KTM 1190 Adventure R

Prueba KTM 1190 Adventure R: dinamita trail

La maxitrail más campera y potente del mercado se llama KTM 1190 Adventure R. Heredera de la mítica 990 llega ahora cargada de electrónica y un motor brutal. Pura dinamita.

Ignacio Cano
KTM
10/06/2016
KTM 1190 Adventure R
Ignacio Cano
KTM

10/06/2016


ASPECTOS POSITIVOS

Prestaciones
Electrónica avanzada
Aptitudes Off Road

ASPECTOS NEGATIVOS

Dimensiones escape
Caballete central

Has decidido que quieres una maxitrail, que quieres sentirte vivo y que necesitas aventura en tu vida. Llegados a este punto descubres que entre la numerosa oferta solo existen tres motos con el nombre Adventure, y dos son de la misma marca. Así que te presentas en el concesionario de KTM dispuesto a decidirte, pero antes deberás saber qué clase de persona eres y que significa el apellido R ¿Está hecha para ti?

AmoR a primera vista

Lo cierto es que KTM ha abandonado la estética dakariana de las anteriores Adventure, herederas de aquella 950 con la que Meoni ganó la mítica prueba. El diseño de Kiska para la nueva KTM 1190 Adventure ya no resulta intimidatorio y ahora trasmite fluidez y dinamismo en su parte delantera y ligereza en su parte central y posterior al dejar ver parte del subchasis y amortiguador. Las unidades que nos prepararon para la prueba impactan a simple vista. Todo en ellas de estricta serie excepto por las ruedas de tacos y los protectores de cárter y de depósito, estos últimos disponibles en el catálogo Power Parts.

Comparando rápidamente a las hermanas Adventure estándar las diferencias más evidentes las encontramos en la decoración, recorrido de suspensiones, que no son electrónicas, la pantalla más baja y las ruedas de 21” y 18” frente a  19”y 17”. El chasis, el motor de 2 cilindros en V a 75º, la potencia de 150cv y la electrónica son iguales en ambas. Pero es solo apariencia, las diferencias son más profundas y sobre todo emocionales.

Está pensada para los amantes del campo, las pistas y los desafíos. Es una moto de aventura, como su propio nombre indica, y si no te identificas con esa palabra tal vez deberías dejar de leer ahora. El apellido R significa muchas cosas y, aunque genéticamente es muy parecida a su hermana, solo los que realmente van a darle uso off road encontrarán en esta máquina su media naranja.

Detalles propios de la KTM 1190 Adventure R

La moto es casi tan alta como una de enduro,  la distancia al suelo desde el asiento es de 890mm es decir 3cm más alta que la versión estándar y que hacen que rozando el 1,80 de altura llegues al piso con la punta de las botas. La altura libre al suelo también es 3cm mayor con la moto descargada.

El asiento escalonado, de una pieza y sin posibilidad de regulación en altura presenta una textura diferente en la parte más baja que evitará que te resbales cuando estés sentado.  Este asiento no está partido en 2 piezas, pensando en el pasajero, sino en tus movimientos encima de la moto. Y ya el detalle definitivo lo sientes al apoyar tus botas en las estriberas pues no hay gomas en ellas con las que resbalarse al practicar off road.

En marcha

Una vez arrancada, quizás puedas echar de menos un poco más de contundencia en el sonido, pero la normativa es la normativa y tampoco esperes una gran diferencia ni estética ni sonora montando el Akrapovic salvo, quizás, en el peso. El tamaño del escape es considerable y quizás el elemento que más la afea pero ya no trasmite el calor de anteriores modelos y permite la colocación de maletas en las sujeciones que trae de serie.

El cuadro de instrumentos es claro e intuitivo. Se maneja de manera sencilla con el dedo pulgar izquierdo y nos permite elegir un mapa de potencia u otro dependiendo de las necesidades. También desactivar el ABS o recorrer las funciones del completísimo display.

