Yamaha Ténéré 700 World Raid 2022: Más off-road, más lejos

Yamaha Ténéré 700 World Raid 2022: Más off-road, más lejos

Probamos la nueva Yamaha Ténéré 700 World Raid en el desierto entre Murcia y Almería para conocer esta versión de una de las motos más vendidas del mercado off-road.

Autor:
Antonio Gimeno
Foto:
Yamaha
Publicado el 30/05/2022
Yamaha Ténéré 700 World Raid 2022: Más off-road, más lejos

Lo mejor de la moto

Calidad de fabricación
Equilibrio general
Suspensiones efectivas

Lo peor de la moto

Mayor anchura
Sin mapas de motor
Neumáticos asfálticos

Sin duda estamos ante una de las mejores épocas jamás conocidas para el segmento trail. Todas las marcas quieren tener una o varias en su catálogo y las ventas están totalmente disparadas. El turismo de aventura está en auge y con este tipo de motos se puede llegar a cualquier destino por remoto que sea. Sin duda, Yamaha es pionera en esto y su saga Ténéré es una de las más longevas dentro del mundo de la moto, la cual cumplirá 40 años en 2023.

La T7 o Ténéré 700 ha sido quizá una de las artífices de este auge. Desde su lanzamiento en 2019 ha sido un éxito total de ventas con las unidades agotándose cada año e incluso con lista de espera para poder hacernos con una de ellas. Pol Tarrés nos ha mostrado hasta dónde es capaz de llegar la Ténéré dejando al mundo boquiabierto con sus maniobras como si de una moto de Enduro se tratase, y este quizá ha sido otro detonante de su éxito actual.

De hecho, Yamaha ha dejado el Dakar pero ha comenzado el programa World Raid en el compite con Yamaha Ténéré en la África Eco Race en manos del mismo Pol Tarrés y del veterano piloto italiano de raids Alessandro Botturi. Este programa tiene como objetivo conseguir experiencia con estas motos en competición para, en un futuro, poder ofrecer experiencias a clientes en lo que han llamado el Next Horizon Rally Program, con las máximas garantías y conocimiento.

Yamaha Ténéré 700 World Raid 2022: Más offroad, más lejos

Un escalón más

La Ténéré World Raid nace junto al programa de competición como un escalón más de equipamiento y confort en la gama Ténéré. La standard, por todos conocida, queda como el modelo básico y de introducción a la gama. La Rally era el modelo con más equipamiento y ahora la World Raid completa las exigencias de algunos usuarios que demandaban mejores suspensiones y una mayor autonomía. Por ello los ingenieros de Yamaha se han centrado en mejorar tres aspectos básicos:

Primero, más autonomía. Para ello han montado un doble depósito al estilo de las motos puras de raid, con una capacidad de 23 litros y que ofrece varias ventajas frente a un depósito simple de mayor capacidad. La primera es una manejabilidad prácticamente igual a la de la Ténéré gracias a la recolocación de la bomba de gasolina en el lateral, lo que mantiene un centro de gravedad bajo.

La segunda es un mayor libertad de movimiento porque se reduce la diferencia de altura respecto al asiento, y finalmente ofrece mejor comportamiento en las curvas ya que la gasolina se mueve menos que en un depósito completo y no afecta a la manejabilidad de la moto.

Además, el depósito tiene un sistema de autonivelado automático mediante una válvula de solenoide. Al pararnos debemos rellenar los dos tanques por separado pero una vez iniciamos la marcha, los niveles se igualan a los pocos minutos para así siempre tener la masa repartida por igual.

Tercero, mejor capacidad off road. Se ha montado una nueva suspensión Kayaba en ambos ejes. La horquilla ahora tiene 20 mm más de recorrido, llegando hasta los 230 mm, y por fin es ajustable en compresión, rebote y precarga de muelle. Además, ahora las barras disponen de un exclusivo recubrimiento Kashima que reduce la fricción y se han aligerado algunos componentes internos para mantener la ligereza pese al aumento de recorrido.

