Bell MX-9 Adventure

El casco para tu aventura Trail

El inicio del invierno puede ser una de la mejores estaciones para disfrutar de la moto y más si se trata de una escapada con una moto Trail. Aun con temperaturas bajas, la paleta de colores que no dejan de sorprender, atardeceres de locura y un sin fin de excusas para rodar con nuestra moto y deleitarnos con escenas irrepetibles que quedan en nuestra retina.

Autor:
Pedro García
Foto:
Pablo Bayo
Publicado el 26/12/2019
Bell MX-9 Adventure

Así que no dudamos en emprender nuestra próxima aventura a lomos de una pequeña trail con la idea de hacer kilómetros en diferentes terrenos y disfrutar del camino sin prisa.
Para nosotros, lo primero en este tipo de viaje, es la planificación de la ruta, informarnos sobre la previsión del tiempo y hacer una lista de lo que vamos a necesitar.

En nuestro caso, la previsión del tiempo estaba de nuestra parte y el itinerario estaba claro. Solo quedaba por cerrar la lista de necesidades donde se encuentra nuestro teléfono móvil cargado, un conjunto que vaya en consonancia a las temperaturas que sufriremos, guantes, buen calzado - siempre botas - acompañado de calcetines técnicos y un buen casco que nos garantice seguridad, confort y versatilidad. En este caso el casco elegido fue el Bell MX-9 Adventure, un modelo en el que reside la polivalencia, versatilidad y estilo.

Bell MX-9 Adventure

Creemos que el casco es de las partes más importantes que marcarán la diferencia entre un viaje para el recuerdo o un sufrimiento constante. En primer lugar, debes elegir bien la talla, un casco que te esté pequeño o grande puede hacer de tu aventura una experiencia para olvidar.

Para este tipo de aventuras aconsejamos que el casco elegido sea uno polivalente que nos brinde en todo momento la posibilidad de adaptarse a la velocidad y exigencias del terreno. Todos sabemos que en una moto Trail residen las bondades y uso de todos los terrenos. Sobre el papel, una auténtica Trail debería ser 50% on-road y 50% off-road. En un casco Trail como el elegido encontramos ese balance a la perfección.
Un casco puro off-road nos limita el uso a bajas velocidades y nos penaliza en carretera en cuanto superásemos los 60 km/h, y uno de carretera no estaría a la altura en cuanto apareciesen momentos de esfuerzo en off road. Con lo cual, para estar cómodos y disfrutar de un viaje de aventura Trail deberíamos hacer la elección adecuada.

Y es que no es lo mismo circular por carretera de asfalto a 90 km/h, que por pistas de tierra mojada a 20 km/h con baja adherencia que suponen concentración y esfuerzo físico extra donde la temperatura de nuestro cuerpo empieza a subir y el sudor hace acto de presencia. Es ahí donde el casco que elijamos debería ser un casco con buena ventilación y por suerte, en esmerado existen tecnologías como el sistema Velocity Flow Ventilation ™ que, como pudimos comprobar, brinda un flujo de ventilación alto en el interior del casco, convirtiéndose así en un casco muy cómodo para los momentos críticos en lucha con la moto en terrenos de cierta complicación.

En la mayoría de las ocasiones, a la hora de elegir un casco lo hacemos en base a la seguridad que nos brinda y es que no podemos negar que el casco es eso, por encima de todo, un elemento de seguridad.
Y para conseguir la máxima seguridad en el mercado ya existen tecnologías desarrolladas para cubrir nuestras necesidades como el MIPS, que no es ni más ni menos que un  “Sistema de Protección de Impactos Multi Direccionales“ que solventa una carencia de toda la vida. Y es que, hasta ahora, las marcas se han centrado en proteger nuestra cabeza en los impactos frontales dejando a un lado los impactos laterales que son los más frecuentes.

Dicho sistema ha sido desarrollado por un equipo de científicos suecos pensando en el mundo del ciclismo de alto nivel, pero Bell lo está adaptando también para el mundo de la moto y aunque no hemos puesto a prueba (no hemos sufrido ningún tipo de percance en nuestro viaje) los test hablan por si solos.

Además, para evitar deslumbramientos y que los cambios de luz no sean un problema, en el mercado se empiezan a ver cascos con pantalla fotosensibles. Éstas se oscurecen o aclaran dependiendo de la luz en el exterior. Esto no deja de ser un plus en seguridad ya que el sol de frente no es para nada seguro si no contamos con unas gafas de sol en el momento y en caso de llevarlas, la entrada en un túnel nos resta mucha visibilidad. El casco elegido es uno de los pocos cascos en el mercado que cuenta con este sistema y en nuestra ruta pudimos beneficiarnos en este sentido. En pocos segundos la pantalla pasa a oscura y dependiendo de la fuerza del sol su oscuridad es mayor o menor. De igual modo ocurre cuando el sol baja y su pantalla se convierte en una transparente.

Sin duda la diferencia de elección de equipamiento, y en especial de nuestro casco va a marcar nuestra experiencia y recuerdo de nuestro viaje. En el caso del nuestro nos llevamos un muy buen sabor de boca y quedamos con ganas de repetir sensaciones a lomos de una moto que no se detiene por el color del camino y una equipación a la altura de cualquier contratiempo. Solo una pega, nuestro viaje fue de un día y nos hemos quedado con ganas de repetir. Pronto más y mejor.

Relacionados

Te puede interesar

Texto:

Pedro García

Fotos:

Pablo Bayo

Lo más visto

Ya está disponible el número 89 de nuestra revista ¡Totalmente gratis aquí!

Número #111: ¡Probamos la nueva KTM 1290 Super Duke R!

En este nuevo número de Moto1pro probamos la nueva KTM 1290 Super Duke R 2020, una naked con la máxima deportividad, y la nueva CBR 1000 RR-R, prácticamente una Superbike de calle. Además os contamos cómo poner vuestra moto a punto después del parón invernal y entrevistamos a Joan Fontsere, el director del Circuito de Barcelona-Cataluya. Todo ello acompañado como siempre de nuestras secciones habituales de historia de GG.PP., Lifestyle… y un duelo 2T vs 4T en nuestra sección Off Road.