Yamaha X-Max 400 vs Kymco Xciting 400

Comparativa Yamaha X-Max 400 y Kymco Xciting 400i

Kymco Xciting 400i o Yamaha X-Max 400. Nos sobran motivos para querer hacerles un hueco en nuestros garajes. Scooters urbanos, scooters deportivos y scooters prácticos. Cualquiera que sea tu razón, ellos tienen 400 para hacerte feliz.

Autor:
R. Ruiz, N. Aróstegui
Foto:
Alberto Lessmann
Publicado el 07/06/2016
Yamaha X-Max 400 vs Kymco Xciting 400
X-Max 400
Yamaha xmax 400

Motor

8

Parte ciclo

7

Confort

7

Electrónica

5

Equipamiento

7

Consumo

8

Prueba: 5.999€ €

Serie: 5.999€ €

7

Xcinting 400i
Kymco xciting 400

Motor

8

Parte ciclo

8

Confort

8

Electrónica

4

Equipamiento

7

Consumo

8

Prueba: 5.399€ €

Serie: 5.399€ €

7

Siempre lo hemos dicho. El único problema que tiene probar un megascooter es que casi al instante ya te gustaría tener uno en propiedad para usarlo cada día. Quizá no tengas ni espacio, ni economía, ni ganas de tener un scooter pequeño para el día a día, y además una moto de mayor cilindrada con la que puedas escaparte en tus ratos libres del mundanal ruido de la ciudad. Por eso existen estos scooters de 400 cc, para que puedas tenerlo todo en un mismo vehículo, ya sea porque necesitas practicidad, o porque no quieres renegar de tus ratos de diversión sobre dos ruedas.

Las marcas lo saben y Kymco y Yamaha se han puesto las pilas. El primero con un perfecto término medio de su familia Xciting, y el segundo con el mayor X-Max hasta ahora conocido. Son rivales directos, con motores monocilíndricos de 400 cc y tanto uno como otro con un precio más que ajustado. ¿Cuál es el tuyo? Sigue leyendo y los conocerás al detalle.

Yamaha X-Max 400: tamaño de 250, con prestaciones de 400
YAMAHA X-MAX 400

Con el X-Max 400, Yamaha había conseguido hacer el mayor X-Max de la historia, recuperando y mejorando el propulsor del Majesty 400, pero manteniendo las dimensiones de los X-Max 125 y 250, y eso le da alas en la ciudad. Un megascooter potente y capaz, pero ágil y muy manejable. ¿La combinación perfecta? Si no lo es, se parece mucho, y más teniendo en cuenta cómo ha ajustado su precio la firma de los diapasones.

La experiencia nos dice que X-Max es sinónimo de éxito y ahora que hemos probado de nuevo este 400 la verdad es que razones no le faltan para estar en el punto de mira de todo aquél que busque un scooter tan ciudadano como rutero. Dentro del tráfico urbano sólo nos frena un poco la anchura del grupo trasero, especialmente el voluminoso escape que ya veíamos por mejorar en el Majesty, y que en este X-Max sigue siendo largo y sobresale demasiado, por lo que en giros cerrados tendrás que tener un poco de ojo para no arañarlo antes de que te des cuenta.

Cuando lo probamos por primera vez en Milán ya tuvimos ocasión de conocer su comportamiento a ritmo rápido (muy rápido) y notamos que a esas velocidades que rondaban los 160 km/h en grandes curvones se podía llegar a transmitir algún movimiento, pero esta vez, ahora que en la unidad probada se habían cambiado los neumáticos de origen por unos más redondos, no nos hemos ni acordado de aquellas faltas de estabilidad. El propulsor es ligeramente menos potente que el del KYMCO, entre 4 y 5 CV sobre el papel, pero aún así en el Yamaha la respuesta al gas nos ha parecido más directa e inmediata. En el X-Max se nota mayor tirón en los primeros metros al contar con un desarrollo más corto, pero que conforme se empieza a estirar es el KYMCO el que comienza a destacar.

Un GT con el que ratonear

La dirección es ágil, muy ágil, y este 400 se meterá por el recoveco que se te antoje como si de un scooter urbano se tratase. Se te olvida que llevas un megascooter a tus mandos hasta que abres gas a fondo y sales catapultado al instante, antes de que seas consciente ya estás circulando a 100 km/h, así que cuidadito en la ciudad si no quieres que algún radar te borre la sonrisa de golpe. Otro inconveniente que se puede encontrar al callejear, o al maniobrar sobre él, es la altura y la anchura del asiento para el piloto, ya que si no eres especialmente alto puede que esto te reste confianza al poner los pies en el suelo.

Estéticamente es todo un X-Max, deportivo pero elegante, y eso se ve en cada una de sus curvas. La pantalla nos ha resultado más protectora que la del KYMCO y también encontramos mayor capacidad en el hueco bajo el asiento. Es un hueco alargado y más estrecho que el del Xciting, pero sí permite guardar en él dos cascos integrales e incluso alguna cosa más.

