Moto1pro
Ensueño: Yamaha XT500 de 1976, pionera del Dakar

Ensueño: Yamaha XT500 de 1976, pionera del Dakar

Los especialistas australianos de Purpose Built Moto, con esta Yamaha XT 500, han alcanzado un equilibrio casi perfecto ente nostalgia y modernidad.

Facebook
Twitter
Whatsapp
Redaccion Moto1pro
lldefonso García
Foto
bikeexif.com
Fecha16/05/2024

Hablamos de:

Ensueño: Yamaha XT500 de 1976, pionera del Dakar
Facebook
Twitter
Whatsapp
Redaccion Moto1pro
lldefonso García
Foto
bikeexif.com

fecha16/05/2024


Nos acusamos de usar y abusar del vocablo icónica, que utilizamos a menudo para hablar de tal o cual modelo, pero en este caso no exageramos ni un ápice. Pues la Yamaha XT500 forma parte del Olimpo motociclístico, la moto que ganó las dos primeras ediciones del París-Dakar en 1979 y 1980. El francés Cyril Neveau, a los mandos de la monocilíndrica japonesa, se llevó las dos primeras ediciones del rally más duro del mundo, concebido por el  visionario Thierry Sabine (1949-1986).

Tras sus victorias en el Dakar, la XT 500 se convirtió en la elección de muchos que deseaban una moto para la aventura, fiable, sencilla y con un precio interesante. El modelo se mantuvo en producción desde 1976 hasta 1989. En la actualidad es una codiciada trail retro, con toda una leyenda asociada a su nombre.

Ensueño: Yamaha XT500 de 1976, pionera del Dakar

Yamaha XT500

Los compañeros de bikeexif.com han sacado a la luz la belleza que ves aquí. La unidad tiene una historia curiosa porque Clint, que es como se llama su dueño, la llevó a una empresa especializada en preparaciones para que la transformase. El proyecto no funcionó y Clint decidió probar suerte con su moto en otro lado, en este caso en Purpose Built Moto, unos especialistas de la Gold Coast (Australia). Estos fueron los que, a pesar de haber sido un poco segundo plato, comenzaron a trabajar en la Yamaha XT500 de 1976.

La parte delantera procede de una Kawasaki KX450F, mientras que unos amortiguadores YSS se ocupan de mantener en orden el tren posterior. En lo que respecta a la carrocería, un buen número de piezas proviene del catálogo de Purpose Built Moto: el protector del faro, faro, guardabarros delantero, intermitentes, espejos y luces diurnas.

El depósito de combustible es el original pero modificado para que la nueva horquilla pudiese girar con libertad. Las tapas laterales son nuevas y esconden el sistema eléctrico y la batería. Poner en marcha el monocilíndrico no es lo más fácil del mundo, por ello se instaló un motor de arranque Nuts and Bolts Development, pese a que se mantiene la palanca de arranque para los momentos en los que Clint se siente capaz de dar una patada poderosa.

En lo que se refiere al propulsor, lleva un kit de mayor diámetro, con válvulas más grandes y una culata pulida. Además de trabajar en el árbol de levas, el embrague y la caja de cambios.

Las Yamaha YZ400 de motocross de los años 70 sirvieron de inspiración para la decoración, con el clásico diseño speed block amarillo, negro y blanco de la marca de los diapasones, un recurso estético que nunca falla.

Hemos vivido muchas aventuras con estas motos. Cuando terminamos el proyecto sentimos un poco de nostalgia, y se ha convertido en una de nuestras XT500 favoritas. Creo que hemos logrado un buen equilibrio entre piezas modernas y algunos detalles clásicos”, explicó Tom Gilroy, responsable de Purpose Built Moto.

Ensueño: Yamaha XT500 de 1976, pionera del Dakar
Ensueño: Yamaha XT500 de 1976, pionera del Dakar
Ensueño: Yamaha XT500 de 1976, pionera del Dakar
Ensueño: Yamaha XT500 de 1976, pionera del Dakar
Ensueño: Yamaha XT500 de 1976, pionera del Dakar
Ensueño: Yamaha XT500 de 1976, pionera del Dakar