Pirelli Angel ST vs Angel GT: Ángeles y diablos

Dicen que todos tenemos un ángel de la guarda, ese algo que cuida de nosotros en el día a día. Pero a veces surge ese diablillo que todos llevamos dentro. Los Pirelli Angel ST y Angel GT nos dan lo mejor de esos dos acompañantes en este cara a cara inevitable.

Autor:
Alejandro Alonso
Foto:
Pirelli
Publicado el 12/11/2015

Como sabéis, en las presentaciones de nuevos modelos tenemos la oportunidad de probar las mejoras que introducen y nuestra experiencia nos permite comparar el comportamiento de estas novedades respecto al modelo anterior.

Pirelli ha querido hacer algo un poco diferente y nos ha invitado a comparar en un mismo día los dos modelos de neumáticos que tienen en su gama sport-turismo denominada Angel, el ST y el GT. En primer lugar, acudimos al conocido taller V2 Neumáticos en Barcelona, uno de los centros oficiales Ride Passion de la marca italiana para conocer las peculiaridades de cada modelo.

Si bien el Angel ST aún sigue en el mercado desde su salida en 2009 (y que sustituyó al Diablo Strada), Pirelli quiso seguir avanzando en el desarrollo de su gama sport-touring y en 2013 anunció la llegada al mercado del Angel GT, un movimiento interesante ya que el segmento trail y turismo no para de hacer crecer su cuota de mercado con motos cada vez más tecnológicas y exigentes.

Pirelli Angel ST

Para empezar, el usuario de moto sport-turismo busca el compromiso de sus gomas en tres planos: duración, versatilidad y agarre en mojado. Los ingenieros de Pirelli llegaron con el Angel ST y quisieron sacar a relucir precisamente esas virtudes, sobre todo en duración, consiguiendo varios récords del mundo en las 24 Horas del circuito de Nardó.

La clave estuvo en la composición: Nuevas resinas, negro humo y sílice de alta densidad permitieron al ST mantener la rigidez del compuesto y, al final, mejorar las dos vertientes de la rueda: para el uso turista, se alcanzó más kilometraje, más estabilidad y más seguridad (gracias al sílice), pero a la vez, para los más deportivos, se consiguió mejor agarre, tracción y frenada (gracias al negro humo).

Para la conducción en agua, el nuevo dibujo mejoraba la evacuación del agua, en el que por cierto, se deja ver la silueta de un ángel, pero que al desgastarse a los 1000 km se convierte en un demonio. Al menos, curioso.

Esta banda de rodadura tuvo cambios concretos como la mayor inclinación de la pared de los surcos, mejorando la durabilidad y la dispersión del agua mientras la parte central ofrece sobre todo mayor duración. La carcasa sport-touring soporta el estrés en marcha gracias a la denominada lona de acero 0º de Pirelli junto a una distribución más delgada que reduce el peso de la masa rotacional y permite darle vida a los dos espíritus (sport y turismo) de este Angel ST.

Pirelli Angel GT

En 2013, Pirelli presentó el Angel GT. Podía parecer una evolución del Angel ST, pero las modificaciones de este nuevo neumático no sólo tiene mejoras propias en sus características sino que el proceso de producción es totalmente diferente.

El compuesto resultante en el ST venía dado por la mezcla al mismo tiempo de los polímeros híbridos, las resinas reactivas y los nanomateriales. Por contra, el GT resulta de un proceso de mezcla continuo en el que primero se mezclan los polímeros, después se añaden las resinas y, por último, los nanomateriales. Entre otras cosas, así se consigue que la superficie de contacto con el suelo, que ahora es mayor que en el ST, se queda mucho más lisa a visión microscópica y se deja notar en su comportamiento en términos de kilometraje y actuación en seco y mojado.

El dibujo también se simplificó rebajando el número de surcos y el perfil del GT tiene diferente curvatura, más estable en la parte central y a la vez con mayores posibilidades de inclinación en los flancos.

ST vs GT

Tras las explicaciones técnicas, toca hablar de nuestras sensaciones con cada pareja de neumáticos. Para ello, Pirelli nos proporcionó al grupo de periodistas varias motos con neumáticos ST y GT para poder comparar su comportamiento: Triumph Trophy SE, BMW S 1000 XR, Ducati Multistrada 1200 S, Yamaha MT-09 Tracer y KTM 1050 Adventure, todas ellas de corte trail y turismo. Sin embargo, también nos pudimos subir en una Suzuki GSX-S1000, una Honda VFR800 y una Honda Integra, para demostrar la versatilidad de estos neumáticos en diferentes tipos de moto. No en vano, en estas motos también se busca el compromiso de duración, agarre y comportamiento en mojado, sobre todo en motos para usar a diario.

