Convence a tus padres para que te dejen tener (o te compren) tu primera moto

Convence a tus padres para que te dejen tener (o te compren) tu primera moto

El sueño de todo adolescente siempre ha sido tener su primera moto. Si tú eres uno de ellos y a tus padres no les hace gracia la idea, hoy te damos las claves para conseguir estar un pasito más cerca de lograrlo.

Esther Rabadán
Archivo/Marcas
16/06/2021
Convence a tus padres para que te dejen tener (o te compren) tu primera moto
Esther Rabadán
Archivo/Marcas

16/06/2021


Aún recuerdo cuando, en los años 90, podías sacarte la licencia de ciclomotor con 14 años. En aquella época contábamos con muchas menos restricciones y limitaciones para poder conducir nuestro primer scooter o nuestra primera moto. En pleno siglo XXI, y aunque ahora la edad mínima permitida legal para conducir un ciclomotor son los 15 años y una moto de 125 cc los 16, todavía son muchos los adolescentes que sueñan con tener su primera moto. Lo que no ha cambiado en estos 30 años es la negativa de la mayoría de los padres a permitir que sus hijos vayan en una moto. Para ellos no es un buen trago tampoco. Es el momento en el que realmente se dan cuenta de que su pequeño o su pequeña se hacen mayores...

Pero de la postura de los padres ya hablamos en su día. Ahora toca ponernos en la posición de los hijos, que son los que deben convencer a sus padres. Y no es tarea fácil... Por eso, desde épocas legendarias, no son pocas las estrategias a seguir para poder lograr que nuestros progenitores nos dejen cumplir el sueño de tener nuestra primera moto. Si tú eres uno de los interesados, coge papel y boli y apunta, porque son varios pasos...

Convence a tus padres para que te dejen tener (o te compren) tu primera moto

1. Debes ser responsable

Aunque no lo parezca, cuando nosotros decimos por primera vez a nuestros padres que queremos una moto, lo primero que piensan es: "¿Es lo suficientemente responsable como para llevarla él solo?"  Si lo eres y tus padres confían en ti (como debe ser), bien hecho, tienes un punto enorme a tu favor. Si por el contrario no lo eres, esta pregunta difícilmente tendrá una respuesta positiva por lo que, antes de comentárselo, cambia el chip y conviértete en un joven responsable. De no hacerlo, ellos no confiarán en ti, por lo que nunca tendrás su consentimiento, y mucho menos, su dinero para comprarte tu primera moto. Y esto es una carrera de fondo, no se consigue de la noche a la mañana, así que comienza a ganarte la confianza de tus padres o tendrás muchísimas menos probabilidades de que te dejen conducir tu moto.

2. Siempre bien equipad@

Una de las mayores preocupaciones de nuestros padres es nuestra propia seguridad. Antes de que ellos saquen el tema, debemos prometerles ir correctamente equipados cuando cojamos nuestra moto y cumplirlo siempre. Hablarles también de los distintos tipos de equipamiento que existen y de lo que protege cada uno de ellos, no solo les hará ver que sois responsables si no que les generará confianza.

Convence a tus padres para que te dejen tener (o te compren) tu primera moto

3. Cursos de conducción

Continuando con la importancia de la seguridad, saber conducir muy bien una moto también es un punto muy a nuestro favor. Por eso, no está de más contarle a nuestros padres nuestra intención de realizar algún curso de conducción y mostrarles los distintos tipos de cursos que existen actualmente. Hablarles de los beneficios que aportan y de las técnicas y seguridad en moto que podemos adquirir con ellos añadirá un punto más de responsabilidad y confianza.

4. Obligaciones cumplidas

Como se suele decir, quien algo quiere, algo le cuesta. Que tus padres te dejen tener (o incluso te compren) tu primera moto, es una de las decisiones más importantes que van a tomar. Si quieres que su respuesta sea positiva tendrás que ganártelo y, como mínimo, tendrás que hacer frente a tus obligaciones ya sean estudios, trabajo o en casa. Pocas cosas enorgullecen más a un padre que ver a un hijo esforzarse por cumplir un objetivo. Si eres capaz de conseguir eso, estarás un pasito más cerca de conseguir tu nueva moto.

Convence a tus padres para que te dejen tener (o te compren) tu primera moto

5. A estudiar

Ahora que las vacaciones de verano están a la vuelta de la esquina, si nosotros mismos nos apuntamos a la autoescuela para sacarnos el carnet y nuestros padres nos ven estudiando en vez de disfrutando del verano, para ellos será una muestra de esfuerzo que valorarán muy positivamente. De esta manera, empezarán a ver que el hecho de tener nuestra primera moto no es un simple capricho sino que lo deseamos realmente.

6. Felicidad absoluta

No nos vamos a engañar. El motivo por el que todos queremos una moto, es porque sabemos que nos va a hacer muy felices. La mayoría de nosotros lo sabemos porque ya nos hemos subido en una, el resto, porque soñamos con hacerlo desde que las vimos por primera vez. Si nuestros padres son moteros, tenemos este punto ganado, nadie mejor que ellos saben la sonrisa que tenemos cuando vamos sobre una moto. Pero si no lo son, nos toca a nosotros hacerles ver que para nosotros, una moto, nos hace tan felices como a ellos su mayor pasión. 

Conseguir que nuestros padres nos dejen tener nuestra primera moto, cómo comentaba al principio, es una tarea complicada y lleva su tiempo. No todos tenemos la suerte de contar con unos padres que estén a favor de las motos. Además, no hay que olvidar que la situación de cada familia es distinta y que la facilidad, sobre todo económica, para poder comprar una moto, no es la misma para todos. Por eso, si finalmente logras conseguir este sueño, valora mucho el esfuerzo qué han hecho tus padres por verte sonreír y sigue demostrándoles que si la tienes es porque lo mereces. Recuerda que ellos te la han dado y ellos te la pueden quitar.

Estas estrategias no nos aseguran que vayamos a poder tener por fin nuestra primera moto, pero al menos, si las cumplimos con sinceridad, estaremos un pasito más cerca de poder lograrlo.

Esther Rabadán

Esther Rabadán

Amante de las motos desde que tengo uso de razón, llevo toda la vida sobre dos ruedas. Tras realizar colaboraciones en distintos medios, en Moto1Pro he hecho de mi pasión, mi modo de vida. Curiosa, analítica y muy digital, además de probar motos, coordino la redacción con mano de hierro en guante de seda.

Número #129: Vuelta al cole en moto

En el número 129 de Moto1Pro volvemos al cole. No solo te damos consejos para conducir con menores sino que te enseñamos cuáles son las mejores motos y scooter para hacerlo con y sin carnet. Te contamos qué dice la ley sobre menores en moto tanto en España como en UE y te revelamos todo lo que debéis saber sobre el equipamiento para niños. Además, probamos la KTM RC 390 2022 y la Yamaha Tracer 9 y nos damos una vuelta por la Rodibook 2021 ¿Quieres más? Mete 1ª que ¡Arrancamos!