Comparativa BMW F 800 GS de serie y preparada

BMW F 800 GS, prueba en el desierto

Enfrentamos una BMW F 800 GS de serie en el desierto con una preparada, la de Eduard López, para ver si es necesario gastarnos algo de dinero extra si queremos rodar por las dunas de Erg Chebbi. Además la prueba la firma un especialista como Gustavo Cuervo con el propio Eduard.

Autor:
Gustavo Cuervo
Foto:
Gustavo Cuervo
Publicado el 22/04/2016
Comparativa BMW F 800 GS de serie y preparada

Rodar con una BMW F 800 GS por el desierto es uno de los grandes sueños de todos los que nos gusta el trail. Las dudas vienen cuando pensamos si podremos ir con una moto completamente de serie o si es necesaria prepararla y gastarnos un dinero extra. Hemos hecho esta prueba, nos fuimos a Marruecos a Erg Chebbi con una moto de concesionario pilotada por Gustavo Cuervo, de sobra conocido por sus viajes de aventura, y sus revisiones estándar y con la de Eduard López, del equipo Ride to Roots, con una profunda preparación. La primera conclusión es que la BMW F 800 GS no vende barato su pellejo y sale de la prueba con nota.

Primeros pasos en nuestras aventuras en moto por Africa

Para cualquier aficionado el comienzo de sus aventuras por África tiene que comenzar obligatoriamente con la adquisición de una motocicleta trail que luego habrá de ir equipando para especializarla, cada vez más, cuanto más extremo sea su viaje.

En nuestro caso partimos de una moto estándar BMW F 800 GS 2016. Ninguna preparación específica y neumáticos Pirelli Scorpion Trail. Una moto muy polivalente, capaz de llevarte a ti y a tu pareja al fin del mundo sin ninguna inversión más. Se desenvuelve muy correctamente en todo tipo de carreteras y en autopistas.

En asfalto es casi una moto de carretera, aunque sus tarados y recorridos de suspensiones se dejen notar algo si atacas en zonas viradas. A ritmo normal incluso rápido la BMW F 800 GS, tal y como sale del concesionario, es divertida y puede llevar en su versión más equipada todo lo que necesitas para viajar seguro. Frenos ABS, control de tracción, suspensión trasera regulable ESA (confort, normal y sport ) puños térmicos y un tablero de instrumentos dotado con todo lo necesario incluidos dos trip muy útiles de viaje y modos de conducción Enduro y Road.

Comparativa BMW F 800 GS de serie y preparada

Extras en una BMW F 800 GS

Al frente se encuentra con “Tormenta” que tiene lo mismo, pero además específicamente equipada por Eduard López que tiene como extras:

  • Horquilla WP de 65mm original preparada anodizada en color negro y con los cartuchos regulables Andreani.
  • Suspensión trasera Amortiguador Ohlins multirregulable. BM303. No hay regulación ESA.
  • Elevación de guardabarros delantero.
  • Alzas de manillar de 20 mm.
  • Retrovisores plegables.
  • Reposapiés Rallye.
  • Protector de motor Raid, en aluminio.
  • Substitución de protectores de plástico laterales por unos de aluminio.
  • Escape QD, más ligero,
  • Instalación del cableado de los instrumentos de navegación (sonda ICO, porta-roadbook, interruptor LED porta-roadbook y mandos
  • Soporte y plataforma para instrumentos de navegación: ICO Rally Max y porta-roadbook Migtec.
  • Filtro de aire UniFilter, de esponja y untado con aceite.
  • Refuerzo metálico del radiador.
  • Protector de pinza de freno trasero.
  • Paramanos BMW. Robustos y discretos.
  • Intermitentes LED BMW
  • Portabultos trasero aluminio.
  • Equipamiento de navegación en una BMW F 800 GS: La solución instalada en la moto, compuesta por la instrumentación básica necesaria para este menester, es completamente modular y se puede montar y desmontar fácilmente. Trip Master, Spot, Navegador.
  • Neumáticos. Trasero Bridgestone Gritty ED78 .Gritty ED 78 120/100/18  Delantero . Bridgestone . 90/90/21.
  • Discos de freno y fónicos nuevos.
  • Rueda delantera reforzada DID 1,85×21
  • Rueda trasera reforzada DID 2,50×18
  • Desarrollos: piñón de 15 dientes y corona de 47.

Equipo de navegacion en una BMW F 800 GS

Como se puede ver un completo equipamiento para competir en rally con garantías, pero no hay ninguna modificación de motor por lo que ambas motos son iguales aunque de comportamiento diferente debido a la admisión del motor y el desarrollo.  En la de rally un poco penalizada por su filtro de admisión, menos generoso que el de la versión estándar. Este filtro de aire más restrictivo no permite al motor girar tan desahogado y subir de vueltas con tanta alegría como con su filtro de aire estándar.

Por el contrario, el escape sí facilita más el desahogo de gases. Así que entre una admisión un poco penalizada, un escape que beneficia más y un cambio de desarrollo más corto, hay cambio en el carácter de de la moto.

Pero dejemos que sea Eduard López nos lo cuenta con más precisión: “Esa configuración funciona muy bien en zonas complicadas y dunas, pero en pista rápida penaliza un poco. Además, para proteger bien el motor de la arena, llevo un buen filtro de espuma bañado en aceite y también unos pre-filtros en las entradas de aire, lo que hacen que a la moto le cueste un poco más a altas velocidades”.

El objetivo de estas modificaciones es el de conseguir una moto fiable para poderla disfrutar todo el año en los complicados y variados terrenos del desierto.

