10 motos incomprendidas
10 grandes motos incomprendidas

El éxito de una moto en el mercado depende de muchos factores. Aquí te mostramos 10 grandes modelos que por un motivo u otro nunca calaron entre el gran público. Son nuestras incomprendidas de los 90 hasta hoy.

Autor:
David García Navarrete / Moto1Pro Magazine #25
Foto:
Archivo
Publicado el 15/04/2015
10 motos incomprendidas

Con tantas novedades que se presentan cada año, está claro que no todos los modelos pueden triunfar en el mercado. Algunos son proyectos comenzados hace tiempo y que al salir al mercado ya se han quedado “viejos”, otros por falta de “algo”, ya sea diseño, prestaciones, estabilidad, lo que sea. Otros fracasan por ser demasiado caros o simplemente por no ser buenos, que no es lo mismo que ser malos. Hace décadas sí había motos malas que no frenaban, se rompían, vibraban y tenían mil problemas, pero hace mucho tiempo que ser mala significa no estar en la misma línea de la competencia, que es feroz. Simplemente, algunas son las peores de su segmento, pero no malas desde el punto de vista de problemáticas.

Pero ahora nos vamos a ocupar de grandes motos que no triunfaron en nuestro mercado por distintos motivos. Algunas se adelantaron a su tiempo, otras llegaron en un momento en que su segmento no había calado aún entre el público por lo que sus ventas no alcanzaban los niveles para que fuera rentable para las marcas continuar con su fabricación. Otras eran excelentes modelos, pero entraron en un segmento “copado” por otra marca y no triunfaron.

No están todas las que son, pero sí desde luego son todas las que están. Aquí tenéis 10 grandes motos incomprendidas.

Suzuki RF

Suzuki RF

A mitad de los 90, las súpersport conocieron una revolución empujada por la aparición a finales de los 80 de la Kawasaki GPZ 600 Ninja y, sobre todo, de la Honda CBR 600 del 91. En medio de modelos terriblemente deportivos y cada vez menos útiles para la vida diaria, precisamente la instauración del concepto “hyper racing” creó una saga de modelos denominados RF por Suzuki, en dos cilindradas, 600 y 900 (en dos versiones, F y posteriormente S II) con unas líneas lejanamente inspiradas en los Ferrari de color rojo y con agallas laterales en el carenado. Se fabricaron entre 1994 y 1999.

Tenían buena protección aerodinámica, eran rápidas, polivalentes y con un diseño atractivo, pero el público español buscaba modelos extremadamente deportivos en estas cilindradas y no sport-turismo. Tuvieron un inmerecido fracaso de ventas.

BMW CS 650 Scarver

BMW Scarver

En la carrera de BMW por desarrollar nuevos modelos con nuevas ideas, cogiendo el motor que había impulsado las GS 650, la legendaria y superventas trail monocilíndrica, a principios del año 2000 se desarrolló el perfecto modelo polivalente: una gran alternativa a un scooter, pero siendo una ágil y divertida moto de carretera. Un hueco para el casco en el depósito, transmisión por correa sin mantenimiento, bajo consumo, auténtica calidad BMW en sus componentes, un extenso catálogo de complementos y mucha tecnología, pero un diseño que gustó a muy pocos. Desgraciadamente, siguió la misma suerte del C1, otro modelo incomprendido.

Aprilia Falco

Aprilia Falco

En el año 1999, Aprilia decidió quitarse su imagen de “fabricante-de-pequeñas-motos-ruidosas de-2- tiempos” desarrollando un excelente, compacto y súper tecnológico V2 de 1000 cc para desarrollar toda una serie de modelos de gran cilindrada. El primero fue la superbike RSV, que curiosamente fue la única de aquella época que funcionó bastante bien a nivel de ventas, y supuso un gran acicate para el desarrollo posterior de la marca. No obstante, los otros modelos que equiparon este motor, todos ellos excelentes, fracasaron. El caso más llamativo posiblemente sea el de la excelente y ligera sport turismo Aprilia Falco, con un bonito diseño, muy buena parte ciclo (horquilla invertida, excelente chasis, etc.) y precio casi al nivel de las 600 con una potencia superior. Sus ventas no llegaron a despegar y hoy día se pueden encontrar de segunda mano a precios casi irrisorios.

Aprilia Caponord

Aprilia Caponord

La mitad del texto podría ser igual que el correspondiente a su hermana Falco. Esta excelente y muy bonita maxitrail -incluso vista hoy día- no fue bien aceptada por el público tan selecto como el de las BMW R1200GS, la reina histórica y creadora del segmento. Fue rechazada porque la imagen de la marca no estaba asociada a motos de gran cilindrada -hablamos de hace ya 15 años- y menos aún de los grandes para ser alemanes. En cambio, su excelente motor, su chasis doble viga -único en el segmento en aquel momento- y perfecto comportamiento la habrían hecho merecedora de otro destino. En los últimos años hemos conocido nuevas Aprilia Caponord, ahora 1200, que siguen intentando hacerse un hueco en el segmento. También podríamos hablar de la Aprilia Futura, espectacular sport turismo que inspiró las agresivas líneas de la VFR 800 de primera generación, pero dejémoslo para otra ocasión.

Yamaha MT-01

Yamaha MT-01

Yamaha estaba interesada en desarrollar una serie de motos naked con estilo entre retro, sport y muscle. Así, en el 2002 vimos la interesante Bulldog 1100 con el motor heredado de su gama custom con las Virago, y en el 2005 apareció la impresionante MT-01, una especie de súper roadster, con el masivo V2 proveniente de la última saga megacustom como la Midnight Star o la Warrior. Posiblemente, uno de los más bonitos propulsores jamás creados por un la industria japonesa.

