Moto1pro
Prueba Harley Davidson Nightster: una Harley diferente

Prueba Harley Davidson Nightster: una Harley diferente

La Harley Davidson Nightster, además de ser la heredera de la mítica saga Sportster, es una Harley distinta a las demás. En esta prueba comprobamos el motivo.

Marisa Nocea
Javier Martínez
02/06/2022

Hablamos de:

Prueba Harley Davidson Nightster: una Harley diferente
Marisa Nocea
Javier Martínez

02/06/2022


ASPECTOS POSITIVOS

Agilidad y bajo peso
Genio motor
Estética

ASPECTOS NEGATIVOS

Depósito pequeño
Desprende demasiado calor
Precio

Cilindrada

975cc

Motor

2 cil. EFI DOHC

Potencia

89 CV

Peso

221kg

Carnet

A

Precio

16.250 €

Ver ficha técnica completa

La Harley Davidson Nightster es el modelo de acceso a la marca americana. Deriva de la longeva saga Sportster, que surgió en 1957 y aún sigue produciéndose en nuestros días. Esta saga fue concebida para ser más deportiva que el resto de modelos de la marca, haciendo de ellas motos más ágiles y fáciles de llevar. Las referencias más clara a las Sportster las encontramos en la forma de la tapa de la caja del filtro del aire y en su doble amortiguador trasero a la vista.

Ahora, la nueva Nightster toma esta misma concepción deportiva y va un paso más allá. Incorpora el motor Revolution Max 975T, un V-Twin de refrigeración líquida y 89 CV heredado del desarrollo de la Pan America que ofrece un gran par a bajo régimen. También incluye ayudas a la conducción como ABS, control de tracción y control de freno motor. Cuenta además con tres modos de conducción: Sport, Road y Rain. Según las condiciones de conducción podrás seleccionar el que mejor se adapte a la situación, ya que ajusta la potencia, freno motor, la configuración del ABS y TCS según el modo.

Deportividad

La Nightster, que está disponible también para usuarios del carnet A2, consigue reducir su peso gracias a que en lugar de estar equipada con el tradicional chasis de doble cuna, es el motor el que ejerce de elemento portante y aporta rigidez a la parte ciclo.

Estos elementos que os acabo de comentar son claves para entender por qué esta Harley es diferente a las demás, y es algo que sientes desde el momento que te montas en ella, seas usuario de Harley Davidson habitual o no. Mi caso es el segundo y aunque recogí esta moto del concesionario pensando que sería una moto que me haría sentir algo “torpe”, lo cierto es que desde el primer momento me sentí ágil con ella.

Son dos los elementos que me llevaban a pensar que me costaría manejarme con ella: la concepción que tenía del peso de las Harley Davidson y la postura. Su peso en orden de marcha es de 221 kg que, unido a una altura del asiento de 705 mm, es una combinación que la convierte, debido a su centro de gravedad reducido, en una moto fácil de llevar y mover para cualquier tipo de usuario, tanto por carnet como por complexión. En cuanto a la postura, cuenta con los mandos algo adelantados pero no demasiado, por lo que a los pocos minutos de ir en marcha te adaptas fácilmente a la posición si no estás acostumbrado ya a ella.

Estéticamente, la Nightster es realmente una moto bonita en mayúsculas. No fueron pocas las veces que en las paradas para repostar me preguntaron por ella (hubo quien incluso le hizo algunas fotos con su móvil), y creo que la belleza de esta moto es indiscutible independientemente de si es tu estilo o no. El asiento monoplaza (bajo el que encontramos el depósito de gasolina) y guardabarros trasero, junto al “depósito” que en realidad alberga el filtro de aire, y el manillar con la pequeña cúpula negra, conforman un bonito, llamativo y elegante conjunto al que es difícil quitarle el ojo de encima. Además, otro punto a favor es que cuenta con llave de proximidad.

Monta llantas de 19'' delante y de 16'' detrás, ambas en fundición de aluminio y negro satinado. En cuanto a la suspensión delantera, cuenta con horquilla convencional Showa Dual Bending Valve de 41 mm y pletinas de dirección de aluminio, mientras que la trasera es de doble amortiguador con tecnología de emulsión de acción directa sin bieletas, con muelles helicoidales y ajuste manual continuo de la precarga.

En marcha

En esta ocasión, la prueba me ha llevado varios días y he podido estar con ella en distintas situaciones, algo que me hace ver con más perspectiva los buenos y no tan buenos aspectos que tiene la Nightster. En primer lugar, en cuanto salí del centro de Madrid, donde me sorprendió su agilidad para moverse en ciudad (dentro, claro está, de no ser una moto destinada especialemente a ello), lo primero que me soprendió fue la respuesta de su motor. Comencé la prueba con el modo Sport, que es el modo que saca el lado más deportivo de esta moto. Sin duda, su estética custom no está reñida para nada con el verdadero comportamiento deportivo que demuestra en marcha. Tengo que admitir que disfruté tanto en este modo que no lo cambié en bastante rato, algo que hizo que pronto viera las consecuencias: rápida bajada del nivel de combustible de un depósito que ya de por sí no es grande, ya que tiene una capacidad aproximada de 11 litros, contando con un consumo medio de algo más de 5l/100km.

En esta misma jornada, en la que rondábamos los 30º de temperatura, también me llamó negativamente la atención el calor que desprende el tubo de escape hacia la pierna mientras estás sobre la moto. Tanto es así, que tenía que quitar la pierna de la posición “natural” sobre la estribera para evitar recibir todo el calor que desprende. Aparte de esto, lo cierto es que quedé gratamente sorprendida con ella y con su comportamiento en ruta, sobre todo por su agilidad y deportividad.

