Deja su moto en el taller para que la arreglen y la ponen a 222 km/h

Deja su moto en el taller para que la arreglen y la ponen a 222 km/h

La víctima, un motero salmantino, se enteró gracias al localizador GPS Komobi que tiene instalado que habían conducido su moto a más de 200 km/h.

María Bello
Komobi
16/09/2021

Hablamos de:

Deja su moto en el taller para que la arreglen y la ponen a 222 km/h
María Bello
Komobi

16/09/2021


Podría parecer una broma, pero no. Un motorista llevó la moto a su taller de confianza y a los pocos días descubrió que habían estado conduciendo su máquina a 222 kilómetros por hora.

La historia comienza el pasado lunes 6 de abril cuando una motero salmantino lleva su motocicleta a un concesionario oficial de la marca para solucionar un problema de velocidad que llevaba sufriendo varios días. Hasta ahí todo bien, es al día siguiente cuando empieza a sospechar.

Me di cuenta de que estaban utilizando mi moto gracias al localizador GPS de Komobi Moto que tengo instalado en el vehículo desde hace unos meses. Tras dejar la motocicleta en el taller me aparece una notificación de Komobi en mi teléfono móvil – moto arrancada -, un aviso que hace siempre el dispositivo cuando arranco la moto. Yo sabía que los del taller tenían que usarla, y así me lo confirmaron desde el concesionario cuando llamé, lo que no esperaba es todo lo demás”, explica.

Deja su moto en el taller para que la arreglen y la ponen a 222 km/h

Una hora después de que cogieran mi moto, volví a revisar la aplicación de Komobi para poder ver la ruta que habían hecho (supuestamente alguien del taller) y saber así en todo momento qué habían hecho con mi moto. Entonces, al ver en detalle toda la ruta en la aplicación pude comprobar que mi moto se había puesto a 222 km/hora. Una auténtica pasada”, relata el salmantino.

El afectado había comprado este dispositivo a modo de sistema antirrobo y servicio de asistencia en carretera. En cambio, ha podido enterarse de todo gracias al localizador GPS que lleva integrado y que muestra toda la información de rutas y viajes que se hacen en la moto

Un acto como este se considera delito y podría acarrear multas de gravedad, la pérdida de su empleo o incluso prisión. “Lo primero que sentí fue enfado, y después una sensación de impotencia de decir qué están haciendo con mi moto, ya que yo se la llevo para que la reparen, no para que se pongan a jugar con ella”, explica la víctima.

Sin noticias del taller

De momento la víctima continúa a la espera de que le devuelvan su moto y lo cierto es que tampoco ha recibido mucha más información por su parte. “Desde el taller no tenían ni idea de que tenía instalado mi localizador GPS de Komobi. No sabían que tenía conocimiento en todo momento de lo que estaban haciendo con mi moto. Entonces, una vez que vi todo esto, llamé al taller para ver qué había pasado y qué estaban haciendo con mi moto. Lo único que me dijeron que no tenían ni idea de lo que había ocurrido, y que hablarían con el responsable para saber todo y que me contestarían algo. Solo me dijeron que si llegaba una multa se harían cargo. También me comentaron que se iban a disculpar conmigo, pero no he tenido noticias de ellos”.

María Bello

María Bello

Observadora, curiosa y perseverante. Podría decirse que soy algo así como un cóctel periodístico: la música, la televisión y el motociclismo conforman mi trío de pasiones. Quién le iba a decir a mi yo del pasado, que cada domingo sin excepción se sentaba (y se sienta) delante de la tele a ver las carreras, que unos años más tarde iba a poder escribir sobre ello.

Número #130: ¿Cuál es tu tipo?

En el número 130 de Moto1Pro os traemos una moto para cada tipo de motorista. Y es que probamos todas las novedades para que puedas elegir: Yamaha R7, KTM 1290 Super Adventure S, Suzuki GSX-S950, Brixton Crossfire 125 XS, BMW R18… Te contamos qué es lo que más se vende por segmentos y, como siempre, nos equipamos con lo mejor: en la cabeza el Shoei NXR 2 y para el tren inferior los pantalones Levior Meraki WP. ¿Quieres más? Mete 1ª que ¡Arrancamos!