Elegir moto primera vez

Guía para elegir moto por primera vez

Elegir tu primera moto es un momento importante. De escoger la moto correcta dependerán tus primeras experiencias sobre dos ruedas: si son fáciles y seguras la querrás para siempre, pero si son malas y traumáticas pronto se te quitarán las ganas. Para que nunca te arrepientas de ello aquí tienes estos consejos para escoger la moto que más te conviene.

Autor:
Redacción Moto1Pro
Foto:
Marcas
Publicado el 12/08/2019
Elegir moto primera vez

Elegir tu primera moto no es fácil, sobre todo si quieres hacerlo bien y acertar a la primera. No basta con decantarse con la más bonita, o la más barata, o la que te presta un familiar, en cualquiera de esos casos puede que se ajuste a tus necesidades o no, y si no lo hace puede ser un error del que arrepentirse en tu futura vida como motorista.

Al elegir tu primera moto es importante asegurarse de que será una decisión acertada, que será una moto que disfrutarás y con la que te entrarán ganas de seguir sobre dos ruedas por mucho tiempo. Una mala experiencia cuando estás empezando puede quitarte las ganas de moto de un plumazo, y eso es algo que puedes evitar si eliges la moto adecuada para empezar y tienes en cuenta nuestros consejos de conducción segura en moto.

Si estás decidido en empezar en esto de las motos te recomendamos que te pares a pensar en cada uno de los siguientes factores que a continuación te describimos, y así te será más fácil acertar en tu decisión.

Elegir moto primera vez

La primera duda: ¿Un scooter o una moto?

Esta es sin duda la primera de las grandes dudas que te pueden surgir. Si es tu primera vez sobre dos ruedas y jamás has conducido una moto, lo más sensato podría ser decantarse por un scooter. Son más fáciles de conducir, si tienes que prestar atención al equilibrio y a moverte con seguridad, un scooter te facilitará el trabajo ya que solo tendrás que pensar en acelerar y frenar, ya que la transmisión es automática y no hay marchas.

En una moto, por pequeña que sea, a todo lo anterior le tendrás que añadir el manejo del embrague y del cambio de marchas, y si no te quieres complicar quizá es algo de lo que de momento quieras prescindir. Eso sí, si tienes claro que lo que quieres es dar el paso a una moto mayor en cuanto te sea posible, y quieres aprender como es debido desde el principio, entonces una moto en la que vayas cogiéndole el truco al cambio de marchas te podría venir bien. Pero si no, empieza con un scooter, aprende a moverte con soltura, y ya podrás dar el salto a algo más complicado más adelante. Además, un scooter siempre es más práctico para moverse en ciudad.

La importantísima altura del asiento

A la hora de elegir la altura del asiento de la moto es muy importante. Y no ya solo a la altura a la que se encuentre el asiento de tu futura moto, sino de si una vez en ella llegas bien al suelo o no. Puede que una moto tenga el asiento a baja altura pero que éste sea muy ancho, lo que hará que tengamos que abrir mucho las piernas al sentarnos sobre él. Eso hará que perdamos centímetros a la hora de llegar al suelo, por lo que no te conformes solo con ver lo que pone en su ficha técnica.

Cuando vayas a ver una moto que te guste lo primero que has de hacer es subirte a ella en parado y comprobar si una vez sentado en ella pones bien los pies en el suelo. Llegar al suelo cómodamente marca la diferencia entre tener confianza sobre la moto o no, y de eso puede depender tu aprendizaje. En movimiento es más sencillo mantener el equilibrio, pero cuando nos paramos son nuestros pies los que harán que no nos vayamos hacia los lados. Tener la confianza de que la moto no se nos caerá porque la aguantamos bien con nuestras piernas es fundamental para movernos con soltura.

Elegir moto

Ten en cuenta el peso de la moto

El peso de tu futura moto es algo que también debes tener muy cuenta. Si quieres elegir moto por primera vez fíjate bien en que sea una moto ligera, que no te cueste mantenerla en vertical cuando estás sobre ella. Una moto que pese demasiado también te impedirá moverla en parado con facilidad, incluso aunque tú la muevas desde el suelo, y te podrá dificultar las maniobras a baja velocidad.

