¿A2 Nativa o A2 limitada? Pros y contras

¿A2 Nativa o A2 limitada? Te contamos los pros y los contras

Con el carnet A2 recién sacado surge la eterna pregunta, ¿merece la pena comprar una moto limitada y deslimitarla tras los dos años preceptivos? ¿sale a cuenta comprar una moto A2 y venderla tras 2 años? Si sigues leyendo, verás que esa pregunta también se la hacen los fabricantes. La respuesta determina sus estrategias comerciales.

Pipe Hinojosa
Archivo
24/12/2020
¿A2 Nativa o A2 limitada? Pros y contras
Pipe Hinojosa
Archivo

24/12/2020


La existencia del carnet A2, ¿es producto de la necesidad de hacer progresivo el acceso a una moto de gran cilindrada? La respuesta es no, porque es posible acceder a motos de gran cilindrada si están limitadas. Así que lo correcto es hablar de potencia, no de cilindrada. Así, la ley establece que una vez obtenida la licencia A2, han de transcurrir al menos dos años antes de acceder a las pruebas para la licencia A definitiva.

A2, ¿nativa o limitada?

La ley falla, en el sentido de que cualquiera puede meter la licencia A2 en un cajón, esperar a que pasen dos años y presentarse a la obtención de la licencia A sin haber hecho un solo kilómetro con motos de menos de 35 kW de potencia. Más de uno habrá obrado así y pensará que es muy listo ahorrando el dinero de la moto, pero habrá perdido la oportunidad de aprender como es debido. Porque más allá de lo que nos apetezca, es innegable que quemar etapas es más que conveniente en el acceso a una moto potente. El peso y las inercias que se derivan de él es un factor que se tiene en cuenta en la ley, pudiéndose limitar motos de hasta 95 CV o con una relación peso/potencia de 0,2kW/kg. Es de sentido común.

A2, ¿nativa o limitada?

Llegados a este punto, llamaremos nativa a aquella moto que no supere los 35 kW de potencia y limitada a la que, superando esa potencia, puede ser limitada si cumple con las cifras del párrafo anterior. Hay que aclarar que la limitación se puede anular, una vez pasados los dos años preceptivos con la consiguiente homologación vía ITV, pero nunca podrá superar los valores descritos por la ley, aunque potencialmente pudiera hacerse por la naturaleza del modelo inicial. Resumiendo: un modelo limitado jamás podrá superar los 95 CV una vez esté deslimitado.

A2, ¿nativa o limitada?

Los fabricantes tienen auténticos quebraderos de cabeza con este asunto. Pongamos, por ejemplo, que me acabo de sacar el A2 y me gustan las motos naked, en especial, las KTM. Puedo comprar una KTM 390 Duke, moto trail nativa con 44 CV, a la venta por 5.559 €. A los dos años puedo continuar con ella, pero seguramente vaya a por la licencia A. Tendría que venderla y comprar otra nueva. Sin salir de KTM, otra opción sería comprar una KTM 790 Duke L. Cuenta con 95 CV y puede ser limitada a 35 kW (48 CV). Pasados los dos años, podré devolverla a sus 95 CV originales y disfrutar de ella muchos años, pero no podré elevarla a los 100 CV que sí rinde su hermana la KTM 790 Duke a secas, sin la L de limitada. Cuando tengas el carnet A, aunque la 790 Duke L deslimitada pueda de sobra con los 100 CV de la 790 Duke, no podrás llegar a esa potencia. Puede parecer una tontería, pero escocer, escuece. KTM hace un derroche de esfuerzo para poder ofrecer a sus clientes todas las opciones posibles y sin embargo algunos clientes obrará con su 790 Duke L como con la 390 Duke tras dos años: vendiéndola.

¿A2 Nativa o A2 limitada? Pros y contras

Honda, por ejemplo, obra de otra manera. Ha consagrado toda su gama basada en el bicilíndrico paralelo de 500 cc al A2. Si, por ejemplo, quieres una trail A2, la Honda CB 500 X está concebida para ello desde su origen. Da la potencia justa para cumplir los requisitos. El siguiente escalón por arriba, la Honda NC 750 X, sí dispone de versión limitada porque no alcanza los 60 CV y es relativamente fácil de limitar, pero Honda no contempla la limitación en su buque insignia, la Honda Africa Twin, que cuenta con 109 CV, cerca de los 95 CV necesarios para poder ser limitada.

