Comparativa: BMW S1000XR VS Ducati Multistrada 1200

Comparativa: BMW S1000XR VS Ducati Multistrada 1200

Son auténticas reinas de las prestaciones, la tecnología y la electrónica. Dos motos superdotadas que combinan lo mejor de varios mundos, con un poco de trail, un poco de turismo y un poco de deportivas. Flamantes novedades 2015 frente a frente.

Roberto Ruiz
Javier Martínez
22/10/2015
Comparativa: BMW S1000XR VS Ducati Multistrada 1200
Roberto Ruiz
Javier Martínez

22/10/2015


BMW S1000XR
BMW S1000XR

Motor

9

Parte ciclo

9

Confort

7

Electrónica

9

Equipamiento

9

Consumo

7

Prueba: 20.115 €

Serie: 16.950 €

9

Ducati Multistrada 1200
Ducati Multistrada 1200

Motor

9

Parte ciclo

9

Confort

8

Electrónica

8

Equipamiento

8

Consumo

7

Prueba: 16.990 €

Serie: 16.990 €

8

¿Se parecen? A primera vista podríamos pensar que sí, pero cuando te pones a sus mandos descubres que la nueva BMW S1000XR y la nueva Ducati Multistrada 1200 se diferencian mucho más de lo que podrías pensar, y no tardas ni 2 segundos en sentir lo diferentes que pueden llegar a ser. Las dos son europeas, por lo que tienen carácter y carisma propio, y aunque la Ducati es una evolución mejorada de un modelo ya veterano y la BMW llega completamente de nuevas las dos chocan de frente en el segmento de las motos trail asfálticas deportivas.

Las dos cuentan con una versión estándar que ronda los 17.000€ y las dos pueden ir “a full” por unos 20.000€. En esta comparativa hemos contado con la versión más equipada de la BMW, con todos los extras posibles, y por disponibilidad de unidades de pruebas con la versión estándar de la Ducati, que no es que vaya desnuda precisamente, pero no equipa todo lo que ofrece la versión “S”, como por ejemplo las suspensiones electrónicas dinámicas. Es decir, la comparativa no es justa del todo, en este caso la BMW disponía de un mayor equipamiento, pero gracias a nuestra experiencia con la predecesora de esta Multistrada sabemos de lo que es capaz la italiana, por lo que hemos podido ponerlas frente a frente sin problema. 

BMW S1000XR vs Ducati Multistrada 1200

Trail-asfáltica-deportiva-turismo

Parece que no resulta fácil definir estas motos… ¿Son trail asfálticas? ¿Son deportivas? ¿Son sport turismo? Sí y no. Es decir, son un poco de todas ellas sin dejar de ser cualquiera de las otras. Son motos trail totalmente asfálticas, aunque la posición de conducción pudiera permitir cierta conducción por tierra la realidad es que no están hechas para eso, por lo que es sobre el asfalto donde puede desarrollar todo su potencial. También son motos deportivas, las altas cifras de potencia y la avanzadísima electrónica que ofrece tanto BMW como Ducati poco tienen que envidiar a muchas deportivas natas, por lo que podemos hablar también de “deportivas cómodas”, donde la posición de conducción es relajada aunque podamos ir al ataque. Y sí, también son motos turismo, sport turismo diría yo, donde se cuida muy bien al pasajero y donde la capacidad de carga se resuelve a la perfección con un buen equipo de maletas laterales que ambas marcas ofrecen en su catálogo de accesorios. 

