Jarno Saarinen y Renzo Pasolini

Jarno Saarinen y Renzo Pasolini: 45 años de la Tragedia de Monza

En mayo de 1973 el Mundial de Motociclismo quedó marcado por el famoso accidente producido en el Circuito de Monza durante la carrera de 250 cc. Se vieron implicados 14 pilotos dos de los cuales, Jarno Saarinen y Renzo Pasolini, murieron en el fatídico suceso.

Autor:
Alejandro Alonso
Foto:
Archivo
Publicado el 18/12/2018
Jarno Saarinen y Renzo Pasolini

En mayo de 2018 se cumplieron 45 años de la desaparición de dos leyendas de este deporte: Jarno Saarinen y Renzo Pasolini. Ambos, pilotos de 250 cc (entre otras categorías) en el Campeonato del Mundo de Motociclismo, participaban en el Gran Premio de las Naciones de 1973 que se celebraba en el Circuito de Monza.

Jarno Saarinen, finlandés, fue uno de los pilotos más innovadores del momento por su peculiar y avanzado estilo de pilotaje. Sólo realizó tres temporadas completas en las que consiguió un mundial de 250 cc con Yamaha en 1972, pero sus números son tremendos: 15 victorias de grandes premios y 32 podios, suficientes para llevar la pasión de la moto a Finlancia, país poco acostumbrado a las dos ruedas. Era el momento de dar el paso y de competir también por el mundial de 500 cc, pero no pudo ser...

Por otro lado, Renzo Pasolini era un piloto italiano de la quinta de Giacomo Agostini. 35 podios, 6 victorias en grandes premios y dos subcampeonatos del mundo acumuló en su palmarés. No llegó a conseguir ningún mundial, pero su carisma y su pilotaje le llevaron a tener una numerosa legión de admiradores y a despertar una bonita rivalidad con el inalcanzable Ago.

Renzo Pasolini

Volvemos a aquel 20 de mayo de 1973. Durante los primeros instantes de la carrera de 250 cc del Circuito de Monza, se produjo un accidente múltiple en el que Jarno Saarinen y Renzo Pasolini perdieron la vida casi en el acto. Concretamente, el accidente se produjo en el conocido Curvone o Curva Grande. Renzo Pasolini perdió el control de su moto y se estrelló. Con él también se estrelló Jarno Saarinen, vigente campeón de la categoría en esa temporada, que no pudo evitar el impacto contra el guardarraíl de la parte externa de la curva. Ambos impactos fueron desastrosos, pero al quedarse en medio de la pista, provocaron un accidente múltiple estremecedor como se puede ver en las fotos realizadas por Vilker Rauch.

Además de las dos víctimas mortales, el accidente afectó a 12 pilotos más entre los que se encontraron Walter Villa o el español Víctor Palomo, y algunas motos quedaron incendiadas. Evidentemente, la carrera se suspendió y se abrió un amargo debate sobre las causas del trágico accidente.

En un principio, la opinión más extendida era que Walter Villa había dejado una mancha de aceite en la zona tras romper en la carrera previa su Benelli de 350. Una investigación posterior apuntó a lo que parece la verdadera razón del siniestro: el gripaje de la Harley-Davidson de Renzo Pasolini tras el cual Jarno Saarinen no pudo evitar colisionar con su rival italiano y desencadenar la desgracia.

En cualquier caso, Monza se había convertido ya en un circuito peligroso e incluso se produjeron en el mismo punto del circuito dos muertes más en el Nacional italiano que alejaron las motos del trazado italiano dos años. Hasta 1981, y con las variaciones correspondientes en el trazado, no volvió el Mundial de Motociclismo a Monza. Yamaha también se retiró del mundial como marca oficial ese año y no volvió hasta mucho después.

Las muertes de Jarno Saarinen y Renzo Pasolini fueron un gran shock para todos los seguidores del mundial y fue una pérdida cuya trascendencia fue comparable a la de Ayrton Senna en la F1 o la de Marco Simoncelli en MotoGP más recientemente.

Relacionados

Te puede interesar

Texto:

Alejandro Alonso

Fotos:

Archivo

Lo más visto

Ya está disponible el número 89 de nuestra revista ¡Totalmente gratis aquí!

Número #106: HD CVO Limited, un coche de dos ruedas

En este nuevo número de Moto1pro probamos la nueva Triumph Speed Triple RS, una naked con carácter, mucho carácter. Viajamos a California para probar la Harley Davidson CVO Limited repleta de tecnología, exclusividad y confort. Convivimos con la Benelli 502 C, única en su especie y por último la Honda X-ADV, un concepto diferente. Además, conocemos las motos de la Guardia Real, estamos presentes en la Distinguished Gentleman’s Ride y todas nuestras secciones habituales.