Triumph Thruxton R

Triumph Thruxton R: Volver a sentir

La Triumph Thruxton R te despierta sensaciones que creías olvidadas. Te seduce por los ojos, te conquista al pilotarla. Te hace volver a sentir. Con un aspecto bellísimo y las últimas innovaciones técnicas, Triumph ha dado en el clavo con la nueva Thruxton.

Autor:
Jorge Torrecillas
Foto:
Triumph
Publicado el 29/04/2016
Triumph Thruxton R

ASPECTOS POSITIVOS

Estetica
Acabados
Motor

ASPECTOS NEGATIVOS

Precio

Con la Triumph Thruxton R, la firma británica ha dado en el clavo. Tras las fotos estáticas y salones internacionales, esta neoclásica ha despertado verdaderas pasiones, y no es para menos. La Triumph Thruxton R combina un estilo clásico deportivo bellísimo, con toda la tecnología que Triumph ha puesto en sus últimas realizaciones.

A estas alturas no hacen falta presentaciones. Solo sensaciones. La hemos visto brillar en las ferias internacionales, en vídeos promocionales, en fotos de marca… pero nos quedaba probarla. Las expectativas estaban realmente altas, no lo vamos a negar.  Pero os aseguro que con tan sólo una jornada de test ha sido suficiente para tomar la decisión. Voy a romper la hucha e ir haciendo hueco en mi garaje.

Seducción británica

Lo primero que te seduce de la Triumph Thruxton R son sus líneas. Ese neoclasicismo llevado a la máxima expresión con componentes “pata negra” y gusto exquisito. Depósito estrecho, semimanillares, horquilla Showa, doble amortiguador Öhlins, frenada Brembo con bomba y pinzas radiales… y un sorprendente motor que si bien comparte base con la T120 no tiene nada que ver en cuanto a prestaciones.

El cigüeñal de la Triumph Thruxton R es más ligero y de baja inercia, la mayor compresión, nueva admisión de aire hacen que el rendimiento del propulsor se eleve a los 97 CV y otorgue una cifra de par de 112 Nm. Esto unido su escaso peso en conjunto (203 kg) convierten a esta moto en algo más que una belleza andante. Estamos ante una máquina que por prestaciones podría poner en tela de juicio a una supersport….

Triumph Thruxton R

Los amantes de las clásicas de Triumph pedíamos a gritos la llegada de algo así. Soy propietario de la anterior Thurxton y un enamorado de su estética, sin embargo sus limitaciones dinámicas eran notables. Ahora el apellido Thruxton sí hace honor a su pasado glorioso en la Isla de Man convirtiéndose en la moto más exclusiva y efectiva de las nuevas Bonneville.

Precio de la Triumph Thruxton R, desde 14.900 euros (12.900 versión estándar)

Sobre ella sientes que estás ante una moto de corte deportivo. Tacto duro de suspensiones, depósito de líquido de frenos a la vista, tija en aluminio forjado donde se ven los setting de ajuste de la horquilla, estriberas sin almohadilla. Detallismo al máximo.

Pero es al arrancar y escuchar su doble escape cuando sabes que en muy poco tiempo vas a estar gozando como un loco. Metes la primera, el cambio es muy suave, pero al soltar el embrague, antideslizamiento, sientes el enorme par que empuja de este bicilíndrico. Nada que ver con la dulzura de su hermana Bonneville T120. Sales disparado y te quedas pasmado ante las primeras sensaciones que transmite. La moto se siente compacta y robusta. La precisión de su acelerador electrónico se hace notar y la transmisión del gas a la rueda es inmediata. Seis marchas muy bien escalonadas y que te permiten jugar con el cambio dependiendo de tus necesidades. Esa sensación de que todo funciona al milímetro en constante y te da una seguridad impresionante.

Las suspensiones trabajan de manera muy efectiva y su firmeza no penaliza excesivamente el confort. Triumph ha pensado en esto a la hora del desarrollo y no ha querido dar carácter radical a esta Thruxton  ya que su uso es mayoritariamente para el disfrute en su más amplio espectro. Habrá clientes que quieran pasear con ella y otros que también busquen la adrenalina. Hay para todos. Lo mismo sucede con el potentísimo equipo de frenos Brembo radiales monobloque. En la primera insinuación a la maneta son más suaves pero en cuanto aprietas un poquito más sacan todo su mordiente. El ABS es de serie y en el tren delantero es prácticamente imposible hacerlo saltar en condiciones de seco, un plus que se agradece en la conducción más deportiva.