Como ves no es fácil definir estas motos con una sola palabra, Ducati lo hace muy bien al nombrar así su Multistrada, y es que se desenvuelve en cualquier tipo de carretera y en todas parece estar cómoda, hasta en plena ciudad gracias a su buena agilidad. BMW ha querido seguir un poco ese camino, basándose en un motor muy deportivo pero con las cualidades de una moto multiuso, como podría ser la propia R1200GS, pero dejando de lado su faceta trail para incrementar su carácter sport. A la hora de elegir una u otra… al final es cuestión de gustos. Si quieres viajar, si quieres salir de curvas, si quieres usarla a diario, si quieres exclamar un “¡Guau! ¡Vaya moto tengo!” cada vez que la veas en casa… ninguna te defraudará, pero en Alemania y en Italia se piensa de maneras muy diferentes, y es esa esencia junto a dos motores muy diferentes lo que te puede hacer decantarte por una o por otra.

BMW S1000XR: Todo el poderío alemán
BMW S1000XR

Teníamos ganas de ver qué había conseguido BMW al dar vida a su nueva S1000XR, una moto que ya había recibido premios antes incluso de haber visto la luz de forma definitiva. La declaración de intenciones era clara, juntar en una moto el motor más deportivo de tu gama y la electrónica más puntera que ha heredado de tu experiencia en competición ya había dado dos frutos, la S1000RR y la S1000R, pero ahora tocaba darle una vuelta a este concepto y crear una moto diferente, multiusos, más polivalente, pero con la esencia de sus otras dos predecesoras.

“Hagamos una moto deportiva pero de posición cómoda, una devoradora de curvas, una viajera agresiva”, parece que dijeron en BMW cuando plantearon la S1000XR sobre el papel. Los ingredientes ya los tenían en casa, no hacía falta ir a hacer la compra, sólo había que dar con la receta adecuada. Los cocineros alemanes se remangaron, se metieron en la cocina y no salieron hasta que consiguieron una moto súper efectiva, potente, ágil y equipada hasta los dientes. Si el cliente de la GS es un motorista más universal, en el caso de la XR el perfil se decanta más hacia los amantes de las sensaciones deportivas, de un comportamiento racing pero sin la exigencia de tener que ir agachado e incómodo. Los que tendrían una moto súper deportiva pero pasan de sacrificios innecesarios… ya tienen en el mercado una moto hecha a su medida. 

El motor es el tetracilíndrico de 999 cc de BMW, en este caso con 160 CV y un par de 112 Nm. Es decir, las mismas prestaciones de su hermana S1000R. Un propulsor súper progresivo, con un gran par que te saca desde abajo, con el que como te descuides puedes entrar en sexta en una rotonda y no percibir ni un traqueteo, ni una ligera tos. Es cuestión de abrir gas para volver a salir disparado. Pero es en la parte alta del cuentarrevoluciones donde se encuentras más cómodo y no tienes más que irte a una buena carretera de curvas como hicimos nosotros para comprobarlo. Estira que parece que no se acaba nunca, y si además equipas el quickshifter opcional que ofrece BMW como accesorio subirás y bajarás marchas a la velocidad del rayo sin tener que tocar el embrague y sin cortar gas cuando estás subiendo y acelerando. El carácter deportivo siempre está ahí y el punch de potencia hace su verdadera aparición al final de la franja de revoluciones, pero para ese momento ya te parece estar alcanzando la velocidad luz.

BMW S1000XR vs Ducati Multistrada 1200

La ergonomía se relaja respecto a la S1000R, la postura de conducción es cómoda, las rodillas van poco flexionadas y el ancho manillar facilita mucho la maniobrabilidad y el control sobre toda la moto. El chasis doble viga de aluminio es el mismo que en la streetfighter, pero las geometrías varían, con menor ángulo de dirección, más avance y una distancia entre ejes también mayor. En definitiva, unas cifras más similares a las de la GS para darle ese extra en un comportamiento también más turístico. Porque sí, aquí donde la ves, tan deportiva como decimos, también es una muy buena rutera, con buena protección aerodinámica con una pantalla que permite dos alturas de regulación manual, y un depósito de combustible de hasta 20 litros de capacidad. En este aspecto viajero sí le hemos encontrado un pequeño inconveniente, y es que unas ligeras vibraciones que llegan hasta los puños pueden llegar a ser molestas tras un largo periodo agarrados al manillar. El asiento anda ahí ahí, por su lado, tampoco es todo lo blando y confortable que podríamos esperar, ni el del piloto ni el del pasajero, y en ese sentido la Multistrada sí nos ha sorprendido muy positivamente.

