Moto1pro
PGM V8

PGM V8, una penúltima barbaridad

Desde Australia nos llega esta peculiar novedad, la PGM V8, una moto única con más de 300 cv y sin velocidad máxima especificada.

Redacción Moto1pro
Alejandro Alonso
Foto
PGM
Fecha10/06/2015

Hablamos de:

PGM V8
Redaccion Moto1pro
Alejandro Alonso
Foto
PGM

fecha10/06/2015


En una época en la que se imponen los modelos 'lógicos', principalmente scooter de baja y media cilindrada y motos de utilidad diaria, aparecen motos hiper exclusivas como la Kawasaki H2R o la inminente MotoGP de calle de Honda. Vamos con una más: La PGM 2.0 Litre V8.

Sí, como puedes adivinar se han sacado de la chistera una moto llamada PGM con un motor de 8 cilindros en V. Pero no se trata de una adaptación frankenstiniana más, sino que los responsables de PGM han diseñado una moto con motor específico para esta moto. Liderando este proyecto con base en Australia está Paul G. Maloney (conocido ingeniero de MotoGP, F1 y SBK), de ahí las siglas de la moto.

 

PGM V8

A pesar de ser un colosal motor V8 a 90º de 2 litros (1996 cc), sorprende su compacto tamaño y un desarrollo al día con refrigeración líquida e inyección electrónica. Como cabe esperar, sus cifras de rendimiento despiertan escalofríos: 334 cv de potencia a 12.800 rpm y 214 Nm de par motor a 9500 rpm. ¡Ni siquiera se atreven a confirmar una velocidad máxima! Su sonido debe de recordar a un F1 de los años 70...

Para mantenerte en pie con esta barbaridad, se ha diseñado una parte ciclo también de excepción con chasis multitubular en cromo-molibdeno y subchasis en aluminio. El conjunto pesa 242 kg con depósito lleno de 16,5 litros, asegurando al menos que se pueda maniobrar. Además, se ha utilizado gran cantidad de carbono para ayudar a retener esta cifra tan ligera. En los frenos se ha optado por Brembo y en las suspensiones por Öhlins, además de dos escapes Akrapovic de titanio con configuración 4-2-1 específicos para esta PGM y llantas Marchesini. Por si fuera poco, cuenta con cambio secuencial rápido.

De momento, no se trata de una moto en serie aunque sí se puede encargar a sus creadores por un 'modico' precio de 180.000 dólares.