Yamaha Tracer 700 2020

Prueba Yamaha Tracer 700: Saber hacer

La Yamaha Tracer 700 es una superventas y es sinónimo de garantía y calidad. En 2020 se presenta rediseñada por completo y recibe mejoras en todo el conjunto, creando un modelo actualizado con un diseño de vanguardia y a un precio sumamente atractivo.

Autor:
Rodolfo Martínez
Foto:
Alex Varo
Publicado el 24/08/2020
Yamaha Tracer 700 2020

ASPECTOS POSITIVOS

Diseño
Facilidad de uso
Calidad/precio

ASPECTOS NEGATIVOS

Instrumentación
Sin ayudas electrónicas
ABS trasero intrusivo

Ver ficha técnica completa

En el segmento Sport Touring se encuentran las motos que podemos usar tanto en nuestro día a día como en rutas y excursiones, y que también son capaces de darnos grandes dosis de diversión los fines de semana, y es precisamente, lo que la Yamaha Tracer 700 lleva haciendo desde sus orígenes, marcado el camino del segmento en la media cilindrada desde su última evolución en 2016.

Y es que disponer de una moto con una posición de conducción cómoda, que es capaz de llevarte al trabajo y usarla a diario, pero al mismo tiempo podemos usarla en rutas y excursiones, y que además podemos llevarla con el carnet A2, la convierte en una moto muy interesante. Pero es que todo ello se concentra en un precio muy contenido de 8.599€, lo que hace que la mayoría de nuestras necesidades queden más que cubiertas.

En 2020 renueva su imagen por completo y recibe ligeros cambios que mejoran el conjunto, actualizando el modelo estéticamente por completo y puliendo detalles importantes en la parte dinámica.

La evolución

Lo primero que salta a la vista en la nueva Tracer 700 es su nuevo diseño. Con un carenado completamente rediseñado la nueva línea es más futurista y combina una línea agresiva con formas redondeadas, creando un conjunto que mezcla tecnología, clase y agresividad.

La limpieza del diseño de la parte delantera combina con unas ópticas finas y agresivas (que a mí particularmente me recuerdan a la máscara de Iron Man con los dos ojos iluminados) y transmiten sensaciones de efectividad y vanguardia, creando una imagen poderosa cargada de personalidad. Cómo no, toda la iluminación es Full LED, desde las ópticas a los intermitentes.

El frontal incorpora también una nueva pantalla de regulación manual, que podemos subir o bajar fácilmente en marcha, variando su altura en 6 cm desde la posición más alta a la más baja.

Subchasis, colín y toda la parte trasera también estrena un diseño más limpio, incluido el asiento de doble altura muy bien integrado en las líneas de la moto. La Tracer 700 2020 gana muchos enteros con respecto al modelo anterior bajo nuestro punto de vista, siendo todo un acierto su nueva estética cargada de personalidad y claramente identificable con la marca de los diapasones.

Algo curioso pero que también nos parece un acierto, son los paramanos con intermitentes integrados, ya que estéticamente quedan bien -aun siendo un accesorio tipo de moto de campo- y además cumple la función de quitar aire frío en invierno, por lo que son todo ventajas.

Respecto al motor es un conocido de la marca, el CP2 bicilíndrico de 692 cc que montan también la MT-07 o la Tenere 700, que en la nueva Tracer 2020 recibe mejoras en inyección, encendido y admisión de aire. También se ha renovado por completo el sistema de escape, con lo que se consigue que cumpla la normativa Euro 5, entregando finalmente 74cv a 8750 rpm y 68 Nm de par motor a 6500 rpm.

En la parte ciclo monta nueva horquilla, ahora de 41 mm y 130 mm de recorrido ajustable en precarga y rebote, al igual que el amortiguador trasero de 142 mm de recorrido. Las nuevas suspensiones hacen que mejore con creces la estabilidad del conjunto, con la ayuda también de un basculante 1 cm más largo.

Los frenos corren a cargo de un doble disco delantero de 282 mm con pinzas Advics-Nissin, montados sobre llantas de aleación de aluminio de 17’ tanto delantera como trasera.

La instrumentación corre a cargo de un panel LCD, en el que se muestra información de velocidad, revoluciones, consumo… pero en este apartado echamos en falta información más completa.

Yamaha Tracer 700 2020

Su peso lleno es de 196 kg, lo que teniendo en cuenta que tiene un depósito de combustible de 17 litros, la convierten en una de las motos sport touring con mejor relación peso/potencia de su categoría.

A los mandos

Cuando nos subimos a la Tracer 700 2020 se siente bastante baja -840mm de altura de asiento- y cómoda. El manillar es más ancho y la ergonomía ha sido mejorada, los pies caen sobre las estriberas en un posición relajada, lo que además de comodidad nos transmite mucho control sobre la moto.

Cuando empezamos a rodar la pantalla es fácilmente regulable con una sola mano, pero no conseguimos que se quede a una altura perfecta en la que estemos completamente cubiertos.  Si la subimos a tope de alto se crea una pequeña turbulencia que, para nuestra altura de 1,80 m, es algo más incómoda que el propio viento. Esto pasa a altas velocidades, por lo que, si queremos hacer tiradas largas por autovía, deberíamos optar por la pantalla elevada que está disponible como accesorio.