De viaje

Con estas sensaciones, la dejé descansando en el garaje para hacer con ella un viaje de fin de semana hacia una de las rutas que más se está poniendo de moda en nuestro país: la Silent Route en Teruel. ¿Que no es la mejor opción para hacer un viaje de un total de 800 km que incluye autovía y carreteras de montaña con curvas cerradas? Contaba con ello, pero entenderéis que no siempre tienes la oportunidad de poner a prueba tan a fondo una Harley Davidson de estas características.

Si vas a hacer un viaje en moto (o sin ella), lo primero en lo que piensas para organizarte antes de salir es en el equipaje. Como ya comenté al principio, la Nightster cuenta con asiento monoplaza, que, además, para viajes largos no es el más cómodo,  por lo que mi idea de llegar la mochila con un pulpo sobre el asiento de atrás tuvo que ser descartada, lo que significaba que tocaba llevarla puesta. Por suerte, si quieres esta moto y no quieres renunciar a viajar llevando equipaje, Harley pone a tu disposición accesorios extra tales como un asiento trasero, parrilla trasera porta equipajes o maletas laterales. Otro extra que no te vendrá nada mal en caso de querer viajar o usar mucho la autovía es la pantalla, ya que como podréis intuir, el viento que recibes es uno de los temas más incómodos a la hora de viajar con ella.

Tras abandonar la autopista y pasar a carretera nacional, el viaje con ella se hizo bastante más agradable. Lo que no se hizo nada agradable durante el viaje fue la capacidad del depósito, lo cual me hizo tener que buscar gasolineras para repostar bastante antes que mis compañeros de ruta, los cuales tenían depósitos que albergaban 14, 17 y 18 litros frente a los 11 litros de la Nightster. Asumido esto, llegó la noche para mostrarme otros de sus puntos fuertes: la iluminación. El gran faro delantero full LED es más que suficiente para ver correctamente en condiciones nocturnas de carretera, contando con luces de cruce y de carretera y diurna, piloto trasero full LED e intermitentes estilo Bullet LED.

Pensaba que al llegar a la ruta, la cual discurre entre carretera de montaña con zonas estrechas, sentiría que el carácter típico custom se pondría de relieve y no sería capaz de tomar bien las curvas más cerradas, pero la realidad fue que la Nightster volvió a demostrar que es diferente, y que su carácter deportivo puede llevarte a disfrutar de zonas de curvas sin ningún problema. Eso sí, jugar con los modos de conducción es muy importante para sacar este carácter, ya que muestran dos caras de esta moto. Mientras que el modo Sport es imprescindible para disfrutar de este carácter en zona de curvas y para adelantamientos, el modo Road la convierte en una moto mucho más dócil, con una entrega de potencia más dosificada y, como su nombre indica, muy apropiado para el uso en autovía o carreteras. Además de estas dos caras, el modo Rain, del cual también tuve que hacer uso ya que la lluvia nos hizo una pequeña visita, se ocupará de proporcionar un estilo de conducción más suave aún para evitar percances con el asfalto mojado gracias al ABS y al control de tracción.

Por último, llegó el momento de hablar de su precio. Como hemos comentado, es la Harley de acceso a la marca. Cierto es que entrar en el universo Harley Davidson tiene un precio y que dentro del objetivo de la marca no está el ofrecer motos económicas que estén al alcance del bolsillo de todos, pero los 16.250 euros de la Nightster puede que resulte algo elevado. Sí que hay que tener en cuenta que ofrece más tecnología y prestaciones que algunos modelos anteriores que tenían un precio inferior, pero aún así me sigue pareciendo demasiado. De la misma forma creo que cualquier amante de la marca americana que quiera una Harley en su garaje pero busque un matiz más deportivo estará encantado con ella.

La moto al detalle...

Prueba Harley Davidson Nightster: una Harley diferente
Instrumentación

Pantalla redonda analógica que cuenta con velocímetro e información tal como el modo de conducción activado, nivel de combustible, intermitentes, luces, control de tracción, alerta del ABS o desactivación del ABS trasero

Prueba Harley Davidson Nightster: una Harley diferente
Motor

Cuenta con el motor Revolution Max 975T, un V-Twin de refrigeración líquida y casi 90 CV

Prueba Harley Davidson Nightster: una Harley diferente
Asiento

El asiento, algo incómodo en viajes largos, es monoplaza. De forma opcional puedes adquirir un asiento extra para poder llevar pasajero

Prueba Harley Davidson Nightster: una Harley diferente
Tapón del combustible

El tapón de combustible se encuentra debajo del asiento, para cuya apertura sí se necesita introducir la llave

Galería de fotos

Prueba Harley Davidson Nightster: una Harley diferente
Prueba Harley Davidson Nightster: una Harley diferente
Prueba Harley Davidson Nightster: una Harley diferente
Prueba Harley Davidson Nightster: una Harley diferente
Prueba Harley Davidson Nightster: una Harley diferente
Prueba Harley Davidson Nightster: una Harley diferente
Prueba Harley Davidson Nightster: una Harley diferente
Prueba Harley Davidson Nightster: una Harley diferente
Prueba Harley Davidson Nightster: una Harley diferente
Prueba Harley Davidson Nightster: una Harley diferente
Prueba Harley Davidson Nightster: una Harley diferente
Prueba Harley Davidson Nightster: una Harley diferente
Marisa Nocea
Linkedin Instagram

Marisa Nocea

Moto1pro
Marisa Nocea

Marisa Nocea

Periodista amante de la comunicación en todas sus formas, con la fortuna de poder combinarla con mi pasión por las motos. Si me buscan, me encontrarán o de ruta o de concierto.

Linkedin Instagram

Relacionados