Ducati Streetfighter MH4 por Jakusa Design

Ducati Streetfighter MH4 por Jakusa Design

El preparador húngaro de motos, Jakusa Design, ha elegido la Ducati Streetfighter 1100 para crear su última obra, la Streetfighter MH4, una moto aún más radical y con un aspecto que recuerda a modelos antiguos.

Autor:
Moto1Pro
Foto:
Jakusa Design
Publicado el 22/08/2016
Ducati Streetfighter MH4 por Jakusa Design

Muchos os preguntaréis si realmente merece la pena preparar una moto así. De la misma manera que lo pudiste pensar de la Ducati Monster Siluro de XTR Pepo y cuando ves el resultado, entiendes por qué.

Tamas Jakus, propietario de Jakusa Design, ha querido mostrar de lo que es capaz cogiendo una de las motos más espectaculares del mercado y hacerla aún más radical. El nombre tiene su explicación, a medias, puesto que las letras MH representan a la Ducati MH900, una café racer de finales de los 90 y siendo la base en la que Tamas se ha fijado para crear su modelo. El número 4 realmente no está ahí por nada, simplemente por completar.

La Streetfighter MH4 es una interpretación de esas café racer antiguas pero con las particularidades de una moto moderna, una combinación que tanto está triunfando estos últimos años. Ha recibido cambios como el colín, algo más ancho, un nuevo depósito con líneas más angulosas, un frontal que le da un toque aún más agresivo y una pintura realizada especialmente para esta moto.

Relacionados

Texto:

Moto1Pro

Fotos:

Jakusa Design

Ya está disponible el número 89 de nuestra revista ¡Totalmente gratis aquí!

Número #118: Moda Retro

En el número 118 de Moto1Pro demostramos que lo vintage nunca ha pasado de moda. Probamos la Harley Davidson Iron 1200 y la BMW R18, unas motos que rompen cuellos a su paso. Os contamos la historia del motor R boxer de BMW y os enseñamos los 10 cascos vintages que están a la última. Y, para los más racing, traemos la Kawasaki Z H2 y un reportaje con las RR del siglo XX vs las RR del siglo XXI ¿Necesitas más? Equipamiento, tu opinión cuenta, el niño de la curva… ¿Depósito lleno? ¡Arrancamos!