Moto1pro
Moto de ensueño: Kawasaki H2 1973, la fabricante de viudas

Moto de ensueño: Kawasaki H2 1973, la fabricante de viudas

A principios de los años 70 Kawasaki puso el motociclismo patas arriba con esta tricilíndrica de 2T, 74 CV y 202 km/h.

Ildefonso García
Ildefonso García
Foto
bike-urious.com
Fecha06/10/2022
Moto de ensueño: Kawasaki H2 1973, la fabricante de viudas
Ildefonso García
Ildefonso García
Foto
bike-urious.com

fecha06/10/2022


Si oyes hablar de la Kawasaki H2 puede que pienses en las Ninja H2 de 998 cc, 231 CV y 238 kg. Un modelo que volvió a poner de manifiesto el romance que Kawasaki mantiene con la potencia pura. La H2 ha sido una moto disruptiva debido a su motor sobrealimentado que ofrece unas prestaciones que no son de este mundo. El misil verde es capaz de alcanzar los 295 km/h y transportarnos casi a una nueva dimensión… Pero vamos a hablar de la verdadera Kawasaki H2

Lo de hacer motos gamberras no es nada nuevo para la casa de Akashi. En 1972, en el catálogo oficial de la Kawasaki H2 Mach IV de 750 cc, tres cilindros y 2T se podía leer: “Esta es la moto más rápida de todas las fabricadas en el mundo, es el vehículo de dos ruedas más rápido”. Palabras mayores que ponían de manifiesto que Kawasaki no se andaba con tonterías.

Moto de ensueño: Kawasaki H2 1973, la fabricante de viudas

Kawasaki H2 1973, la fabricante de viudas



La H2 tenía un único objetivo: la velocidad. Todo lo demás era secundario: ruido, polución, consumo, hasta la estabilidad quedó en segundo plano. Un detalle nada nimio que descubrirían, a veces de forma dolorosa, sus propietarios. En los años 70 los fabricantes japoneses producían algunos de los mejores motores pero la parte ciclo no estaba a la altura de los propulsores. Así nacieron marcas como Bimota que ofrecían motores japoneses anclados en chasis y suspensiones europeos, pero eso es otra historia.

El motor de la H2 750 era sencillo, un tricilíndrico de 2T desprovisto de válvula rotativa y alimentado una batería de 3 carburadores Mikuni de 32 mm. La H2 Mach IV alcanzaba los 74 CV cuando su mayor rival, la Triumph Trident no pasaba de los 58 CV. El resultado era una aceleración que casi alteraba el espacio-tiempo y una velocidad punta de 202 km/h.

Tanta potencia era demasiado para el delgado chasis. Kawasaki incluso montó dos amortiguadores de dirección para intentar atajar el problema. La H2 Mach IV llevaba el peso bastante atrás lo que, junto con un corto basculante, la convertía en una fábrica de hacer caballitos. Era una moto solo para expertos y en el mundo sajón se le puso el apelativo de la fabricante de viudas.

La unidad que ves aquí estaba a la venta en California a través de eBay. El actual propietario la adquirió en octubre de 2021 y durante un meses fue restaurada por el especialista Brian Hilvety. Este artesano pintó la moto y el chasis, además rehízo el motor, la transmisión, las ruedas, las suspensiones y otras piezas que necesitaban ser reparadas.

La H2 Mach IV se pintó en color Candy Purple con líneas amarillas y rojas, una decoración típica de 1973. Además se volvió a cromar la aleta delantera, la pata de cabra, el caballete, el asa para levantar la moto y la que hay sobre el colín para el pasajero. El dueño pedía 28 000 euros por ella pero no se alcanzó ese precio así que ha sido retirada de eBay. Habrá que esperar a una mejor ocasión…

Ildefonso García

Ildefonso García

Moto1pro
Ildefonso García

Ildefonso García

Tras estudiar periodismo e inglés, en los 80 me publicaron una entrevista con Kenny Roberts y desde entonces estoy en este mundo. Dispuesto a aprender hasta la caída de la bandera ajedrezada.