Peugeot Satelis 400: Prueba

Peugeot Satelis 400 RS: Prueba

Un scooter de altos vuelos. Peugeot amplía su gama de maxi scoters con el nuevo Peugeot Satelis 400, una nueva versión de su GT de referencia equipado ahora con el mayor motor de la firma francesa.

Roberto Ruiz
Javier Martínez
21/09/2015
Peugeot Satelis 400: Prueba
Roberto Ruiz
Javier Martínez

21/09/2015


ASPECTOS POSITIVOS

Agilidad
Motor
Acabados

ASPECTOS NEGATIVOS

Estabilidad a fondo
Altura asiento pasajero
Sin opción de ABS

Satelis es la gama de scooters GT de Peugeot Scoters, y aunque durante los últimos años se limitaba a modelos 125 y 300, en el momento que la firma francesa presentó su Metropolis 400 ya nos pudimos imaginar que ese nuevo motor de producción propia que estrenaba el tres ruedas de la firma del león pronto se emplearía en otras monturas.

Y así ha sido, Peugeot ya dejó ver el prototipo de su futuro Satelis 400 hace un tiempo, pero no ha sido hasta ahora cuando por fin ha llegado a España y ha pasado por nuestras manos para poder conocerlo y ponerlo a prueba. No es el primer Satelis 400 de la historia, ni siquiera es el Satelis de mayor cilindrada de la historia de Peugeot, y es que hace ya unos cuantos años Peugeot Scooters comercializaba sus Satelis 400 y Satelis 500 utilizando propulsores Piaggio, pero este Satelis 400 sí puede presumir de ser el primer Satelis 400 completamente francés.

Las virtudes de un GT

El Satelis es un scooter de corte GT en toda regla, es decir, un scooter Gran Turismo. Así definimos a los scooters cuyo volumen, capacidad y confort ofrecen las comodidades necesarias para recorrer largas distancias a ritmo rápido sin ningún problema. Y sí, el Satelis es uno de ellos, y uno de los buenos además. Ofrece una buena protección aerodinámica, un amplio asiento bien confortable para ambos ocupantes, una capacidad de carga bajo el asiento que permite guardar dos cascos integrales sin problema, y además gracias a su nuevo motor también unas prestaciones más que suficientes para mantener ritmos cómodos a velocidades de crucero por encima de los límites legales (si quieres).

Hablemos de su motor. Se trata de un propulsor monocilíndrico de 399 cc, 4 válvulas, inyección electrónica y refrigeración líquida. Puede presumir de una potencia nada modesta para su cilindrada que alcanza los 37,2 CV, y eso, cuando buscamos una buena respuesta, se agradece. Este motor es rápido, muy suave para ser un monocilíndrico y además de consumos muy contenidos. Su tacto es una verdadera delicia, posiblemente el más agradable entre sus rivales de categoría, la aceleración es fulminante, sin baches ni titubeos, y estira con decisión hasta arriba para mantenerse cómodamente donde lo necesites. Todo suavidad.

Peugeot Satelis 400: Prueba

El Peugeot Satelis 400 te permite mantener ritmos rápidos por carretera abierta sin ningún tipo de problema. Aunque bueno, si lo que necesitas es recorrer largas distancias por autovías te recomendamos que le eches un ojo a la versión estándar del Satelis 400, pues esta versión que aquí te mostramos es la versión RS, más deportiva, y monta una pantalla recortada que protege lo justo. Si quieres mayor protección aerodinámica, o incluso si vas a viajar con él, lo dicho, quizá el Satelis 400 estándar te interese más, pues también incluye respaldo para el pasajero.

Este motor corre, bastante de hecho, y aunque nos gusta ir rápido puede llegar el punto en el que a su parte ciclo le saquemos los colores si vamos a fondo y nos encontramos con una curva rápida algo bacheada. En ese caso podemos decir que notamos cierta falta de estabilidad, algún titubeo, por lo que nos interesará cortar un poco de gas para recuperar la confianza. 

Las ventajas de un ciudadano

Así es el Satelis 400, puede considerarse tan buen GT como buen ciudadano. Los grandes GT pecan en la mayoría de los casos de cargar un gran número de kilos sobre sus ruedas, algo que ralentiza cada uno de sus movimientos cuando circulamos a baja velocidad. Por suerte ese no es el caso del Satelis 400. Sus geometrías y su corta distancia entre ejes le dan alas cuando hay que moverse en el tráfico urbano. Este francés se mueve con soltura, con agilidad y con mucha facilidad si tenemos en cuenta su cilindrada. Es ratonero, se muestra ligero y no se agobia con las estrecheces.

