KTM 1290 Super Adventure S: ...y también, fácil.

Prueba + Vídeo KTM 1290 Super Adventure S: ...y también, fácil

Hemos asistido en Fuerteventura a la presentación de la última generación de la KTM Super Adventure 1290 S, la versión más asfáltica de la maxitrail de la marca austriaca. Ahora es una moto igual de potente, pero más fácil y refinada.

KTM 1290 Super Adventure S: ...y también, fácil.
Pipe Hinojosa
KTM

15/02/2021


ASPECTOS POSITIVOS

Motor y cualidades dinámicas
Facilidad de conducción
Pantalla TFT ejemplar

ASPECTOS NEGATIVOS

Tacto de freno trasero
Interruptor de luces de carretera sensible
Es fácil confiarse y corre mucho

Cilindrada

1301cc

Motor

2 cil. EFI DOHC

Potencia

160 CV a 8.750 rpm

Peso

220kg

Carnet

A

Precio

19.199 €

La aparición de la KTM 1290 Super Adventure S fue una manera de KTM de mostrar a sus competidoras, también europeas, que su maxitrail de referencia podía ser tan o más salvaje que las suyas. El salto en calidad y tecnología fue enorme y puso de manifiesto que KTM puede fabricar grandes motos para viajes, tanto como las que más se venden y tan veloces como las que más corren. Pero el tiempo pasa muy deprisa y KTM ya no está para igualar, sino para marcar camino. Su propio camino.

El ojo poco entrenado puede que no capte la cantidad de cambios que hay en esta nueva generación. Eso es debido a que el (en su día) polémico faro diseñado por Gerald Kiska es ahora un rasgo distintivo indudable. Recuerdo que la primera vez que lo vi, no me gustó; al poco tiempo, empecé a comprender sus líneas. Ahora me parece lo más cool y moderno en cuanto a diseño de motos en lo que llevamos de siglo.

KTM 1290 Super Adventure S: ...y también, fácil.

De todos modos la anterior generación de la 1290 Super Adventure S no es la primera de su estirpe. La inspiración primigenia es la KTM 950 LC8 con la que el legendario Fabrizio Meoni ganó el Dakar en 2002. La KTM 990 fue una evolución de aquélla más refinada y con inyección electrónica, aún impregnada del espíritu africano emanado por la moto del piloto italiano. En la primera década del siglo XXI surgieron las maxitrail, auténticos monstruos devoradores de kilómetros, más enfocados al asfalto que al off road y que contaban con un volumen y peso ya considerables. KTM abordó el segmento con una propuesta más ligera que la competencia, la KTM 1190 Super Adventure, capaz de introducirse por pistas no concebibles a sus competidoras. La electrónica ya había hecho su aparición en las motos mixtas y ya contaba con cornering ABS y control de tracción. El siguiente capítulo lo protagonizó la KTM 1290 Super Adventure T, con suspensiones semiactivas y un motor muy potente. Poco después, se unieron las KTM 1290 Super Adventure en sus versiones S y R, con llantas de 19 ́ y 21 ́ respectivamente, ya con el característico faro de Kiska y desplazaron a la breve versión T.

KTM 1290 Super Adventure S: ...y también, fácil.

Muchas novedades

Decía que, a primera vista, no se ven los cambios y lo cierto es que es un 90% distinta a la generación anterior; y eso que, aunque ha recibido mejoras, el motor es prácticamente el mismo. El motivo es sencillo. No conozco a nadie que haya dicho que le faltara potencia en la anterior generación, más bien al revés, sí había leído que tanta potencia no era necesaria. Ni tanto, ni tan calvo. La potencia es como el dinero, nunca sobra: el problema está en su administración.

Las mejoras introducidas en electrónica, geometría, ergonomía, distribución de pesos, suspensiones, equipamiento y motor son tantas que realmente es una moto nueva, por mucho que tenga el mismo elemento motriz que la generación anterior.

