GPS Moto

Cómo usar el GPS en moto sin riesgo de multas

El uso incorrecto de un GPS o un smartphone con funciones de navegador puede acarrear serias multas, además de situaciones de peligro que comprometan nuestra seguridad y la de los demás. Te explicamos cómo usar estos dispositivos de forma segura y legal.

Autor:
Redacción Moto1Pro
Foto:
BMW Motorrad, GIVI
Publicado el 04/03/2020
GPS Moto

El GPS en moto es un gran aliado. Ya sea un dispositivo GPS específico, o un smartphone con funciones de navegación, lo cierto es que estos sistemas revolucionaron nuestra conducción hace ya muchos años. Y parece que ya no podemos vivir sin ellos. Pero ¿Es legal utilizar un GPS en la moto? ¿Puede conllevar multas usar un GPS en moto? ¿Cuáles son las sanciones y cómo podemos evitarlas?

Los GPS son de gran ayuda, tanto si estamos de viaje como si estamos moviéndonos en nuestro día en la ciudad. Incluso a pie. Ya nadie pregunta dónde está una calle. Basta con sacar el móvil y comprobarlo en Google Maps. Un GPS nos ayuda a saber la distancia al destino, el tiempo que nos llevará recorrerla, la mejor ruta para llegar a él e incluso rutas alternativas si se trata de un navegador conectado capaz de recibir información sobre posibles incidencias en el tráfico.

Tras un enorme “boom” hace unos años, la caída de ventas de los navegadores GPS específicos no indica que ya no necesitemos navegar, sino que han sido suplantados por teléfonos inteligentes capaces de realizar las mismas tareas. Ya sea utilizando Google Maps, WAZE o los mapas de Apple, el caso es la facilidad de manejo y la capacidad de actualización en tiempo real de las aplicaciones móviles han terminado por comerse el mercado de la navegación. Y eso, como usuarios finales, siempre es una buena noticia para nosotros, pues no necesitamos invertir en nuevos dispositivos, sino que basta con aprovechar el mismo que ya usamos para mil cosas más: el smartphone.

Parece que todo son ventajas, pero hemos de tener en cuenta que la utilización de un GPS en moto también puede tener sus consecuencias negativas. Veamos cómo usarlo correctamente para que no supongan un peligro para nuestra seguridad y la de los demás, para nuestro bolsillo o para nuestro carnet de conducir.

GPS Moto

¿Es legal utilizar un GPS en moto?

La respuesta es sí, pero siempre que se utilice correctamente. La ley no impide que utilicemos un GPS como ayuda en la navegación, tampoco que sea un smartphone con funciones de GPS. Tampoco, y esto es interesante, que lo utilicemos como avisador de radares de velocidad.

No hay ningún problema en que nuestro GPS o el navegador de nuestro teléfono nos notifique la presencia de radares mientras circulamos, de manera que podamos adecuar nuestra velocidad. Pero otra cosa sería utilizar un detector de radares, lo cual sí conlleva multas de 200 euros y la pérdida de 3 puntos, o ni mucho menos inhibidores, cuyo uso supone multas que ascienden a los 6.000 euros y la pérdida de 6 puntos del carnet.

Utilizar sistemas de audio integrados en el casco para oír las indicaciones del GPS merece un capítulo a parte, como el de los intercomunicadores. Está previsto que en la primavera de 2020 la DGT matice su legalidad en el Reglamente General de Conductores. Es esperable que reine la lógica y se establezca su clara legalidad siempre que no interfieran con la percepción del oído cuando circulamos en moto a través de un sistema de altavoces integrado en el casco, tal y como se regula en otros países de la Unión Europea. Ahora mismo la utilización de estos sistemas de audio viven en la alegalidad y la DGT es consciente de ello.

GPS Moto

¿Puede conllevar multas utilizar un GPS en moto?

Depende. Si lo utilizamos bien no, pero si lo utilizamos mal sí. Y no nos referimos a la hora de seguir sus indicaciones, sino a su montaje y manejo. Otra cosa es que la navegación nos distraiga o nos confunda en nuestra circulación, lo que podría conllevar posibles multas por nuestra conducción errante, pero eso sería nuestra culpa, por más que queramos responsabilizar al GPS de ello.

El primer uso incorrecto del que hablaremos atañe a su instalación. Al igual que ocurre en los coches, la ubicación del GPS en nuestra moto debe de dejar libre nuestro campo de visión. A no ser que se trate de una moto de asiento especialmente bajo, como algún scooter o las motos custom, es difícil que un GPS quede situado delante de nuestro campo de visión, pero su instalación es algo que debes de tener muy en cuenta. Algunas motos ya lo llevan integrado en su panel de instrumentos, como algunos modelos gran turismo o motos de última generación con pantallas TFT multifunción, pero cuando recurrimos a un elemento externo hemos de tener cuidado con su colocación.

GPS Moto

Un GPS o un smartphone no puede impedirnos ver la carretera ni tampoco taparnos el cuadro de instrumentos de la moto, así como entorpecer los movimientos que podamos hacer con el manillar. En cualquiera de estos casos la colocación de un GPS puede suponer multas de 80 a 200 euros, sin pérdida de puntos. Y recuerda que la última palabra sobre si el GPS está bien o mal ubicado la tendrá el agente en cuestión, por lo que no conviene tentar a la suerte.

El segundo uso incorrecto del GPS en moto que puede conllevar multas tiene que ver con su manejo. Y aquí entra nuestro propio sentido común, por nuestra propia seguridad y la de los demás. Manejar y toquetear el GPS mientras conducimos es motivo de sanción, concretamente una multa de 200 euros y la pérdida de 3 puntos del carnet. El hecho de estar parado en un atasco, en un stop o en un semáforo no significa que no estés circulando, por lo que hacerlo en esas situaciones también es sinónimo de multa. Para manejar el GPS (meter direcciones, comprobar puntos de interés, modificar parámetros, etc) has de estar debidamente estacionado y con el motor de la moto parado. Esa es la manera correcta de interactuar con el GPS o la aplicación de navegación de nuestro smartphone cuando vamos en moto.

Otra cosa es, sin embargo, cuando se trata de un GPS integrado en nuestra moto y lo utilizamos a través de los conmutadores de las piñas del manillar. En este caso manejarlo no implica quitar las manos del manillar y eso reduce las distracciones, aunque debemos de extremar la precaución igualmente pues estaremos quitando la vista de la carretera.

Relacionados

Te puede interesar

Ya está disponible el número 89 de nuestra revista ¡Totalmente gratis aquí!

Número #117: La Moto, la solución

En el 117 la Moto es la Solución. Te enseñamos sus beneficios y tras probar la Peugeot Metropolis nos preguntamos: ¿Qué es mejor, 3 o 2? Pero sois vosotros los que nos contáis por qué habéis elegido un Scooter en “Tu opinión cuenta”. Y nos ponemos el casco, un HJC RPHA 11, para probar la precisión de la KTM Duke 890 R y la deportividad de la Ducati Panigale V2, con la que no sé si podríamos haber hecho la RodiBook 2020. Lifestyle, El niño de la curva, MotoSpirit... ¿Depósito lleno? ¡Arrancamos!