Prueba Yamaha YZF 450: Dulce Veneno

Prueba Yamaha YZF 450: Dulce Veneno

La nueva YZF 450 llega con pocos cambios tras una profunda renovación el año pasado, que la hizo ser más accesible a todos los pilotos, y con una conducción más dulce, pero sin perder su carácter brutal por el que es conocida.

Autor:
Chema Calleja
Foto:
Álex Varo
Publicado el 03/11/2020
Prueba Yamaha YZF 450: Dulce Veneno

Lo mejor de la moto

Tren delantero preciso
Potencia progresiva
App Smartphone muy útil

Lo peor de la moto

Precio
Peso
Puños duros

Año de transición

La Yamaha YZF 450 es uno de los modelos que más comparativas alrededor del mundo gana junto con la KTM en los últimos años, y una de las favoritas de los aficionados, pros y veteranos de todo el mundo. Es una moto que se adapta a muchos pilotos, y de la que podemos destacar sus eficaces suspensiones, su potente y divertido motor y el aplomo de su chasis de doble viga. Además es la única moto del mercado con el cilindro inverso, y monta la exclusiva Yamaha Tuner App que permite modificar mapas y guardar datos valiosos de nuestra moto para un mejor rendimiento y funcionamiento.

Este año en la YZF 450 no tocan cambios de gran importancia, tan solo modificaciones estéticas en el color de los portanúmeros y los protectores de horquilla (antes blancos). La moto pese a no parecer un modelo nuevo, en el pasado año prácticamente se modificó por completo y se cambiaron muchas de las piezas más importantes de la moto.

Todo ello encaminado a hacerla más fácil de conducir, mejorar la tracción, la precisión y la comodidad del chasis. En el motor, los cambios se centraron en mejorar la entrega de potencia pero sin perder la reactividad  y respuesta tan característica de la yamaha 450.

Prueba Yamaha YZF 450: Dulce Veneno

Os volvemos a dejar los cambios que se produjeron el pasado año:

Chasis con rigidez revisada. Las vigas laterales disminuyen el grosor de su pared y las vigas de la cuna del motor la aumentan. Los soportes del motor fueron nuevos, el delantero, antes de aluminio, ahora es de acero y viceversa con el trasero.

Tija superior menos rígida y 7% más ligera, que monta el manillar en una posición 1,6 cm más adelantada y 5mm más baja. Los soportes del manillar son de nuevo diseño.

Eje de la rueda delantera más grueso, reduce la rigidez.

El espumado del asiento es un 10% más duro.

Setting de horquilla Kayaba SSS exclusiva para YZF, con nuevo pistón interior y casquillo de fricción.

La culata, con los árboles de levas más juntos y más abajo. Centra el peso y lo reduce, al llevar una cadena de distribución 4 eslabones más corta.

El colector de escape 3,2 mm más grueso en el punto de conexión con el silenciosos para un mejor flujo de aire.

El pistón, de mayor compresión, dispone de segmentos de baja fricción y va montado en una biela ligeramente más larga. El sistema de respiración del cigüeñal se ha modificado y, en la caja de cambios, se ha revisado la forma de las horquillas para un mejor funcionamiento.

Se incorporó un selector de mapas en el manillar, que permite elegir entre dos respuestas de motor. Éste se configura mediante la exclusiva App Yamaha Power Tuner, que con ella podemos diseñar nuestros propios mapas y ver diversos parámetros de la moto en nuestro smartphone.

Pinzas de freno Nissin, la delantera con pastillas de mayor tamaño (29,2%) y más rígida en un 30%. La trasera junto con el soporte reduce el peso en un 8%. Los discos de ambos ejes tienen un nuevo diseño más eficiente(16% más superficie de contacto), y el trasero ha aumentado 5 mm su diámetro llegando hasta 250 mm.

Las estriberas disponen de un nuevo perfil que desliza mejor en las roderas.

Prueba Yamaha YZF 450: Dulce Veneno

Empuje infinito

Esta moto la hemos probado en varias situaciones: seco, mojado, supercross y motocross; y hemos de decir que en todas nos ha sorprendido su comportamiento. La mayor cualidad de esta moto es que te sientes a gusto nada más subirte a ella, la posición de conducción y las reacciones son muy naturales con lo que se tarda muy poco en adaptarse sea el tipo de circuito que sea.

Una vez nos ponemos en marcha notamos la ausencia de vibraciones y la suavidad del motor. La respuesta es viva y enérgica pero podemos controlar muy bien el gas pese a que la moto sigue ofreciendo el gran empuje de siempre. Y es que la YZF 450 empuja de verdad, en cualquier marcha hay potencia disponible. Podemos hacer casi todo el circuito en tercera y hasta en las curvas más lentas salimos con potencia, luego podemos estirar la misma marcha hasta la luna y hacer la mayoría de saltos y rectas sin cambiar ni perder empuje.  La YZF 450 pese a ser una bestia, es una moto amistosa, con una entrega de potencia progresiva y fácil, que transmite todo su empuje en un avance continuado.

Además la YZF sigue siendo la moto más interactiva del mercado del motocross, gracias a la Yamaha Power Tuner APP, que nos permite modificar los mapas de motor en el momento y en nuestro smartphone, además de controlar diversos parámetros de nuestra moto. Con esta app podemos programar dos mapas diferentes de potencia en nuestra moto y seleccionarlos mediante un pulsador en el manillar, lo que nos da infinitas opciones de afinar la respuesta del motor según el terreno o nuestro gusto de pilotaje.

