Luces de la moto

Las luces de nuestra moto: siempre a punto

Las motos deben llevar siempre las luces de cruce encendidas, de noche y de día. La máxima de ver y ser vistos en moto es vital, la mayoría de los accidentes de moto con contrario suelen tener siempre el colofón de “es que no la ví”. Vamos a revisar bien los faros de nuestra moto.

Autor:
Moto1Pro
Foto:
Moto1Pro
Publicado el 31/03/2016
Luces de la moto

Revisar las luces de nuestra moto es algo bien sencillo… Ponemos la moto en marcha y la rodeamos, haciendo pruebas con los intermitentes y las luces de freno pulsando la maneta del delantero y el pedal del trasero. Junto con la revisión del sistema de iluminación, también te recomendamos que eches un vistazo al estado de la batería de tu moto.

Si vemos que tenemos alguna bombilla fundida, es fundamental que la reemplacemos. Con la proliferación de bombillas de leds, casi todas las motos modernas llevan ya sistemas que no se funden, fundamentalmente en el piloto trasero.  Si todavía no tenemos este sistema, sustituir las bombillas del piloto trasero es muy sencillo, desmontando la tulipa, casi siempre con dos tornillos, y reemplazando la lámpara que puede ser de doble filamento para servir de luz de posición y de freno. Pero nos podemos encontrar con sistemas más complejos en otros tipo de motos o en scooter… Si no lo tienes claro tendrás que mirar el manual de instrucciones de la moto.

Los intermitentes también suelen ser sencillos a la hora de reemplazar sus bombillas. Comprobar que llevamos un intermitente fundido también es fácil de detectar, porque seguro que el relé de intermitencia comienza a ir a un ritmo diferente de lo habitual.

Más complejo son las luces delanteras. A pesar de que ya existen muchas motos con iluminación por leds, la mayoría lleva bombillas halógenas (si la moto es muy antigua o muy económica es posible que lleve bombillas de filamento, pero ya comienzan a ser muy infrecuentes).

Bombilla Halógena Moto

Cómo manipular la bombilla halógena de la moto

Para acceder a la bombilla o bombillas, tendremos que meter la mano por dentro del carenado. Desmontaremos la tapa o las gomas que protegen los conectores, retiraremos éstos y llegaremos, en muchos casos, a un pequeño muelle o alambre que libera el casquillo. Tenemos que reemplazar la lámpara halógena por una similar, algunas motos llevan lámparas mucho más pequeñas que los coches, compra la adecuada. La bombilla halógena no debe ser tocada con los dedos, la pequeña grasa que podamos tener en nuestra piel podría hacer que se fundiera. Puedes manipularla con un papel de taller o con un trapo que esté limpio, o también con el propio plástico del embalaje.

Hay algunos scooter que son una auténtica odisea el reemplazo de sus bombillas. Mira bien el manual de instrucciones y repasa bien todos los pasos para que desmontes, con mucha paciencia, todas las tapas necesarias hasta llegar a las bombillas.

También puedes repasar las bombillas de los relojes e instrumentación de tu moto. Es muy desagradable conducir de noche sin poder ver bien la instrumentación. Estas suelen ser pequeñas bombillas que se alojan debajo de los relojes con pequeños conectores. En la mayoría de los casos tienes que desmontar estos de sus emplazamientos para acceder a su sistema de iluminación. Antes de emprender esta operación mira bien qué tipo de bombillas necesitas.

Relacionados

Te puede interesar

Texto:

Moto1Pro

Fotos:

Moto1Pro

Lo más visto

Ya está disponible el número 89 de nuestra revista ¡Totalmente gratis aquí!

Número #105: ¡Nueva Yamaha YZF R1 2020!

En este nuevo número de Moto1pro probamos las nuevas Yamaha YZF R1, Harley-Davidson Low Rider S y BMW R 1250 RS. Además analizamos los cambios que ha tenido la BMW F 650 GS hasta convertirse 10 años después en la BMW F 750 GS y asistimos a los BMW Motorrad Days y a la Rodibook Offroad. Además os presentamos una serie de chaquetas de moto en nuestra sección de Lifestyle, analizamos la historia del motociclismo suizo y, para finalizar, probamos la KTM Freeride 250 F en nuestra sección Offroad.