Opinión

La libertad en tiempos difíciles

R.M.
16/03/2020
Dada la situación actual debemos ser conscientes de lo que estamos viviendo y actuar en consecuencia.

Las motos son sinónimo de libertad, sensaciones, adrenalina, aire libre, independencia,… Son emociones a las que muchos estamos enganchados. Disfrutar de nuestra moto, ya sea de campo, deportiva,  trail… nos transporta a un estado de felicidad absoluto, donde las preocupaciones desapareen y los pensamientos solo se focalizan en la carretera, la trazada, la senda o la rodera, convirtiendo la moto en el mejor ejercicio de mindfulness que existe.

Pero todo esto queda en un segundo plano cuando la prioridad es nuestra propia supervivencia y la de los que tenemos al lado. A día de hoy, 16 de marzo de 2020, todos en el territorio español tenemos un alto riesgo de contagiarnos por el Coronavirus -la palabra más repetida de la historia reciente- si nos movemos o interactuamos con otras personas. Esa probabilidad es mucho más alta de lo que gente cree y, si todos nos moviéramos a nuestro libre albedrío, todos quedaríamos contagiados.

Una vez contagiados, pensando solo en nosotros mismos, tal vez no nos enteremos de que tenemos la enfermedad pero, depende de cómo nos afecte, también podemos morir. Porque aunque es improbable en gente sana y joven, también puede pasar. Y entre medias de estas dos opciones hay gente que lo está pasando realmente mal durante varios días. Por otro lado, pensando en los demás, podemos transmitirlo a otra persona que juegue con otras cartas y no pueda superar la enfermedad, por lo que directamente estaríamos haciendo un mal terrible a esa persona.

Pero lo grave no es eso, lo grave es que las camas de los hospitales se llenan mucho más rápido de lo que se vacían por lo que el colapso es inevitable. En esta situación, una persona con cualquier otra necesidad por la que acudir al hospital no será atendida con la rapidez y medios necesarios, por lo que también puede peligrar su vida. Y, en estas circunstancias, también podéis encontraros si salís con vuestras motos.

Ante estos hechos todo queda en un segundo, tercer o cuarto plano. Es tiempo de actuar y no hacer nada. Ser solidarios y aislarnos. Ser tenaces y quedarnos en casa.

Por suerte, el mundo del periodismo especializado podemos seguir trabajando desde casa y seguiremos creando contenido en nuestra web para saciar en parte vuestra sed de motos:

- Podéis poner a punto vuestra moto de carretera o de campo.
- Podéis entreteneros con los reportajes de todo tipo.
- Podéis planear viajes para cuando todo esto pase.
- Podéis ver videos curiosos.
- Podéis conocer cómo funcionan las motos.
- Podéis leer como eran las carreras de MotoGP en otra época.
- Podéis aprender a montar mejor en moto.
- …

Podéis aprender cómo reparar una avería inesperada en vuestra moto que os ahorrará tiempo y dinero, conocer un nuevo dato curioso que comentar en el grupo de WhatsApp, podéis aprender mejores técnicas de pilotaje y a actuar en situaciones de emergencia… Tenéis a vuestra disposición cosas muy útiles y muy entretenidas.

Tenéis las herramientas para seguir conectados a este mundo que tanto nos gusta pero de una forma diferente y cumpliendo con el deber social que nos toca ahora.

Acabamos de empezar y no va ser fácil, ya que poco a poco estar en casa se nos hará más difícil pero aquí estaremos para entreteneros.

Y pensad que el día que volvamos a salir con nuestras motos, ¡va a ser épico!

Relacionados

Te puede interesar

Ya está disponible el número 89 de nuestra revista ¡Totalmente gratis aquí!

Número #117: La Moto, la solución

En el 117 la Moto es la Solución. Te enseñamos sus beneficios y tras probar la Peugeot Metropolis nos preguntamos: ¿Qué es mejor, 3 o 2? Pero sois vosotros los que nos contáis por qué habéis elegido un Scooter en “Tu opinión cuenta”. Y nos ponemos el casco, un HJC RPHA 11, para probar la precisión de la KTM Duke 890 R y la deportividad de la Ducati Panigale V2, con la que no sé si podríamos haber hecho la RodiBook 2020. Lifestyle, El niño de la curva, MotoSpirit... ¿Depósito lleno? ¡Arrancamos!