A2, ¿nativa o limitada?

Moto nativa: ventajas e inconvenientes

Las ventajas de adquirir una moto nativa A2 nueva son evidentes. Es un producto diseñado para ese cometido y como tal será una fantástica moto-escuela. Muchas de ellas permanecen en manos de sus compradores tras los dos años de rigor, pues por gusto o factores morfológicos se hacen a su peso, potencia y no necesitan más.

Si quieres dar el paso a una moto “gorda” nada más pasar los dos años, puede que no sea muy económico vender tu A2 con solo dos años y comprar otra moto. Las motos pierden un porcentaje importante de su valor (en torno a un 25% de media) nada más salir de la tienda, en parte por los impuestos asociados a la compra de un vehículo nuevo. A favor de la nativa hay que decir que en el mercado de 2ª mano hay bastante demanda, así que deshacerte de ella no será el problema. Comprar una moto nativa A2 de segunda mano también es una buena alternativa por desembolso, pero tienes que tener muy claro el origen, mantenimiento y sobre todo, el trato que le haya podido dispensar el anterior conductor, que presumiblemente también estaría aprendiendo. Si tienes claro que luego querrás una grande, solo necesitas que te de dos buenos años de servicio.

A2, ¿nativa o limitada?

Moto limitada: ventajas e inconvenientes

Si desde el momento de la obtención de la licencia A2 tienes muy claro qué moto quieres y entra en la horquilla de los 95 CV, no es una mala opción. La ventaja es evidente: solo pasarás una vez por caja. Lo que pasa es que hay que tener en cuenta la sensación de tierra conquistada. Una vez allí, tus ojos mirarán a los terrenos más allá y ten por seguro que los querrás. No es una ciencia exacta y hay tantas variaciones como las combinaciones entre tipo de cliente y lo que el mercado ofrece. El inconveniente es evidente: vas a conducir una moto “capada” durante dos años, diseñada para ser conducida con su potencia original. Podrás disfrutarla en plenitud en el garaje mientras la contemplas, pero no en cuerpo y alma hasta pasada la cuarentena. Y en esos dos años saldrán muchas novedades.

A2, ¿nativa o limitada?

Conclusión

No hay respuestas definitivas, pero sí un solo sentido común. La solución que se adapte a ti depende mucho de qué tipo de conductor eres, si tienes experiencia previa en otras motos y cilindradas (incluido off road) y, por supuesto, del presupuesto.

Personalmente, prefiero la idea de quemar etapas y ascender en potencia y peso escalonadamente en el tiempo, independientemente de que también lo establezca la ley o las licencias. Es lo que yo hice y estoy encantado de haber obrado así, porque estoy seguro de que me ha hecho mejor conductor. El concepto “acabarse” la moto responde al sentido común, pero es que además es mucho más divertido. Cuando no dispones de toda la “chicha” que quisieras, te las tienes que apañar para ser más fino en las trazadas y hacer frenadas más eficaces. Aprenderás el concepto de paso por curva por necesidad y no por lo que oigas en los comentarios de las carreras. Por supuesto no es dogma de fe. No todo son trazadas y frenadas, ni todo es blanco o negro. Es tu responsabilidad saber leer los grises y optar en conciencia por lo que mejor se adapta a tu caso. Y ojo, porque no es una cuestión baladí. Dependen de ello tu seguridad y que puedas seguir haciendo durante muchos años aquéllo que decía Kevin Schwantz: “montar en moto es lo más excitante que se puede hacer con ropa puesta”.

Pipe Hinojosa

Pipe Hinojosa

Después de muchos años en el sector audiovisual y trabajando como freelance para distintas marcas y medios, ahora disfruto de mis dos pasiones, las motos y la comunicación, en Moto1pro, la primera web de motociclismo digital en español.

Número #129: Vuelta al cole en moto

En el número 129 de Moto1Pro volvemos al cole. No solo te damos consejos para conducir con menores sino que te enseñamos cuáles son las mejores motos y scooter para hacerlo con y sin carnet. Te contamos qué dice la ley sobre menores en moto tanto en España como en UE y te revelamos todo lo que debéis saber sobre el equipamiento para niños. Además, probamos la KTM RC 390 2022 y la Yamaha Tracer 9 y nos damos una vuelta por la Rodibook 2021 ¿Quieres más? Mete 1ª que ¡Arrancamos!