KTM 1290 Super Adventure S: ...y también, fácil.

Para empezar, se ha retrasado la columna de dirección 15 mm y se ha reubicado la sección delantera del motor, mientras que el basculante es más largo para buscar más estabilidad en aceleración. Visualmente, la moto se ve más baja y más larga, al mismo tiempo que se aprecia más verticalidad en las cotas del tren delantero para hacerla más reactiva. En definitiva, se ha procurado que la moto sea más accesible a más número de personas. La ergonomía para conductor y pasajero ha sido estudiada hasta la exasperación en cada milímetro de la carrocería. Buena muestra de ello es que se ofrecen ¡11! asientos en opción para que cada usuario encuentre la configuración que le encaje a la perfección. Solo tuvimos oportunidad de probar el asiento de serie, regulable (sin herramientas y en segundos) en dos posiciones que distan 20 mm entre sí. Yo, que mido 178 cm, considero perfecto el asiento de serie. La posición más baja me permite apoyar perfectamente ambas plantas en el suelo y maniobrar con facilidad en parado. También ayuda el nuevo depósito de combustible. Cubica la generosa cantidad de 23 litros y hereda la filosofía de la KTM 790/890 Adventure de bajar el centro de gravedad extendiéndose hacia abajo. Como veremos más adelante, no solo ayuda en los movimientos lentos y en parado, sino que es capital en el comportamiento de la moto. La posición alta del asiento, sin embargo, es más adecuada para viajar y poder estirar más las piernas en largos trayectos.

KTM 1290 Super Adventure S: ...y también, fácil.

La capacidad de adaptación de máquina al piloto se complementa con la regulación en manetas, manillar, estriberas (con o sin goma) y palancas, cuya altura se puede variar con sólo dar la vuelta a la punta de la leva de las mismas. La guinda del pastel es la nueva pantalla TFT de enormes dimensiones, a prueba de presbicia. Si la pantalla de la versión anterior (y de todas las KTM, en general) era un ejemplo de claridad en la exposición de la información y de sencillez en la navegación, se ha mejorado más aún en ambos conceptos. Las posibilidades de ajuste son más y se ha hecho un esfuerzo extra en que no suponga un galimatías de menús y cifras para el piloto. La información mostrada se centra menos en las palabras y más en los colores y formas de lo que muestra. De este modo, aparece ante nosotros la silueta de la moto y sus distintas partes en verde, naranja o rojo en función de los valores que arrojan. Por ejemplo, veremos los neumáticos en verde si las presiones son las adecuadas. El radiador solo lo veremos en verde cuando alcance la temperatura de funcionamiento óptima. Y así con todo, de manera que no hay que leer valores para saber que todo está en orden. También dispone de atajos para las funciones más demandadas, como puede ser el cambio entre los distintos modos de conducción. Todo más intuitivo y más lógico.

KTM 1290 Super Adventure S: ...y también, fácil.

El propio proceso de desarrollo del modelo se ha visto beneficiado de la flexibilidad que aportan las nuevas tecnologías, especialmente con las impresoras 3D. Ahora pueden asegurar que las formas y funcionalidad de la nueva pantalla regulable son óptimas al haber podido probar todas las combinaciones posibles. Señalar que la regulación de la pantalla se puede realizar en marcha y con ambas manos, ahora posible con el nuevo control de crucero adaptativo del que también hablaremos. El resto de la carrocería también se ha beneficiado de los adelantos de la tecnología de producción. En este sentido, todo gramo sobrante que pudiera ser eliminado ha desaparecido, para que la moto sea más ligera y cómoda. Aquí hay que matizar, porque el peso final es similar al anterior. La adopción de nuevos sistemas como el radar o cumplir con la Euro 5 requiere de añadidos que suman al peso, por eso es importante el trabajo de adelgazamiento en todas las áreas y especialmente, el centrado de masas. El resultado es que, a mismo peso que la anterior generación, la sensación es la de una moto mucho más ligera y todavía más importante, mucho más fácil de conducir. Y más cómoda.

