Moto1pro
Historia de la Suzuki GSX-1300R HAYABUSA

Historia de la Suzuki GSX-1300R HAYABUSA: Un mito sobre ruedas

Tras la reaparición de la Suzuki Hayabusa, no han sido pocos los que se han preguntado por su historia que hoy abordamos. 22 años han pasado desde el lanzamiento de la primera generación de la Suzuki Hayabusa GSX-1300R

Pedro García
Redacción
03/03/2021
Historia de la Suzuki GSX-1300R HAYABUSA
Pedro García
Redacción

03/03/2021


Corría el año 1999 (sí, el siglo pasado) y Suzuki sorprendió al mundo lanzando la moto de serie más rápida de todos los tiempos, capaz de superar los 300 km/h. Este acontecimiento dio lugar a la creación de una nueva categoría, las “ultra bikes”. Y tuvieron muy buen ojo a la hora de elegir el nombre porque Hayabusa, en japonés, hace referencia al halcón peregrino, un ave que alcanza una gran velocidad cuando se lanza en picado para cazar a sus presas. Desde su lanzamiento, la Hayabusa se ha convertido en uno de los modelos más icónicos de Suzuki. Ha sido referente en su categoría.

Su diseño reconocible está estudiado al milímetro en el túnel de viento. Podemos destacar las formas del carenado curvadas, su frontal afilado, los faros, el guardabarros envolvente y las tomas laterales que recogían el aire hacia la admisión. En cuanto a la parte trasera, lucía un colín y asiento levantado para evitar turbulencias basándose en la experiencia de su RGV500 GP. Su decoración con letras japonesas y utilizando tan solo dos colores la llenaban de personalidad.

Historia de la Suzuki GSX-1300R HAYABUSA

Sus cerca de 200.000 unidades fabricadas la convierten en una moto histórica. Nació una leyenda que ocupa un escalafón de honor dentro de la firma japonesa y que en el presente cobra fuerza con la llegada de la nueva generación, la tercera, de un modelo mítico y único.

Según Yoshiura san, jefe de diseño del proyecto original, “el concepto de la primera Hayabusa era crear un impacto visual original y dominante, con una aerodinámica superior. La diseñé con la intención de llamar la atención, dibujando un diseño único. Tenía que transmitir que era la moto de producción más rápida del mundo".

Una moto revolucionaria

En cuanto a la parte ciclo de la Hayabusa aunaba la estabilidad a altas velocidades con la agilidad para curvear a bajas velocidades en carreteras sinuosas. El aplomo en curvones sin movimientos extraños convivía a la perfección con una eficacia y diversión para rutas de montaña en marchas cortas.

Desde su nacimiento se convirtió en la moto de serie más veloz del momento. Para ello los ingenieros de Suzuki diseñaron un motor de 1.298 cc y 175 CV que establecía nuevos estándares como la inyección y las bobinas individuales para cada cilindro.

Su par desde bajas revoluciones y el dulce tacto del acelerador sorprendía a propios y extraños. Un bicho capaz de superar los 300 km/h con aceleraciones de escándalo hasta la barrera de los 200 km/h igualando en el mismo punto del circuito la velocidad máxima de la carrera del GP de 500 del año anterior.

En palabras del piloto probador de Suzuki, Yuichi Nakashima, : "Puedo decir que el motor de la Hayabusa se siente tan abrumadoramente poderoso y afinado que no hay nada igual. Después de probarlo, no querrás conducir otra moto: su poderosa aceleración engancha".

Evolucionando con el tiempo

Su primera versión hizo convertir a este modelo en un modelo mítico y además, en un éxito de ventas. De 1.997 a 2007 fueron comercializadas más de 115.000 unidades.

Ya en 2008, la firma japonesa lanzó su segunda generación con cambios de importancia que mejoraban sustancialmente la fórmula original. Su aerodinámica, aunque recordaba a la original, la superaba y se convertía en su baza para luchar contra la competencia.

Su motor creció hasta los 1.340 cc. Además contaba con piezas de nueva factura como fueron la culata, que era más compacta, los pistones y válvulas, más ligeros, el tensor hidráulico, los inyectores y el sistema de escape. Teniendo en cuenta estos cambios la nueva Hayabusa mejoraba su respuesta a cualquier régimen y conseguía llevar su potencia máxima hasta los 194 CV

Su parte ciclo también incluyó novedades como su baculante más rígido o en el apartado de suspensiones, de la mano de Kayaba, estrenaba una horquilla invertida de 43 mm y amortiguador trasero. Sus frenos incluyeron pinzas radiales y las nuevas llantas de 17” vestían unos neumáticos Bridgestone BT-015. exclusivos para el modelo.

En cuanto a transmisión la nueva Suzuki Hayabusa recibía un embrague antirrebote que mejoraba y cargaba de confianza al usuario en su conducción en carretera.

Para 2013, un pequeño lavado de cara mejoró los frenos e incluyó ABS cerrando así una segunda generación que cesó su comercialización en Europa allá por 2018 con la llegada de la Euro 4 y que alcanzó las 74.000 unidades vendidas. Desde ese momento la Hayabusa quedaba relegada al mercado norteamericano.

Desde ese momento en Suzuki no han cesado de trabajar para hacer posible una tercera generación de Suzuki Hayabusa adaptada para la normativa Euro 5 siendo la moto rediseñada por completo con más de 550 piezas de nueva factura.

Su tecnología de hoy día proporcionará a la nueva Hayabusa un extra de seguridad y potenciará el uso del día a día. Su diseño mira atrás en el tiempo pero sus líneas son ahora más nítidas cuidando especialmente los detalles como pueden ser los nuevos retrovisores con formas aerodinámicas. Siguen apostando por el bicolor, esa combinación que tanto éxito ha supuesto a Suzuki.

A lo largo de su historia la Hayabusa ha cosechado muchos éxitos y una legión de seguidores con clubs repartidos a lo largo y ancho del planeta. Además de haber sido musa para un buen puñado de preparadores que la convertían en auténticos misiles hasta llegar a los 660 cv con el bloque de serie como base. En USA llegó a convertirse en un icono de moda, siendo muy popular entre artistas, músicos y estrellas del deporte. Sin duda una moto especial que seguirá dando que hablar por muchos años.

Pedro García
Instagram

Pedro García

Moto1pro
Pedro García

Pedro García

Amante del mundo del motor desde que tengo uso de razón. Las motos han sido mi pasión y mi modo de vida durante los últimos quince años. Sin duda, un sueño cumplido para aquel niño que se bebía toda revista de motos que caía en sus manos. Debilidad por lo clásico y la estética cuidada, escribo sobre motos y su entorno con pasión y sentimiento.

Instagram