El amortiguador también es nuevo para ajustarse a la nueva horquilla. Aumenta su recorrido 20 mm, hasta los 220 mm, y es completamente ajustable en compresión y rebote. Se han optimizado los settings y monta una nueva bieleta para ser confortable pero capaz de soportar duros golpes en off road. El tope de goma también se ha mejorado para un tacto más suave al llegar a él.

Además, monta un amortiguador de dirección Öhlins de serie ajustable en 18 posiciones que siempre ayuda a mantener la moto controlada a alta velocidad, sobre todo si vamos cargados a tope de combustible.

El ABS también se ha rediseñado, ofreciendo 3 modos. Full ABS para circular en carretera y obligatorio; ABS delantero ON y trasero OFF que mejora la confianza en pistas o carreteras de gravilla; y Full ABS OFF para los pilotos más exigentes en campo y las peores condiciones. Un botón en la izquierda del panel de instrumentos nos permite restaurar el Full ABS en cualquier momento aunque estemos en movimiento.

También se han rediseñado las estriberas, ahora más anchas y con inserciones de goma. Monta cubrecárter de aluminio completo, protector de radiador y protector de la bomba de agua de serie.

Mayor tecnología

La World Raid es una moto con mayor conectividad y posibilidades que sus hermanas pequeñas gracias a su nueva pantalla de 5 pulgadas TFT. Colocada de forma vertical al estilo de un roadbook de rally, tiene 3 temas que permiten usarla como un marcador normal para la ciudad o como un roadbook con dos trips separados para rally.

El cockpit es nuevo, con una barra de serie para montar gps o el teléfono, una toma USB y nuevos botones en los mandos. Además, la cúpula es 15 mm más alta que en sus hermanas y se desmonta sin herramientas para una fácil limpieza.

El resto de componentes ya son compartidos con sus hermanas de gama. Monta el chasis de acero con basculante de aluminio de la Ténéré y el probado motor CP2 de 689 cc y 75 CV. Los neumáticos son Pirelli Scorpion Rally STR, aunque está homologada para montar los Michelin Anakee Wild de tacos. Los frenos son Nissin en ambos ejes con doble disco de 282 mm delante y 245 mm detrás.

La World Raid está disponible en dos colores (azul y negro) por 12.799€ y ofrece tres packs opcionales de equipamiento: Enduro, Adventure y Explorer.

Puro Raid

Para probarla, Yamaha nos preparó una etapa pura de Raid de unos 330 km y con más de la mitad del recorrido por pistas y off road. Ya nos advirtieron de que no iba ser fácil y unido a la ola de calor de estos días, fue un test para pilotos experimentados que puso al límite tanto las máquinas como los cuerpos de los probadores.

Gracias a Dios habíamos mandado a uno de nuestros mejores probadores para ello, el dakariano Antonio Gimeno. Antonio es uno de los pilotos con mayor conocimiento de los raids de España. Además de haber terminado 5 Dakares en moto, también ha participado como copiloto en buggy. Además, fue uno de los primeros colaboradores de Enduropro y al recibir la invitación para esta prueba se me encendió la bombilla y pensé en contar de nuevo con él.

Sin duda fue una gran elección, que nos dio muchos buenos detalles sobre la nueva moto, además que él posee una Tenere standard y pudo notar los cambios de primera mano.

Las primeras sensaciones que se notan al subirse a la moto sin duda son el nuevo asiento y el depósito. La altura del asiento es correcta, con 890 mm, algo que permite a casi todos los pilotos llegar con facilidad. El asiento es más plano que en los otros modelos de Ténéré y permite moverse con mayor facilidad. El depósito es cierto que está muy bien integrado y casi no se nota, pero pilotos de mucha envergadura como Antonio que llega al 1,90 lo notan más ancho yendo sentado.

Las estriberas es otro de los elementos nuevos que se notan nada más subirse y es algo que se agradece: con mucha base y un gran agarre que da confianza y un carácter más campero a la moto.

El conjunto ahora pesa casi 20 kg más lleno pero no se nota en exceso, la moto yendo de pie se maneja muy bien gracias a la posición de conducción muy campera y la estrechez del conjunto a la altura de las rodillas. Da sensaciones de moto casi de Enduro rodando de esta manera.