A pesar de su peso y dimensiones la XR sorprende por moverse con una excelente agilidad, tirarla de un lado a otro entre curvas es cosa de niños con ese manillar y la parte ciclo sale a relucir en cuanto le exiges acción. Los frenos los firma Brembo y tienen una potencia y un tacto sobresalientes, y las suspensiones se comportan tal y como lo manda el guión, más aún si equipas el sistema Dynamic ESA de regulación electrónica dinámica como el de la moto que ves aquí.

La electrónica de la XR es también un capítulo aparte. De serie contamos con dos modos de conducción, Road y Rain (donde en este último la potencia se limita a 148 CV), pero opcionalmente se puede completar con dos “modos Pro”: Dynamic y Dynamic Pro, que son algo así como “deportivo” y “muy deportivo”. De serie equipa control de estabilidad ASC y frenada ABS, pero con los modos Pro se incluye también control de tracción DTC y ABS Pro que permite su actuación en curva. Dependiendo del modo que tengas seleccionado así será la entrega de la potencia y la intervención de los demás controles. El control de tracción y el ABS, por cierto, los puedes desactivar en marcha de manera muy sencilla.

Con todo esto puedes adaptar la moto a tus gustos y necesidades de cada momento, olvidarte de todo y centrarte en disfrutar de su conducción. Acelera, frena, inclina, acelera… y ya está, la XR y su electrónica hacen todo lo demás por ti, sea como sea la carretera y vayas al ritmo que vayas.

Ducati Multistrada 1200: La perfección de la especie
Ducati Multistrada 1200

La Multistrada es una moto que enamora, esa es la realidad. A muchos se le ponen corazones por ojos cuando la ven pasar, pero la sensación de enamoramiento es aún mayor cuando te pones a sus mandos. La anterior evolución de la Multistrada la probamos en 2013, cuando Ducati revolucionó lo que hasta entonces entendíamos por Multistrada, y ya entonces comprobamos que la fórmula utilizada era explosiva, en el mejor de sus sentidos. Ahora le llega el turno a esta versión 2015 de la Multistrada, sin duda mucho más refinada que la anterior pero sin que para ello haya tenido que perder una pizca de su carácter.

Se han realizado algunos cambios estéticos, sobre todo en su frontal, donde las formas han cambiado por completo aunque se mantienen las líneas de su predecesora, pero la Multistrada sigue siendo una moto compacta donde todo está medido y encajado al milímetro, de líneas perfectas, donde no hay nada fuera de lugar y por supuesto donde el diseño manda, como en buena Ducati.

Los cambios no son únicamente estéticos, ni mucho menos, en Italia han aprovechado para darle un buen repaso a una de las joyas de su corona y ponerla al día para que siga siendo una de las referencias más punteras del mercado, donde tecnología, prestaciones y electrónica se unen para conseguir una moto súper exclusiva.

El motor sigue siendo un bicilíndico en V Testastretta de 1198 cc, 160 CV y 136 Nm de par, pero ahora cuenta con un sistema DVT (Desmodromic Variable Timing) de sincronización de válvulas variable y continua desmodrómica para optimizar la potencia y el par a lo largo de una banda más amplia de revoluciones. Y sí, se nota, ahora la MTS es más progresiva y se comporta mejor abajo, es menos tosca que antes, pero no por ello dejarás de verte obligado a bajar marchas al reducir la velocidad pues aquí los errores no se perdonan y pasar por una rotonda con una marcha más larga de lo debido, puede que hasta la tercera sea excesiva, te hará terminar cogiendo el embrague para salir, pues pronto empezarán los traqueteos. La Ducati está más un poco más arriba, y cuando pasas de las 6.000 vueltas comienza la fiesta.

