Moto1pro
scooter playero

Playa y moto: buena combinación... o no.

Pocas cosas son tan agradables en verano como ese viajecito en moto o en scooter hasta la playa o la piscina... y tan arriesgadas sin las debidas precauciones.
Facebook
Twitter
Whatsapp
Gonzalo de Martorell
Gonzalo de Martorell
Foto Fecha19/07/2018
scooter playero
Facebook
Twitter
Whatsapp
Gonzalo de Martorell
Gonzalo de Martorell
Foto

fecha19/07/2018


Probablemente sea uno de los momentos más felices para cualquier usuario; acercarse a la playa en nuestra moto y observar complacido como, mientras los automovilistas se pelean por un infame aparcamiento situado a 15 minutos del agua bajo un sol achicharrante, nosotros nos acercamos casi hasta la arena. Y con el fresquito de la brisa acariciándonos el rostro...
Sin embargo, la agradable circunstancia no está exenta de ciertos riesgos que conviene tener en cuenta...

1-Las chanclas... para la piscina.
Sin duda es uno de los errores más comunes y que cometen incluso motociclistas con experiencia. El gustazo que da conducir con los pies fresquitos es grande... muy grande. Casi tan grande como la lesión que puede sobrevenir en caso de que la chancla se suelte o se enganche en algún elemento de la moto Tampoco se trata de ir a la playa con botas de caña alta... pero hay que optar por un calzado deportivo cerrado que cierre el pie por los tobillos.

2-¿En serio? ¿Sin casco porque hace calor?
Con el calor y las vacaciones las buenas costumbres se relajan y la tentación de no ponerse el casco para ese pequeño desplazamiento de apenas unos kilómetros hasta la piscina o la orilla del mar resulta pues eso... tentadora. Además... apenas hay policía... y el fresquito en la cabeza resulta tan agradable ¿verdad? Una pregunta: ¿tu cabeza se vuelve más dura en verano o sigue cascándose como un huevo al impactar contra el asfalto? Hay un remedio conocido contra eso y se llama “casco jet”.

3-Tampoco cuesta tanto vestirse un poco...
Hace unos años la DGT tenía una campaña que mostraba a dos motociclistas en minúsculos trajes de baño pero con un estupendo casco. El lema era algo así como “en moto sólo el casco es necesario”. En términos de reglamento de circulación es rigurosamente cierto; podemos conducir nuestra moto en tanga -más allá del pésimo gusto que ello pueda representar- mientras usemos casco. Pero el sentido común dice que no cuesta nada vestir una ropa ligera que, como mínimo, nos proteja del ataque de insectos o de las quemaduras solares. Tampoco se trata de ir con chaqueta de cuero...

Vespa playa

4-¿Dónde meto la nevera?
Si lo que querías era ir a la playa con la neverita, el flotador unicornio ese que está de moda, la tablet y el inevitable juego de palas -cuya práctica y consiguiente molestísimo “clac, clac”, por cierto, debería estar prohibida por ley- en serio creo que te has equivocado de vehículo. Hay uno que cumple perfectamente esas expectativas y se llama “coche” pero resulta bastante más aburrido y poco práctico. ¡Yo creía que lo que buscabas con la moto era justo lo contrario... moverte sin ataduras y con lo imprescindible!

5-”Hidratarse” no es ponerse ciego a cerveza
Dos copas de cerveza son suficientes para dar positivo en un control de alcoholemia... y la policía -que no es tonta, como siempre decía mi padre- sabe perfectamente que en verano y en los lugares de costa se tiende a abusar de las riquísimas cervecitas... así que extrema los controles. Pero más allá de por esa razón, la propia prudencia obliga a la moderación cuando hay que conducir. Los efectos del alcohol se multiplican con el calor, ya que aumenta la sensación de somnolencia y pesadez. ¡Poca broma! Para hidratarse y si has de ir en moto... una buena ducha y refrescos.

6-La sal y el cloro... esos enemigos silenciosos
Sí... ya se que he dicho 5... pero soy de natural disperso... así que ahí va otro más: el agua de mar y el agua fuertemente clorada son auténtico veneno para las fibras de tu moto. Obviamente, por un par de veces que vayamos a la playa o a la piscina no va a ocurrir nada pero si piensas usar tu vehículo en esos ambientes con más frecuencia intenta apartarlo del contacto directo con esos elementos corrosivos o protegerlo con alguna funda.

Gonzalo de Martorell
Email

Gonzalo de Martorell

Moto1pro
Gonzalo de Martorell

Gonzalo de Martorell

Siempre periodista y siempre motero. Y a ambas cosas me dedico desde hace casi 30 años. También viajo, hago radio, me defiendo con la cámara de fotos, soy un apasionado del RCD Espanyol... y tengo un gato que se llama Palpatine.

Email