Kymco Xciting 400i: el mejor Xciting jamás visto
Kymco Xciting 400i

El KYMCO Xciting es ya todo un veterano, pero la firma taiwanesa cada vez lo hace más interesante y atractivo. Con el paso de los años lo hemos conocido en 500 y en 250, pero ahora KYMCO apuesta de lleno por esta versión 400 que reúne lo mejor de uno y de otro.

La experiencia ha permitido ir refinando cada vez más este concepto Xciting y poco a poco se acerca más a la perfección, o al menos al concepto de perfección que muchos buscan en un scooter de sus características. Como no podía ser de otro modo, el Xciting sigue siendo un scooter de marcado carácter deportivo, con una estética agresiva y siempre capaz de ofrecer un alto rendimiento en conducción sport, manteniendo una doble tija en la dirección que tan buen comportamiento le ha otorgado siempre.

En cuanto nos pusimos a sus mandos nos gustaron mucho las sensaciones que nos llegaban a las manos. Mucho control y todo el tacto de la rueda delantera, con una respuesta del motor suave pero enérgica que rápidamente comienza a mostrar todo lo que lleva dentro. El nuevo propulsor de KYMCO se ha denominado SK80, un monocilíndrico de 399 cc para el que se declaran hasta 36 CV a 7.500 rpm, pero su desarrollo sale a relucir conforme avanzan los metros y se apuesta más por una alta velocidad punta (“dicen” que hasta se alcanzan los 170 km/h…) que por una aceleración fugaz al primer golpe de gas.

El gusto por el detalle

A KYMCO siempre le ha gustado cuidar especialmente los detalles en sus modelos y en este Xciting no iba a ser menos. Una buena muestra de ello es el diseño de cada uno de sus plásticos, con el uso de LED cada vez más generalizado, o la idea de incluir un freno de estacionamiento que por ejemplo no le vendría mal al X-Max 400, o también sus manetas regulables. Del lado práctico, en cuanto a capacidad de carga se refiere, hay que hablar de su guantera, un poco justa de tamaño, de su hueco bajo el asiento, donde no llegan a caber dos cascos integrales como en el Yamaha, pero también de su útil gancho portabultos, algo que su rival japonés se dejó por el camino.

Comparado con su anterior hermano 500 todo son ventajas. Corre más, es más ligero, más ágil, más bonito y además gasta bastante menos. El nuevo motor es de lo mejor que ha hecho KYMCO en los últimos tiempos junto al 300 del Super Dink. Bien es cierto que en ciudad el X-Max termina sacando pecho cuando exigimos una gran agilidad a la hora de moverse entre coches, pero las prestaciones del Xciting en carretera abierta son de vértigo y es una manera cómoda de acortar las distancias en tu día a día, o en escapadas de fin de semana, ya sea en solitario o en compañía.

Lo mejor de las motos

X-Max 400
Capacidad de carga
Prestaciones motor
Agilidad
Xcinting 400i
Frenada
Prestaciones
Freno de estacionamiento

Lo peor de las motos

X-Max 400
Escape voluminoso
Estabilidad con carga máxima
Anchura/altura del asiento
Xcinting 400i
Capacidad de carga bajo el asiento
Guantera escasa

Detalles de las motos

X-Max 400
Yamaha xmax 400

El X-Max presume de un muy buen cuadro de instrumentos. Dos grandes esferas a cada lado para velocidad y revoluciones, con una pantalla digital central donde tienes hora, consumos, nivel de combustible, temperatura del motor, kilómetros y parciales. El diseño tiene cierta inspiración automovilística, pero las formas deportivas de los marcos de cada esfera recuerdan la filosofía X-Max.

Yamaha xmax 400

El asiento del X-Max es muy amplio, tanto para el piloto como para el pasajero, con un pequeño respaldo para el delantero y un generoso respaldo opcional para el trasero. La zona delantera del asiento es quizá algo ancha al paso de las piernas, por lo que suma unos centímetros a la hora de alcanzar el suelo. Los más bajitos agradecerían un asiento más estrecho en esa zona.

Yamaha xmax 400

El X-Max ofrece dos guanteras delanteras con las que ampliar la capacidad de carga. La izquierda es más profunda y cuenta con cierre con llave, mientras que la derecha es de cierre rápido sin llave para lo que necesites tener más a mano, como llaves, tarjetas, etc. Lastima que ninguna de ellas incluya una toma de corriente.

Yamaha xmax 400

El diseño de la carrocería del X-Max es muy compacto a pesar de ser un 400. La estética es cien por cien X-Max, inconfundible, pero es además el primer scooter Yamaha que incorpora luces de posición LED. Muy deportivo y muy agresivo, con muy buena calidad de acabados.