El motor tiene unos medios excepcionales y es donde mejor nos encontramos rodando con ella. Se siente enérgico, con capacidad de respuesta y recuperación y hace gala de bastante capacidad de estirada, pero sin duda, donde mejor provecho le sacaremos es en la zona de medio- principio de altos. Si queremos exprimir el motor podemos hacerlo fácilmente y llevarla en la zona alta, donde aguanta el sobrerrégimen perfectamente, siendo también un motor muy divertido de “estrujar”, respondiendo con calidad y prestaciones y siendo más divertido de lo que al principio podría parecer.

A este motor utilizable se le une una parte ciclo impecable, y es que igualmente vuelve sorprendernos siento capaz de rodar muy rápido sin inmutarse. Y es que cuando comenzamos a rodar tranquilos y cómodos, cumple a la perfección, pero según comenzamos a apretarla, la Tracer 700 2020 aguanta perfectamente, dándonos dosis muy altas de diversión. La entrada en curva es sumamente fácil, a lo que se le une una muy buena estabilidad, combinando la ligereza de una moto de menor cilindrada con el aplomo de una moto touring de más volumen.

El reparto de pesos se siente en su punto justo recibiendo mucha información de nuestro pilotaje y del comportamiento de la moto en todo momento, lo que nos permite rodar cómodos y rápidos en cualquier situación.

Los frenos también cumplen con nota, pudiendo parar el conjunto con facilidad sintiendo muy buen tacto en la maneta; si bien el freno trasero lo sentimos algo esponjoso y, cuando lo exprimimos, el ABS de esta rueda tiende a actuar más de la cuenta.

Las únicas pegas que podemos ponerla, antes de mirar el precio, es el panel LCD, en el que echamos en falta más información y se queda algo anticuado con respecto a las TFT, circulando de noche la iluminación del panel es algo excesiva y llega deslumbrarnos un poco; y la ausencia de ayudas electrónicas -cuenta únicamente con ABS-, pero en este punto debemos decir a su favor que el conjunto parte ciclo-motor es capaz de transmitirnos mucha información durante el pilotaje, haciendo una moto dócil muy fácilmente utilizable

Conclusiones

La Yamaha Tracer 700 2020 se presenta como una moto polivalente y de atractivo diseño, con una calidad de prestaciones y fabricación sobresaliente. Podemos usarla en nuestro día a día, pasar largo tiempo sobre ella o ir a divertirnos a una carretera de curvas y todo lo cumple con nota.

Echamos en falta cosas como control de tracción o una pantalla TFT, pero tener una moto de esta calidad y prestaciones con un precio de 8.599€, hacen que se presente como una opción más que interesante, teniendo una relación calidad/precio de las mejores del mercado, y es algo en lo que en Yamaha se han vuelto especialistas. Pocas motos dan tanto por tan poco.

Además, dispone de diferentes accesorios y packs que permiten configurar la moto a nuestro gusto y está disponible en versión limitada para el A2.

Detalles de la moto

Yamaha Tracer 700 2020

El conocido CP2 bicilíndrico de 692 cc, en la nueva Tracer 2020 recibe mejoras en inyección, encendido y admisión de aire, renovando también el sistema de escape. Cumple así con la normativa Euro 5, entregando 74 cv a 8750 rpm y 68 Nm de par motor a 6500 rpm.

Yamaha Tracer 700 2020

El chasis multitubular de acero es el mismo que en el modelo anterior, variando únicamente el basculante, ahora 1cm más largo, dotando de más estabilidad al conjunto.

Yamaha Tracer 700 2020

Las suspensiones son nuevas en la Tracer 700 2020. La horquilla es ahora de 41 mm con 130 mm de recorrido y es ajustable en precarga y rebote, al igual que el amortiguador trasero de 142 mm de recorrido.

Yamaha Tracer 700 2020

El nuevo diseño lo tiene todo, es elegante, agresivo, limpio y evoca el estilo de Yamaha, recordándonos a sus motos más deportivas.

Yamaha Tracer 700 2020

El punto débil del conjunto lo tenemos en la instrumentación que, aunque es suficiente, con unas pequeñas mejoras, como la regulación de la intensidad de la luz o la información de la autonomía disponible, ganaría muchos enteros.

Galería de fotos

Prueba Yamaha Tracer 700: Saber hacer
Prueba Yamaha Tracer 700: Saber hacer
Prueba Yamaha Tracer 700: Saber hacer
Prueba Yamaha Tracer 700: Saber hacer
Prueba Yamaha Tracer 700: Saber hacer
Prueba Yamaha Tracer 700: Saber hacer
Prueba Yamaha Tracer 700: Saber hacer
Prueba Yamaha Tracer 700: Saber hacer

Relacionados

Texto:

Rodolfo Martínez

Fotos:

Alex Varo

Publicado el 24/08/2020

Ya está disponible el número 89 de nuestra revista ¡Totalmente gratis aquí!

Número #117: La Moto, la solución

En el 117 la Moto es la Solución. Te enseñamos sus beneficios y tras probar la Peugeot Metropolis nos preguntamos: ¿Qué es mejor, 3 o 2? Pero sois vosotros los que nos contáis por qué habéis elegido un Scooter en “Tu opinión cuenta”. Y nos ponemos el casco, un HJC RPHA 11, para probar la precisión de la KTM Duke 890 R y la deportividad de la Ducati Panigale V2, con la que no sé si podríamos haber hecho la RodiBook 2020. Lifestyle, El niño de la curva, MotoSpirit... ¿Depósito lleno? ¡Arrancamos!