Antirrobo moto

Tipos de antirrobo de moto: candados y sistemas de bloqueo

Nuestra moto puede resultar muy golosa para ladrones y amigos de lo ajeno, por lo que es importante que la protejamos utilizando sistemas antirrobo útiles y seguros.

Autor:
R. Ruiz
Foto:
Moto1Pro, Marcas
Publicado el 14/08/2020
Antirrobo moto

Que las motos no son difíciles de robar es una realidad. Son ligeras y todo está muy a mano. Por lo que de nosotros depende su seguridad. Cuanto más le compliquemos las cosas a los ladrones mejor. Por eso, para evitar que la moto se mueva de su sitio sin nuestro consentimiento, en el mercado encontramos una gran variedad de sistemas antirrobo a los que podemos recurrir.

El cuál utilizar dependerá de nuestras necesidades, incluso del uso que le demos a la moto. De hecho, lo más recomendable es combinar siempre más de un antirrobo. Como ahora verás, mientras que en casa podemos tener sistemas más pesados y seguros, en el día a día podemos recurrir a elementos más ligeros que podamos llevar con nosotros. Todos están fabricados en materiales de alta resistencia, como acero cementado y derivados.

Antirrobo moto

Para que cuando vayas a comprar uno sepas de antemano qué opciones vas a encontrar, aquí tienes un pequeño análisis de los tipos de antirrobo de moto con los que puedes proteger tu moto ante posibles robos.

Antirrobos de disco

Antirrobo

Es el sistema antirrobo más pequeño y ligero de todos, por lo que es el más común para asegurar la moto en el día a día. Transportarlo en la moto es fácil y su instalación es rápida. Este tipo de antirrobo se ubica en el disco de freno delantero de la moto, fijándose a él e impidiendo que la rueda pueda rodar. Olvidar que está puesto y poner la moto en marcha sin haberlo retirado puede causar serios daños a las pinzas de freno de la moto o al propio disco.

Antirrobos de horquillaAntirrobo

Los antirrobo de horquilla o antirrobos en U están compuestos por una barra metálica en forma de U alargada que se cierra en su extremo con una unión extraíble. Pueden dejar bloqueada la ruera delantera al dejar unida la horquilla de la moto con la propia rueda, o incluso en algunas motos la rueda trasera y el basculante, impidiendo que la moto se pueda mover. Al ser un elemento alargado se puede utilizar también para afianzar la moto a algún elemento fijo del exterior. Puede completarse con una cadena al poder pasar la barra entre los eslabones.

Antirrobos con cadena o articuladosAntirrobo

Las cadenas se componen por eslabones de alta resistencia y necesitan de un candado que una sus extremos, una función que en muchos casos pueden cumplir los propios antirrobos de disco. Los antirrobos articulados están formados por un cable de alta seguridad que a su vez es recubierto por casquillos metálicos, y éstos a su vez por una capa plástica que los proteja de la intemperie. En este caso sí se incluye un cierre con llave. Tanto uno como otro permiten ser adaptados a las formas de la horquilla y la rueda, pudiendo anclar la moto a un elemento fijo externo. Para complicar su corte y manipulación es recomendable que una vez instalados no toquen el suelo.

Antirrobos de manillar

AntirroboLos antirrobos de manillar son un clásico entre los scooters, muy comunes entre las Vespa de varias generaciones atrás. Siguen siendo muy utilizados en este tipo de vehículos y su instalación es muy sencilla. Un antirrobo articulado se encarga de fijar el extremo izquierdo del manillar con un punto fijo del scooter, generalmente tras nuestras piernas. Esto impide que el manillar se pueda poner recto y la moto pueda ser movida en línea recta. En este caso las ruedas quedan libres y pueden girar, pero siempre lo haría en círculo. Completarlo con un antirrobo de disco siempre es recomendable.

Antirrobos con alarma

AntirroboAlgunos antirrobos del mercado cuentan con un extra de seguridad: una alarma sonora. Solemos encontrarlos entre los antirrobos de disco, de manera que además de bloquear el disco delantero el antirrobo hace sonar una estridente alarma en el caso de que el candado sea manipulado, acaparando la atención de todo el que se encuentre alrededor. Aunque la capacidad de inmovilizar la moto sea la misma siempre puede ser una opción interesante si queremos aumentar nuestra tranquilidad.

Antirrobos anclados al suelo

Antirrobo

Como sistemas de máxima seguridad encontramos los antirrobo de garaje que se anclan al suelo. Se componen de armazones matálicos que podemos atornillar al suelo de nuestro garaje, en su interior situamos la rueda delantera de la moto y ésta queda bloqueada y asegurada impidiendo la manipulación del sistema. Este tipo de antirrobo no es móvil, siempre queda fijado al suelo de nuestro garaje, y su precio suele ser elevado. En compensación sí ofrece altos niveles de seguridad.

Relacionados

Te puede interesar

Texto:

R. Ruiz

Fotos:

Moto1Pro, Marcas

Publicado el 14/08/2020

Ya está disponible el número 89 de nuestra revista ¡Totalmente gratis aquí!

Número #118: Moda Retro

En el número 118 de Moto1Pro demostramos que lo vintage nunca ha pasado de moda. Probamos la Harley Davidson Iron 1200 y la BMW R18, unas motos que rompen cuellos a su paso. Os contamos la historia del motor R boxer de BMW y os enseñamos los 10 cascos vintages que están a la última. Y, para los más racing, traemos la Kawasaki Z H2 y un reportaje con las RR del siglo XX vs las RR del siglo XXI ¿Necesitas más? Equipamiento, tu opinión cuenta, el niño de la curva… ¿Depósito lleno? ¡Arrancamos!