Kymco Grand Dink 300 2016

Prueba Kymco Grand Dink 300 2016: dominando la gran ciudad

KYMCO acaba de presentar su nuevo Grand Dink en sus 2 variantes, 125 y 300, un scooter desarrollado desde cero para adaptarse a la Normativa Euro 4 y con un objetivo claro, convertirse en el nuevo superventas de la marca taiwanesa.

Autor:
Nacho Aróstegui
Foto:
Kymco
Publicado el 15/07/2016
Kymco Grand Dink 300 2016

ASPECTOS POSITIVOS

Diseño
Comodidad
Agilidad

ASPECTOS NEGATIVOS

Acabados plásticos

Tercera generación

El KYMCO Grand Dink comenzó a comercializarse en el año 2001. Tomó su esencia del Dink, uno de los scooter más exitosos de KYMCO, convirtiéndose en un scooter GT con motores de 125, 150 y 250 cc. En 2008 tuvo otro importante hito con la adaptación a la Normativa Euro3 y un rediseño.

Tras tres generaciones y habiendo alcanzado el tercer puesto en ventas de la marca, el nuevo Grand Dink ha sido diseñado pensando más en el mercado europeo que en el asiático, como lo fueron sus versiones precedentes. La adaptación a la Normativa Euro4 ha sido el principal objetivo del KYMCO y así, el Grand Dink llega al mercado español como el primer vehículo de la marca y de su categoría que cumple con esta normativa. De esta manera KYMCO está consiguiendo fabricar motores más eficientes y limpios, por lo que consumirán y contaminarán menos, sin perder las prestaciones.

Desde 0 para llegar al 10

El nuevo KYMCO Grand Dink 125/300 es un scooter GT orientado para un uso urbano y periférico de las grandes ciudades. Con el mismo nombre que la versión anterior, pero desarrollado completamente desde cero, KYMCO ha conseguido crear un scooter cómodo, con gran capacidad de carga y con un comportamiento de diez, suficiente para desenvolverse con agilidad en carreteras de circunvalación o en nuestros desplazamientos diarios si vivimos a las afueras de una gran ciudad.

El Grand Dink además lleva ABS de serie, otra de las exigencias de la normativa. Incorpora una nueva centralita Bosch 9.1 M de última generación. Esto, sumado a unos discos de 260 mm de diámetro delante con una pinza de tres pistones y de 240 mm en el tren trasero, ofrece una frenada potente y segura en cualquier condición.

Los ingenieros de Kymco han desarrollado dos versiones que, visualmente pueden parecer iguales, pero que en el fondo se trata de dos vehículos completamente diferentes, no solo en el interior, sino en la experiencia de conducción y diferentes usuarios a los que van destinados. Las mayores diferencias radican en el motor, consumo, suspensiones, capacidad de carga y peso.

Kymco Grand Dink 300 2016

Grandes mejoras

El nuevo motor del Grand Dink, tanto en 125 como en 300 cc, dispone de inyección electrónica, con un módulo Synerjet, habitual en casi toda la gama del fabricante taiwanés y que estrenó hace unas semanas también el económico KYMCO Agility City.

El motor de 125 cc entrega 12,9 cv a 8.750 rpm. Gracias a la inyección electrónica se asegura una curva de potencia mucho más lineal, por lo que los usuarios de este scooter (muchos de ellos con carné de coche) tendrán un vehículo suave y sencillo de conducir. El consumo homologado del KYMCO Grand Dink 125 es de 3,2 litros a los 100 kilómetros.

En el caso del motor de 300 cc, versión de la prueba, se ha contado con un sistema de inyección Keihin, similar al de los KYMCO K-XCT o Xciting. El consumo en este caso es de 4 litros a los 100 kilómetros, la potencia es de 24,5 cv y el par de 11,3 Nm a 6.750 vueltas. El comportamiento general de la moto es realmente cómodo, con potencia suficiente para salir de los semáforos el primero, sin llegar a ser brusco en los primeros metros pero empujando bien en todo el rango de revoluciones, algo que han conseguido disminuyendo la potencia pero aumentando el par en el medio régimen. También te permite salir a carretera abierta sin preocuparte de molestar a los coches, ya que consigue una punta que supera cualquier límite de velocidad.