Esto también se debe a las suspensiones mejoradas. Su tacto es muy polivalente sin llegar a destacar ni en tierra ni en asfalto, pero con un setting cómodo y blandito que permite pasar de un elemento al otro con mucha facilidad y comodidad. Sin duda, es un elemento muy equilibrado que nos permitirá pasar muchas horas encima de la moto y además, gracias a sus 20 mm extra de recorrido en ambos ejes, tenemos un plus de confort y seguridad en las zonas más camperas. El funcionamiento también ha mejorado respecto a sus hermanas, siendo más fino, absorbente y efectivo gracias a los cambios en los elementos internos y el recubrimiento Kashima de las barras.

Por último, también tenemos los nuevos mandos - ahora más ergonómicos e intuitivos - y el nuevo cockpit, que nos permite colocar las cámaras con facilidad. La pantalla se ve muy bien aunque incida el sol directo, algo que pudimos probar en las llanuras del desierto almeriense. Además el modo raid es muy útil, si queremos navegar con roadbook nos permitirá llevar los parciales de una forma muy cómoda y eficaz.

En general, la nueva Ténéré World Raid se siente como un escalón más allá que sus hermanas de gama. Con un comportamiento muy similar dinámicamente, ya que el motor, chasis y frenos son iguales, la suspensión extra y el nuevo conjunto de depósito dan sensaciones de “más moto”.

Ahora con ella podremos hacer más de 400 km sin repostar, los más aventureros verán un gran aliciente en ello. Es cierto que con el depósito standard se hacen bastantes kms y servirá a la mayoría de usuarios, pero con esta versión muchos usuarios de bicilíndricas de 1000 o más, pueden ver una opción muy interesante y, sobre todo, a un precio muy contenido si lo comparamos con la competencia.

Como puntos a mejorar, para nuestro gusto montaríamos los neumáticos Anakee, más camperos. También revisaríamos los frenos, ya que ahora si vamos llenos e intentamos apurar la frenada nos costará algo más detener la moto, debido al peso extra. No estaría mal disponer de mapas de potencia y algo de control de tracción ajustable, para jugar un poco más con el motor. Pero es cierto que por el contenido precio por el que está disponible poco más le podemos pedir a esta moto que, en realidad, tiene lo suficiente para que disfrutemos de todo tipo de terrenos con todas las garantías.

Detalles de la moto

El depósito doble es la mayor seña de identidad de la moto.Tiene una capacidad de 23l y se ajusta automáticamente el nivel entre los dos compartimentos.

El asiento es exclusivo de este modelo, más plano que el del modelo standard se extiende por encima del depósito.

Las estriberas son más anchas y con mayor dentado para este año, ofrecen la opción de montar la goma interior para mayor confort.

La pantalla es TFT de 5” y ofrece tres modos de visión, uno de ellos adaptado a los raids con dos tripmaster incorporados.

El cockpit y la cúpula son nuevos, con una barra para montar accesorios y toma de 12V, así como mayor protección aerodinámica y unos deflectores laterales nuevos que además son desmontables.

Motor

Tipo

2 cilindros, 4 tiempos, 689 cc


Refrigeración

Líquida


Potencia Máxima

54 kW


Par Máximo

68 Nm


Cambio

6 velocidades, embrague multidisco en aceite


Transmisión

Cadena


Chasis

Tipo

Doble cuna en acero cromo molibdeno


Suspensiones

Kayaba 230mm recorrido (delante), Kayaba 220mm de recorrido (detrás)


Frenos

Delantero

Doble disco 282mm diámetro, pinza Nissin


Trasero

Disco 245mm diámetro, pinza Nissin


Medidas y pesos

Longitud

2370 mm


Distancia entre ejes

1595 mm


Altura del asiento

890 mm


Peso (lleno)

220 kg


Capacidad del depósito

23 L


Neumáticos

Pirelli Scorpion Trail STR


Relacionados

Te puede interesar

Texto:

Antonio Gimeno

Fotos:

Yamaha

Publicado el 30/05/2022