Prueba Yamaha YZF 450: Dulce Veneno

El chasis es otra de las partes que se han rediseñado profundamente para modificar la rigidez. Junto con la tija superior y el eje delantero, que también han disminuido su rigidez, ahora la YZF 450 tiene un tren delantero más cómodo y preciso. Con reacciones más nobles y predecibles es más fácil encarar las roderas y mantener la rueda delantera dentro de ellas. Las zonas de baches también son más fáciles, y mantenemos la moto en la trazada mejor. En las frenadas la dirección se mantiene recta haciendo más sencilla la tediosa tarea de encarar roderas y saltos.

En una nube

La suspensión va pegada al suelo, en mayor conjunción con el chasis, trabajando menos que en años anteriores pero ofreciendo mayor absorción de los baches. En definitiva todo esto se traduce en una mayor confianza y aplomo de la moto en todas las situaciones. El tren delantero apoya con firmeza y ofrece buen agarre, lo que nos hace poder girar con mayor confianza. La parte trasera tracciona con decisión y mantiene trayectorias muy rectas. Al salir de las curvas, hemos de mantenerla tumbada un poco más de lo habitual pero con un poco de costumbre conseguimos salir catapultados de las curvas y con mucho avance.

El conjunto de frenos trabaja perfecto en todas las situaciones. El material Nissin siempre nos ha gustado por su tacto directo y en esta moto ofrece más de lo mismo pero con una primera parte aún más progresiva que nos permite controlar el freno delantero a la perfección. El trasero ahora no es tan fácil bloquearlo y nos permite encontrar el punto perfecto y deslizar el tren trasero en las frenadas con mayor facilidad. Un 10 para la frenada de esta moto a nuestro gusto.

Prueba Yamaha YZF 450: Dulce Veneno

Conclusión

La YZF 450 2021 es una de las motos más afinadas en estado de serie que podemos comprar en el mercado. Todo en ella funciona bien, y es una moto que nos hará sentirnos como en casa nada más subirnos en su asiento. Tres años de desarrollo y mejoras en este modelo se notan y en su segunda generación es mucho más suave y precisa que nunca pero sin perder las capacidades que siempre han caracterizado a esta moto.

Si a esto le unimos la calidad de fabricación y los componentes de primera calidad que siempre montan las Yamahas, será una gran elección para pilotos de todas las clases.

Prueba Yamaha YZF 450: Dulce Veneno

Detalles de la moto

Prueba Yamaha YZF 450: Dulce Veneno

El motor montó una nueva culata más compacta, junto al pistón y la biela. Ahora ofrece una respuesta más progresiva y fácil de modular.

Prueba Yamaha YZF 450: Dulce Veneno

El tren delantero es muy preciso ofreciendo seguridad y aplomo además de montar una de las mejores horquillas del mercado, la Kayaba SSS de 48mm.

Prueba Yamaha YZF 450: Dulce Veneno

La posición de conducción de la Yamaha puede que sea lo más peculiar de la moto debido a la caja del filtro frontal, pero se adapta a pilotos de todas las tallas.

Prueba Yamaha YZF 450: Dulce Veneno

El chasis trabaja en conjunción con las suspensiones gracias a los ajustes de los últimos años haciendo que la moto tenga reacciones muy nobles.

Prueba Yamaha YZF 450: Dulce Veneno

Los frenos son de lo mejor de la moto, nos ha gustado mucho su tacto y su potencia.

Motor

Tipo

Monocilíndrico, 4 tiempos


Refrigeración

Líquida


Potencia Máxima

N.D.


Par Máximo

N.D.


Cambio

5 velocidades


Transmisión

Cadena


Chasis

Tipo

Doble viga de aluminio


Suspensiones

Kayaba SSS 48 mm, recorrido: 310 mm delante y Kayaba con bieletas, recorrido: 317 mm detrás


Frenos

Delantero

Nissin con disco Braking de 270 mm


Trasero

Nissin con disco Braking de 245 mm


Medidas y pesos

Longitud

2,185 mm


Distancia entre ejes

1.485 mm


Altura del asiento

980mm


Peso (lleno)

112 kg


Capacidad del depósito

6,1 litros


Neumáticos

80/100-21 51M delante y 110/90-19 62M detrás


Relacionados

Te puede interesar

Texto:

Chema Calleja

Fotos:

Álex Varo

Publicado el 03/11/2020

Ya está disponible el número 89 de nuestra revista ¡Totalmente gratis aquí!

Número #133: Enduro vs Motocross. ¡Decídete!

En el número 133 enfrentamos el Enduro al Motocross y te mostramos sus diferencias. Para ello, nos subimos a las novedades de Gas Gas y probamos la Yamaha YZF 450 de 2021. Además, tras poner en un apuro a algunos pilotos en Tu opinión cuenta ¡VIP!, damos comienzo a la serie “Motos Off Road con historia” y te ponemos a prueba con un divertido test que te dirá qué tipo de piloto eres, protegiéndonos con el protector de manos Raven. Hard Zone, Al Extremo con Mario Román... ¿Te has decidido ya?