Lo primero que hay que decir es que evidentemente no podemos opinar de su durabilidad. Según Pirelli, el Angel GT ha mejorado su kilometraje en un 30% respecto al ST. Además, tomando como referencia las pruebas del Motorrad Testcenter alemán, el Pirelli Angel GT saca pecho frente a la competencia en pruebas de prestaciones. También declaran ser el neumático que frena en menor distancia frente a la competencia (según la marca). Además, se hace hincapié en que la caída lógica de sus prestaciones con el paso de los kilómetros es más relajada y constante que en su principal competidor.

Test de las gomas

Para empezar el recorrido, nos ‘atrevimos’ con la Triumph Trophy SE, un monstruo que venía equipada con los Angel ST. Emprendimos la salida de Barcelona subiendo por Vallvidrera donde ya nos dimos cuenta de la capacidad del Pirelli para responder ante las exigencias en curva de este pesado gigante y en unas temperaturas todavía bastante frías. ¡Bien! El ‘ángel’ está con nosotros.

La interesante ruta que realizamos (con su correspondiente parada para comer en un restaurante en pleno Penedés) constaba de carreteras reviradas de buen asfalto y fuimos saltando de una moto a otra, pero en esa primera hora las lluvias del día anterior dejaron zonas muy frías, húmedas o bastante mojadas en las que, a pesar de entrar con la lógica desconfianza al principio, no hicieron que las motos perdieran ni una pizca de estabilidad o agarre.

Hay que decir que es verdad que el diferente tipo de monturas que llevábamos nos dan también diferentes sensaciones por las propias características de cada modelo. No es lo mismo el aplomo de una Trophy que la suavidad de una Integra o la vena deportiva de una Multistrada. Por eso también es difícil distinguir claramente las diferencias entre el ST y el GT en sólo una prueba. Al fin y al cabo, como reconocen desde Pirelli, hoy en día los neumáticos de todas las primeras marcas son de gran calidad.

Lo que sí podemos deciros es que ambos modelos ofrecen un agarre magnífico y te aportan una confianza plena en cualquier frenada, aceleración o inclinada.

Para ponerlos contra las cuerdas, sacamos nuestro ‘diablo’ y apretamos a fondo maneta y estribo de frenos en distintas motos. Con y sin ABS, tanto en motos pesadas como la Trophy como en otras más deportivas como la GSX-S1000, es muy difícil hacer derrapar la rueda trasera aunque es verdad que el Angel GT demostró un punto más de estabilidad. También ambos se comportaron muy bien a la hora de acelerar a fondo. Aquí también, el último ‘angelito’ de Pirelli nos dio mejor feeling en la salida de curva donde enroscamos gas a fondo. Sin embargo, quizá el punto más interesante es el paso por curva. Aquí es verdad que las posibilidades del GT han dado un paso adelante. La confianza que te aporta al tumbar es ligeramente mayor a la del ST y su ‘angelical’ suavidad a la hora de realizar los cambios de dirección deja entrever el buen trabajo que se ha implementado en su innovador proceso de producción y el punto más ‘diabólico’ que le ha dado todas las mejoras que hemos mencionado.

Dicho esto, en general no percibimos unas grandes diferencias entre el Angel ST y el último Angel GT. Seguramente su mayor avance y lo que la mayoría de los mortales vamos a notar está en la duración, algo clave a la hora de pensar la inversión, la cual va a ser evidentemente más alta en el GT, sí, pero también te va a ofrecer ese 30% mayor recorrido que declara Pirelli en tu moto de turismo y trail, pero también naked y sport.

Entra en la web de Pirelli para conocer más detalles y gama de medidas del Angel ST y el Angel GT.

Relacionados

Te puede interesar

Texto:

Alejandro Alonso

Fotos:

Pirelli

Publicado el 12/11/2015

Ya está disponible el número 89 de nuestra revista ¡Totalmente gratis aquí!

Número #109: ¡Harley Davidson LiveWire y Triumph Street Triple 2020!

En este nuevo número de Moto1pro probamos la Harley Davisdon LiveWire, que con su potente motor eléctrico no deja indiferente a nadie. Probamos también otra de las novedades del año la Triumph Street Triple RS. Probamos a también a fondo la Honda CB500X, una trail asfáltica muy polivalente. Además, viajamos a Estocolmo para conocer más sobre MIPS, el sistema de protección incluido ya en muchos cascos. También nos damos un paseo por el Revival Cafe. Además claro, de nuestras secciones habituales…