Cómo funciona el control de tracción de una moto

Cómo funciona el control de tracción de una moto

El control de tracción en las motos está cada vez más extendido y ya no es sólo cosa de los modelos más exclusivos, pero… ¿Sabes qué es y cómo funciona el control de tracción en una moto? He aquí su secreto.

Autor:
Moto1Pro
Foto:
MotoGP, Archivo
Publicado el 12/05/2018
Cómo funciona el control de tracción de una moto

No hace tanto que el control de tracción llegó a las motos, pero la electrónica en el motociclismo ha avanzado tanto en los últimos años, como con el uso de las IMU, que eso del control de tracción ya suena hasta antiguo. Sin embargo, aunque oigas hablar de él comúnmente, es posible que aún no sepas qué es, para qué sirve o de dónde proviene.

En realidad es más fácil de lo que parece, aquí te contamos cómo funciona y cuál es la finalidad de este sistema cada vez más común entre las motos actuales, tanto en moto deportivas como en motos gran turismo, pero también en motos trail, naked, sport turismo e incluso scooters. Visto así no sería raro imaginar que un día pudiera ser obligatorio incluirlo de serie en todas las motos del mercado, como con el tiempo ha sucedido con el ABS.

La finalidad del control de tracción

Parece de cajón, pero como su propio nombre indica la finalidad del control de tracción es la de mantener la tracción constante del neumático trasero sobre el asfalto. Es decir, evitar que la rueda trasera derrape y pierda el agarre en la superficie sobre la que está girando. Ya sea por fuertes aceleraciones o porque la superficie ofrezca poco agarre, esté húmeda o sucia. 

Al mantener la tracción se evitan dos cosas: una, que la moto siga aprovechando la potencia que el motor transmite a la rueda trasera y mantenga su velocidad; y dos, la más importante, que la rueda no deslice y pueda provocar una pérdida de control de la moto y una posible caída.

 Aunque los más puristas defiendan que el control está en nuestro puño derecho, la realidad es que el control de tracción se ha vuelto fundamental para aprovechar al máximo las prestaciones de las motos más potentes.

Cómo funciona el control de tracción de una moto

Cómo funciona el control de tracción de una moto

Con el fin de poder mantener el control sobre la tracción de la rueda trasera los fabricantes se basan en la tecnología utilizada en los sistemas de frenada ABS, es decir, el mismo sistema que detecta el movimiento de cada una de las ruedas. Una corona rallada en cada una de las llantas equipada con su correspondiente sensor hace una lectura constante y al instante del movimiento de ambas ruedas a la vez.

Cuando la moto está en movimiento ambas ruedas han de girar a la misma velocidad para conseguir el comportamiento óptimo de la moto. Por tanto ¿qué pasa cuando la rueda trasera pierde agarre y comienza a deslizar durante una aceleración? Exacto, que gira más rápidamente que la rueda delantera, y ahí es donde entran en escena los sensores de los que te hablábamos.

En ese momento, cuando el sensor trasero registra más vueltas que el sensor delantero, la centralita entiende que se ha producido una pérdida de tracción de la rueda trasera e inmediatamente reduce el par motor actuando directamente sobre el sistema de inyección, cortando por completo el suministro de combustible si llegara a ser necesario. Así la rueda vuelve a recuperar su adherencia y vuelve a traccionar correctamente. En este vídeo lo puedes ver de manera ilustrada.

Por qué es necesario el control de tracción en una moto

Los sistemas de control de tracción tienen una razón de ser: la seguridad de los motoristas. Es especialmente útil en motos de elevada potencia, como las deportivas, o en motos destinadas a circular sobre superficies poco adherentes, como las motos trail, e incluso hay controles de tracción offroad específicos.

Los controles de tracción más modernos permiten ser ajustados en diferentes niveles de intervención y nosotros mismos los podemos amoldar a nuestras necesidades, haciéndolos más o menos intrusivos a nuestra elección. En condiciones con agua, al conducir la moto con lluvia, la ayuda del control de tracción se ha vuelto un importante plus para nuestra seguridad.

El control de tracción en la competición

Si te lo estabas preguntando… sí, el control de tracción nació en la competición. Como siempre la más alta competición es el mejor banco de pruebas para los fabricantes y en una carrera, donde quien es capaz de aprovechar toda la potencia de su motor sin perder una décima de segundo por ello marca la diferencia, el control de tracción se ha vuelto fundamental.

Hoy en día, en el Mundial de MotoGP, Superbikes o tantos otros campeonatos internacionales y nacionales, sería impensable no usar este tipo de ayuda electrónica. El control de tracción evita las derrapadas de la rueda trasera cuando se acelera a fondo con la moto inclinada, por lo que además de seguridad y evitar “salir de orejas” también permite ganar velocidad al no desperdiciar potencia la rueda trasera girando en vano sin control.
 

Relacionados

Te puede interesar

Texto:

Moto1Pro

Fotos:

MotoGP, Archivo

Publicado el 12/05/2018

Lo más visto

Ya está disponible el número 89 de nuestra revista ¡Totalmente gratis aquí!

Número #104: ¡KTM vs Triumph, comparativa Touring de altas prestaciones!

En este nuevo número de Moto1pro probamos dos de las motos Touring más tecnológicas del mercado, la KTM 1290 Super Duke GT y la Triumph Tiger 1200 XRt. Además, probamos la Macbor Johnny Be Good, rodamos de la calle al circuito con Continental y volvemos a poner a la Yamaha Niken a prueba, en un recorrido de 400km desde sierra Nevada hasta el Cabo de Gata. También entrevistamos a José Rovira, CEO de Corver y comparamos a las dos Trail medias del momento.