Con una moto ligera todo te será más sencillo, te cansarás menos y te dará menos pereza tener que moverla de un lado a otro. Si la moto es pesada y además no llegas bien al suelo te aseguramos será un agobio cada vez que tengas que detener la marcha.

Una moto en la que vas a llevar pasajero o no

Si crees que en tu futura moto vas a llevar pasajero con regularidad es conveniente que pienses un poco en él también. Si es así fíjate en cómo es el asiento del pasajero, si es cómodo o no, si tiene asas o no, o si va demasiado alto o no.

También es importante fijarse en si el pasajero puede subirse a su asiento fácilmente o no, y en si cuenta con estriberas independientes para él. En muchos scooters simplemente se le proporciona una pequeña plataforma y unas estriberas plegables suelen ser mucho más cómodas.

¿Vas a necesitar una moto con capacidad de carga?

Esto es algo que también deberías tener en cuenta. Si sabes que vas a usar la moto en tu día a día y que contigo tienes que llevar una mochila o un maletín, verás que en las motos la capacidad de carga suele ser limitada. En tal caso, puede que te sea interesante decantarte por un scooter con un buen hueco bajo el asiento.

Si lo que quieres es una moto fíjate en que sea sencillo montarle un baúl trasero donde puedas llevar tus cosas. En moto no es recomendable llevar puesta una mochila en la que lleves objetos duros, piensa que te pueden hacer daño y causar graves lesiones en caso de salida, por lo que si el equipaje lo puedes llevar sobre la moto, y no sobre ti, mejor que mejor.

Elegir moto

Una moto nueva o usada

Es una de las grandes decisiones que tienes que tomar cuando vayas a comprarte una moto. Si vas buscando un modelo en concreto, pero la economía no te da para que sea nueva, entonces puedes probar suerte a buscar tu futura moto en el mercado de segunda mano.

Si tu intención es buscar una moto para dar los primeros pasos sobre dos ruedas, ganar algo de experiencia y pasar después a una mayor, entonces comprar una moto usada te puede salir a cuenta. Pero vas a  hacer una inversión a más largo plazo, y primas la garantía oficial que dan los fabricantes, entonces posiblemente te interese más comprarla nueva.

Una moto 125 o de carnet A2

Otra cuestión crucial. Tener el carnet de coche y más de tres años de experiencia con él te puede poner muy fácil acceder a una moto o scooter de 125, y quizá sería una muy buena manera de empezar y probar si te gusta esto de las dos ruedas. Otra cosa es que hagas una apuesta en firme, o que no tengas carnet de coche pero sí más de 18 años, y quieras hacer tu entrada directamente con una moto de carnet A2.

En tal caso, si va a ser tu primera moto, es más recomendable que se trate de una moto A2 que no necesite ser limitada, sino que por sus características la puedas disfrutar tal cual. Así te asegurarás tener una moto hecha a tu medida, y no una adaptación, en la que peso, potencia y manejabilidad suelen estar mejor equilibradas.

Relacionados

Te puede interesar

Texto:

Redacción Moto1Pro

Fotos:

Marcas

Publicado el 12/08/2019

Lo más visto

Ya está disponible el número 89 de nuestra revista ¡Totalmente gratis aquí!

Número #106: HD CVO Limited, un coche de dos ruedas

En este nuevo número de Moto1pro probamos la nueva Triumph Speed Triple RS, una naked con carácter, mucho carácter. Viajamos a California para probar la Harley Davidson CVO Limited repleta de tecnología, exclusividad y confort. Convivimos con la Benelli 502 C, única en su especie y por último la Honda X-ADV, un concepto diferente. Además, conocemos las motos de la Guardia Real, estamos presentes en la Distinguished Gentleman’s Ride y todas nuestras secciones habituales.