KTM 1290 Super Adventure S: ...y también, fácil.

El icónico faro dispone ahora de cornering lights LED, pero no ha perdido su personalidad original. Solo rodamos de día, así que hasta que realicemos una prueba a fondo, no podremos valorar su funcionamiento. Sí pudimos probar las luces de freno adaptativas. Al rodar varios compañeros en fila, pudimos comprobar que realmente se diferencia cuán fuerte está frenando la moto que te precede en función de cómo se enciende el piloto. Lo que también pudimos probar es el radar que, aunque incrustado en la parte inferior del faro, no le hace perder su personalidad. El radar no es más que el sistema que usa el control de crucero adaptativo para ajustar la distancia (y por tanto la velocidad) respecto al vehículo que te precede. Es posible (y muy fácil) regular dicha distancia en los parámetros que uno quiera, así como el comportamiento de la moto. Bosch y KTM han empleado 35.000 horas de trabajo en el desarrollo de esta tecnología, que calcula entre 4.500 distintas combinaciones de situaciones que se puedan dar en la conducción para que su funcionamiento sea tan simple como intuitivo. Si nunca has pensado en ello, quizá te preguntes si realmente lo necesitas. Es un sistema especialmente útil en largas distancias por autovías y autopistas (lo que yo llamo los kilómetros vacíos), disminuyendo la fatiga debida a la concentración permanente en rectas interminables. Para que te hagas una idea, el propio Matthias Walkner (piloto oficial de KTM en el Dakar) ha pedido el sistema en su moto de carreras para los interminables tramos de enlace. No lo pudimos comprobar, pero desde KTM afirman que, con las debidas precauciones, es posible realizar una ruta con el cruise control ¡sin tocar el gas y el freno!

KTM 1290 Super Adventure S: ...y también, fácil.

También aparece una práctica guantera entre el depósito y el manillar en la que se puede guardar (y cargar) el teléfono y de este modo usar la aplicación de navegación correspondiente que nos indicará a modo de Road Book las indicaciones en la pantalla TFT. Además sirve de acceso rápido para la limpieza y/o cambio del filtro del aire, mejorando la accesibilidad para el mantenimiento.

KTM 1290 Super Adventure S: ...y también, fácil.

Motor

El motor de 160 CV y 138 Nm, homologado para Euro 5 se ha mantenido en su mayor parte pero recibe mejoras. Se han aligerado las paredes de los cárteres y se han mejorado los piñones del cambio para que funcione mejor el Quickshifter de serie los pistones ahora admiten menos tolerancias y también se ha retocado el embrague. En lugar de un solo radiador, ahora cada cilindro dispone del suyo propio. Una de las quejas más comunes era el calor que desprendía en especial el cilindro trasero. Ahora que escribo estas líneas, he de decir que durante toda una jornada a más de 20ºC no pensé en ello, señal de que es un asunto resuelto satisfactoriamente.

KTM 1290 Super Adventure S: ...y también, fácil.

Suspensiones

Se puede decir que equipa la segunda generación de la suspensión semiactiva estrenada en 2015 y cuyo cerebro se basa en la SCU (Suspension Control Unit), que ahora recibe nuevos sensores. El control de precarga ha aumentado de 10 a 20 mm (un 100%) y consta de 10 niveles. Anteriormente se podía elegir en varias propuestas de ajuste, que comprendían ir solo, con pasajero o con pasajero y carga. Ahora, independientemente del modo de suspensión que elijas, la moto calcula en cada momento la carga que soporta y actúa en consecuencia. También puedes optar por dejar la suspensión en AUTO y ella detectará tus intenciones con el acelerador en base a tu modo de conducción. Se añade también un control Anti-Dive que se puede accionar o no a voluntad y que actúa de un modo similar al de las GS, no hundiendo el morro en las frenadas. Requiere de un periodo de adaptación (en caso de conectarlo), pero hay que reconocer que funciona muy bien.