Yamaha xmax 400

En Yamaha están muy orgullosos de la capacidad de carga del X-Max 400. El hueco bajo el asiento es un 10% mayor que el del X-Max 250, con ahora un total de 37 litros de carga. Es un espacio alargado donde caben dos cascos integrales de sobra y aún queda espacio para algo más. Un espacio más ancho y diáfano, y no tan estrecho y alargado, a veces resulta más útil, pero además de que ensancharía el scooter todo depende de lo que quieras llevar.

Xcinting 400i
Kymco Xciting 400i

El KYMCO luce un cuadro de instrumentos compacto, con bastante información en digital y un cuentarrevoluciones analógico de aguja que aumenta su aspecto deportivo. Todos los datos son fácilmente legibles, con nivel de combustible, temperatura del motor, reloj horario, cuentakilómetros total y parcial, y todos los chivatos habituales, donde destacan el de carga del teléfono (toma de corriente) y el de aviso de revisión o cambio de aceite.

Kymco Xciting 400i

Bajo el asiento del KYMCO Xciting 400 encontramos un buen hueco, pero no llega a ofrecer toda la capacidad que encontramos en el Yamaha X-Max 400, y es que en este caso sólo cabe un casco integral, y no dos como en el japonés. Al ser diáfano sí permite guardar objetos como mochilas o incluso un ordenador portátil, y dos amortiguadores hidráulicos se encargan de mantener el asiento abierto para que nos seas más cómodo acceder a él.

Kymco Xciting 400i
KYMCO no se ha andado con chiquitas a la hora de desarrollar el equipo de frenos de su nuevo Xciting. Este 400 cuenta en el tren delantero con dos discos lobulados de 280 mm y pinzas de anclaje radial, raro es que necesites más potencia de frenado.
Kymco Xciting 400i

Se mantiene viva la esencia del KYMCO Xciting pero ahora se actualiza ligeramente, donde se mantiene su afilada doble óptica, con LEDs para luces de posición, y también ahora para todos los intermitentes y el piloto trasero. Su estética deportiva lleva a este Xciting a montar una atractiva pantalla ahumada algo recortada, lo que penaliza si nos interesa tener una buena protección aerodinámica.

Kymco Xciting 400i

Nunca está de más, y al tratarse de un scooter 400 y de más de 200 kilos aún tiene más sentido. A la altura de la rodilla derecha, por debajo del contacto, disponemos de una palanca con la que accionar un práctico freno de estacionamiento que actúa sobre el disco del tren posterior. Así será fácil poder disponer de las dos manos en caso de parar en una pendiente (rampa del garaje, por ejemplo).

Fichas técnicas

X-Max 400

Tipo:

Monocilíndrico 4T, 395 cc, 4 válvulas

Refrigeración:

Líquida

Potencia máxima:

31,5 CV a 7.500 rpm

Par máximo:

33,8 Nm a 6.000 rpm

Cambio:

Variador automático

Transmisión:

N.D.

Tipo:

Multitubular en acero

Suspensiones:

Horquilla telescópica / Doble amortiguador. Precarga.

Delantero:

Doble disco 267 mm. Pinza doble pistón.

Trasero:

Disco 267 mm. Pinza de doble pistón.

Longitud:

2.190 mm

Distancia entre ejes:

1.565 mm

Altura del asiento:

785 mm

Peso lleno:

211 Kg

Capacidad del depósito:

14 litros

Neumáticos:

120/70-15” / 150/70-13”

Xcinting 400i

Tipo:

1 cilindro 4T, 399,9 cc, 4 válvulas

Refrigeración:

Líquida

Potencia máxima:

36 CV a 7.750 rpm

Par máximo:

37 Nm a 6.000 rpm

Cambio:

Variador automático

Transmisión:

N.D.

Tipo:

Tubular en acero

Suspensiones:

Horquilla telescópica hidráulica / Doble amortiguador

Delantero:

Disco 280 mm

Trasero:

Disco 240 mm

Longitud:

1.975 mm

Distancia entre ejes:

1.570 mm

Altura del asiento:

795 mm

Peso lleno:

200 Kg

Capacidad del depósito:

12,5 litros

Neumáticos:

120/70-15” / 150/70-14”

Texto:

R. Ruiz, N. Aróstegui

Fotos:

Alberto Lessmann

Publicado el 07/06/2016

Ya está disponible el número 89 de nuestra revista ¡Totalmente gratis aquí!

Número #107: ¡Comparativa Scrambler!

En este nuevo número de Moto1pro enfrentamos la Husqvarna Svartpilen 701 contra la Ducati Scrambler Full Throttle y la Triumph Street Scrambler. Probamos a también a fondo la Kawasaki ZX-6R, toda una SuperSport de calle, y la Zontes V-310. Además, viajamos a Italia para tomar parte en el Rally Transitalia Marathon de la mano de T.ur, probamos cinco cascos réplica de pilotos de MotoGP y damos una vuelta por las cinco motos de película más impactantes. Además de nuestras secciones habituales…