BMW S1000XR vs Ducati Multistrada 1200

¿Alguna vez has sido lanzado por una catapulta? Yo tampoco, pero seguro que es algo parecido a abrir gas a fondo en la Multistrada. Este Testastretta tiene genio para dar y repartir, le viene perfecto a un conjunto tan compacto y ágil como el de la MTS, y es que su comportamiento entre curvas es una auténtica delicia. Estable, intuitivo, tremendamente noble y muy rápido además. La electrónica es sin duda uno de los puntos fuertes de la Multistrada, disponemos de cuatro “riding modes”: Urban (100 CV), Touring (160 CV), Enduro (100 CV) y Sport (160). En cada uno de ellos se configura el control de tracción, el ABS de calibración múltiple para curvas, el Ducati Wheelie Control y la entrega de potencia además del acelerador Ride-by-Wire, todos se configuran en diferentes niveles dependiendo del modo seleccionado. Además, lo bueno de la Ducati es que todos estos controles pueden ser ajustados manualmente a nuestro gusto y necesidades, sin tener que depender de los parámetros definidos en los modos, por lo que es totalmente personalizable. 

Pero aún hay más, en esta unidad que hemos probado contamos con unas buenas suspensiones, horquilla invertida de 48 mm, con 170 mm de recorrido, y amortiguador Sachs con el mismo recorrido, todo multirregulable manualmente, pero es que en la versión Multistrada 1200 S, la “tope gama”, las suspensiones se regulan con el sistema Ducati Skyhook Suspension, un control de suspensión semiactivo que ajusta la amortiguación de forma automática, continua y en tiempo real. La adaptación al terreno es asombrosa y la estabilidad prodigiosa, el Skyhook hace honor a su nombre y parece llevarnos colgados del cielo por encima de los baches, y los efectos de compresión y extensión ni se notan. Un trabajo excelente el de Ducati en este sentido, así lo era en la versión 2013 que ya habíamos probado y ahora ha sido optimizado, lástima que esta vez no hayamos podido disponer de esta versión S para compararla frente a frente junto a la BMW.

Pero además de ser una deportiva nata, la Multistrada es además una muy buena viajera, y ahora lo es más y mejor gracias a unas cuantas mejoras que hacen de ella una moto más ergonómica y confortable. Aquí la italiana puede sacar pecho frente a la BMW, y ese prejuicio que podríamos tener sobre el confort alemán y la radicalidad de Ducati en este caso se invierte, la Ducati se nota más confortable y acogedora que la BMW, tanto para piloto como para pasajero, y en la alemana nos encontramos con un asiento más duro y menos amigable. Todo sería cuestión de tirar del catálogo de accesorios para solventar ese problema, claro.

La diferencia entre la MTS básica y la MTS 1200 S es de 3.000€, un dineral, sí, pero ya puestos… qué diablos, la inversión merece la pena, y si tiramos la casa por la ventana la tiramos de verdad, sin medias tintas. De todos modos, la Multistrada estándar ya cumplirá sin duda con tus expectativas, aunque si quieres lo mejor de lo mejor raro es que puedas encontrar una moto más puntera que la Multistrada 1200 S.

Lo mejor de las motos

BMW S1000XR
Motor
Electrónica
Extras disponibles
Ducati Multistrada 1200
Motor
Comportamiento
Agilidad

Lo peor de las motos

BMW S1000XR
Asiento duro
Vibraciones
Precios extras
Ducati Multistrada 1200
Calor motor
Bajos motor

Detalles de las motos

BMW S1000XR
BMW S1000XR

El motor de la S1000XR es el tetracilíndrico deportivo de BMW, es decir, el de la BMW S1000RR y la S1000R. En este caso desarrolla 160 CV a 11.000 vueltas y 112 Nm a 9.250 rpm. Muy rápido, rabioso arriba pero también con unos grandes bajos que te permiten olvidarte un poco de la marcha que llevas engranada, porque te saca estés donde estés. Tiene genes deportivos y eso se nota desde que das el contacto.

