Harley Davidson Street Glide 1
Harley-Davidson Street Glide Sp. 2019

La marca de Milwaukee es capaz de anunciar una gama eléctrica que confunde a sus incondicionales y al mismo tiempo una gama de ruteras que recupera las esencias más puras de las “Touring” americanas. La Harley Davidson Street Glide es -sin duda- la más representativa de todas ellas y en la versión 2019 se presenta más "Bagger" que nunca aunque también más tecnológica...

Autor:
G. de Martorell
Foto:
H-D
Publicado el 08/03/2019
Harley Davidson Street Glide 1

ASPECTOS POSITIVOS

Equipamiento y acabados
Prestaciones motor
Confort

ASPECTOS NEGATIVOS

Maniobrabilidad en parado
Dureza embrague
Precio

Cilindrada

1868cc

Motor

2 cil. EFI DOHC

Potencia

N.D

Peso

362kg

Carnet

A

Precio

30600

Ver ficha técnica completa

Fue una pena que la bellísima costa portuguesa del Algarve nos recibiera con lluvia y frío porque -de haber lucido el sol- la experiencia hubiera resultado aún más placentera. Porque cuando uno acude a una presentación de Harley tiene claras dos cosas: que va a disfrutar conociendo carreteras estupendas y que nunca se va a encontrar grandes revoluciones... salvo cuando a los de Wisconsin les da por crear motos eléctricas y entonces los cimientos del mundillo motero se estremecen como si a McDonalds le diera por vender hamburguesas de tofu...
Y esa es precisamente la gracia de los eventos de Milwaukee; comprobar hasta qué punto Harley-Davidson es capaz de evolucionar sin perder su esencia. Algo en lo que, probablemente, no hay ninguna marca mejor. Y eso representa justamente la nueva gama Touring con la que hemos rodado por tierras lusas; una vuelta a las raíces ruteras en unos modelos destinados a devoramillas puristas. 

Una Street Glide más contundente

En este 2019 la fábrica americana potencia claramente uno de sus modelos estrella; la Street Glide. Una moto que, al principio de su trayectoria comercial empezó algo difusa pero que se ha convertido con el paso del tiempo en una de los exitazos del catálogo de viajeras. Y con razón; es un excelente compromiso entre manejabilidad -dentro de un orden Harley... que contra la física tampoco se puede luchar y son 361 kilos- y el confort marca de la casa pero con unos volúmenes más contenidos que resultan menos apabullantes. La baja altura del asiento -tan sólo 690 mm- y la estrechez del asiento permiten llegar holgadamente con los dos pies al suelo y dominarla sin dificultad siempre que recordemos que la ley de la gravedad debe jugar a nuestro favor.

La Street que nos hemos encontrado en Lagos es una máquina con unas líneas más compactas, más cargada de tecnológía y un carácter más contundente gracias a un soberbio motor Milwaukee Eight 114 de 1.868 cc, el de más cilindrada fabricado hasta la fecha por la casa de Wisconsin. Una versión que sigue recogiendo buena parte de los preceptos “Rushmore” que los amantes de las Harley hicieron llegar a la casa y que la fábrica lleva incluso un poco más allá temporada tras temporada. En el caso que nos ocupa se reclamaba insistentemente mantener esa pureza de líneas "Bagger".

Mucha, mucha patada...

La combinación funciona pero conviene dejar claro que la convierte en una moto -ya lo hemos dicho- para puristas. El propulsor tiene tantos bajos y tanta patada -un 5% más que la versión anterior- que necesita incluso de cierta adaptación si no se está habituado a las reacciones de un gran V-Twin “carrera larga”. Es mucho más redondo en toda la gama de uso y se muestra incluso brillante en reducciones en adelantamientos a regímenes medios -entendiendo como regímenes medios aquellos que, en otros motores, serían “bajos”-siendo este un aspecto que los ingenieros han cuidado especialmente. El resultado es que a 3.500 vueltas, sin ir más lejos, abrir el gas es dar paso a una verdadera coz en el pecho que puede llegar a sorprender al harlysta inexperto y que se mantiene hasta los 6.500/7.000.

Street Glide 2

Más allá del propulsor, la Street se ha vuelto un poco -sólo un poco- más minimalista en gran parte para mantener su propia personalidad frente a Road Glides, Electras y demás opciones de más tonelaje. Se ha acentuado, por tanto, la estética Bagger y estirado las líneas desde las maletas rígidas integradas en la carrocería. En marcha, sin embargo, nada ha cambiado. Y eso -que en cualquier otra novedad se consideraría algo negativo- en este caso es todo lo contrario. El mismo aplomo en rectas y curvas rápidas y el mismo confort palaciego, con una sexta velocidad “over-over-overdrive” que en línea recta prácticamente hace caer al propulsor casi hasta al ralentí. Bueno... algo sí ha cambiado y es que la amortiguación trasera -además de ofrecer más posibilidades de regulación- es considerablemente más dura. Las curvas cerradas son otra cosa; evidentemente no son su territorio natural pero acepta el reto siempre y cuando no la fuerces a ir por donde no quiere.


