Viajar en moto ¿mejor solo o acompañado?

Viajar en moto ¿mejor solo o acompañado?

Para gustos, los colores y los moteros somos un arcoíris en un mundo en blanco y negro. Por eso, y como en la variedad está el gusto, hay quien prefiere viajar solo y el que siempre lo hace acompañado. Hoy, Máximo Sant y una servidora, nos ponemos frente a frente para defender ambas posturas. ¿Con cuál te quedas tú?

Esther Rabadán
Archivo
23/06/2021

Hablamos de:

Viajar en moto ¿mejor solo o acompañado?
Esther Rabadán
Archivo

23/06/2021


¿Qué es mejor, viajar solo o acompañado? Todo en esta vida tiene sus pros y sus contras pero nosotros, aunque realistas, somos más de quedarnos con los pros. Sí, porque aunque somos conscientes de todos los contras que puede tener la vida, si no fuera por los pros, no estaríamos aquí, Y hoy, Máximo y yo estamos debatiendo sobre qué es mejor, viajar solo o en compañía. Yo, personalmente, no descarto la compañía en moto, ni mucho menos, me encanta viajar con alguien a mi lado. Pero todo el mundo debería vivir la aventura de viajar en solitario antes de elegir entre una de las dos opciones. ¿Por qué? Más abajo te lo cuento…

Máximo Sant: Siempre mejor en compañía.

Me cuesta escribir esta opinión porque para mí, decir que la moto se disfruta más en compañía, es como explicar a alguien que es de día a pleno sol. Cuando es tan evidente… es más difícil.

Hay dos tipos de compañía: Llevar pasajero en tu propia moto o viajar con amigos en un grupo.  Y son compatibles. Muchas veces he oído decir que la moto se disfruta mejor solo. No hay duda, en circuito sí, pero viajando, ¿estáis seguros? Desde luego en mi caso, mis mejores recuerdos de viajes en moto, desde el primero hasta el último, son de viajes que hice con alguien junto a mi.

Eso sí, tiene que ser alguien que comparta tu afición y a quién tú cuides y mimes: Conduce con prudencia, con progresividad, haz paradas más frecuentemente y asegúrate de que el acompañante va bien equipado.

Y, como colofón os voy a decir una cosa: Nunca he usado interfono. Pero sí conseguí con mi pareja habitual una sintonía tal que nos hablábamos por gestos y por palmaditas en las piernas… otra parte del encanto.

Pero es que aunque viajes solo en la moto, si vas en grupo, mejor. A mi no me gustan los grupos grandes, tanto en carretera como incluso en Enduro siempre he dicho que tres es el número ideal.

Viajar en grupo es muy agradable, pues en cada parada puedes comentar “las jugadas más interesantes” y compartir vivencias y paisajes. Pero ir en grupo es especialmente importante cuando se complican las cosas. Un simple pinchazo, una avería, quedarse sin gasolina o, os cuento un caso real, perder la llave, es mucho menos desagradable y menos complicado si tienes quien te ayude. No digamos ya si sucede algo más serio.

Recuerdo en un viaje de vuelta del Gran Premio de Cheste que me volví antes incluso de que acabase la carrera de 500 (sí, entonces era 500) y no con el grupo con el que había ido. La CBR900 que me habían prestado tenía mal el testigo de la gasolina y me quedé tirado sólo 100 km después, Lo que pasó después fue una verdadera aventura… ¡con lo fácil que habría sido si hubiese salido con mi grupo!

¿Tiene encanto viajar solo? Sí, indudablemente y he hecho solo unos cuantos viajes que he disfrutado mucho. Y te aconsejo que hagas algunos. Aunque solo sea para comprobar que, con compañía, es mejor.

Viajar en moto ¿mejor solo o acompañado?

Esther Rabadán: Cuando no hay mejor compañía que la de uno mismo...

Si bien hay personas que se sienten solas cuando están rodeadas de gente, hay otras que están muy acompañadas cuando no tienen a nadie conocido a su alrededor. Y esto ocurre cuando viajas solo en moto.

Máximo está a favor de viajar acompañado, ya sea en grupo o en pareja. Yo, sin embargo, abogo por aquellos que deciden coger su moto y viajar en solitario. Son unos valientes, pensarán algunos. Y sí, puede que lo sean, pero también son libres. Porque aunque exista gente que no lo entienda, viajar solo tiene sus beneficios y, uno de ellos es la independencia. Sí. Viajando solo puedes ir donde quieras y cuándo quieras, puedes cambiar la ruta original sin contar con nadie ni molestar a nadie. También puedes parar en todas las atracciones que te interesen y, por ello, todos los lugares que visitas son de tu agrado (a no ser que lo que ponía en el folleto no se corresponda a la realidad, pero esto no depende de la compañía).

Cuando viajas solo marcas tus propios tiempos, tus paradas y tus necesidades. Además, si nos ponemos a mirar un poco el bolsillo, la moto consume un poquito menos al no llevar acompañante, por lo que es un ahorro económico en gasolina al final del viaje.

“¿Y no te sientes solo?” Podrían preguntar los que viajan siempre acompañados... Un motero nunca se siente solo, porque en cada parada a repostar, a comer o a descansar, siempre encuentra a una persona apasionada de las motos con la que termina hablando durante todo el descanso, toda la comida o incluso toda la cena. Además, viajar solo es una gran forma de encontrarte a ti mismo porque, al pasar tantas horas en la carretera acompañado tan solo por tu moto, regresas a tu casa siendo otra persona, más feliz y con más paz interior.

Cuando viajas solo, además, te pones a prueba. Cualquier imprevisto que te suceda en carretera es tu problema y tú debes encontrar la forma de resolverlo. Y os aseguro que, si el problema es grande, cuando lo solucionas sientes un orgullo enorme, por lo que viajar solo también te convierte (por obligación) en una persona más resolutiva.

Y sí, podréis decir que viajar solo también es peligroso porque, si te pasa algo grave, nadie puede saber dónde estás. Pero para eso está la tecnología y hay apps que notifican de forma automática a los contactos y servicios de emergencia si detectan que has tenido algún accidente.

Por eso y mucho más, yo animo a todo el mundo a viajar solo porque todo aquel que viaja solo, regresa a casa más maduro, más independiente y, os lo aseguro, con muchos más amigos con los que después, viajará en grupo.

Esther Rabadán

Esther Rabadán

Amante de las motos desde que tengo uso de razón, llevo toda la vida sobre dos ruedas. Tras realizar colaboraciones en distintos medios, en Moto1Pro he hecho de mi pasión, mi modo de vida. Curiosa, analítica y muy digital, además de probar motos, coordino la redacción con mano de hierro en guante de seda.

Número #130: ¿Cuál es tu tipo?

En el número 130 de Moto1Pro os traemos una moto para cada tipo de motorista. Y es que probamos todas las novedades para que puedas elegir: Yamaha R7, KTM 1290 Super Adventure S, Suzuki GSX-S950, Brixton Crossfire 125 XS, BMW R18… Te contamos qué es lo que más se vende por segmentos y, como siempre, nos equipamos con lo mejor: en la cabeza el Shoei NXR 2 y para el tren inferior los pantalones Levior Meraki WP. ¿Quieres más? Mete 1ª que ¡Arrancamos!