BMW S1000XR

Dos discos delanteros de 320 mm, con pinzas radiales de 4 pistones, y otro trasero de 265 y pinza de 2 pistones. Todo equipado con BMW Motorrad Race ABS, parcialmente integral y desconectable. La BMW tiene mordiente de sobra para mantener una conducción deportiva alegre. Además, con los modos “Pro” opcionales se incluye un ABS Pro desarrollado para frenar en curva con la moto inclinada.

BMW S1000XR

Una horquilla telescópica invertida de barras de 46 mm y 150 mm de recorrido con un amortiguador trasero de 140 mm de recorrido. De serie son regulables manualmente, pero lo realmente interesante es montar el sistema Dynamic ESA opcional, las suspensiones electrónicas dinámicas que se adaptan a las exigencias del terreno en tiempo real. Las suspensiones son 30 y 20 mm más largas, delante y detrás respectivamente, frente a su hermana S1000R.

BMW S1000XR

El cuadro de instrumentos de la BMW combina información analógica y digital, con una gran y clara esfera para un cuentarrevoluciones de aguja y un display LCD para todo lo demás. La velocidad es en digital, y junto a ella el indicador de marca engranada, el modo seleccionado, kilometrajes total y parcial, consumos, temperaturas, velocidad media, laptimer, hora… es decir, de todo lo que puedas necesitar.

BMW S1000XR

De serie la S1000XR ofrece dos modos de conducción: Road y Rain, pero opcionalmente se pueden complementar con dos modos “Pro”: Dynamic y Dynamic Pro. Por supuesto el acelerador Ride-by-Wire es fundamental en todo ello. De serie monta el control de estabilidad ASC y frenada con ABS, pero adquiriendo los modos “Pro” opcionales se mejora a control dinámico de tracción DTC con sensor de inclinación y al ABS Pro que permite su actuación en curva. En este apartado también se incluye el sistema opcional de suspensiones electrónicas Dynamic ESA.

Ducati Multistrada 1200
Ducati Multistrada 1200

El motor de la Multistrada 2015 va un paso más allá. Es un Testastretta de 1198 cc, 160 CV y 136 Nm, pero ahora cuenta con un sistema DVT (Desmodromic Variable Timing) de sincronización de válvulas variable y continua desmodrómica a fin de optimizar la potencia y el par a lo largo de una banda más amplia de revoluciones. El objetivo ha sido conseguir más potencia arriba y más par abajo, permite avanzar o retardar continuamente la sincronización de las válvulas de admisión y de escape girando los árboles de levas para que funcionen eficientemente a una gama más amplia de velocidades.

Ducati Multistrada 1200

El ABS de la MTS 1200 es de serie pero no es cualquier ABS, es un sistema de calibración múltiple para curvas 9ME Bosch que actúa y se regula incluso cuando tenemos la moto inclinada. Reduce la tendencia de la moto a volver a una posición recta saliendo del carril deseado, pues la función combinada del sistema de frenos crea la mejor distribución posible de la fuerza de frenada entre ambas ruedas. Delante se montan dos discos de 320 mm, con pinzas radiales de 4 pistones, y detrás otro de 265 con 2 pistones.

Ducati Multistrada 1200
Es uno de los puntos más importantes de la Multistrada de Ducati. Esta versión estándar que aquí probamos cuenta con unas buenas suspensiones, horquilla invertida de 48 mm, con 170 mm de recorrido, y amortiguador Sachs con el mismo recorrido, pero de regulación manual convencional. Sin embargo, la Multistrada 1200 S va mucho más allá con el sistema Ducati Skyhook Suspension, un control de suspensión semiactivo que ajusta la amortiguación de forma automática, continua y en tiempo real. Una verdadera maravilla, ofreciendo una estabilidad y una adaptación al terreno asombrosa. El Skyhook hace honor a su nombre y parece llevarnos colgados del cielo por encima de los baches.
Ducati Multistrada 1200

Esta Multistrada estándar monta un cuadro de instrumentos donde toda la información se ofrece de manera digital en una gran pantalla LCD Premium. No se echa nada en falta, donde ordenador de a bordo, modos de conducción, controles varios y un largo etcétera se nos ofrece en todo momento. La versión 1200 S va más allá y cuenta con un panel Full TFT donde la configuración de la pantalla es variable con cuatro opciones diferentes.

