Cuando toca cambiar el líquido anticongelante y refrigerante de la moto

Cuándo toca cambiar el líquido anticongelante y refrigerante de la moto

Hay que cambiar el líquido anticongelante y refrigerante de la moto, por regla general, cada tres años. Es una operación de mantenimiento muy barata y sencilla de realizar, con un poco de habilidad, en casa.

Autor:
Juan Solo
Foto:
Marcas
Publicado el 15/01/2020
Cuando toca cambiar el líquido anticongelante y refrigerante de la moto

La refrigeración de algunos motores de dos y cuatro tiempos se realiza a través de un líquido que circula desde el radiador donde se produce el intercambio del calor hasta el motor para disipar la temperatura que se produce en su interior. Hay motores que la refrigeración también viene acompañada de un segundo circuito de refrigeración para el aceite cuya función también es la de bajar la temperatura del motor en las zonas más críticas. Hay motores que sólo se refrigeran por aire y otros que sólo tienen un radiador para el aceite y que el resto de la refrigeración la confían al aire que se produce cuando vamos en marcha.

El sistema de refrigeración de la moto se complementa con uno o dos ventiladores que forzarán el aire a través de los radiadores en situaciones extremas de temperatura o cuando la moto está al ralentí el refrigerante alcanza una temperatura, suele ser entre los 80 y los 100 grados.

En este artículo nos vamos a centrar en el cambio del líquido refrigerante, una tarea relativamente sencilla dentro del mantenimiento de la moto que podrás realizar en casa si dispones de un espacio adecuado, y que no requiere de herramientas específicas. En este vídeo puedes ver de una forma rápida como es el proceso de sustitución del líquido refrigerante y anticongelante de la moto.

Anticongelante para moto Castrol

¿Cuándo conviene cambiar el anticongelante de nuestra moto?

Por regla general el anticongelante de la moto debemos cambiarlo cada dos o tres años. Al cabo de este tiempo habrá perdido sus cualidades refrigerantes y anticongelantes y, lo que es más importante, estará lleno de residuos que se producen en el interior del circuito de refrigeración. No excedas de este tiempo, porque es una de las tareas de mantenimiento de la moto más baratas, puesto que sólo necesitarás líquido refrigerante anticongelante específico como el Castrol Radicool SF Premix o el Motorcycle Coolant que cuesta unos ocho euros el litro. Dependiendo de la moto, necesitarás unos dos litros, pero mira este dato en el manual del propietario de tu moto para asegurarte de la cantidad exacta.

Si sigues el recorrido del circuito de recorrido del circuto de refrigeración llegarás a la bomba del agua. En ella se encuentra el tornillo de vaciado del circuito. En uno de los radiadores encontrarás el tapón de llenado que siempre deberás abrir con el motor frío, porque con el motor caliente adquiere presión. En otro punto del recorrido está el vaso de expansión, que es un pequeño depósito donde se guarda el líquido refrigerante que le sobra al o los radiadores.

El radiador de nuestra moto

Ya tienes localizados todos los puntos que debes revisar y lo primero que debes hacer es buscar un recipiente para recoger el líquido anticongelante viejo que saldrá de nuestra moto. Este líquido es corrosivo y contaminante, por lo que te recomendamos que tengas precaución durante su vaciado y que, una vez hayas acabado lo devuelvas al un recipiente para llevarlo a un punto limpio. Los líquidos refrigerantes inorgánicos son los más contaminantes, pero no pierdas de vista los orgánicos que pueden tener cadmio, cromo o plomo y, seguro, gricol de etileno, que es un compuesto tóxico. Si en tu punto limpio no recogen este resíduo, puedes llamar primero al más próximo a tu domicilio, otra forma de reciclarlo es a través de un taller especialiado que quieran recogerlo (no están obligados).

Si la moto tiene ya bastantes años, aprovecha para limpiar el circuito de refrigeración

Vaciar el circuito de refrigeración es una tarea sencilla. Quita el tapón de vaciado en la bomba del agua y quita también el tapón del radiador para que el líquido salga más rápido y se evite hacer vacío.

Si ves que el líqudo antiguo está muy sucio y la moto ya tiene algunos años, quizás sea un buen momento para limpiar a fondo el circuito por dentro. Para ello mete una manguera de agua en la entrada del radiador y deja que el líquido que estás introduciendo salga por el agujero de vaciado hasta que veas que el agua vuelve a salir limpia. Si te quieres entretener algo más, desmonta el vaso de expansióin de su alojamiento y limpialo a fondo con agua. En el mercado tienes productos específicos para este tipo de limpieza, si ves que la cosa no se soluciona con agua, puedes recurrir a ellos. Cuanto más límpio esté el recorrido, tu moto refrigerará mejor.

Taller de motos

Con el circuito limpio y una vez que hayas recolocado el vaso de expansión, si es que lo has remontado, es la hora de rellenar el circuito de refrigeración de tu moto. Lo primero que debes revisar es que el tornillo de vaciado lo hayas vuelto a colocar y que todos los manguitos y abrazaderas estén en buen estado y bien apretadas.

El líquido nuevo debe ser adecuado para radiadores de aluminio, compra uno de calidad.

Rellena con líquido anticongelante refrigerante el circuito por el tapón del radiador. Vierte el líquido lentamente para evitar de la mejor forma que se meta aire en el circuito. Una vez que el líquido llegue a los indicadores de la boca de llenado del radiador y sin colocar el tapón de llenado, puedes arrancar la moto y dejarla al ralentí unos minutos, no la aceleres. Verás que salen burbujas del aire que se ha quedado en el interior del circuito. Cuando veas que ya no salen burbujas rellena nuevamente el radiador hasta las marcas entre el máximo y el mínimo. Revisa tambíen que el vaso de expansión tenga líquido entre los valores máximo y mínimo indicados.

Cierra los tapones del radiador y del vaso de expansión y sal a rodar unos minutos con tu moto para que el motor llegue a su temperatura de fucionamiento. De vuelta a casa, y una vez que el motor está de nuevo frío, revisa los niveles del vaso de expansión.

En este artículo tienes algunos consejos más a la hora de revisar los niveles de tu moto.

Relacionados

Te puede interesar

Ya está disponible el número 89 de nuestra revista ¡Totalmente gratis aquí!

Número #115: Movilidad, prestaciones y seguridad para todos

En el número 115 de Moto1pro probamos la nueva Yamaha Tricity 300, la nueva apuesta de Yamaha que sin necesidad de carnet ofrece todo lo mejor del mundo de la moto. Probamos también dos bestias de la carretera, la Triumph Rocket 3 GT y la KTM 1290 Super Adventure S, todo un derroche de prestaciones. Además probamos material Galfer de discos y pastillas, os contamos 6 rutas para hacer este verano por España y …Todo ello acompañado, como siempre, de nuestras secciones habituales.