La frenada es tan contundente como la patada: la pinza delantera y trasera están conectadas electrónicamente con el sistema Reflex Linked Brembo y actúan al unísono. El mordiente es excelente pero que eso no llame a engaño; no es la Street Glide una moto que deba conducirse más pendiente de los frenos que del gas. Como todas -absolutamente todas- las Harley-Davidson se conduce desde el trasero y como casi todas es también prácticamente una monomarcha que puede hacerlo todo en 5ª velocidad. Cuando se le pilla el truco a “apuntar” con el tren delantero hacia donde queremos ir, dar un golpe de cadera para dejarlo claro y abrir-cerrar el puño del gas, conducirla es realmente divertido.

¡Que no falte de "ná"!

Es difícil encontrarle pegas a una moto tan honesta como la Street. Honesta porque, desde el minuto 1, te dice para qué sirve y qué pretende. No hay malentendidos posibles; si consideras las grandes GT americanas una aberración odiarás esta Harley porque es la sublimación del espíritu yanqui del Touring. Si te encanta la manera "by Milwaukee" de entender lo que es viajar en moto, la Street Glide te enamorará. ¡Por supuesto que es pesadota! ¡Por supuesto que no es ágil! ¿En algún momento te han dicho desde Wisconsin que lo sea? Es una máquina para viajar, viajar, viajar... con comodidad, con clase, con un motor que en ruta rueda casi al ralentí, consume como un Zippo -por aquello de"mechero americano"- y que ofrece un nivel tecnológico pocas veces visto en las de su clase. Tiene defectillos; por ejemplo, no me gustó la dureza del embrague -realmente para "tipos duros"- ni tampoco la facilidad con la que salta su "antirebote". Tampoco entiendo que Harley -capaz de evolucionar año tras año hasta el menor de los detalles- siga sin mejorar su antidiluviano caballete lateral... y me pareció que tampoco le hubiera venido mal un centimetrito más, solamente uno, de parabrisas... 

 

 

De todas maneras es bastante poco probable que estas nimiedades vayan a ser tenidas en cuenta por quien se acerque a la Street Glide con deseo, Su preciosa estética "Bagger", su carisma, su motor simplemente RE-TUM-BAN-TE... representan el tarro de las esencias viajeras destapado en este 2019 desde Milwaukee por una Harley-Davidson que deja bien claro que lo de la Livewire está muy bien... pero no se le ha olvidado fabricar V-Twins cañeros... muy cañeros.

Detalles de la moto

Motor

El Milwaukee Eight 114 de 1.868 cc es el mayor fabricado en serie por la casa americana en toda su historia. En el modelo 2019 de la Street Glide se mantiene completamente pintado de negro, junto con los escapes y el bastidor, para proporcionar al conjunto una imagen más sobria.

Tren del.

En la amortiguación destaca la utilización de frenos Brembo con sistema combinado Reflex- ABS y suspensiones Showa, con una horquilla Dual Bending Valve y doble amortiguador trasero regulable. El tarado de la suspensión se ha endurecido notablemente.

La segunda versión del sistema de navegación/comunicación -llamado Boom Box GTS- es la gran novedad tecnológica que incorporan las grandes Touring 2019; se trata de un sistema que integra bajo un mismo panel táctil, que puede ser usado con guantes, navegación, comunicación, información y entretenimiento.

 

Frontal

La adopción del sistema Boom Box GTS -mucho más compacto y delgado que el anterior- ha permitido un interior mucho más limpio del característico frontal "Bat Wing", marca de la casa de las Street Glide. Por supuesto las ópticas con todas Led.

Texto:

G. de Martorell

Fotos:

H-D

Ya está disponible el número 89 de nuestra revista ¡Totalmente gratis aquí!

Número #103: KTM vs Honda ¡Duelo Naked!

En el nuevo número de Moto1pro enfrentamos a las Naked de cilindrada media de Honda y KTM, la KTM 790 Duke y la Honda CB 650 R. También asistimos a las presentaciones de las nuevas SYM HD 300 y Rieju Tango 2.0 y entrevistamos a los responsables de Marketing y Comunicación de Yamaha España en una jornada de E-MTB. Además, asistimos a un espectáculo de saltos sin comparación en el Nitro Circus, y en la sección Off-Road probamos la nueva gama de enduro 2020 de Husqvarna.