Moto1pro
Las pruebas de seguridad vial EuroNCAP velarán por las motos desde 2023

Las pruebas de seguridad vial EuroNCAP velarán por las motos desde 2023

El conocido EuroNCAP, que evalúa la seguridad de los coches, tendrá más en cuenta a las motos: los sistemas de asistencia deberán reconocerlas mejor.

Redacción Moto1pro
Redacción
Foto
EuroNCAP
Fecha15/10/2021

Hablamos de:

Las pruebas de seguridad vial EuroNCAP velarán por las motos desde 2023
Redaccion Moto1pro
Redacción
Foto
EuroNCAP

fecha15/10/2021


Siempre decimos que las motos se suelen quedar en el tintero cuando los organismos hablan de seguridad vial. Pues bien, hoy te contamos que el EuroNCAP, el “European New Car Assessment Program”, a través de su fusión de ministerios de transporte europeos, clubes de automóviles y asociaciones de seguros con sede en Bruselas, ha decidido tener en cuenta a las motos a partir de 2023.

EuroNCAP prueba los sistemas de asistencia de los coches para garantizar la seguridad de todos, con tests de colisión donde se incluyen sistemas como el frenado de emergencia ante peatones y ciclistas o el control de crucero adaptativo con detección de proximidad. Y hasta ahora las motos no habían estado en el foco de estas pruebas. Pero los fabricantes se esfuerzan en sacar buena nota en EuroNCAP porque es ya un argumento de ventas: "mi coche es más seguro porque tiene mejor nota". 

El objetivo es que a partir de 2023 el panorama cambie y las motocicletas también integren los protocolos de prueba. De este moto, se tendrían en cuenta escenarios como en los que se verifica la aproximación de un coche a una moto detenida, la aproximación de una moto que viaja a 50 km/h y los posibles encuentros que se pueden dar en el tráfico al girar en un carretera recta y sus áreas de intersección. Es decir, giros en los que se invade otro carril, por lo que también se planean escenarios de prueba que simulan maniobras de adelantamiento típicas con cambios de carril.

 
EuroNCAP

Poniendo en marcha este tipo de pruebas, lo que busca EuroNCAP es alentar a los fabricantes de automóviles a reconocer mejor a las motos, para que perfeccionen sus capacidades de detección, y que los sistemas de asistencia tengan también en cuenta a las motos.

Estos requisitos solicitados a la industria del automóvil parecen obvios, pero lo cierto es que hasta ahora los vehículos motorizados de dos ruedas solo se han reconocido de manera inadecuada o, directamente, no se han reconocido en absoluto. Por lo que los sistemas de seguridad de los automóviles, por muy avanzados que nos pudieran parecer, dejaban de lado las motos y la seguridad de los motoristas. Ahora, y a partir de 2023, las exigencias de EuroNCAP serán más estrictas en este sentido.

EuroNCAP

Con el fin de reducir aún más el número de accidentes y aumentar la seguridad vial de todos los usuarios de la vía, los sistemas de asistencia deberán ser más sensibles. En la industria automotriz, las pruebas de choque EuroNCAP no son obligatorias, pero las calificaciones con estrellas son una importante herramienta de marketing. Con los nuevos criterios que incluyen a las motos ahora será más difícil conseguir la calificación máxima de cinco estrellas, por lo que los fabricantes de automóviles deberán trabajar en ello para mejorar sus sistemas.

Si esto es así y los automóviles tienen más en cuenta a las motos, a la vez que los fabricantes de motos van equipando sus modelos con sistemas de asistencia y radar para reducir el número de accidentes, podemos esperar un futuro mucho más seguro para todos.