Luego está su lado más práctico. El que nos permite guardar hasta dos cascos integrales bajo el asiento, el que nos ofrece un par de guanteras y una toma de corriente para cargar el móvil, o incluso el que nos ofrece toda la información que podemos necesitar a través de un cuadro de instrumentos completo, bien ordenado y muy atractivo. Un detalle curioso: mientras que el resto de los scooters montan una pata lateral que corta la corriente del motor para que circular con la pata extendida no sea posible (por seguridad), Peugeot va un paso más allá y lo que hace es instalar un sensor que sí permite extender la pata y tener el motor arrancado, pero no deja que éste suba de vueltas incluso si aceleramos. Una solución que nos deja arrancar el scooter cuando está estacionado sobre la pata lateral, mientras que el resto nos obliga a ponerlo sobre el caballete, y con la seguridad de que no emprenderemos la marcha con la pata extendida.

Si juntamos estos dos mundos, los desplazamientos dentro de la ciudad y en situaciones de tráfico denso con los trayectos por vías rápidas donde necesitamos un motor rápido y mucho confort, tenemos un resultado muy parecido a este Satelis 400. Peugeot sabe además cuidar los detalles, con una muy buena calidad en cada uno de sus acabados y creando un producto premium, donde la elegancia y la influencia de los diseños automovilísticos se deja notar en diversos detalles estéticos.

Peugeot Satelis 400

Versión RS

Son varios los modelos de Peugeot que cuentan en sus filas con una versión RS. Se trata de un acabado más deportivo, con pequeños detalles que incrementan su carácter y que le dan un aire totalmente diferente sea el modelo que sea, desde el pequeño Tweet 125 hasta el gran Metropolis 400 de tres ruedas. Las prestaciones son las mismas, la parte ciclo es la misma, pero desde luego la apariencia estética es otra muy diferente.

Empezando por la pantalla recortada y ahumada, pasando por los embellecedores de acero para las plataformas de los pies, el asiento específico RS, el escape en acero inoxidable pulido y hasta la decoración en negro para horquilla, llantas y cárter de transmisión. Pequeños añadidos estéticos, como la propia pintura RS en titanio o blanco, para diferenciar al rebelde de la familia.

La moto al detalle...

Peugeot Satelis 400: Prueba
Motor

Este Satelis 400 tiene el honor de montar el propulsor Peugeot de 399 cc que la marca estrenó con su Metropolis 400, pero con la ventaja además de mover un conjunto unos 43 Kg más ligero que el tres ruedas francés. Un motorazo: 37,2 CV, enérgico, muy suave arriba, progresivo y… muy rápido. Sin duda uno de los puntos fuertes del Satelis y que le permite sacar pecho frente a su competencia de segmento.

Cuadro de instrumentos

Un cuadro de instrumentos que comparte diseño con sus otros hermanos Satelis, pero con un velocímetro ampliado por razones obvias. Siempre nos gustó, es de inspiración automovilística, con dos grandes esferas para velocidad y revoluciones además de una pantalla digital para todo lo demás donde se incluye una información generosa, incluso con ordenador de a bordo para conocer consumos.

Peugeot Satelis 400: Prueba
Hueco bajo el asiento

En el Satelis el hueco bajo el asiento comprende sólo el espacio del asiento del pasajero, por lo que al abrirlo no es necesario levantar el del piloto. En él hay espacio sin problemas para dos cascos integrales (y nada más) aunque de primeras tendrás que cogerle el truco al tetris hasta encajarlos correctamente. La apertura es remota desde el contacto.

Peugeot Satelis 400: Prueba
Frenos

Peugeot no se anda con improvisaciones en este aspecto, dos discos delanteros de 260 mm son los encargados de frenar al Satelis 400, con el apoyo de un tercer disco de 240 que planta con efectividad el tren trasero en el suelo. Buen tacto, buen mordiente y buenos resultados a la hora de verdad. Lastima que no esté disponible una versión con ABS.

Peugeot Satelis 400: Prueba
Asiento

El asiento del Satelis, el de este Satelis y el de los demás Satelis, está estructurado en dos alturas, con la zona del pasajero tan elevada respecto a la del piloto que hace de respaldo para el conductor, una ayuda para reposar los riñones. Amplio y confortable, pero que puede poner en algún compromiso a los pasajeros más bajitos para llegar hasta él. 

Peugeot Satelis 400: Prueba
Guanteras

El Satelis ofrece dos guanteras, una de acceso rápido en el centro del manillar, perfecta para llaves, gafas de sol o tarjetas, y otra en el lazo izquierdo, con llave, bastante profunda, y donde además se incluye una toma de corriente de 12V.

Relacionados

Ya está disponible el número 89 de nuestra revista ¡Totalmente gratis aquí!

Número #130: ¿Cuál es tu tipo?

En el número 130 de Moto1Pro os traemos una moto para cada tipo de motorista. Y es que probamos todas las novedades para que puedas elegir: Yamaha R7, KTM 1290 Super Adventure S, Suzuki GSX-S950, Brixton Crossfire 125 XS, BMW R18… Te contamos qué es lo que más se vende por segmentos y, como siempre, nos equipamos con lo mejor: en la cabeza el Shoei NXR 2 y para el tren inferior los pantalones Levior Meraki WP. ¿Quieres más? Mete 1ª que ¡Arrancamos!