Prueba Triumph Trident 2021: Objetivo A2

Prueba Triumph Trident 2021: Objetivo A2

Probamos la nueva Triumph Trident 2021, agilidad y equilibrio para un modelo con solera.

Pedro García
Alex Varo
05/04/2021

Hablamos de:

Prueba Triumph Trident 2021: Objetivo A2
Pedro García
Alex Varo

05/04/2021


ASPECTOS POSITIVOS

Motor
Ergonomía
Agilidad

ASPECTOS NEGATIVOS

Vibraciones en altas revoluciones
Amortiguador
Frenos

Cilindrada

660cc

Motor

3 cil. EFI DOHC

Potencia

81

Peso

189kg

Carnet

A2

Precio

7.995

Ver ficha técnica completa

La nueva Triumph Trident regresa con esta tercera versión a lo largo de su historia. Y es que el modelo Trident no es una novedad para la firma inglesa. Su primera versión vio la luz en 1968. Tras el prototipo de 1965 nacía una roadster que llegó a batir récords de velocidad y aceleración en su categoría y que se mantuvo en fabricación hasta 1975.

Allá por 1990, tras un paréntesis de quince años, regresaba la Triumph Trident con una muy buena acogida. Sus críticas muy positivas a lo largo de su vida hasta 1998, la situaban por encima de las roadster del momento. Ese motor –disponible en 750 cc o 900 cc- tres cilindros convertían al modelo en algo diferente.

Prueba Triumph Trident 2021: Objetivo A2

Han pasado más de veinte años y Triumph vuelve a la carga con la misma fórmula dispuesta a ganar muchos adeptos y arrasar en ventas con ese equilibrio que brinda su motor tricilíndrico. De esta manera nace la protagonista de hoy. Con un CV envidiable, el modelo Trident de Triumph se presenta por sorpresa con un diseño que mezcla las dos vertientes de la gama naked de Triumph. Sí. Tiene tintes clásicos que la acercan a sus hermanas más clásicas, pero también tintes modernos que recuerdan a las naked más deportivas de la firma de Hinckley.

Con acabados premium y diseño deportivo con aroma “british”, la nueva Triumph Trident viene para agradar y atraer a todos. Rezuma deportividad y modernidad por su colín alto y afilado, su portamatriculas anclado en el basculante, su iluminación full LED o en sus llantas de aleación, pero el sabor de antaño se deja querer en el protagonismo de su depósito de grandes dimensiones, su chasis de acero o la ausencia de plásticos decorativos como vemos en otras firmas. Se podría decir que si una Bonneville tuviera descendencia con una Street Triple, la nueva Trident sería su vástago en cuanto a diseño, y tal vez algo más…

Motor de la nueva Triumph Trident

La nueva etapa de este modelo estrena motor diseñado por y para ella. Partiendo de la base del motor de la Triumph Street Triple S, la Trident mete 67 componentes de nueva factura.

Esto se traduce en pistones, culatas, caja de cambios, embrague, alternador, árbol de levas, tapas y un largo etc de piezas nuevas para dar forma a este motor que cubica 660 cc y es capaz de rendir 81 cv a 10.250 rpm luciendo un par motor máx de 64 Nm a 6.250 rpm y unos intervalos de mantenimiento de nada menos que 16.000 kms.

Encontramos en este motor una gráfica plana, o lo que es lo mismo, un motor siempre disponible con al menos el 90% de su par máximo en regímenes que van desde las 3.600rpm a las 9.750 rpm. Su conducción es fácil y no encontramos en ningún momento bajón de potencia, perfecto para enlazar curvas sin jugar en demasía con el cambio.

Si buscas deportividad, en la zona alta del cuenta vueltas encontrarás una pequeña patada a las 10.500 rpm pero tememos que esta  moto no es para andar ahí arriba. Se siente bien y a gusto rodando en la zona media y no incita a buscar la zona roja del reloj. Además, si buscamos esa zona alta encontraremos unas incómodas vibraciones, así que definitivamente no merece la pena ni es necesario entrar en esa zona.

Carece de quickshifter de serie pero su embrague con sistema asistido con un tacto suave nos hará que el cambio de marchas sea fácil y agradable en todo momento.

Parte ciclo de la nueva Triumph Trident

En la parte ciclo la nueva Trident da el do de pecho y acompaña a la perfección con su motor. Su chasis perimetral en tubo de acero unido al conjunto de suspensiones dotan a la inglesa de una agilidad pasmosa con unos cambios de dirección rápidos y fáciles. Su dirección cuenta con buen aplomo gracias a la horquilla invertida Showa SFF de 41 mm. En su parte trasera el monoamortiguador Showa con ajuste de precarga se comporta de manera muy digna.

En cuanto a dureza, las suspensiones de la nueva Triumph Trident gozan de un primer tramo suave que absorbe los baches de cualquier carretera sin problema dotando de comodidad al conjunto. Sin embargo estas mismas suspensiones, se endurecen de manera progresiva para brindar una consistencia y precisión muy buena en conducción más deportiva.

En los frenos tal vez encontremos su peor cara. Aunque detienen el conjunto vemos que su potencia es justa y el tacto es brusco. En el tren delantero encontramos pinzas deslizantes Nissin de 2 pistones y doble disco de 310 mm con ABS, mientras que en la rueda trasera vemos un solo disco de 255 mm con pinza deslizante Nissin de un solo pistón con ABS.

En marcha con la nueva Triumph Trident

Llegó la hora, nos subimos a la moto y desde el principio sentimos su fácil maniobrabilidad. Con el asiento a 805 mm del suelo, un depósito que se estrecha en la parte de las piernas, 189 kg de peso y nuestros 183 cms cualquier maniobra se convierte en un juego de niños.