Otra de las grandes diferencias entre el Grand Dink 125 y 300 la encontramos en el peso, 183 kg del 125 frente a 200 kilos del 300. Lo mismo que en las suspensiones, con un tarado más adaptado al uso en ciudad para el modelo de 125 cc y algo más rígido en el caso de 300, al cual pudimos sacar todo el partido en las carreteras reviradas y las calles de Barcelona. Monta una horquilla convencional con barras de 37 mm de diámetro. Detrás, nos encontramos con una tradicional pareja de amortiguadores que se han configurado específicamente para el mercado español.

Precio del KYMCO Grand Dink 2016: 125 - 3.699 euros / 300 - 3.999 euros

El Grand Dink 300 absorbe de manera eficaz los baches, haciendo muy cómoda la conducción en ciudad, pero a la vez, el tarado rígido ayuda mucho en la conducción rápida por carreteras reviradas, dándole ese toque deportivo que lo caracteriza. Además el mullido del asiento, en dos alturas, con formas más perfiladas y ergonómicas, tiene espacio suficiente para que nuestro pasajero viaje cómodamente con unas estriberas escamoteables a las que se han colocado unas gomas para filtrar mejor las vibraciones del scooter. Todo esto para conseguir una conducción más agradable.

Nos encontramos con llantas de 14 pulgadas delante y 13 pulgadas detrás, montanto neumáticos Kenda con una carcasa más perfilada que aumenta el dinamismo y la agilidad. A la hora de tomar las curvas se comporta de maravilla, desde el primer grado de inclinación notas cómo la moto se tira hacia el interior de la curva y manteniendo la trazada y el aplomo sin problemas.

En cuanto a la capacidad de carga, el hueco debajo del asiento de las dos versiones tienen capacidad para dos cascos integrales. Debajo del asiento nos encontramos con una luz de cortesía que se enciende con un fotosensor, en lugar del interruptor que antes llevaba el asiento. Para aumentar la capacidad, dispone de una guantera con toma de corriente tipo USB de 5v.

El depósito del combustible, de 13 litros, está ahora situado en la parte inferior del scooter, favoreciendo el reparto de pesos y bajando el centro de gravedad. Una de las consecuencias, que además se aprecian a simple vista con respecto al anterior Grand Dink, es la desaparición de la plataforma plana para los pies, aunque es algo que no afecta a la postura de conducción, con espacio suficiente para colocar los pies y una postura natural.

La rigidez del KYMCO Grand Dink ha mejorado gracias a un chasis de tubos de acero con una estructura perimetral. Se ha intentado que el grado de inclinación sea lo más cerrado posible (37 grados), algo que permite realizar con más soltura los giros cerrados, uno de los puntos flojos de los scooter GT frente a los urbanos y que te servirá de mucha ayuda a la hora de circular en atasco o espacios muy estrechos.

KYMCO hace siempre mucho hincapié en sus sistemas de iluminación. Con el Grand Dink han conseguido dar un salto cualitativo en cuanto a seguridad y diseño con respecto a otros modelos. Nos encontramos con un doble juego de luces de posición, uno de ellos de tipo luz diurna con el que se puede circular sin la luz de cruce y que consiste en un juego de 10 leds en cada uno de los pilotos. La doble óptica delantera lleva bombillas halógenas H7 y catadióptricos en el tren delantero, que ahora son obligatorios. El piloto trasero es completamente de leds con 26 bombillas con una curiosa forma de X. Los intermitentes también son de Led.

En marcha

Para ver de lo que era capaz el nuevo KYMCO Grand Dink, nos fuimos a Barcelona, concretamente a Mataró, donde nos esperaba una colección de Grand Dink 300 impecables. Teníamos por delante una ruta por las carreteras de montaña de la zona, así que nos pusimos en marcha.

