Moto y lluvia

8 consejos para no mojarte en moto con lluvia

Mojarse en moto es muy desagradable pero hay maneras de evitarlo. Estos sencillos consejos para mantenerte seco te ayudarán a disfrutar de la moto incluso con lluvia.

Autor:
Redacción Moto1Pro
Foto:
Archivo, Tucano Urbano
Publicado el 14/12/2019
Moto y lluvia

Usar la moto con lluvia es un incordio, estamos de acuerdo, a todos nos gustaría que las nubes se esperasen a que lleguemos a casa para descargar. Pero cuando llueve la moto se convierte en un elemento aún más útil, pues es la herramienta perfecta para huir de los atascos de coches que siempre provoca la lluvia. Eso sí, hay que saber cómo hacer para no mojarte en moto con lluvia.

Pero hay que estar preparados, porque las motos y el agua no se llevan especialmente bien. Por un lado, porque si llueve deberemos adaptar nuestra conducción en moto, y por otro, porque nosotros mismos deberemos equiparnos como es debido para no mojarnos.

No hay nada más desagradable en moto que sentir cómo el agua fría de la lluvia ha traspasado nuestra ropa y ha llegado hasta nuestra piel, por lo que es importante estar preparados para evitar que eso ocurra. Con estos consejos para no mojarte en moto con lluvia nunca están de más.

Moto y lluvia

(No, esta no es la solución)

 

1. Un equipamiento con membranas impermeables

Ya sabes lo importante que es contar con un buen equipamiento cuando vamos en moto, gran parte de nuestra seguridad depende de él, pero también juega un papel fundamental cuando nos pilla un día de lluvia. Además de protegernos ante una posible caída, también nos resguarda en caso de frío y lluvia.

En días pasados por agua olvida las prendas hechas de cuero, la piel lleva fatal mojarse, y además de estropearse el agua la traspasa, por lo que nos mojaremos. Si usas prendas de materiales textiles asegúrate de que cuenten con alguna membrana impermeable, tipo Gore-Tex o alguna de tantas otras membranas que hay en el mercado. Las prendas de gama muy alta montan la membrana en la parte exterior y eso impide que las prendas se empapen.

 

2. La ropa de agua mejor de una pieza

Si quieres asegurarte de una impermeabilización total, y no encontrarte además con chaqueta y pantalones totalmente empapados (aunque sean impermeables), lo mejor e infalible es utilizar una capa que impida el paso del agua por encima de nuestro equipamiento. Es decir, ropa de agua.

Puede ser chaqueta y pantalón impermeables, o mejor aún una sola pieza, un mono de agua que nos cubra desde el cuello hasta los tobillos. Un mono impermeable es más incómodo de usar, estamos de acuerdo, sobre todo de quitar y poner, eso es así. Pero si vamos a hacer muchos kilómetros bajo la lluvia, o sabemos que vamos a estar todo el día de un lado para otro bajo el agua, es siempre sin duda la mejor opción. Además, si es de colores llamativos mucho mejor, ganarás visibilidad en unas condiciones ya de por sí oscuras.

Moto y lluvia

 

3. Los guantes por debajo de las mangas

Esto no es ninguna tontería. La unión de los guantes con las mangas de las chaquetas es fundamental, tanto cuando hace frío como cuando llueve. Pero ojo, porque si cuando hace frío ponemos los guantes por encima de la chaqueta, metiendo la manga dentro de la caña del guante para que no se cuele el aire, cuando llueve debemos de hacer justo lo contrario.

En caso de lluvia es recomendable meter la caña del los guantes por dentro de la manga de la chaqueta o dentro de la ropa de agua. ¿Por qué? Porque si lo hiciéramos al revés todo el agua que escurre por las mangas se introduciría en los guantes, y de este modo podremos evitar este problema.

 

4. Los pantalones por encima de las botas

Esto es obvio, pero es importante remarcarlo. A veces, si usamos pantalones de bajo estrecho, es posible que no nos quede más remedio que dejarlo por dentro de las botas, y dejar las botas por fuera. Es algo que sucede con muchos pantalones vaqueros.