Nos ponemos en movimiento

El motor empuja siempre y da igual en que marcha estemos, los bajos de este motor LC8 heredado de la RC8, son espectaculares y se han eliminado los traqueteos a bajas vueltas propios de versiones anteriores. Solo al cabo de un buen rato te darás cuenta de que vas rápido y también de que podrías ir bastante más. La pantalla protege en su justa medida, pues es más pequeña que la de su hermana. Si te empeñas podrás cambiarla, pues los anclajes son los  mismos, aunque es menos apropiada para un pilotaje fuera de carretera.

Recorridos de amortiguación

Para que la moto tenga un comportamiento excelente en pistas KTM ha apostado por dar más recorrido a las suspensiones. En la versión R son mayores: 220/220mm frente a 190/190mm respectivamente. Podrás regularlas y dotarla de más firmeza si te resultan blanda, pero  manualmente, a base de vueltas al pomo y de clics, como lo haces en tu moto de campo. No dispondrás de un botón para hacerlo en marcha y de manera electrónica como en su versión estándar. En carretera el largo recorrido hace que se hunda mucho la horquilla en fuertes apuradas, pero acostumbrándote a su manera de trabajar en ningún momento te verás comprometido.

Control de tracción

Al salir de las curvas, acelerando con fuerza, sientes que la potencia se entrega de manera progresiva y efectiva. Ya no hay rudeza ni brusquedad. Ahora con el sistema Drive-by-Wire tienes una aceleración perfecta y fruto del trabajo electrónico y de sus 150cv trasmitidos a la superficie del suelo con control. La intervención del control de tracción en la rueda trasera, es notable –y regulable o desconectable-, pero en ningún momento te traiciona y te deja sin gas. Al contrario trabaja de manera excelente evitando sustos innecesarios.

¡¿Quieres más diversión?! La tendrás. En marcha puedes cambiar al modo sport que te catapulta a otro mundo. La aceleración es más rápida y la intervención del control de tracción menor, de modo que en la siguiente curva notas el deslizamiento de la rueda trasera intentando trasmitir la potencia que le pides. La moto se cruza, sí, pero sin riesgos innecesarios, lo justo para un placer sin riesgos. En este menú verás existen 2 opciones más, muy diferentes e intuitivas: Rain y Off Road, que solo tienen en común que la potencia baja a 100cv.  Pero cada una tiene su setting de control de tracción y ABS propio.

KTM 1190 Adventure R

Dame campo

Ya hace rato que voy de pie en la moto disfrutando de ella y del maravilloso paisaje de Cerdeña, lugar donde hemos viajado a probar la R, pero la máquina está inquieta y yo también. El instinto por conocer, por estar en los lugares privilegiados de esta isla, por estar donde ninguna otra moto ha estado, aparece y no hay camisas de fuerza que me lo impidan, así que así sin más, dejamos la civilización y nos metemos por pistas y suelos desconocidos. Los de KTM saben lo que hacen.

Cambiamos a modo Off Road y abrimos gas pero de alegría: ¡estamos en casa!

Al poco de adentrarnos por la isla y por sus senderos de tierra y piedras de pronto sientes que la herencia de Fabrizio Meoni, de Cyril Depres, de Marc Coma y otros muchos están contigo.  Los más de 200kg se mueven cómodamente gracias a ese manillar más ancho y una postura de conducción óptima trabajada para ir de pie.

Modo OffRoad

En la tierra, 150 cv no tienen sentido, así que el modo Off Road limita la potencia a 100cv y regula el intrusismo del control de tracción, permitiendo junto con la aceleración electrónica en  perfecta coordinación, que la rueda trasera deslice sin perder agarre ni control.

Probé a sentir la moto en “analógico” y desconecté todos los controles y, sí, más diversión con respuesta salvaje, pero también más riesgos de caída. A los pocos minutos no me pareció buena idea seguir y mientras estuvimos en las pistas ya no dejé el modo offroad, puesto que proporciona sensaciones y seguridad. Lo mismo con el ABS Off Road activado que permite bloquear la rueda trasera para timonear la moto e impide bloquear la delantera. Impresionante trabajo el realizado por Bosch.