Las BMW F 800 GS en carretera

En la carretera no pudimos probar más que en alguna recta asfaltada a la BMW F 800 GS de Eduardo López, sin duda un territorio en el que no se encuentra nada a gusto. No está pensada para rodar por terreno firme liso y constante. Como Eduard mismo dice, es más torpe que la versión original ya que tanto suspensiones de off road como neumáticos penalizan su comportamiento.

Aquí la versión estándar de la BMW F 800 GS no solo la supera ampliamente, si no que es capaz de ir y venir de España hasta el desierto sin inmutarse. Desarrollo y neumáticos favorecen una rodadura mucho más fácil y hasta puntas cercanas a los 200 km/h que nunca podrá alcanzar la moto de Rally. Además puedes llevar dos maletas laterales y un top case, todas ampliables lo que la convierten en una moto touring adecuada para cualquier viaje por asfalto y hasta con dos personas.

La moto preparada para rally sufre en carretera. Sus neumáticos se gastan mucho más rápido que los de trail de la versión estándar y además circulas mucho más inseguro porque su huella sobre el asfalto es mínima. En caso de asfalto mojado todo se vuelve en contra de la versión preparada y hay que afinar mucho y trazar con tacto exquisito para no darse un buen susto.

BMW F 800 GS rodando en pistas

Las BMW F 800 GS en pistas

Cuando comparamos a estas dos motos en pistas, la BMW F 800 GS de Eduard López  empieza a mandar, y con autoridad... pero la original resiste la comparativa. Si afinas y anticipas mucho con la versión estándar puedes llegar a rodar deprisa por pista. Es capaz de mantener, si de verdad miras lejos, un crucero elevado, aunque ni neumáticos ni suspensiones están pensados para las muchas trampas que puedes encontrar en cualquier recorrido rápido.

Así que, se puede rodar y rápido sobre pistas compactas con una BMW F 800 GS normal sin ninguna preparación específica, pero el límite de la seguridad está muy lejos de la versión preparada para rallye. La BMW F 800 GS de Eduard pisa con más aplomo la grava, sus neumáticos muerden más y una suspensión más rígida ayuda a mejorar la estabilidad. Sus suspensiones aguantan los imprevistos sin perder direccionalidad ni hacer topes. Con la estándar si vas rápido y se complica la situación, habrá que encomendarse a “San Gas” y “San Suerte”. Cuando con la versión básica estás al límite, la versión preparada está en su pleno margen seguro de utilización.

Las BMW F 800 GS en arena

Pues como era de esperar los Pirelli Scorpion Trail se defienden como pueden siempre que no se compliquen la cosas. Las dunas o bancales de arena, “fech fech” y otras muchas trampas del desierto son barreras insuperables para la versión básica, que bastante tiene con no quedarse en arenas de regular dureza y sin desnivel.

Este territorio es “pan comido” para la BMW F 800 GS preparada y Eduard, su entorno natural donde se desenvuelve con soltura. En puro off road la versión rallye arrasa a la básica que ni siquiera puede entrar a jugar en las dunas. 

Solo con neumáticos de tacos si que se puede entrar y hacer dunas, aunque nunca con el nivel de eficacia que se consigue con la preparación. Su resistencia mecánica, especialmente las suspensiones, denotan sus limitaciones rápidamente en tanto que su resistencia mecánica será siempre más débil si haces muchas pistas con polvo. Limpiar cada día el filtro de aire será una obligación con la moto sin preparación y aun con todo tu motor siempre estará más expuesto y con un desgaste mayor.

¿Hasta cuánto te puedes meter a hacer rallye, enduro o trail extremo con una moto completamente estándar? Pues depende básicamente de dos factores, el primero tu habilidad. Si olvidas las dunas y los pasos complicados puedes rodar por las pistas del desierto con una BMW F 800 GS completamente de serie y hasta con neumáticos trail. Notarás un gran cambio si solo le montas unos neumáticos de tacos, con lo que se amplía mucho su capacidad off road a base de penalizar tu viaje a y desde el desierto.

Si de verdad quieres disfrutar de todos los terrenos el compromiso ideal es una moto estándar con neumáticos de tacos y sin maletas.  Este sería casi un compromiso 50 por ciento que te permite rodar bien en carretera, aunque con ruido y menor seguridad, y por campo con bastante agarre. Lo perfecto: Una moto preparada como la de Eduard López para el desierto y una normal para ir y venir hasta allí.

En Marruecos con una BMW F 800 GS

Con la caída de la tarde las dos motos se miran y se admiran. Dos motos hermanas adaptadas a dos diferentes territorios. La trail presume de su capacidad de viajar como moto polivalente mientras la rally mira a las dunas y guiña un ojo a la hermana.

Gracias a BMW Motorrad y Eduard Arcos, con el que pudimos pasar una jornada muy agradable en Erg Chebbi, Merzouga, en Marruecos.

Relacionados

Te puede interesar

Texto:

Gustavo Cuervo

Fotos:

Gustavo Cuervo

Publicado el 22/04/2016

Lo más visto

Ya está disponible el número 89 de nuestra revista ¡Totalmente gratis aquí!

Número #104: ¡KTM vs Triumph, comparativa Touring de altas prestaciones!

En este nuevo número de Moto1pro probamos dos de las motos Touring más tecnológicas del mercado, la KTM 1290 Super Duke GT y la Triumph Tiger 1200 XRt. Además, probamos la Macbor Johnny Be Good, rodamos de la calle al circuito con Continental y volvemos a poner a la Yamaha Niken a prueba, en un recorrido de 400km desde sierra Nevada hasta el Cabo de Gata. También entrevistamos a José Rovira, CEO de Corver y comparamos a las dos Trail medias del momento.