a los 100km/h significa que hemos pasado largos periodos de tiempo a velocidades muy superiores. Cuando aumentamos la velocidad las distancias se acortan y la vista es determinante, debiendo adaptar siempre la velocidad a nuestro campo de visión.
 

Muchas veces el peligro está en que, aun haciendo lo anterior, no identificamos bien el obstáculo que tenemos delante o aparecen sin previo aviso, aquí el factor determinante de la velocidad es todo. No es lo mismo rozar una pierda a 40km/h haciendo enduro que a 150km/h por una pista.

Si vamos por una pista a 150km/h y vemos un badén debemos calcular la distancia que queda al obstáculo para pasar a la velocidad que queremos. A nivel aficionado siempre deberíamos poder parar la moto dentro de nuestro campo de visión. Es decir, nadie debería lanzarse en un cambio de rasante completamente ciego sin tomar precauciones, por mucho que lo ponga en un Road Book. En los pilotos pro muchas veces sí se da el caso, asumiendo ellos los riesgos que quieran correr, pudiendo tomar más o menos precauciones dependiendo de las circunstancias

Los despistes y distracciones son también un factor determinante para el peligro en los Rally-Raids. Porque estamos rodando por un sitio por el que no hemos ido antes, ni siquiera está acotado o lo hemos reconocido antes como en un enduro. La carrera está escrita en el Road Book y la tenemos que leer a medida que avanzamos.

Quitar la vista del suelo que vamos a pisar un segundo después tiene también muchos riesgos, porque no es solo quitar la vista, es fijarla en la viñeta, que tu cerebro interprete lo que pone, volver a la levantar la vista y buscar el camino, y durante este proceso pueden pasar muchas cosas. Así, el hecho de tener que leer la carrera en papel a la vez que competimos, hace que el nivel de despistes aumente.

Los despistes vienen también por las horas de carrera. No es lo mismo mantener la concentración en una zona de trial de un minuto, en una crono de 3 minutos o en una manga de motocross de 45 minutos que una etapa con 5 horas cronometradas. El cansancio y el tiempo en la moto hacen que sea más difícil estar concentrado en todo momento, y es muy fácil despistarse un segundo en 5 horas. Y en un segundo pueden ocurrir muchas cosas yendo rápido. Por lo que las posibilidades de cometer errores también son mayores por pasar más tiempo a un ritmo más alto.

En los pilotos top el peligro está en mantener un ritmo altísimo, yendo al 90% de su ritmo o más dependiendo de la etapa durante muchas horas. Además en las etapas más rápidas están obligados a correr más riesgos si quieren conseguir buenos tiempos. A más ritmo más riesgo.

En los pilotos aficionados el factor cansancio tiene mayor peso, ya que aunque vayan al 60% de su ritmo máximo el cansancio  hace que en un solo instante puedan tener un caída, y si esta caída tiene lugar a alta velocidad ya tenemos el coctel de la catástrofe.

Y una vez analizados los riesgos de tener una caída a alta o baja velocidad, entramos en el factor suerte de dónde tenemos la caída (que podría ser otro factor en sí, pero viendo las caídas grabadas la suerte muchas veces juega a favor también). Y es que caerse y golpearse con cualquier cosa que pueda haber en el recorrido es algo que puede pasar. Aquí no hay ningún tipo de medidas de seguridad, y puede coincidir que una caída simple a media o baja velocidad, nos haga chocar contra piedras, arboles, o cualquier otra cosa que pueda haber desde que perdemos el control hasta que paramos por completo.

En resumen, todos estos factores quedarían anulados si, por ejemplo, un piloto top fuera al 60% de su ritmo, así tendría un riesgo bajísimo, prácticamente nulo. Pero la combinación de la velocidad con los demás factores de los que hemos hablado hace que, en los Rally-Raids, confluyan más riesgos que en cualquier otra espacialidad.

Director Moto1pro & Enduropro

Rodolfo Martínez

Director Moto1pro & Enduropro

Rodolfo Martínez

Siempre me ha gustado analizar todo lo que me rodea. Disfruto identificando sensaciones y buscando matices en todos los deportes. Tenis, surf, esquí, baloncesto, escalada,… Pero es en el mundo del motor, y en la moto de campo en concreto, donde he encontrado el sumun de las sensaciones. Ahora además me dedico a comunicar y transmitir todo lo que soy capaz de identificar y sentir, lo que es un inmenso placer.

Relacionados

Enduro en cuarentena

Opinion Enduropro

Lo que nos toca

Te puede interesar

Ya está disponible el número 89 de nuestra revista ¡Totalmente gratis aquí!

Número #111: ¡Probamos la nueva KTM 1290 Super Duke R!

En este nuevo número de Moto1pro probamos la nueva KTM 1290 Super Duke R 2020, una naked con la máxima deportividad, y la nueva CBR 1000 RR-R, prácticamente una Superbike de calle. Además os contamos cómo poner vuestra moto a punto después del parón invernal y entrevistamos a Joan Fontsere, el director del Circuito de Barcelona-Cataluya. Todo ello acompañado como siempre de nuestras secciones habituales de historia de GG.PP., Lifestyle… y un duelo 2T vs 4T en nuestra sección Off Road.