Pero eso, si llueve, es un error garrafal. El pantalón siempre de ir por encima de las botas, sobre todo si además se trata de un pantalón impermeable. Solo así conseguiremos que el agua escurra por fuera y no termine estancada en nuestros pies.

 

5. Tapar el cuello es clave

Otro punto débil es nuestro cuello, y es que si llueve mucho el agua nos puede entrar por esa abertura, a veces chorreando desde el casco o quizá por el propio viento. Así que es importante sellar bien ese espacio.

¿Cómo? Lo mejor es hacerlo con prendas específicas de cuello, las típicas bragas térmicas que utilizamos cuando hace frío. No es difícil encontrarlas impermeables, pero cualquier prenda textil que nos pueda hacer de barrera siempre será mejor que nada. El agua que puede introducirse por ese punto es mínima, pero importante de frenar.

Moto y lluvia

 

6. El casco con las ventilaciones bien cerradas

Este es un detalle que se nos puede olvidar con cierta facilidad. De las aberturas de ventilación de nuestro casco nos acordamos cuando hace calor, pero cuando las temperaturas no son altas nos solemos olvidar de ellas hasta que no es el frío el que nos recuerda que siguen abiertas.

Lo mismo puede pasar con el agua, pues ese orificio de entrada en la frente es idóneo para que la lluvia encuentre un punto de acceso hasta nuestra cabeza. Es tan sencillo como acordarnos de  cerrar las ventilaciones de nuestro casco cuando empieza a llover. Pero eso, hay que acordarse y no dejarlo estar. Por cierto, en caso de lluvia quizá te interesará saber cómo hacer para que no se empañe la pantalla del casco.

 

7. Una buena pantalla en tu moto

La protección aerodinámica en una moto no solo sirve para quitarnos el viento, sino también el agua. En días de lluvia la diferencia es abismal a ir en una moto naked o a ir en una moto gran turismo, pues el carenado nos protege de cualquier tipo de inclemencia.

Si tu moto no ofrece una protección aerodinámica de serie quizá te interese plantearte montar una pantalla o cúpula que te proteja del viento y también de la lluvia. Piensa que puede ser un elemento estacionario y que cuando vuelva el buen tiempo lo puedes desmontar y guardar hasta el siguiente invierno.

 

8. Las mantas térmicas (e impermeables) de los scooters

En un scooter ya de por sí te mojas mucho menos que en una moto. Su frontal nos protege del agua y más aún si contamos con una buena pantalla. Además, los pies van en alto y a resguardo de las salpicaduras de la rueda delantera, por lo que cuando llueve la diferencia de ir en una moto a ir en un scooter es abismal, al menos al ir en movimiento, claro.

Pero hay más, en un scooter puedes montar una manta térmica impermeable, muy útil cuando bajan las temperaturas, y muy práctica también para los días de lluvia. Si te la ajustas bien a la altura de la cintura, solapando la chaqueta por encima de la manta, puedes asegurarte de no mojarte prácticamente nada de cintura para abajo.

Relacionados

Te puede interesar

Texto:

Redacción Moto1Pro

Fotos:

Archivo, Tucano Urbano

Publicado el 14/12/2019

Lo más visto

Ya está disponible el número 89 de nuestra revista ¡Totalmente gratis aquí!

Número #113: ¡Pásate a la moto!

En el número 113 de Moto1pro hemos querido recopilar los motivos por los que la moto se convierte ahora más que nunca en el mejor arma de movilidad en cuanto a utilidad y sensaciones. Te contamos cómo empezar en el mundo de la moto, cómo elegir tu primera montura, te mostramos qué nuevas costumbres debes adoptar en estos tiempos, hacemos una recopilación de motos por precios… Además añadimos contenido de entretenimiento del mundo motero acompañado, como siempre, de nuestras secciones habituales…