Como regular la maneta del embrague de nuestra moto

Cómo regular la maneta del embrague de nuestra moto

El embrague de nuestra moto tiene que estar en su punto exacto para su correcto funcionamiento. Si nuestra moto tiene el mando del embrague por cable, tendremos que encontrar la tensión exacta con uno de los dos tensores que tenemos a nuestra disposición.

Autor:
Juan Solo
Foto:
Marcas y KTM
Publicado el 16/08/2019
Como regular la maneta del embrague de nuestra moto

El embrague de nuestra moto es un elemento fundamental para la conducción. Si nuestro embrague utiliza un cable para conectar la maneta con la leva que encontrarás en el motor, tarde o temprano tendás que aprender a regular la tensión de éste para encontrar el punto exacto, ni mucho ni poco, de tensión.

Como bien sabes el embrague es el elemento de la mecánica de nuestra moto que nos permite conectar y desconectar la transmisión. Lo usamos fundamentalmente en tres ocasiones: cuando arrancamos, cuando cambiamos de marchas y cuando nos detenemos. En estos momentos tiramos de una maneta que a su vez, y en la mayoría de las motos, tira de un cable de acero, que a su vez mueve una leva que está en el motor, que comprime o descomprime los muelles que actúan sobre los discos del embrague. Cuando el embrague (sus discos) está expandido, el motor está accionando la transmisión de la moto. Cuando el embrague está contraído, el motor y la transmisión están desconectados.

Decimos que la mayoría de las motos tienen su embrague comandado por un cable de acero, pero muchas motos tienen ya un sistema hidráulico que regula de forma automática la presión que se ejerce entre la maneta y la leva que comprime o descomprime los discos del embrague. Nosotros, en este artículo, hablamos sólo de los embragues con un mando convencional con cable de acero.

Como regular la maneta del embrague de nuestra moto

¿Como podemos saber si el mando del embrague está mal regulado?

Los síntomas de que un embrague está mal regulado pueden ser muchos, pero los más frecuentes son que al arrancar la moto, embragar y meter primera la moto se nos cale, o que al embragar y acelerar la moto la moto siga avanzando. También que nos cueste cambiar de marcha o que el embrague siga actuando a pesar de haber soltado la maneta del todo.

Con el uso los muelles del embrague suelen ceder un poco y es necesario que se compruebe de vez en cuando la correcta tensión del cable para poder compensar este desgaste con algo más de presión sobre la leva.

Embrague de una moto

Las motos suelen tener dos tensores. El primero y el más práctico es el que está ubicado en propia maneta del embrague y que no debes confundir con otra regulación que tienen algunas motos que acerca la maneta al manillar para adaptarla al tamaño de tus manos. El tensor de la maneta del embrague es la pieza que rodea a la camisa del cable y que con una contratuerca la retrae para que el cable adquiera más tensión.

Maneta del embrague de una moto

Sin necesidad de herramientas podrás dar vueltas a la contratuerca para dar algo más de tensión al cable. Si hemos cambiado el cable por rotura y lo estamos regulando, es bueno que este tensor lo ubiquemos en un punto medio que nos permita tensar o destensar para el ajuste final. En el otro extremo del cable, el que se encuentra en la leva del embrague, en el motor de la moto, tendremos otro tensor con tuerca y contratuerca, donde podremos adaptar, por así decirlo, los valores fijos de la tensión de nuestro cable de embrague.

La maneta del embrague tiene que tener siempre un poco de juego al final, lo que significará que este elemento está completamente descomprimido para su correco funcionamiento. Un exceso de tensión hará que no termine de descomprimirse y que los discos estén patinando, produciendo que cambiemos mal de marchas y un desgaste prematuro del componente.

En este juego final es donde puedes aportar tu toque personal. Los que venimos, por ejemplo, de la moto de campo, nos gusta tener el punto de embraque un poco más cerca del final para poder pellizcarlo y subir un poco de vueltas en motor en cuando necesitamos un extra de potencia.

Debes tener en cuenta que si arrancas tu moto con el aceite en frío y se te cala, puede ser, además de por una mala regulación de la tensión del cable del embrague, por un aceite demasiado denso en frío y que requiere de cierta temperatura para su funcionamiento. Puedes solucionarlo calentando previamente el motor o bien buscando un aceite más líquido en frío. Sobre aceites de moto te recomendamos que te leas este reportaje.

¿Puedo conducir una moto con el cable de embrague roto?

Cuando regules la tensión del cable del embrague de la moto debes de comprobar su estado. Si notas que el ha perdido tensión de forma repentina puede ser que el cable se esté rompiendo. El cable de acero no suele romperse de golpe, si no que se va deteriorando por el roce de la maneta y, fundamentalmente, por un mal montaje. La camisa se pisa con la dirección de la moto o el ajuste entre la maneta y el soporte no está bien.

Si ocurre que en mitad de un viaje se te rompe el cable del embrague, tenemos este reportaje con algunos consejos.

Para arrancar una moto sin embrague, ésta tiene que estar en marcha, por ejemplo haciéndola rodar por una pendiente, acelerando poco y metiendo una marcha larga, por ejemplo segunda o tercera... Lo malo es que al parar tendrás que ir cambiando con cuidado y sin emgrague hasta encontrar el punto muerto, porque si no se te calará irremediablemente.

Relacionados

Te puede interesar

Texto:

Juan Solo

Fotos:

Marcas y KTM

Lo más visto

Ya está disponible el número 89 de nuestra revista ¡Totalmente gratis aquí!

Número #107: ¡Comparativa Scrambler!

En este nuevo número de Moto1pro enfrentamos la Husqvarna Svartpilen 701 contra la Ducati Scrambler Full Throttle y la Triumph Street Scrambler. Probamos a también a fondo la Kawasaki ZX-6R, toda una SuperSport de calle, y la Zontes V-310. Además, viajamos a Italia para tomar parte en el Rally Transitalia Marathon de la mano de T.ur, probamos cinco cascos réplica de pilotos de MotoGP y damos una vuelta por las cinco motos de película más impactantes. Además de nuestras secciones habituales…