Después de las probaturas iniciales lógicas, conectando y desconectando la electrónica, entendí su razón de ser. Todo el despliegue tecnológico está fundamentalmente para asegurarme la diversión ayudándome a gobernar lo que de otra manera sería casi imposible. El sistema de controles electrónicos es común en ambas versiones pero tiene más sentido aún en esta R por la polivalencia que otorga fuera de pista.

La 1190 Adventure R es tu moto...

Si vas a darle un verdadero uso realmente off road combinado también con carretera. En la R encontrarás toda la pureza genética de sus antepasadas y la filosofía de KTM.  Si eventualmente vas a hacer alguna pista, con el modelo estándar tendrás más que suficiente y la disfrutarás de lo lindo en carretera y con gomas te tacos te permitirá también adentrarte en el campo.

Ahora depende de ti. Solo una de las hermanas es la auténtica heredera de los legendarios Dakar africanos, ¿estarás a su altura?

La moto al detalle...

KTM 1190 Adventure R
Piña

Desde esta piña se controlan todos los avances tecnológicos de la moto y el ordenador de a bordo. Encontrarás hasta 14 páginas diferentes de información donde activar, modificar o desconectar todos los dispositivos. Desde puños calefactables, pasando por suspensiones o mapas de potencia.

KTM 1190 Adventure R
Suspensiones

A diferencia del modelo estándar no son electrónicas, en la versión R tienen mayor recorrido: 220/220mm frente a 190/190mm respectivamente. Más propio para poder ajustarlo a tu gusto a base de clicks. 

KTM 1190 Adventure R
Frenos

El equipo de KTM ha trabajado estrechamente con Bosch para desarrollar un sistema exclusivo de frenada inteligente y antibloqueo denominado 9ME C-ABS. De este modo el sistema actúa de manera diferente  y combinada dependiendo del modo de conducción utilizado garantizando siempre la detención de la moto en el menor tiempo posible y adecuándose al terreno. 

KTM 1190 Adventure R
Instrumentación

El cuadro de instrumentos es el más completo jamás creado por KTM. Todo lo que sucede en la moto está a un vistazo. El cuentavueltas en analógico, pero todos los demás parámetros se dividen en dos pantallas ambos lados del mismo. A la derecha temperatura, gasolina, hora, marcha engranada… y a la izquierda todas las múltiples funciones, con un cómodo cuadro de Favoritos donde está tu elección.

KTM 1190 Adventure R
Motor

Evolucionado directamente del salvaje motor de la deportiva RC8, la nueva Adventure monta este bicilíndrico de 150 CV a 9.500 vueltas. La electrónica hace posible que tengas 4 modos de conducción y entrega de potencia diferentes: Sport y Street con todos los caballos, Rain y Sport que rinden 100 CV.  Además incorpora un efectivo embrague antirrebote. Se ha ajustado el consumo respecto a la versión 990. 

KTM 1190 Adventure R
Llantas y neumáticos

Nuevas llantas de radios de 21 y 18 pulgadas respectivamente. Han sido especialmente diseñadas para este modelo y no precisan de cámara. Si vas al campo muy muy recomendable los tacos. 

KTM 1190 Adventure R
Grupo óptico

Incorpora unas estéticas y funcionales luces diurnas compuestas por un grupo de LEDs que recorren la parte inferior del faro delantero. Las luces de cruce se activan automáticamente cuando cae la luz. Encima la pantalla regulable en altura manualmente.

Relacionados

Ya está disponible el número 89 de nuestra revista ¡Totalmente gratis aquí!

Número #126: ¡Por fin libres!

En el 126 ¡Volvemos a viajar! Este número está dedicado a los viajes en moto: Cómo preparar tu moto, los 12+1 tips imprescindibles, tipos de soporte móvil para moto, 5 apps imprescindibles para viajar… Además, la moto no es excusa, te contamos la historia de Jorge, un motero que ha recorrido España en un Vespino y Toni que viaja por todo el mundo en una Ninja. Además, probamos la Harley-Davidson Pan America y te traemos, como siempre, el mejor equipamiento. ¿Quieres más? Mete 1ª que ¡Arrancamos!