KTM 1290 Super Adventure S: ...y también, fácil.

Más equipamiento todavía

Por si no te parece suficiente el equipamiento de serie de la KTM 1290 Super Adventure S, KTM ofrece su interminable catálogo de KTM Power Parts, con el que puedes personalizar tu moto por piezas o a través de los numerosos Packs que ha diseñado KTM y que incluye elementos como el Akrapovic que llevaba nuestra unidad y que además de ahorrar kilos de peso respecto al de serie no es demasiado ruidoso, aspecto muy de agradecer. Maletas, defensas, asientos, ropa.. Todo lo que se te puede ocurrir y algo más.

KTM 1290 Super Adventure S: ...y también, fácil.

Cómo va

Si has llegado hasta aquí, has encontrado lo que buscas. ¿Merece la pena respecto a la moto a la que sustituye? Rotundamente sí. Es verdad que, una vez probada la anterior generación, ya no te llevas la sorpresa que suponía abrir gas en el modo más deportivo. Entonces podías notar cómo la moto empujaba con desesperación en una escalada de potencia nunca vista en una trail. Pero abriendo “a fuego” no podías evitar la sensación de que era la moto la que te llevaba a tí, cortando cuando el sentido común te indicaba que ya era suficiente. Ahora anda lo mismo, pero eres tú el que tiene el control. Sí, es la electrónica la que obra el milagro, pero lo divertido es que apenas lo notas, porque tú das las órdenes y ella obedece.

KTM 1290 Super Adventure S: ...y también, fácil.

La facilidad para entrar en curva es encomiable, apenas lo piensas y la moto va por donde tú quieres. Y si te equivocas de trazada, la moto permite rectificaciones. Perdona errores mejor que un cura, porque no pide penitencia. Siempre has de tener en cuenta lo que te traes entre manos, porque aunque no notes los kilos, no dejan de estar ahí con sus inercias. Pero están colocados más abajo que antes. Los cambios de dirección son propios de una moto con la mitad de cilindrada y kilos, es asombroso. A la sensación de seguridad contribuyen los neumáticos Mitas de serie, con un comportamiento en asfalto impecable. Fue inevitable preguntar a los responsables de KTM el porqué de la elección de una marca tan desconocida. La respuesta (antes de probar la moto) fue que no tenía que ver con una decisión de costes, sino de rendimiento en comparación con todos los neumáticos mixtos del mercado. La ruta del día siguiente les dio la razón, al menos en asfalto, donde se disipó cualquier duda que pudiera haber en cuanto a su rendimiento, porque las pistas escogidas para rodar en off road no revistieron dificultad alguna. También hay que decir que el asfalto de las carreteras de Fuerteventura dispone de un grip ideal.

KTM 1290 Super Adventure S: ...y también, fácil.

Es tu moto si..

..buscas una moto válida para todos los días del año. Puede ser tan suave como un lecho de plumas, pero si buscas a Mr Hyde lo vas a encontrar. Con su estudiada ergonomía, en territorio urbano no planteará ninguna dificultad, mientras que en curvas de puerto de montaña encontrará pocos rivales que te hagan sombra. Lo mismo vale para las vías rápidas, donde puede estirar las piernas y circular a velocidades prohibitivas sin siquiera tener que agacharse tras la cúpula. El nuevo control de crucero adaptativo te hará la vida muy fácil en trayectos largos o vías de circunvalación que tengan limitaciones específicas. ¿Pegas? Pocas. No me gustó la posición de la palanca de freno trasero, muy baja para mi gusto, pero dando la vuelta a la punta de la leva (con dos tornillos allen) se soluciona el problema. Reseñar la magnífica dotación de herramientas de serie. Tras el ajuste descubrí que tampoco me gustaba el tacto del freno trasero, demasiado recorrido para mi gusto, pero no deja de ser una apreciación subjetiva. Tampoco me gustó el accionar involuntariamente las luces largas varias veces, pero imagino que acabaría pillando el truco para no hacerlo.