En los mandos encontramos que la maneta de freno delantero es regulable, no así la de embrague. A la mitad de su manillar un cuadro TFT que se divide en dos partes nos da la bienvenida. En la parte superior podemos ver una pantalla que marca la velocidad a la que circulamos, el nivel de combustible y las revoluciones. En la inferior encontramos el resto de la información que va cambiando a medida que navegamos en nuestra piña izquierda. Parciales, el sistema de conectividad My Triumph (que se puede montar como accesorio y la unidad de pruebas lo lleva permitiendo manejar una cámara GoPro, controlar las llamadas y reproducir música desde el manillar, visualizando toda la información en su pantalla). Además, también encontramos los modos de conducción (Road & Rain) que básicamente ejercen en la entrega de potencia suavizándola en el modo Rain para evitar deslizamientos sobre firmes húmedos o con poco agarre.

Tan pronto nos ponemos en marcha su ergonomía nos seduce. El sonido dulce de su motor tricilíndrico está a la altura de su respuesta con unos medios generosos que no invitan a jugar en demasía con su cambio.

En ciudad la moto es ágil tanto por sus reducidas dimensiones como por la buena respuesta del motor incluso en bajas vueltas. Tan pronto llegamos a una carretera de curvas la Trident da lo mejor que tiene. Es ahí donde explota su agilidad y su facilidad de conducción. Los cambios de dirección son rápidos y seguros unidos a un aplomo del tren delantero digno de mención.

A esta agilidad se le une deportividad pero a su vez nobleza. Firmando así un conjunto perfecto para usuarios con poca experiencia o los que ya están de vuelta de todo y buscan una moto equilibrada con 81 cv de los de verdad.

Conclusiones de la nueva Triumph Trident

Llegados a este punto vemos en la Triumph Trident una firme ganadora al reinado de las motos para el carnet A2 ya que existe, sin coste adicional, la versión limitada a 47 CV. Con un precio que parte de los 8.245 € se enfrenta a la Kawasaki Z650 o la Yamaha MT-07 ganándolas en exclusividad y calidad de acabados a un precio que para nada se excede.

La nueva Triumph Trident está disponible en cuatro esquemas de color diferentes: el blanco de la unidad de pruebas con dos líneas (gris y roja) que decoran su tanque, negro con la misma decoración y por otro lado, con diseño diferente, luciendo el logotipo de Triumph en grandes dimensiones, la encontramos en negro y gris con detalles en rojo.

Sin duda una moto muy a tener en cuenta para todo principiante que no pretende cambiar de moto en los primeros años y que se convertirá, por largo tiempo, en una buena compañera para todo.

La moto al detalle...

Prueba Triumph Trident 2021: Objetivo A2
Motor

Cuenta con tres cilindros y es capaz de rendir 81 cv a 10.250rpm y 64 Nm a 6.250 rpm de par máximo.

Prueba Triumph Trident 2021: Objetivo A2
Frenos

Firmados por Nissin, cuenta con un doble disco de 310 mm en la parte delantera y un solo disco de 255 mm en la trasera. Ambos con ABS

Prueba Triumph Trident 2021: Objetivo A2
Suspensiones

En su frontal encontramos una horquilla invertida Showa SFF de 41 mm. En la parte trasera el monoamortiguador Showa con ajuste de precarga se comporta de manera muy digna.

Prueba Triumph Trident 2021: Objetivo A2
Diseño

Aunque subjetivo, queda claro que esta Trident bebe de las dos familias más importantes de la firma. La classic y la más moderna por parte de sus naked deportivas como son la Street Triple o Speed Triple.

Prueba Triumph Trident 2021: Objetivo A2
Cuadro

Cuenta un cuadro TFT que se divide en dos partes. En la parte superior podemos ver una pantalla que marca la velocidad a la que circulamos, el nivel de combustible y las revoluciones y en n la inferior el resto de la información.

Galería de fotos

Prueba Triumph Trident 2021: Objetivo A2
Prueba Triumph Trident 2021: Objetivo A2
Prueba Triumph Trident 2021: Objetivo A2
Prueba Triumph Trident 2021: Objetivo A2
Prueba Triumph Trident 2021: Objetivo A2
Prueba Triumph Trident 2021: Objetivo A2
Prueba Triumph Trident 2021: Objetivo A2
Prueba Triumph Trident 2021: Objetivo A2
Prueba Triumph Trident 2021: Objetivo A2

Pedro García

Pedro García

Amante del mundo del motor desde que tengo uso de razón. Las motos han sido mi pasión y mi modo de vida durante los últimos quince años. Sin duda, un sueño cumplido para aquel niño que se bebía toda revista de motos que caía en sus manos. Debilidad por lo clásico y la estética cuidada, escribo sobre motos y su entorno con pasión y sentimiento.

Relacionados

Ya está disponible el número 89 de nuestra revista ¡Totalmente gratis aquí!

Número #129: Vuelta al cole en moto

En el número 129 de Moto1Pro volvemos al cole. No solo te damos consejos para conducir con menores sino que te enseñamos cuáles son las mejores motos y scooter para hacerlo con y sin carnet. Te contamos qué dice la ley sobre menores en moto tanto en España como en UE y te revelamos todo lo que debéis saber sobre el equipamiento para niños. Además, probamos la KTM RC 390 2022 y la Yamaha Tracer 9 y nos damos una vuelta por la Rodibook 2021 ¿Quieres más? Mete 1ª que ¡Arrancamos!