Prueba KTM 1290 Super Adventure R

Prueba KTM 1290 Super Adventure R: perder la virginidad

Siempre hay una primera vez. Descubrir el desierto sobre la nueva KTM 1290 Super Adventure R y pilotarla en su hábitat es una de esas sensaciones difíciles de explicar. Excitante, placentero, novedoso e incluso orgásmico. ¡Es como perder la virginidad!

Autor:
Jorge Torrecillas
Foto:
Sebas Romero / Marco Campelli
Publicado el 10/03/2017
Prueba KTM 1290 Super Adventure R

ASPECTOS POSITIVOS

Electrónica
Motor
Capacidad off road

ASPECTOS NEGATIVOS

Maniobra en parado
Dimensiones

“¿Has conducido alguna vez en arena o dunas? Usa segunda y tercera. Primera no. Hecha el peso detrás y no toques el freno delantero. No cortes gas y si la moto se mueve mucho abre más el acelerador. Desconecta el control de tracción, amigo. Empieza la fiesta”. Son las palabras de nuestro guía y monitor de lujo Chris Birch, todo un maestro del pilotaje off road, una institución en el hard enduro y, además, uno de las personas más experimentadas en llevar al extremo motos trail de alta cilindrada.

Estamos en el Parque Natural de Paracas en Perú. Un paraje totalmente dakariano donde las dunas dan paso a la costa del Pacífico. El inigualable escenario escogido por KTM para presentar su 1290 Super Adventure R. La más salvaje de todas las maxi trail del mercado a la que íbamos a someter a toda una prueba de fuego en condiciones reales de rally. Más de 240 km de pista, arena, dunas y desierto pedregoso. Nada de medias tintas. Off road puro y duro. Sólo 10 km de asfalto a modo de enlace.

A los pies de las grandes dunas la arena es tan fina que parece sal. Engrano segunda y abro gas. La moto escarba pero no se hunde. Comienzan un mar de sensaciones nuevas que se van incrementando a medida gano velocidad y confianza. Una máquina de más de 230 kg surcando el desierto como lo haría un gran longboard en las olas. Grito dentro del casco. Todo es nuevo, excitante, sorprendente y placentero. Es como perder de nuevo la virginidad. Orgásmico. Estamos sobre la nueva gran viajera de KTM muy lejos de casa y viviendo en primera persona lo que reza su nombre: Súper Aventura.


R de Radical, de Racing 

KTM no se ha dejado nada en el tintero para su nueva criatura. Ha ido con todo y a por todas. No sólo por el impresionante pack electrónico que monta de serie – ver en detalles- sino por el nuevo conjunto de suspensiones, que sin duda transforma esta bestia en algo más que una maxitrail. La horquilla delantera es una WP de 48 mm especialmente taradas para este modelo. El ajuste de rebote, compresión y extensión se hace desde la parte superior de las barras de manera sencilla con clics, como en los modelos de enduro. No monta las suspensiones electrónicas de su hermana la Super Adventure S, más pesadas y tecnológicas. Tienen 220 mm de recorrido y un sistema hidráulico especial que evita el rebote cuando el tren delantero se aligera. Algo bastante habitual con tantos caballos en la rueda trasera. Detrás, PDS también de 220 mm. He de resaltar el gran trabajo que hace la suspensión trasera en condiciones de máxima fatiga.

Su corazón es el ya conocido bicilíndrico en V de 1301 cc, 160 CV y un apabullante par de 140 Nm. Este ha sido concebido de tal forma que pueda llevarlo desde el usuario con menos experiencia, gracias a su suavidad, al piloto experimentado, ya que su respuesta es contundente y salvaje si es lo que buscas. El nuevo cigüeñal es la clave ya que reduce las vibraciones y la oscilación de masas a la vez que los nuevos y ligeros pistones –con herencia de la F1. Además monta un nuevo embrague antideslizante que ayuda al pilotaje y evita la pérdida de tracción de la rueda trasera. A pesar de su tamaño disipa muy bien el calor y apenas transmite la temperatura al piloto.

Prueba KTM 1290 Super Adventure R

La KTM 1290 Super Adventure R: Adaptada al off road

Además de sus llantas de radios de 21 y 18 pulgadas, la KTM 1290 Super Adventure R, está preparada para el off road incorporando un asiento de una pieza que permite el movimiento del piloto sobre él. Además las estriberas son regulables y monta una pantalla baja que evita que al ir de pie impacte con el casco. El manillar también es ajustable y en él encontramos unos nuevos cubremanetas más off road. De serie incorpora barras de protección para su gran depósito de 23 litros. Para rematar su nueva pantalla LCD de 6,5 pulgadas nos da toda la información sobre la moto de manera instantánea y con un manejo muy práctico. Esto unido a la gran cantidad de accesorios que KTM ya tiene disponible en sus Power Parts hace que esta R tenga el aspecto racing que se espera de ella.

¿Cómo va?

Para saber cómo va esta moto en carretera es mejor que leáis el test del modelo 1290 Super Adventure S que probamos hace  hace unos días. Mi experiencia ha sido totalmente fuera del asfalto con neumáticos de tacos (Conti TKC 80) y en un terreno totalmente desértico, como os apuntaba arriba.