Ducati Multistrada 1200

Es uno de los puntos fuertes de esta Ducati y en este apartado entran muchas cosas. Disponemos de cuatro “riding modes” (Urban, Touring, Enduro y Sport) y en cada uno de ellos se configura el control de tracción, el ABS de calibración múltiple, el Ducati Wheelie Control y la entrega de potencia además del acelerador Ride-by-Wire, todos se configuran en diferentes niveles dependiendo del modo seleccionado. Además, todos estos controles pueden ser ajustados manualmente a nuestro gusto, sin tener que depender de los parámetros definidos en los modos. En la versión 1200 S también se regulan las suspensiones Ducati Skyhook Suspension y los gráficos del panel de instrumentos.

Fichas técnicas

BMW S1000XR

Tipo:

Tetracilíndrico, 4T, 999 cc, 16 válvulas, DOHC.

Refrigeración:

Líquida

Potencia máxima:

160 CV a 11.000 rpm

Par máximo:

112 Nm a 9.250 rpm

Cambio:

6 velocidades

Transmisión:

Cadena

Tipo:

Aluminio con motor parcialmente portante

Suspensiones:

Horquilla invertida 46 mm y 150 mm recorrido / Monoamortiguador 140 mm recorrido.

Delantero:

Doble disco 320 mm. Pinza radial 4 pistones. ABS serie desconectable

Trasero:

Disco 265 mm. Pinza 2 pistones. ABS serie desconectable

Longitud:

2.183 mm

Distancia entre ejes:

1.548 mm

Altura del asiento:

840

Peso lleno:

228 Kg

Capacidad del depósito:

20 litros

Neumáticos:

120/70-17” / 190/55-17”

Ducati Multistrada 1200

Tipo:

Bicilíndrico en L Ducati Testastretta, 4T, 1198,4 cc, 12 válvulas, Desmodrómico de distribución variable

Refrigeración:

Líquida

Potencia máxima:

160 CV a 9.500 rpm.

Par máximo:

136 Nm a 7.500 rpm

Cambio:

6 velocidades

Transmisión:

Cadena

Tipo:

Multitubular

Suspensiones:

Horquilla invertida 48 mm. 170 mm recorrido / Monoamortiguador Sachs, 170 mm recorrido

Delantero:

Doble disco 320 mm. Pinza radial Brembo monobloque 4 pistones. ABS con asistencia en curva.

Trasero:

Disco 265 mm. Pinza 2 pistones. ABS con asistencia en curva.

Longitud:

2.200 mm

Distancia entre ejes:

1.530 mm

Altura del asiento:

825/845 mm

Peso lleno:

232 Kg

Capacidad del depósito:

20 litros

Neumáticos:

120/70-17” / 190/55-17”

Ya está disponible el número 89 de nuestra revista ¡Totalmente gratis aquí!

Número #129: Vuelta al cole en moto

En el número 129 de Moto1Pro volvemos al cole. No solo te damos consejos para conducir con menores sino que te enseñamos cuáles son las mejores motos y scooter para hacerlo con y sin carnet. Te contamos qué dice la ley sobre menores en moto tanto en España como en UE y te revelamos todo lo que debéis saber sobre el equipamiento para niños. Además, probamos la KTM RC 390 2022 y la Yamaha Tracer 9 y nos damos una vuelta por la Rodibook 2021 ¿Quieres más? Mete 1ª que ¡Arrancamos!