Moto1pro
Jorge Martínez Aspar

Assen 1984: La primera victoria de Jorge Martínez 'Aspar'

La primera victoria siempre es especial. Jorge Martínez 'Aspar' la consiguió en el Gran Premio de Holanda de 1984. En Assen se hizo con el triunfo tras una vibrante carrera de la categoría de 80 cc con Derbi. No te pierdas la historia de aquella emocionante historia.

Alejandro Alonso
Aspar Team
25/06/2014
Jorge Martínez Aspar
Alejandro Alonso
Aspar Team

25/06/2014


El 30 de junio se cumplen nada menos que 30 años de la victoria de Jorge Martínez 'Aspar' en el Circuito de Assen. Este triunfo conseguido en el Gran Premio de los Países Bajos de 1984 fue la primera de las 37 conseguidas por el valenciano en el Mundial de Motociclismo.

Además, la 'Catedral' fue el circuito donde más veces ganó Aspar con un total de 5 triunfos (1984, 1986 y 1987 en 80cc y 1988 en 80cc y 125cc). Sin duda, Holanda fue la tierra prometida de Jorge Martínez 'Aspar' y allí siempre se ha sentido muy querido, incluso a pesar de haberle ganado al piloto local Hans Spaan en aquella primera carrera.

La cita de Assen tiene mucha fama, ya que desde muchas décadas atrás la cita holandesa era una fiesta mucho más allá del gran premio. Además de las carreras del mundial, se disputaban allí carreras del Europeo, Sidecars y otras competiciones que llenaban de color el TT durante casi 10 días.

Jorge Martínez 'Aspar' recuerda su participación en 1982 con una Bultaco de 50 cc. El trazado era de más de 7 km que transcurrían por carreteras comarcales estrechas que se cerraban para la ocasión con un asfalto pegadizo y con nulas escapatorias. "El circuito antiguo me encantaba, tenías que hilar muy bien las trazadas, anticipar unas curvas y sacrificar otras, había que ser muy fino, por eso se me daba tan bien. Con los años ha sufrido muchas remodelaciones. Aunque la pista de ahora no me gusta, el gran premio sigue teniendo el mismo encanto".

Jorge Martínez Aspar

En 1984 la carrera fue en cicunstancias muy difíciles, ya que Aspar era el único representante de Derbi tras el fatídico accidente de Ricardo Tormo. Ese mes de junio, Jorge tuvo que viajar desde Alzira a Mollet del Vallés, cuartel general de Derbi. Los componentes del equipo se montaron en un Seat 131 Supermirafiori apodado como 'clinc clanc' y pusieron rumbo a Assen. El objetivo para una marca como Derbi no podía ser otro que ganar. "La temporada 1984 fue de las más importantes y a la vez más difíciles de mi carrera. Todo era nuevo para mí, la categoría, la moto… En Derbi eran cien por cien ganadores cosa que asumí sin rechistar porque yo era igual, pero a la vez supuso una presión enorme. Por suerte en aquella época tenía una capacidad de concentración y determinación increíbles. En mi mente sólo existía el deseo de competir y ganar". Aquella Derbi de 80 cc era un tiro, pero a pesar de los mimos de Francisco Tombas, tenía problemas de fiabilidad así que la carrera de Assen podía tener sorpresas.

Aquel fin de semana todo salió bordado. Aspar se clasificó en las primeras posiciones de la parrilla y tenía muy buenas sensaciones para la carrera. "Hay un momento en tu carrera que te sientes capaz de ganar, pero hay que demostrarlo. Una vez lo consigues te das cuentas de que sirves para ser un piloto ganador, que puedes ser el mejor y plantearte grandes retos".

La carrera del sábado estuvo muy peleada entre Waibel, Dörflinger, McConnachie, Spaan y 'Aspar'... Sin embargo, la victoria se decidiría entre Hans Spaan y Jorge Martínez Aspar en el último suspiro. Tras unos roces entre ellos, Aspar aguantó el tirón y consiguió un triunfo que descargó toda la presión que tenía sobre sus hombros al correr con una marca ganadora como Derbi.

La entrega de trofeos también era diferente en Assen, ya que se realizaba en el teatro de Assen con una ceremonia para la ocasión. En aquel año 1984 compartieron protagonismo como ganadores Randy Mamola (500cc), Carlos Lavado (250cc), Ángel Nieto (125cc) y Jorge Martínez ‘Aspar’ (80cc). Además de los aplausos, el gran Ángel Nieto le dijo una frase muy elocuente: "por muchas victorias que consigas, la primera siempre será distinta, nunca la olvidarás".

Y así es. Aspar aún recuerda con especial cariño aquella primera victoria. Eran otros tiempos, ni mejores ni peores, pero está claro que al actual manager del Aspar Team todavía se le iluminan los ojos al recordar esos días. "El motociclismo ha experimentado un cambio impresionante en los últimos treinta años. Afortunadamente, ahora se ha ganado mucho en materia de seguridad. Antes los pilotos no éramos más que un puñado de pirados por las motos. Por suerte siempre estuvo TVE para ayudar a que el motociclismo ganara repercusión y notoriedad y progresivamente se le valorara como merecía. Aunque este mundo me siga apasionando, me gustaba más antes, cuando yo era piloto. No había tanta información y eso hacía que la calidad del piloto primara sobre la moto. En mi época el piloto era determinante y quien marcaba la diferencia".