Antes de llegar a las dunas pasamos por varios escenarios. Primero carretera rota y después pista. Un terreno en el que esta gigante se siente en su salsa. Cuando sales del asfalto es aconsejable activar el modo Off Road. Automáticamente se reduce la potencia a 100 CV y se activan los modos de control de tracción y ABS menos intrusivos. La rueda trasera queda liberada del ABS, mientras que la delantera sólo actúa en caso extremo. Sorprende mucho lo que dan de sí estos 100 CV por el campo. No necesitas más. Y el control de tracción desarrollado conjuntamente con Continental es magnífico. Sin lugar a dudas el más apto para los que tienen experiencia en off road. Te deja derrapar de lo lindo pero siempre con un límite que vela por tu seguridad. Saber que está ahí actuando te da el plus de tranquilidad y confianza al abrir gas que con estos mastodontes se necesita. En cualquier caso si quieres desconectarlo es tan sencillo como apretar un botón en la piña izquierda. Inmediato.


El motor tiene un par increíble y puedes ir en marchas largas sin traqueteos, eso sí con sólo insinuar que quieres guerra te la dará. El empuje es enorme pero dosificable en todo momento. No hay que apabullarse por sus cifras, es más manejable de lo que puedas pensar. Además el conjunto de suspensiones transmite mucha información al piloto. Lee bien el terreno y es estable tanto a baja como a alta velocidad.

Como se ve a simple vista es una moto alta y si eres de talla pequeña te costará subirte, bajarte y moverla en parado; pero una vez sobre ella se percibe el gran trabajo que han hecho en la ergonomía. Te adaptas enseguida a ella y sus mandos. La instrumentación en muy intuitiva y casi todo es ajustable a tu gusto (manetas, manillar, estribos, palancas de freno y cambio, modos de conducción…). Tanto de pie como sentado se ha conseguido que el piloto tenga un control absoluto del conjunto. Una posición muy endurera que se echaba de menos en las grandes trail actuales. Esto hace que enseguida te metas en el papel. La aventura está a tu alcance. Y a medida que haces km vas queriendo más. La moto te da lo que pides y eso es lo malo. Si te descuidas y te dejas llevar puedes descubrirte en mitad de la nada. Los límites los pones tú.

Hay que tener en cuenta que la moto es grande y por consiguiente pesada. Sus más de 230 kilos llena se notan menos de lo que esperas pero están ahí. En los saltos es fácil hacer tope con el tren delantero y hay que saber caer acompañando con el gas para que esto no pase. También a la hora de frenar en pistas no debemos olvidarlo. La 1290 es muy estable y tremendamente rápida. Es fácil calentarse y como veis en el vídeo coger velocidades enormes… pero luego hay que echar el ancla y ¡ojo! La frenada confiada a Brembo es muy efectiva pero hay que dosificar la presión en la maneta pues las pinzas muerden con fuerza el doble disco delantero. En asfalto no hay problema, pero en tierra es otro cantar. El ABS off road nos ayuda mucho en estos casos.

Sin duda estamos ante una de las motos más capaces jamás creada. Válida para devorar km sobre asfalto o bien para salir de él y dejarnos con la boca abierta. Sin duda el trabajo de desarrollo es para quitarse el sombrero ante los amigos de KTM y el resultado es excelente. Después de probarla en estas condiciones no estoy seguro de hasta dónde puede llegar… O mejor dicho hasta dónde somos capaces de llegar nosotros.

KTM ha preparado su propio configurador para que la hagas a tu gusto. El precio base es de 17.499 €.

Detalles de la moto

 ktm-1290-superadventure-r

Bicilíndrico en V A 75º de 1301 cc, 160 cv y 140 Nm. El nuevo cigüeñal es la clave ya que reduce las vibraciones y la oscilación de masas a la vez que los nuevos y ligeros pistones. Además monta un nuevo embrague antideslizante que ayuda al pilotaje y evita la pérdida de tracción de la rueda trasera.

ktm-1290-superadventure-r

Su gran pantalla LCD de 6, 5 pulgadas aporta toda la información necesaria para la conducción. Muy intuitiva y práctica y con gran visibilidad incluso en condicones extremas de sol. Completísimo ordenador de a bordo. Debajo lleva una entrada para conectar el GPS. A través de KTM My Ride puedes conectar la moto al teléfono.

ktm-1290-superadventure-r

Desde la piña izquierda se controla casi todo. Puedes seleccionar los  mapas de conducción (Sport, Street, Rain y Off Road), activar o desactivar el control de tracción y el ABS. También puedes configurar un modo a tu gusto. El control de crucero también es de serie. Gran trabajo de usabilidad.  

Asiento de una sola pieza con orientación off road. Mejora la movilidad del piloto respecto a la versión S. Es mullido y confortable para pasajero y piloto. 

La gran óptica delanrera de led marca la estética de esta moto. Además su gran depósito de 23 litros dan una imagen imponente a la KTM 1290 Super Adventure S. Las llantas de radios de 21 y 18 pulgadas le dan la estética y funcionalidad campera que necesita esta moto. 

Suspensiones WP de última generación con horquilla de 48 mm multiregulable en las parte superior de las barras. Destrás sistema PDS de fácil ajuste. Magnífico rendimiento en cualquier circunstancia. 

Relacionados

Te puede interesar

Texto:

Jorge Torrecillas

Fotos:

Sebas Romero / Marco Campelli

Ya está disponible el número 89 de nuestra revista ¡Totalmente gratis aquí!

Número #108: ¡Especial Scooter!

En este nuevo número de Moto1pro realizamos un especial Scooter en el que probamos las novedades más importantes. Asistimos a la presentación internacional del nuevo Yamaha TMAX 2020, probamos a fondo el Kymco Xciting S 400 y comparamos las dos armas definitivas de la movilidad en ciudad, el Peugeot Pulsion 125 y la Yamaha XMAX 125. Probamos también la MV AGUSTA Turismo Veloce Lusso SCS, con un cambio que se asemeja a un scooter… Y todo ello además acompañado de nuestras secciones habituales.