Antes de nada he de decir que he sido propietario de un Super Dink 300, por lo que me servirá de referencia para ver en qué ha mejorado, ya que el Grand Dink pretende posicionarse en la misma categoría. Nada más subirte a sus mandos, lo primero que llama la atención es lo cómodo que es. Un asiento blando y algo ancho que te recoge gracias a un respaldo bien colocado. Una postura muy natural, aunque los manillares de los scooter siempre me quedan algo bajos. Arranco y las vibraciones son mínimas. El tacto del acelerador en el primer acelerón es realmente suave, sin brusquedades. Como comentaba antes, KYMCO ha sacrificado algo de potencia para ofrecer una mayor suavidad y para a bajas vueltas y a la vez un consumo más comedido (4 litros/100).

El primer tramo que recorrimo lo hicimos por ciudad, ya notando el perfil afilado de los neumáticos incluso a baja velocidad. Realmente ágil en los giros cerrados y con potencia para salir de los semáforos el primero, así es una gozada circular por ciudad. Una vez salimos a carretera y empiezan las curvas, da la sensación de ir flotando, apenas vibra si vas a punta de gas. Ya metidos en las curvas, la confianza que da al tumbar es muy alta, a pesar de ser un scooter. A pesar de mi altura (1,84), la protección aerodinámica es buena, aunque si hubiese una cúpula más alta, no dudaría en ponerla.

En definitiva, en el Grand Dink se puede apreciar todo el esfuerzo y trabajo que ha dedicado KYMCO para conseguir un scooter práctico, accesible, con una relación calidad precio realmente buena, desarrollado bajo las exigencias de todos los usuarios que ya han pasado por las manos de sus scooters y pensado para satisfacer a todo tipo de público. El nuevo KYMCO Grand Dink 125 y 300 llegan pisando fuerte, dispuesto a convertirse en el nuevo superventas de la marca taiwanesa. Lo veremos en muy poco tiempo.

El KYMCO Grand Dink llega el próximo mes de agosto en sus dos versiones, 125 y 300 y estarán disponibles en tres colores, blanco, negro y titanio. Contarán además con la promoción de seguro a todo riesgo de regalo el primer año y una financiación especial.

Detalles de la moto

Kymco Grand Dink 300 2016

Con unas líneas más afiladas y un aspecto más deportivo, el Grand Dink renueva su aspecto para acercarse a todo tipo de público. Un scooter GT con aspecto deportivo pero para uso urbano, la combinación perfecta.

Kymco Grand Dink 300 2016

Los faros incluyen 2 bombillas halógenas H7 y una serie de leds distribuidos en las luces de posición, luces diurnas, intermitentes y faro trasero. De esta manera ofrece una mayor visibilidad y como consecuencia, mayor seguridad, bajo el lema "Ver y ser visto".

Kymco Grand Dink 300 2016

Bajo el asiento hay espacio suficiente para meter dos cascos intregrales en las dos versiones del KYMCO Grand Dink.

Con un disco de 260 mm, mordido por una pinza de 3 pistones y con ABS de serie, el Grad Dink ofrece una frenada potente y segura. 

Kymco Grand Dink 300 2016

El asiento, mullido y amplio, te proporciona una comodidad ideal para no fatigarte en los trayectos más largos. El respaldo ayuda a colocarte en una posición natural sin cansarte y el pasajero irá muy cómodo al ser de doble altura y una forma ergonómica.

Kymco Grand Dink 300 2016

Un cuadro muy completo con toda la información necesaria para el día a día. Velocímetro y tacómetro analógicos con una pantalla digital retroiluminada que se ve a la perfección tanto de día como de noche, con información como temperatura del motor y exterior, consumo, hora, odómetro...

Relacionados

Te puede interesar

Texto:

Nacho Aróstegui

Fotos:

Kymco

Publicado el 15/07/2016

Ya está disponible el número 89 de nuestra revista ¡Totalmente gratis aquí!

Número #107: ¡Comparativa Scrambler!

En este nuevo número de Moto1pro enfrentamos la Husqvarna Svartpilen 701 contra la Ducati Scrambler Full Throttle y la Triumph Street Scrambler. Probamos a también a fondo la Kawasaki ZX-6R, toda una SuperSport de calle, y la Zontes V-310. Además, viajamos a Italia para tomar parte en el Rally Transitalia Marathon de la mano de T.ur, probamos cinco cascos réplica de pilotos de MotoGP y damos una vuelta por las cinco motos de película más impactantes. Además de nuestras secciones habituales…