Si eres un rutero impenitente, te fijarás en los consumos. Te puedo asegurar que la conducción realizada durante la presentación fue de todo tipo menos económica. A la llegada al hotel, pude atisbar un consumo medio durante toda la jornada de 6,3 litros. Con el enorme depósito de 23 litros da para una autonomía teórica de más de 350 kilómetros en la peor de las condiciones. A partir de ahí todo es mejora. La calidad de terminación y ajustes es muy superior a la de las primeras maxitrail de KTM. Si con la anterior generación de la KTM 1290 Adventure S la marca austriaca demostró que podía hacer motos tan buenas y rápidas como sus rivales (principalmente BMW y Ducati), ahora hace gala de su capacidad de diseño y producción para mostrar una moto que, por 19.199 € resulta ser muy buena, muy rápida y fácil. Muy fácil.

La moto al detalle...

KTM 1290 Super Adventure S: ...y también, fácil.
Regulación de pantalla

La pantalla se puede regular en marcha con ambas manos. Que no sea eléctrica minimiza posibles averías.

KTM 1290 Super Adventure S: ...y también, fácil.
Radar

Se integra a la perfección en el característico faro doble y posibilita el funcionamiento del control de crucero adaptativo.

KTM 1290 Super Adventure S: ...y también, fácil.
Pantalla TFT

La pantalla TFT es un ejemplo, tanto en diseño como en facilidad de lectura. La navegación por la pantalla a través de la piña izquierda es muy intuitiva.

KTM 1290 Super Adventure S: ...y también, fácil.
Capacidad de carga

Hay varias combinaciones de maletas y baúl para aumentar la capacidad de carga.

KTM 1290 Super Adventure S: ...y también, fácil.
Escape

El aspecto del escape Akrapovic en opción es imponente, sin embargo no es muy ruidoso.

Galería de fotos

KTM 1290 Super Adventure S: ...y también, fácil.
KTM 1290 Super Adventure S: ...y también, fácil.
KTM 1290 Super Adventure S: ...y también, fácil.
KTM 1290 Super Adventure S: ...y también, fácil.
KTM 1290 Super Adventure S: ...y también, fácil.
KTM 1290 Super Adventure S: ...y también, fácil.
KTM 1290 Super Adventure S: ...y también, fácil.
KTM 1290 Super Adventure S: ...y también, fácil.
KTM 1290 Super Adventure S: ...y también, fácil.
KTM 1290 Super Adventure S: ...y también, fácil.
KTM 1290 Super Adventure S: ...y también, fácil.
KTM 1290 Super Adventure S: ...y también, fácil.

Pipe Hinojosa

Pipe Hinojosa

Después de muchos años en el sector audiovisual y trabajando como freelance para distintas marcas y medios, ahora disfruto de mis dos pasiones, las motos y la comunicación, en Moto1pro, la primera web de motociclismo digital en español.

Relacionados

Ya está disponible el número 89 de nuestra revista ¡Totalmente gratis aquí!

Número #130: ¿Cuál es tu tipo?

En el número 130 de Moto1Pro os traemos una moto para cada tipo de motorista. Y es que probamos todas las novedades para que puedas elegir: Yamaha R7, KTM 1290 Super Adventure S, Suzuki GSX-S950, Brixton Crossfire 125 XS, BMW R18… Te contamos qué es lo que más se vende por segmentos y, como siempre, nos equipamos con lo mejor: en la cabeza el Shoei NXR 2 y para el tren inferior los pantalones Levior Meraki WP. ¿Quieres más? Mete 1ª que ¡Arrancamos!