Esa mezcla de estilos sedujo estéticamente a todo el mundo, pero como naked sport pesaba mucho y no debió gustar a los que buscaban una moto con espíritu custom pero mejores cualidades dinámicas. De todas maneras, ha quedado como una de las mejores “show bikes” llevadas a la producción más atractivas de la época reciente.

Yamaha TDM 900

Yamaha TDM 900

La moto polivalente por excelencia, la primera TDM, cubicó 850 cc en 1991 con la base del excitante bicilíndrico en línea proveniente de la XTZ Super Ténéré 750. Fue evolucionando con la misma cilindrada pero en el 2002 se presentó la 900. Si estuviese ahora mismo en el mercado, posiblemente acapararía todo tipo de elogios, porque está muy en la línea de las trail asfálticas o naked con manillar alto tan de moda hoy día, pero en su momento su extraño frontal y los escapes bajos -muy tradicionales, en un momento en que todos los fabricantes colocaban sus escapes bajo el colín al estilo de la Ducati 916- hacían que su aspecto no fuera muy atractivo. Por otro lado, su precio no era demasiado bajo, por lo que no se vendió bien.

Kawasaki ER5

Kawasaki ER5

 

Los años anteriores a la llegada de Kawasaki a nuestro país de forma directa en el 2007, el importador de la marca verde era Derbi. Eran tiempos duros para la fábrica catalana y, por lo tanto, los esfuerzos en comercializar Kawasaki no podían ser tan efectivos como debieran. Esto propició que muchos modelos de aquella época no se vendiesen muy bien en nuestro mercado, como fue el caso de las súper sport ZX-R 636.

No obstante, vamos a centrarnos en un modelo destinado a ser un superventas y que no logró cuajar en nuestro mercado. Estamos hablando de la polivalente, barata e indestructible ER5 presentada en el 97 y actualizada en el 2001, que con el probadísimo bicilíndrico en línea de la antigua GPZ 500 logró un excelente modelo que podía haber sido la alternativa a la superventas Suzuki GS 500, pero la falta de apoyo hizo que la ER se estrellase en nuestro mercado cuando debería haber sido todo un éxito.

Suzuki GSX 650 F

Suzuki GSX-650F

Tras jubilar, pero no sin pena para muchos fanáticos de la marca, el antiguo motor SACS refrigerado por aceite para las Bandit por uno nuevo de agua para adaptarse a las nuevas normas euro y actualizar a la familia, Suzuki instaló un afilado carenado inspirado en las últimas súper deportivas GSX-R en el año 2008, para crear una sencilla pero aparente deportiva denominada GSX 650 F, una moto genial que no ha tenido el éxito que merece. Desde luego, no se la podía tratar como una deportiva pura, pero como moto aparente, cómoda y con un motor absolutamente delicioso que, posiblemente, tenía la inyección electrónica más afinada del mercado en ese momento. La moto ha ido recibiendo ligeros retoques estéticos y sigue a la venta hoy día con unas cifras discretas.

Ducati ST

Ducati ST

El diseño italiano es reconocido internacionalmente, y qué duda cabe de que en el selecto grupo de las motos más bellas de la historia, Ducati tiene un puesto de honor. No obstante, otros muchos dicen que los italianos sólo saben diseñar bellísimas motos deportivas, pero que en otros segmentos no tienen esa mágica capacidad.

Así, Ducati, con su chasis multitubular y los motores de dos y tres válvulas y los de agua de cuatro válvulas provenientes de la superbike 916, entre 1997 y el 2007 comercializó las ST denominadas respectivamente 2, 3 y 4. Como te imaginarás, las iniciales corresponden a Sport Turismo, pero su redondeado y extraño frontal y su colín heredado de la familia SS no gustaron en un tipo de motos acostumbradas a otros diseños como el de las Honda VFR. Tres años más tarde las ST se sometieron a un lifting que modernizó su aspecto, pero no las compraron ni los ducatistas ni los amantes de las sport turismo. Una pena, porque su comportamiento y polivalencia se merecían una acogida más calurosa.

Harley XR1200

Harley-Davidson XR1200

La fábrica de Milwaukee desarrolló un modelo de calle con el motor de la Sporster 1200 muy mejorado que sublimaba el espíritu más deportivo de la marca, justo el modelo que le había llevado a conquistar decenas de campeonatos: el dirt track. Así, con las formas de la mítica XR750 pudimos disfrutar una XR 1200 de calle que pasó de la primera versión con el color naranja de la marca a otra R con amortiguación regulable, esta vez de color negro. Se la integró en el segmento de las naked deportivas con aspecto más o menos clásico, pero quien buscaba una naked deportiva en aquel momento tenía ya buenas opciones mucho más baratas, aunque desde luego con mucho menos carisma. Se presentó en el 2008 y ya no está en el catálogo de la marca.

Texto:

David García Navarrete / Moto1Pro Magazine #25

Fotos:

Archivo

Publicado el 15/04/2015

Lo más visto

Ya está disponible el número 89 de nuestra revista ¡Totalmente gratis aquí!

Número #91: ¡¡¡Las limitadas sin límites!!!

Comparamos dos de las más carismáticas naked homologadas para la licencia A2, disfrutamos del primer contacto con la versión 2019 del exitoso Honda PCX 125 y asistimos a la presentación de uno de los modelos más particulares de Rieju. Analizamos la implementación de una centralita de SBK a una Yamaha R1 y recordamos los tiempos gloriosos de las V-Twin en competición. Y no puede faltar un vistazo a lo más salvaje de Husqvarna y la segunda entrega del osado viaje hasta Mongolia… ¡en 125!