La electrónica también llega a esta Triumph Thurxton. Hereda la tecnología nada menos que de la Speed Triple, lo que significa que lleva control de tracción y tres niveles de entrega de potencia (Road, Rain, Sport). Además, incorpora un sofisticado embrague antirrebote que hará las delicias de los más exigentes.

Lo que más me llamó la atención es que el bastidor es el mismo que el que montan la Street Twin y la T120, aligerado en su justa medida. Cambian las geometrías para cargar más peso delante y hacerla más ágil. Las ruedas de 17 pulgadas en ambos trenes son determinantes para su fantástico comportamiento dinámico. El trabajo realizado por los hermanos López-Córdoba en este apartado es para quitarse el sombrero. La nueva Triumph Thruxton puede pilotarse como una deportiva y te aseguro que no te defraudará.

Triumph Thruxton R

Una café racer del Siglo XXI

Cumpliendo con su cometido de ser la “café racer” del siglo XXI proporciona mucha información al usuario desde su doble cuadro de instrumentos. Dos relojes de estilo clásico pero con su ordenador de a bordo digno de cualquier moto touring. Además, detalles como la toma USB debajo del asiento, la luz diurna, la cinta de cuero en el depósito o los acabados en aluminio hacen de esta moto toda una obra de arte.

Pero por si fuera poco en Hickley han preparado muchísimos accesorios para su personalización y tres kits de inspiración preestablecidos (Café Racer, Track Racer y Factory Race, ver en detalles sus características) para que puedas llevartela a tu gusto directamente desde el concesionario.

Los colores en los que se comercializa la Thruxton R son Diablo Red y Silver Ice, mientras que los de la Thurxton son Jet Black, Pure White y Competition Green.

Kit Track Racer (2.085 euros)

  • Semicarenado frontal
  • Tapa de colín pintada a juego con la moto (sólo para la Thruxton estándar, ya que se incluye de serie en la Thruxton R)
  • Semimanillares por debajo de la tija
  • Kit de desmontaje del guardabarros trasero con faro
  • Silenciosos desmontables Vance & Hines
  • Correa del depósito en cuero
  • Intermitentes LED pequeños

Kit Cafe Racer (1.625 euros)

  • Kit de desmontaje del guardabarros trasero con faro
  • Escapes Vance & Hines
  • Parabrisas corto
  • Semimanillares bajos
  • Tapa de colín pintada a juego con la moto (solo para la Thruxton, ya que se incluye de serie en la Thruxton R)
  • Protectores de goma para los laterales del depósito
  • Correa del depósito en cuero
  • Intermitentes LED pequeños
  • Protectores de goma en el depósito

Kit Performance Race

  • Árbol de levas
  • Escape completo (acero inoxidable)
  • Filtros de aire
  • Semimanillares bajos

Detalles de la moto

Cuadro de instrumentos Triumph Thruxton R

Dos cuadros de relojes de corte clásico y de máxima calidad. Velocímetro + tacómetro y menos digitales. Tiene ordenador de a bordo con km parciales, odómetro, autonomía, nivel de gasolina, indicador de control de tracción y modo de motor.

Amortiguador trasero Triumph Thruxton R

Delante Horquilla invertida Showa y detrás doble amortiguador Öhlins. Pata negra para la joya de la corona. Comportamiento brillante.

Motor de la Triumph Thruxton R

Dos cilindros paralelos de 1200 cc. Inyección. 112 Nm a 4.950 rpm, un increíble 62% más que la generación anterior; mientras que su potencia máxima es de 97 CV a 6.750 rpm, un 41% más la Thruxton 900. 

Silencioso de la Triumph Thruxton R

Con corte clásico y componentes de última generación esta Thruxton R es una café racer del siglo XXI. Válida para circuito o salir a gozar de las curvas en tus carreteras.

Perfil Triumph Thruxton R

Electrónica: la misma empleada en la Speed Triple. Casi nada. Tres modos de conducción, control de tracción y un cómodo display desde donde se controla todo

Relacionados

Te puede interesar

Texto:

Jorge Torrecillas

Fotos:

Triumph

Publicado el 29/04/2016

Ya está disponible el número 89 de nuestra revista ¡Totalmente gratis aquí!

Número #107: ¡Comparativa Scrambler!

En este nuevo número de Moto1pro enfrentamos la Husqvarna Svartpilen 701 contra la Ducati Scrambler Full Throttle y la Triumph Street Scrambler. Probamos a también a fondo la Kawasaki ZX-6R, toda una SuperSport de calle, y la Zontes V-310. Además, viajamos a Italia para tomar parte en el Rally Transitalia Marathon de la mano de T.ur, probamos cinco cascos réplica de pilotos de MotoGP y damos una vuelta por las cinco motos de película más impactantes. Además de nuestras secciones habituales…